Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Panama), 2ª de lo Penal, 4 de Mayo de 2022

PonenteMaribel Cornejo Batista
Fecha de Resolución 4 de Mayo de 2022
EmisorSegunda de lo Penal

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Segunda de lo Penal

Ponente: Maribel Cornejo Batista

Fecha: 04 de mayo de 2022

Materia: Casación penal

Expediente: 30-2022C

VISTOS:

Para su admisibilidad, conoce la Sala Segunda de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, los recursos de Casación presentados por el Licenciado Benigno E.Q.R., a favor de A.M.B.P., y por el Licenciado J.J.Q.G., a favor de M.D.C.C., contra la Sentencia N°49 S.I. de 26 de febrero de 2021, dictada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia, que reforma la Sentencia N°47 de 25 de octubre de 2019, emitida por el Juzgado Segundo de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, en el sentido de aplicar a CRUZ el beneficio de la sustanciación del proceso abreviado, quedando una pena líquida a cumplir de 50 meses de prisión; y confirma la condena de 72 meses de prisión para BATISTA PINEDA e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por igual término que la pena principal (para ambos), como autores del delito de Estafa consumada agravada, en perjuicio de la empresa CAPITAL FACTORING & FINANCE.

Vencido el término de lista para que las partes tuvieran conocimiento del ingreso del negocio a la Sala (fs.619), corresponde examinar el recurso presentado.

CONSIDERACIONES DE LA SALA

Al analizar los requisitos a cumplir en la presentación de este medio de impugnación extraordinario, la Sala observa que la resolución es susceptible del recurso, de conformidad con el artículo 2430 del Código Judicial, en virtud que se trata de una sentencia definitiva de segunda instancia, dictada por un Tribunal Superior de Distrito Judicial, por un delito que tiene señalada una pena superior a dos años de prisión. De igual forma, consta en el expediente que el anuncio y formalización del recurso se hizo oportunamente, por persona hábil para ello y fue dirigido al Magistrado Presidente de la Sala Penal, en concordancia con lo establecido en los artículos 101, 2434, 2435 y 2436 del Código Judicial.

· RECURSO DE CASACIÓN A FAVOR DE A.M.B.P.

En cuanto al contenido del recurso, se procede a verificar si el escrito reúne los requisitos establecidos en el numeral 3 del artículo 2439 del Código Judicial y se observa que la historia concisa del caso fue presentada incorrectamente. La misma contiene 7 páginas de antecedentes y, con ello, el recurrente desatendió los criterios jurisprudenciales desarrollados por la Sala que señalan que esta sección se desarrolla con las principales fases del proceso como son: el inicio, la opinión de la vista fiscal, la decisión de la calificación del sumario, así como las correspondientes sentencias.

La única causal invocada está contenida en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial y fue enunciada de la siguiente manera: "Error de derecho en la apreciación de la prueba, que ha influido en lo dispositivo del fallo impugnado e implica violación de la ley sustancial penal".

Dicha causal se apoya en 3 motivos, los cuales, de acuerdo con los criterios jurisprudenciales, deben ceñirse a los siguientes parámetros:

"a) precisar la pieza probatoria que se alega erróneamente apreciada; b) citar los números de las fojas donde se encuentra la pieza; c) señalar cómo valoró esta prueba el Tribunal de Alzada; d) establecer en qué consiste el error de apreciación; e) indicar cuál fue la regla de apreciación probatoria vulnerada; f) señalar cómo se debió haber ponderado dicha prueba; y, g) explicar de qué manera el error cometido en la apreciación de la misma, influyó en lo dispositivo del fallo".

Como quiera que los motivos planteados son muy extensos, la Sala procederá a transcribir parcialmente los mismos, a fin de ilustrar un poco sobre su contenido y después se hará el análisis respectivo. Veamos:

"1. El primer motivo es que el Tribunal de Segunda Instancia confirmo (sic) la Sentencia Condenatoria de Primera Instancia en contra de nuestro representado y lo encontró responsable como Autor de Estafa Agravada, por un SOLO TESTIGO que es la C.M.D.C. CRUZ en contra de nuestro representado el señor A.M.B.P. en el cual hace señalamiento directo a través de su declaración indagatoria y su Ratificación...

  1. El segundo motivo es que el Tribunal de Segunda Instancia confirmo (sic) la Sentencia Condenatoria de Primera Instancia en contra de nuestro representado y lo encontró responsable como Autor del Delito de Estafa Agravada, por un SOLO TESTIGO en la cual hace señalamiento directo a través de su Declaración Indagatoria y su Ratificación (sic), en contra de nuestro representado quien le pidió que firmara los documentos...

