Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 10 de Enero de 2019

Ponente:Harry Alberto Díaz González
Fecha de Resolución:10 de Enero de 2019
Emisor:Segunda de lo Penal

VISTOS:

Ha ingresado a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el recurso de apelación interpuesto por la licenciada GEOMARA GUERRA DE JONES, F. Tercera Superior de Descarga de Homicidio y Femicidio del Área Metropolitana del Primer Distrito Judicial, contra el Auto 1da N° 94 de 15 de junio de 2017, proferido por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, por medio del cual se emitió sobreseimiento provisional a favor de los señores M.Q.A. y A.K.G.C. por el Delito contra el Patrimonio Económico, cometido en perjuicio de L.C.A. (q.e.p.d.).

AUTO APELADO

A través de la resolución impugnada, el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, luego de analizar el caudal probatorio llegó a la siguiente conclusión:

"No obstante, a lo manifestado por la F.ía Tercera Superior de Primer Distrito Judicial de Panamá, en su vista penal, tenemos que de la lectura de dicha declaración indagatoria la cual utiliza el Ministerio Público para acreditar el aspecto subjetivo o vinculación de los procesados con el hecho punible (robo), se desprende que si bien es cierto F.J.A. señala a M.Q.A. "Miguelito" y A.K.G.C."., como los sujetos que agredieron con arma punzo cortante a L.C.A. (Q.E.P.D.), sin embargo, se evidencia que la muerte del mismo, fue a raíz del reclamo del dinero de la venta de los artículos hurtados (pantallas, polleras y copas) dinero que según el testimonio citado no fue repartido en partes iguales por el hoy occiso entre su persona y M.Q.A., lo que produjo el descontento de M.Q.A. quien lo agredió junto a A.K.G.C. "Mocho", con objeto punzo cortante.

Además de ello, se observa que la F.ía Tercera Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá, recomienda se llame a juicio a los señores M.Q.A. "Miguelito" y A.K.G.C."., por el delito contra el Patrimonio Económico en la modalidad de robo en concordancia con el Título II, Capítulo VIII del Libro Primero del Código Penal, que trata sobre la forma imperfecta de realización del delito, en este sentido mal podría decirse que hay tentativa de robo en el actuar de los señores M.Q.A. y A.K.G.C. al agredir con arma punzo cortante a L.C.A. (Q.E.P.D.), toda vez que desde un inicio se observa que la intención de M.Q.A."." era de que L.C.A. (Q.E.P.D.), le entregara la parte del dinero que le correspondía por la venta de los artículos que ellos habían hurtado y no la de robarle.

Siendo ello así, luego de valorar racionalmente las pruebas contenidas en el expediente judicial, la Sala considera que no existen elementos que acrediten el delito de robo, ni la vinculación de los sindicados con esa conducta delictiva, por lo cual lo procedente en derecho es sobreseerlos provisionalmente, con fundamento en el artículo 2208 del Código Judicial, medida procesal que permite la reapertura del sumario, de aportarse nuevos elementos que así lo ameriten."

DISCONFORMIDAD DEL APELANTE

La representante del Ministerio Público en escrito de apelación señala que disiente de los argumentos de Tribunal Superior en cuanto a la declaratoria de sobreseimiento provisional a favor de M.Q.A. (a) "MIGUELITO" y A.K.G.C. (a) "MOCHO", por el Delito contra el Patrimonio Económico (Robo), tipificado en el Capítulo II, T.V., Libro Segundo del Código Penal, en perjuicio de L.C.A.G. (q.e.p.d.), pues considera que se reúnen los elementos probatorios para acreditar el delito, que vinculan plenamente a los imputados.

La agente del Ministerio Público refiere, que el Tribunal Ad-Quo observó de M.Q.A. (a) "MIGUELITO" la intención de L.C.A. (q.e.p.d.) le entregara la parte del dinero que le correspondía por la venta de los artículos que ellos habían hurtado y no observó la intención de robarle. Indica la agente de instrucción que el Tribunal Ad-Quo yerra al indicar que el testigo F.J.A.N. señaló que la muerte de L.C.A.G. (q.e.p.d.) se dio por el reclamo del dinero de la venta de los artículos hurtados, por cuanto, de la lectura de las piezas procesales indicadas por el precitado testigo, a juicio del Ministerio Público se observa que el reclamo de M.Q.A. (a) "MIGUELITO" es un pretexto para ultimarlo y tener la facilitad de apoderarse del bien que estaba en posesión del occiso, que le era ajeno a los victimarios ALVERIO y GUERRERO.

La F. manifiesta que si aceptase el argumento de que un bien que está pacíficamente en posesión de una víctima, le pertenece a su victimario por el simple hecho de que éste aduzca su propiedad y lo reclame por medios violentos, se estaría propiciando que las personas puedan apoderarse violentamente de un bien que está en posesión de otra persona.

Añade, que desde iniciado el proceso se determinó que la víctima L.C.A.G. (q.e.p.d.), al momento del levantamiento de su cadáver, únicamente mantenía unas pocas monedas y unas llaves. No mantenía ninguna pertenencia de valor ni tampoco su identificación. Aunado a ello, los informes policiales dieron cuenta de la declaración del seguridad de la Asamblea Nacional, R.R.M.K., quien indicó que una persona que se mantenía en el parque, en la manifestación contra el proyecto B.B., se le acercó para informarle que le estaban robando a una persona. El señor M.K. también señaló que también escuchó a alguien que gritaba que lo soltaran, y posteriormente se enteró que había un muerto en el lugar.

La agente de instrucción señaló que también consta en el sumario la declaración jurada del testigo F.J.A.N., quien narró que MIGUELITO le estaba reclamando al hoy occiso sobre un dinero y éste le decía que lo soltara. Posteriormente se le abalanzó metiéndole una puñalada por la espalda y seguidamente también lo hizo el apodado MOCHO y al caer la víctima, ambos lo siguieron agrediendo en el piso.

Por su parte, en su declaración indagatoria el imputado A.K.G.C. señaló al apodado MIGUELITO y al apodado BEBY como personas peligrosas que se dedican a robar por el lugar.

La F. concluye que junto a la intención de causar la muerte a L.C.A.G. (q.e.p.d.), existía también el ánimo de apoderarse de una cosa mueble ajena, que era el dinero que pacíficamente mantenía la víctima, para lo cual los imputados utilizaron medios violentos como la agresión, al incrustarle siete puñadas por la espalda a la víctima frente a la negativa de éste de entregarles el dinero. Señala que esta conductas se adecúa a la descrita en el artículo 218 del Código Penal (contra el Patrimonio Económico en la modalidad de robo).

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Conocido el recurso de apelación formalizado por la F. Tercera Superior de Descarga de Homicidio y Femicidio del Área Metropolitana del Primer Distrito Judicial, procede la Sala Segunda de lo Penal a resolver la alzada.

Al analizar el presente proceso, se observa que la disconformidad del Ministerio Público se debe a la decisión del Segundo Tribunal Superior de dictar un sobreseimiento provisional a favor de los indiciados, en lo concerniente a la investigación por el delito Contra el Patrimonio (Robo), de acuerdo a las disposiciones legales contenidas en el Capítulo II, T.V. del Libro II del Código Penal, que establece:

Artículo 218. Quien, mediante violencia o intimidación en la persona, se apodere de una cosa mueble ajena será sancionado con prisión de siete a doce años.

Artículo 219. La pena será aumentada hasta la mitad, si el robo se comete:

  1. Utilizando armas.

  2. Por enmascarado.

  3. Por dos o más personas.

  4. Afectando la libertad personal o causando lesión.

  5. En perjuicio de un turista nacional o extranjero.

  6. Contra los conductores o los usuarios del transporte público de pasajeros, durante la prestación del servicio.

    Medularmente, la recurrente refiere que existen medios probatorios que acreditan que los imputados agredieron al hoy occiso con el ánimo de apoderarse de los bienes que éste mantenía:

    - La declaración jurada de F.J.A..

    - El señalamiento y reconocimiento en carpeta como "Positivo" con la participación del testigo F.J.A. como reconocedor y M.Q.A. (a) "MIGUELITO" con cédula de identidad personal N° 8-486-952 y A.K.G. (a) "MOCHO" con cédula de identidad personal N° 8-239-485, como sujetos a reconocer.

    Así, corresponde determinar si efectivamente se configura el delito de robo referido por la F. de la Causal. Sobre el particular, el doctor J.R.A. sobre el Delito de Robo, señaló lo siguiente:

    "La conducta típica consiste en el acto de apoderarse de una cosa mueble ajena, utilizando violencia o intimidación sobre la persona. Violencia es todo acto que deje huellas en el cuerpo e incluso empujones y la intimidación, implica coacción, amenaza, advertencia, que la persona sufrirá un daño inminente o actual." ACEVEDO, J.R., Derecho Penal General y Especial Panameño. Comentarios al Código Penal, Impresión Taller Senda, Panamá, 2008. P.. 342.

    En cuanto al robo agravado, manifiesta el mismo autor, que la legislación ha regulado cuatro formas calificadas o agravatorias:

  7. Apoderarse de la cosa utilizando armas, señalando que el término de arma generalmente está asociado con las de fuego o blanca, pero que cualquier objeto puede tener la potencialidad de un arma, dependiendo de la forma en que sea utilizada.

