Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 8 de Mayo de 2019

Ponente:Harry Alberto Díaz González
Fecha de Resolución: 8 de Mayo de 2019
Emisor:Segunda de lo Penal
 
CONTENIDO

VISTOS:

Para resolver sobre su admisibilidad, conoce la Sala de lo Penal de la Corte Suprema del recurso de casación en el fondo formalizado por la Doctora AURA EMÉRITA GUERRA DE VILLALÁZ, contra la Sentencia de Segunda Instancia N° 100 de 21 de noviembre de 2018, proferida por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, la cual reformó la Sentencia Mixta N° 09 de 14 de junio de 2017, emitida por el Juzgado Duodécimo de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, mediante la cual se declaró penalmente responsable al señor DIOMEDES JAÉN DOMÍNGUEZ, por el DELITO DE PECULADO DE USO y por el DELITO DE FALSEDAD IDEOLÓGICA. Por este hecho, fue sancionado a doce (12) meses y cuarenta y ocho (48) meses de prisión, respectivamente; así como a la pena accesoria de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por el término de cinco (5) años, a partir del cumplimiento de la pena principal.

CONSIDERACIONES DE LA SALA PENAL

La Sala estima que la resolución es susceptible de los recursos, de conformidad con el artículo 2430 del Código Judicial, en virtud que se trata de una sentencia definitiva de segunda instancia, dictada por un Tribunal Superior de Distrito Judicial, por un delito que tiene señalada una pena superior a dos años de prisión. De igual forma, se constata que ambos recursos fueron anunciados y formalizados oportunamente por persona hábil para ello y que el escrito fue dirigido al Magistrado Presidente de la Sala Penal, en concordancia con lo establecido en los artículos 2434, 2435, 2436 y 101 del Código Judicial, respectivamente.

Con relación a la estructura formal del recurso, la Doctora AURA EMÉRITA GUERRA DE VILLALÁZ, en la sección relativa a la historia concisa del caso, resumió adecuadamente los principales hechos del proceso, en sus distintas fases, sin contener apreciaciones subjetivas ni transcripciones.

La recurrente citó dos (2) causales de fondo, siendo la primera "Por ser la sentencia infractora de la ley sustancial penal, en concepto de violación directa", contenida en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial. De acuerdo al criterio esbozado por esta Corporación, dicha causal tiene lugar:

"...en aquellos casos en que el Tribunal ha realizado una valoración correcta de los elementos probatorios, por lo que no existen reparos sobre ese particular; no obstante, al decidir la causa, incurre en alguno de los siguientes supuestos:

  1. No utiliza la norma aplicable al caso, supuesto en el cual se está en presencia de una violación directa por omisión o,

  2. Aplica la norma correcta en correspondencia al caso concreto, pero desconoce el derecho que dicha norma consagra o bien no toma en cuenta su claro contenido, caso en el cual se produce una violación directa por comisión..." (Cfr. Sentencia de 24 de febrero de 2015, Sala Segunda de lo Penal).

Conforme se advierte, se incurre en la mencionada causal cuando una disposición clara y explícita deja de ser aplicada al caso pertinente, o cuando se aplica desconociendo un derecho en ella consagrado en forma perfectamente clara, con independencia de toda consideración probatoria.

Esta causal, se apoya en dos (2) motivos. En el primer motivo, la casacionista manifiesta que el Segundo Tribunal Superior aplicó la norma correcta para el tipo penal, cometido, pero al momento de establecer el quántum de la pena, obvia considerar elementos que favorecían a su representado. Considera que la injuricidad se materializa cuando el Tribunal se segunda instancia, al referirse a la estructura del tipo penal, no toma en consideración que, a pesar de ser un delito consumado, no causó perjuicio directo alguno a persona o institución, lo que influyó en lo dispositivo de la sentencia recurrida.

En el segundo motivo, la censora señala que la sentencia recurrida desatiende el sentido y alcance del tipo penal referido a la falsedad ideológica que obliga a conocer los elementos integrativos del tipo penal como lo son las modalidades de modo. La injuricidad incurre, a su juicio, al momento en que el Tribunal excluye la condición objetiva de penalidad contenida en la norma aplicada, al condicionar la existencia del delito, a que el mismo pueda ocasionar perjuicio a otro.

Como disposiciones legales infringidas, citó los artículos 366 y 53 del Código Penal, en concepto de violación directa por omisión y el artículo 232 del Código Procesal Penal, en concepto de violación directa por omisión.

La segunda causal invocada por la recurrente es la denominada "Cuando se cometa error de derecho al calificar los hechos constitutivos de circunstancias atenuantes de responsabilidad criminal", dispuesto en el numeral 8 del artículo 2430 del Código Judicial, y viene sustentada en un motivo el cual se compadece con la causal aducida.

Visto lo anterior, esta Sala es del criterio que el recurso ensayado cumple con los requisitos de forma exigidos en esta etapa procesal, por lo que procede decretar su admisibilidad.

PARTE RESOLUTIVA

Por lo antes expuesto, el suscrito Magistrado Sustanciador, actuando en Sala Unitaria, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, ADMITE el recurso de casación en el fondo, presentados por la Doctora AURA EMÉRITA GUERRA DE VILLALÁZ, contra la Sentencia de Segunda Instancia N° 100 de 21 de noviembre de 2018, emitida por el Segundo Tribunal Superior de del Primer Distrito Judicial, que reformó la Sentencia Mixta N° 09 de 14 de junio de 2017, emitida por el Juzgado Duodécimo de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, mediante la cual se declaró penalmente responsable al señor DIOMEDES JAÉN DOMÍNGUEZ, por el DELITO DE PECULADO DE USO y por el DELITO DE FALSEDAD IDEOLÓGICA; en consecuencia, DISPONE correrlo en traslado a la Procuradora General de la Nación por el término de ley, de acuerdo con el artículo 2441 del Código Judicial.

Notifíquese,

HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ

ELVIA VERGARA DE ORDOÑEZ (Secretaria)