  2. El tercer motivo es la apreciación del valor probatorio de la Copia de la FACTURA No. 178 DEL 20 DE NOVIEMBRE DE DOS MIL DOCE (2012) POR UN MONTO DE TRESCIENTOS DOS MIL (sic) CON NOVECIENTOS TREINTA MIL BALBOAS (B/.302,930.00), ya que el Tribunal de Segunda Instancia le dio valor probatorio a dicha copia de la factura, a sabiendas que era una copia simple y así lo ha advertido el Ministerio Público con la Admisión de la Querella Penal donde señaló no se admiten las Copias Simples y se niega el ejercicio Caligráfico (FOJAS 35-38)...". (El resaltado es del texto original).

Una lectura de los motivos planteados por el casacionista permite advertir que no fueron elaborados de conformidad con los criterios establecidos por la jurisprudencia y se desprenden los siguientes yerros:

· El primer motivo es un alegato de instancia que no cumple con la correcta técnica casacionista; no se identifica la pieza de convicción cuya valoración es objetada y, aunque pareciera que se refiere a la declaración de la coimputada M.D.C. CRUZ (porque la menciona), se trata de una prueba que no fue estimada por el ad quem, por lo tanto, no es congruente con la causal invocada (error de derecho).

· El segundo motivo aparenta ser una continuación del primero, en el que tampoco se identifica correctamente la pieza de convicción, pero se infiere que se trata de la declaración indagatoria de M.D.C. CRUZ porque la menciona en su narrativa. Sin embargo, esta declaración no forma parte de las pruebas valoradas por el Tribunal Superior de Justicia, como ya se indicó.

· En el tercer motivo se refiere a la valoración de la copia de la Factura N°178 de 20 de noviembre de 2012, por el monto de TRESCIENTOS DOS MIL NOVECIENTOS TREINTA BALBOAS (B/.302,930.00), pero no informa en qué foja reposa dicha prueba.

Por otra parte, proporciona un número de fojas que le corresponde a una diligencia distinta, que consiste en una resolución que no admite la práctica de unos ejercicios caligráficos solicitados en fase de investigación. De manera que, es confuso el cuestionamiento que realiza el recurrente contra la copia de la factura N°178, porque al mismo tiempo, alude a una insuficiencia probatoria, es decir, a que no se recabó una prueba, lo que no es congruente con la causal invocada, ya que esta causal cumple la función de revisar si existen vicios sobre pruebas admitidas y practicadas en el proceso.

Además, la Sala observa que en la exposición de los motivos reclama que el ad quem valoró una copia simple, con pleno conocimiento de que no cumplía la rigurosidad para su valoración. No obstante, al verificar la sentencia se obtiene que el Tribunal Superior de Justicia analizó acerca de la falsedad del documento en mención, mas no su valoración como copia simple. Es decir que, el ad quem no conoció sobre el reclamo del casacionista en la forma como lo expone en su motivo.

Como se puede apreciar, los tres motivos están redactados de forma inadecuada, ya que, además de lo expuesto, el recurrente transcribió extractos de los artículos del Código Judicial, referentes a parámetros de valoración probatoria, al tratar de explicar en qué consistía el yerro cometido. Sin embargo, todos carecen de estructura jurídica.

Después de los motivos, se introduce un acápite relacionado con las disposiciones legales estimadas como infringidas y cita los artículos 857, 918 y 909 del Código Judicial, pero no fueron debidamente transcritas, ya que no lo hizo por separado y de forma íntegra.

En un acápite aparte y dispuesto para todas las normas transcritas, incorpora el concepto de infracción de las normas y su explicación, lo cual es un error, toda vez que lo correcto sería exponer por cada norma transcrita, un concepto de infracción y una breve explicación sobre cómo ocurre dicha infracción. Adicionalmente, agrega un acápite que no es necesario, en el que repite la causal invocada.

Por último, el recurrente omitió citar y transcribir la norma sustantiva que indirectamente, resulta conculcada con la infracción de las normas procesales atinentes a la errónea valoración de pruebas.

La pluralidad de errores cometidos en todas las secciones del recurso, impiden la presentación de una proposición jurídica completa que se baste por sí misma, a fin de que la Sala entre a su análisis de fondo. Ante tales deficiencias, este Tribunal Colegiado se ve imposibilitado de ordenar una corrección, sin que ello implique la confección de un nuevo recurso, lo que no es el sentido del artículo 2440 del Código Judicial. En consecuencia, procede su no admisión.

· Recurso de Casación presentado a favor de M.D.C.C..

La historia concisa del caso presenta errores en su estructura, ya que no fue resumida con los principales hechos del proceso y se hace mención a diligencias y pruebas practicadas a lo largo de la investigación. Tal como fue explicado al analizar el recurso anterior.

En la sección relativa a la causal invocada, describe la contenida en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial y fue enunciada de la siguiente manera: "ERROR DE HECHO EN CUANTO A LA EXISTENCIA DE LA PRUEBA QUE IMPLICA INFRACCIÓN DE LA LEY SUSTANCIAL", pero está mal identificada, ya que la jurisprudencia de la Sala ha establecido la forma correcta de enunciar esta causal probatoria de la siguiente manera:

"Error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba que ha influido en lo dispositivo de la sentencia y que implica violación de la ley sustancial penal".