  8. Utilizar máscaras para ejecutar el robo, que le cubra el rostro a la personal.

  9. Cuando participen dos o más personas

  10. Cuando se afecte la libertad ambulatoria de la víctima en la ejecución del robo. (ACEVEDO, J.R.. Ob. Cit. P.. 343)

    En cuanto a la investigación sumarial del delito de Robo, el artículo 2069 del Código Judicial establece lo siguiente:

    Artículo 2069. En los delitos contra el patrimonio, el instructor por todos los medios probatorios deberá hacer constar:

  11. El escalamiento, fracturas, fuerza, violencias o amenazas que haya habido;

  12. Las señales, huellas o rastros que hubiere dejado la comisión del hecho;

  13. La ocultación o encubrimiento de los efectos sustraídos;

  14. El lugar donde se hayan transportado y las personas que los hubieren conducido;

  15. Los medios o instrumentos que se han empleado para perpetrar el delito;

  16. El tiempo en que se ejecutó;

  17. Las demás circunstancias que conduzcan al esclarecimiento; y

  18. La preexistencia y propiedad de las cosas sustraídas, para lo cual, y a falta de otras clases de pruebas se tendrá como prueba la deposición jurada del interesado, de su consorte, hijos, hermanos o quienes le prestan servicios personales.

    Al valorar las constancias procesales, a efectos de comprobar si existen o no los elementos probatorios suficientes que acrediten la posible vinculación de M.Q.A. (a) "MIGUELITO" y A.K.G. (a) "MOCHO", con el delito de Robo, coincidimos con el criterio del Segundo Tribunal Superior, por cuanto, no contamos con suficientes elementos probatorios para vincular a los procesados con el precitado delito.

    Si bien consta la declaración jurada del testigo presencial, F.J.A.N., éste no aseveró que observó a los procesados despojando al occiso de dinero u otros bienes, sino que en su declaración manifestó:

    "...cuando llegaron frente a él observo cuando MIGUELITO agarra a ALMANZA por la espalda y le metió una puñalada en la espalda, luego ALMANZA se viró y el MOCHO le tiró también con un cuchillo y de allí cayó y siguieron dándole los dos con cuchillo, cuando observé esto, yo me fui porque ya se iba a prender eso con el poco de guardia y yo no tenía cédula."

    El testigo explicó que, en su opinión, los agresores cometieron el delito porque la víctima había hurtado unos artículos y al parecer se quedó con el dinero de la venta. Sin embargo, no observó si los procesados le hayan quitado dinero a la víctima al atacarle con arma blanca, como tampoco consta la preexistencia del bien supuestamente robado.

    De igual manera, consta el testimonio del señor R.R.M.K., quien labora en el Departamento de Seguridad de la Asamblea Nacional. El señor M. manifestó que el primero (1) de julio de 2015 aproximadamente a las once de la noche (11:00 P.M.) se encontraba cerca del portón principal que está cerca del parque. En el parque había un grupo de diez (10) a doce (12) personas reunidos con pancartas en vigilia por el tema de la Hidroeléctrica B.B. y pasadas las once de la noche (11:00 p.m.) ellos se retiran. A esa hora, un indígena se le acercó y le hizo saber que le iban a robar a una persona detrás de la cerca de la Asamblea. Señaló el declarante que puso atención y logró escuchar en la distancia que alguien decía "Pero suéltame la mano, suéltame la mano". El señor M. indicó que desde el lugar en el que se encontraba no podía observar qué ocurría, pero supuso que la voz venía desde donde se encuentra la fuente. No obstante, por su trabajo, no podía abandonar el puesto para ir a verificar el área. Pasada media hora, observó que llegaron varios autos patrulla y una ambulancia y al preguntar le informaron que había un muerto. Sin embargo, no pudo observar quién fue la persona que falleció pues no llegó a verlo. (v. fs. 28-30).

    Como quiera que los elementos probatorios abocados al proceso no se configura la conducta acusada, lo que en derecho corresponde es confirmar la decisión del Segundo Tribunal Superior de decretar un sobreseimiento provisional por el delito contra el Patrimonio Económico (Robo); y se devuelve el expediente para que el proceso continúe por el delito de Homicidio Doloso.

    PARTE RESOLUTIVA

    En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA Auto 1da N° 94 de 15 de junio de 2017, proferido por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, mediante el cual se sobreseyó provisionalmente a los señores M.Q.A. y A.K.G.C., por el delito contra el Patrimonio Económico, cometido en perjuicio de L.C.A. (q.e.p.d.).

    N. y Devuélvase,

    HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ

    JERÓNIMO MEJÍA E. -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS

    ELVIA VERGARA DE ORDÓÑEZ (Secretaria)