Dicha causal está sustentada en 2 motivos, los cuales serán transcritos parcialmente y después de hará el análisis correspondiente. Veamos:

"MOTIVO 1: Que siendo esta, una investigación de una supuesta estafa que es propiciada inicialmente en un contrato de factoring, la prueba principal sería la factura original No. 178 del 20 de noviembre de 2012, pero esta prueba no existe dentro del proceso con las solemnidades que se requieren según el artículo 857 del Código Judicial, inclusive el propio Ministerio Público en resolución a foja 38 NO ADMITIÓ el DOCUMENTO a foja 12 DE ESTE EXPEDIENTE por ser una copia simple; la Vista Fiscal inclusive habla también de una copia simple de este documento; luego el Juzgado de primera instancia de una manera arbitraria reconoce este documento como 'prueba del engaño'...

MOTIVO 2: Además de que la sentencia de segunda instancia, mantiene la equivocación de valorar una prueba que no existe, indica que nosotros como defensa de la señora M.D.C. CRUZ no hicimos las objeciones respectivas sobre la validez de esta prueba, sin embargo como se ha visto en el apartado de la HISTORIA CONCISA DEL CASO, debemos reiterar que desde la audiencia preliminar señalamos que la supuesta factura no existía en su original, se reiteró ello en la audiencia ordinaria, se expresó en la apelación y nuevamente este detalle que es sumamente importante sale a relucir en esta parte del proceso; el Tribunal de Segunda Instancia ha desconocido esta objeción...".

N. que ambos motivos se alejan de la correcta técnica casacionista, puesto que no cumplen con los criterios de la jurisprudencia, la cual exige al recurrente que indique cuál es el elemento de convicción inobservado, en la causal de error de hecho, en qué consiste la omisión del Tribunal ad quem, de qué manera se debió valorar la prueba, cuál es la regla de derecho infringida y finalmente. demostrar cómo el error cometido influyó en lo dispositivo del fallo recurrido, es decir, explicar la trascendencia de dicho error, al punto que, de haber sido estimada, el resultado habría sido distinto.

Contrario a lo expuesto, ambos motivos aparentan ser la expresión de un mismo reclamo: la valoración de una copia simple (aunque no lo señala con claridad), lo que resulta incongruente con la causal invocada -error de hecho- cuya finalidad es que sea analizada una prueba omitida por el Tribunal Superior de Justicia. Aunado a ello, entremezcla varias situaciones, porque también alega respecto a pretermisiones procesales que ocurrieron en primera y segunda instancia, con lo cual, equivoca la manera en que debe plantear el sustento fáctico del yerro cometido en la sentencia de segunda instancia, y, en consecuencia, no logra sustentar cargos de infracción cónsonos con la causal invocada, para ser analizados en sede de casación.

Respecto a las disposiciones legales estimadas como infringidas, cita los artículos 857, 781, 792, 1151 del Código Judicial, las cuales no corresponden a esta causal, ya que las tres primeras contienen parámetros de valoración y la última, medidas para la tramitación de las causas. Además, cita los artículos 17 (validez de la prueba) y 22 (motivación) del Código Procesal Penal, los cuales no son aplicables a esta causal. Por otro lado, plasma el concepto de infracción de forma deficiente, ya que solo indica que se han vulnerado por "violación directa" y no ofrece explicación sobre cómo ocurre la infracción de las normas. Por último, omitió mencionar la norma sustantiva que indirectamente, resulta conculcada con la infracción de las normas procesales.

La pluralidad de errores cometidos en todas las secciones del recurso, impiden al casacionista presentar una proposición jurídica completa que se baste por sí misma, a fin de que la Sala entre a su análisis de fondo. Ante tales deficiencias, este Tribunal Colegiado se ve imposibilitado de ordenar una corrección, sin que ello implique la confección de un nuevo recurso, lo que no es el sentido del artículo 2440 del Código Judicial. En consecuencia, procede su no admisión.

PARTE RESOLUTIVA

En mérito de lo expuesto, la Sala Penal de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO ADMITE los recursos de casación formalizados por el Licenciado B.E.Q.R., y por el Licenciado J.J.Q.G., contra la Sentencia N°49 S.I. de 26 de febrero de 2021, dictada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia.

FUNDAMENTO DE DERECHO

artículo 2439 del Código Judicial.

D. y notifíquese,

MARIBEL CORNEJO BATISTA

MARÍA EUGENIA LÓPEZ ARIAS -- JOSÉ E. AYÚ PRADO CANALS ( SALVAMENTO DE VOTO)

E.V.A. (Secretaria Judicial)

Salvamento de voto en proceso de digitalización para enlazarlo a la resolución.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR