Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Pleno, 29 de Agosto de 2019

Ponente:Hernán A. De León Batista
Fecha de Resolución:29 de Agosto de 2019
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

Vistos:

Conoce el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, la acción de Hábeas Corpus Correctivo interpuesta por la licenciada C.O.C. a favor de H.A.M., contra el Director del Sistema Penitenciario y el Director de la Policía Nacional.

I.A. del proponente de la Acción Constitucional

Sostuvo la postulante que el señor H.A.M. cumplía su pena en la cárcel de D., luego, el 23 de marzo de 2018 fue trasladado al centro de detención preventiva de la Policía Nacional de Ancón donde lleva 11 meses hasta el momento que presenta el H.C., sin ninguna explicación, resolución u oficio que indique el motivo del traslado.

Agregó que al señor H.A.M. lo mantienen en aislamiento en una celda sin ventilación, sin entrada de luz natural, con luz eléctrica veinticuatro (24) horas del día, no le dan permiso de recreación (caminar, hacer ejercicios, compartir con otros privados), recibe sus visitas dentro de una jaula de hierro encadenado en los pies, y la comida es desagradable.

Manifestó que no respetan la hora de dormir, toda vez que mantienen la luz encendida las veinticuatro (24) horas del día, no cuenta con un baño, los olores en el lugar son desagradables, hay mosquitos y cucarachas por falta de higiene, y ha sido atendido por la clínica del centro de detención donde se le han recetado medicamentos para mantenerlo sedado y vitaminas por falta de alimentación, (adjunta copias de las recetas).

Señala que es preocupante esta situación en que se dan violaciones de derechos y garantías fundamentales a los privados de libertad dentro de las cárceles, tanto físico como psicológico, en este caso en particular del señor H.A.M., del que acotó que por los once (11) meses que lleva detenido en aislamiento, le ha producido un daño grave a su salud (no duerme, no come, sufre de hipertensión).

Plantea la postulante que al señor H.A.M. se le están causando daños irreversibles en la psiquis, en contra de la misión y visión del Sistema Penitenciario, ya que no le permiten la resocialización, le niegan el derecho a ser evaluado y de esta manera aplicar a otros tipos de medidas de cumplimiento de penas.

Basado en estas consideraciones solicita se declare ilegal la permanencia del señor H.A.M. en el centro de detención preventiva de la Policía de Ancón, (La Chirola), toda vez que a su juicio este no es un centro carcelario para el cumplimiento de una pena, niega al privado de libertad las condiciones dignas de resocialización, y además solicita que sea trasladado inmediatamente a un centro penal establecido por ley para la consecución de la pena, donde cuente con condiciones para tal propósito y su resocialización.

  1. Informe de la Autoridad Demandada

    Una vez admitida la presente acción constitucional, se giró el respectivo mandamiento de Hábeas Corpus ante las autoridades demandadas.

    El Director del Sistema Penitenciario, en nota fechada 21 de febrero de 2019 manifestó lo siguiente:

    No es cierto que esta Dirección General, giró orden para la detención del señor H.A.M., con cédula de identidad personal No. 4-730-2255, ni por escrito ni verbalmente.

    Esta dirección no tuvo motivos o fundamentos de hecho ni de derecho para ordenar la detención del privado de libertad H.A.M., con cédula de identidad No. 4-730-2255.

    Esta Dirección General, no tiene actualmente bajo su custodia al señor H.A.M., con cédula de identidad No. 4-730-2255, toda vez que mediante Nota No. 60-18DGSP-Dirección de 22 de marzo de 2018, se autorizó el traslado del privado de libertad H.A.M., con cédula de identidad personal No. 4-730-2255 por motivos de seguridad, hacia el Sistema Transitorio de la Policía Nacional de Ancón, en virtud de la Nota SGAP-081-18 del 12 de marzo de 2018 de la Subdirección General en Asuntos Penitenciarios de La Policía Nacional.

    El privado de libertad H.A.M., con cédula de identidad personal No. 4-730-2255, se encuentra bajo custodia de la Policía Nacional, quien utiliza sus instalaciones preventivas para albergarlo y además son los responsables de coordinar lo pertinente a los privados de libertad que se encuentran allí recluidos.

    De la misma manera, el Director General de la Policía Nacional en nota de fecha 21 de febrero de 2019, señaló:

    No hemos ordenado medida alguna de detención provisional, conducción u orden de aprehensión en contra del ciudadano H.A.M., con cédula de identidad personal No. 4-730-2255.

    No existen fundamentos de hecho y de derecho en tal sentido.

    Si tenemos bajo custodia en el Sistema de Detención Transitorio Preventivo de la Policía Nacional al señor H.A.M..

    Los motivos o fundamentos por lo cual, mantenemos al prenombrado, se consigna en la Nota NO. 60-18/DGSP-DIR, calendada 22 de marzo de 2018, emitida por la Dirección General del Sistema Penitenciario, donde se solicita el traslado del Centro Penitenciario la Nueva Joya, Sector C, hacia el Sistema Transitorio de Detención Preventiva en la sede de la Policía Nacional, cuyo traslado fue fundamentado en el artículo 39 del Decreto Ejecutivo No. 393 del 25 de julio de 2015, por motivos de seguridad, por ser un privado de libertad de alto perfil.

    Las razones en que se encuentra el prenombrado H.A.M., el mismo se mantienen (sic) en un celda del Sistema de Detención Transitorio Preventivo de la Policía Nacional, sin ninguna medida de aislamiento, toda vez que sus compañeros de celda que lo acompañaban, recobraron su libertad, motivo por el cual, se mantiene sólo en estos momentos.

  2. Consideración del Pleno

    En atención a los antecedentes del caso, se entiende atacada la permanencia del prenombrado en el Sistema Transitorio de la Policía Nacional en Ancón, por órdenes del Director del Sistema Penitenciario, en condiciones de aislamiento, sin ventilación, sin derecho a una resocialización, no puede dormir por tener la luz encendida, no tiene visitas dignas, ni jurídicas, sin derecho a ser clasificado para trabajar, estudiar y participar socialmente.

    Dicho lo anterior, este Pleno estima que se trata de un H.C. correctivo, entendido como aquel mecanismo constitucional tendiente a proteger los derechos de las personas privadas de su libertad, ya sea, por la imposición, en estricto derecho, de una detención o por condena de prisión, al no darse las condiciones adecuadas para su cumplimiento en el centro penitenciario.

    Respecto a este tipo de H.C., el artículo 23 de la Constitución Política señala lo siguiente:

    Todo individuo detenido fuera de los casos y la forma que prescriben esta Constitución y la Ley, será puesto en libertad a petición suya o de otra persona, mediante la acción de hábeas corpus que podrá ser interpuesta inmediatamente después de la detención y sin consideración a la pena aplicable.

    La acción se tramitará con prelación a otros casos pendientes mediante procedimiento sumarísimo, sin que el trámite pueda ser suspendido por razón de horas o días inhábiles.

    El hábeas corpus también procederá cuando exista una amenaza real o cierta contra la libertad corporal, o cuando la forma o las condiciones de la detención o el lugar en donde se encuentra la persona pongan en peligro su integridad física, mental o moral o infrinja su derecho de defensa

    . (Resalta el Pleno).

    De aquí que, la persona privada de libertad, ante cualquier amenaza de lesión a algún derecho fundamental, podrá interponer acción de hábeas corpus correctivo.

    En ese orden de ideas se observa que por medio de la presente acción fueron demandados tanto el Director General del Sistema Penitenciario, como el Director General de la Policía, destacando el Director del Sistema Penitenciario que no tiene bajo su custodia al señor H.A.M., sin embargo si autorizó su traslado por motivos de seguridad hacia las instalaciones del Sistema Transitorio de la Policía Nacional, mediante Nota No. 60-18/DGSP-Dirección de 22 de marzo de 2018, todo ello en virtud de la Nota SGAP-081-18 de 12 de marzo de 2018 de la Subdirección General en Asuntos Penitenciarios de la Policía Nacional.

    Agregó el Director General del Sistema Penitenciario que, el privado de libertad H.A.M. se encuentra bajo custodia de la Policía Nacional, quienes utilizan sus instalaciones preventivas para albergarlo y además son los responsables de coordinar lo pertinente a los privados de libertad que se encuentran ahí recluidos.

    Es de destacar que el Director General de la Policía Nacional contestó que tiene bajo su custodia al señor H.A.M. en el Sistema de Detención Transitorio Preventivo de la Policía Nacional, sin ninguna medida de aislamiento ya que, sus compañeros de celda que lo acompañaban recobraron su libertad, motivo por el cual se mantiene sólo (foja No. 15).

    Esta Superioridad mediante resolución fechada 27 de febrero de 2019 comisionó a la Dirección General de Asuntos Penitenciarios del Órgano Judicial para que realizara una visita a las instalaciones donde se señaló se encuentra el señor H.A.M. a fin de determinar las condiciones de las instalaciones de dicho centro de detención (foja 20).

    Al realizar la diligencia, la Dirección de Asuntos Penitenciarios de esta institución, en su informe DAP NO. 07 fechado 8 de marzo de 2019, destacó lo siguiente:

    Dimensión de la celda: Se encuentra solo en una celda que visiblemente es del doble del tamaño de las de Punta Coco, La Nueva Joya y Centro Penitenciario de Chiriquí, que son los centros carcelarios donde ha estado.

    Iluminación: La celda no cuenta con ventanas, por lo que sólo tiene luz artificial.

    Ventilación: La celda en la que pernocta el privado de libertad, está próxima al área de la sala de guardia que custodia la sección preventiva, compartiendo así el aire acondicionado, a una temperatura agradable, a través de la puerta de reja que cierra la celda.

    Horas de P.: 1 hora de esparcimiento en el patio central techado que se encuentra entre las otras celdas, teniendo la posibilidad de abrir una puerta que da acceso a un espacio rectangular, que entre alambres de púas le permite tomar sol. De mérito es destacar, que es el único detenido en el lugar.

    Programas de Rehabilitación: No dispone de ningún programa de trabajo o estudio que le permita conmutar pena, ni prepararse para la reinserción social al cumplir condena.

    Comunicación: Tiene acceso los días lunes y viernes a utilizar el teléfono por hasta 20 minutos con tarjeta telefónica prepagada adquirida a su costo.

    Entrevista con sus abogados: Le son permitidas las visitas de lunes a viernes de 8:00 A.M. a 5:00 P.M.

    Visita de familiares: Puede recibir a sus familiares 1 hora cada 15 días, para conversar a través de una reja (no hay visita de contacto, ni visita conyugal). (foja 23 y reverso).

    Se adjuntaron fotos de la inspección (fojas 24-31).

    Conjunto a todo lo antes mencionado dentro de la presente acción se solicitó al Director del Sistema Penitenciario que informara sobre la condena que cumple el señor H.A.M., por lo que, mediante Nota No. 246-DGSP-DAL con fecha 15 de marzo de 2019, informó el Director de tal institución que el prenombrado tiene por cumplir siete (7) condenas, de las cuales cuatro (4) son por delito contra el patrimonio económico (hurto, hurto agravado, hurto de vehículo a motor), una (1) por asociación ilícita para delinquir, dos (2) por delito contra la fe pública (expedición de cheque sin suficiente provisión de fondos y falsificación de documentos en general) (fojas No. 35-36).

    De igual manera se le solicitó al Director General de la Policía Nacional remitir copias autenticadas de los informes de seguridad o inteligencia que guardan relación o sustentan el traslado del señor H.A.M. hacia el Sistema Transitorio de Detención Preventiva de la Policía Nacional, por considerarlo de alto perfil.

    El Director General Encargado de la Policía Nacional, señaló que tiene como fundamento para admitir al señor H.A.M. en el Centro de Detención Transitorio la Nota No. 60-18/DGSP/Dirección, calendada 22 de marzo de 2018, en donde la Dirección General de Sistema Penitenciario advierte que lo remite a esa instalación por motivos de seguridad, con fundamento en el artículo 39 del Decreto Ejecutivo No. 393 de 25 de julio de 2005.

    Los elementos antes mencionados conforman la acción de habeas corpus objeto de estudio y, consecuentemente dan lugar a la situación aludida por la postulante, en detrimento de H.A.M. (condiciones de aislamiento, sin ventilación, sin derecho a una resocialización, no puede dormir por tener la luz encendida, no tiene visitas dignas, ni visitas jurídicas, no tiene derecho a ser clasificado para trabajar, estudiar y participar socialmente) entorno en el cual, a juicio de la solicitante, se encuentra el prenombrado MARTINEZ detenido en el Sistema Transitorio de la Policía Nacional.

    Sobre el particular, estima este Pleno que de la situación observada, no se demuestra un entorno que de lugar a que con tales acciones (traslado del señor H.A.M. al Sistema Transitorio de la Policía Nacional) se han vulnerado derechos del privado de libertad, puesto que se infiere que el mismo fue trasladado a las instalaciones de la Policía Nacional por instrucciones del Director General del Sistema Penitenciario, quien está facultado para ello de acuerdo a lo normado en el Decreto Ejecutivo No. 393 de 25 de julio de 2005, por la cual se reglamenta el Sistema Penitenciario, específicamente en el artículo 39 y además, tal procedimiento se realizó por razones de seguridad.

    En ese sentido, el traslado y la permanencia del señor H.A.M. al Sistema Transitorio de la Policía Nacional en Ancón, fue realizado con fundamento en el Decreto Ejecutivo No. 393 de 25 de julio de 2005, Por la cual se reglamenta el Sistema Penitenciario, en su artículo 39 indica que: "El Director General del Sistema Penitenciario tiene competencia exclusiva para decidir el centro de destino y los traslados de los internos, independiente de su situación jurídica (...)". Por lo que la Dirección General del Sistema Penitenciario, al tener potestad para decidir el centro penitenciario de destino de los internos y el traslado de los mismos; no vulneró este aspecto de los derechos del señor H.A.M.. Pero además de este aspecto, es de lugar destacar que, el Director General de la Policía Nacional, Institución encargada de la custodia del beneficiado con la acción objeto de estudio, al contestar el mandamiento señaló que el señor H.A.M. se encuentra bajo custodia de esa institución en el Sistema Transitorio Preventivo, y el mismo se encuentra “solo” dentro del sistema transitorio debido a que sus compañeros de celda recobraron la libertad. Circunstancia sobre la cual, este Pleno, en pronunciamiento previo sobre otra acción de H.C. presentada en favor de H.A.M.(.Entrada 169-19), señaló que: “Con tal afirmación proporcionada por el Director General de la Policía Nacional, que constituyen la condición en que se encuentra detenido el señor H.A.M. en las instalaciones de esta institución, y que se convierte en el objeto de estudio en la presente acción, entendemos que el mismo se encuentra detenido en una celda de la Policía Nacional desprovisto de la compañía de otros detenidos; situación que a juicio de este Pleno, por sí sola, no constituye la vulneración, alegada en la acción, toda vez que la realidad expuesta por el funcionario, no implica ni aislamiento, ni tratos degradantes”. Entendiéndose por éstos, aquellos que rebajan, denigran o desconocen la dignidad humana.

    Por las consideraciones antes señaladas, y al no encontrar vulneración alguna, se procederá a declarar legal la permanencia del señor H.A.M. en el Sistema de Detención Transitorio de la Policía Nacional.

    Continuando con el análisis que implica una acción de H.C. en su modalidad correctiva, debemos señalar que los privados de libertad como es el caso del señor H.A.M., deben tener acceso al tratamiento que se establece en la Constitución Política, la Ley 55 de 2003 y el Decreto Ejecutivo No. 393 de 25 de julio de 2005, a fin de lograr la resocialización y garantizar los derechos fundamentales.

    En ese sentido, se describe en el informe confeccionado por la Dirección de Asuntos Penitenciarios de esta Institución que, H.A.M. cuenta con una (1) hora de esparcimiento en el patio, comunicación pudiendo utilizar el teléfono, entrevistas con sus abogados que son permitidas de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m., y visitas de familiares cada 15 días.

    No obstante se dejó plasmado que el mismo en dichas instalaciones no cuenta con ningún programa de trabajo o estudio que le permita conmutar pena, ni prepararse para la reinserción social al cumplimiento de la pena, de lo cual se infiere que dicho centro transitorio no reúne las características de un centro carcelario para el cumplimiento de los fines de la condena asignada.

    Al respecto, esta Máxima Corporación de Justicia debe dejar claro, que si bien el traslado del beneficiado ha sido por razones de seguridad, no podemos soslayar que, el Sistema Transitorio de Detención Preventiva de la Policía Nacional no es un centro de cumplimiento de condenas, por lo que la estadía del prenombrado en custodia de la Policía Nacional en dichas instalaciones, debe ser de carácter TEMPORAL, y luego de cumplir las razones de seguridad por las que fue trasladado, debe ser devuelto a un Centro Penitenciario para el cumplimiento de los fines de la pena impuesta (prevención general, retribución justa, prevención especial, reinserción social y protección al sentenciado); a fin de garantizar sus derechos fundamentales.

    Antes de concluir, es de lugar hacer un llamado de atención a la Policía Nacional, a fin de que al momento de sustentar “los motivos de seguridad”, “alto perfil” de los privados de libertad que consideren como tal, debe ser sustentado en situaciones tangibles, verificables, ya sean sucesos o antecedentes que puedan llevar a concluir el perfil de un detenido como tal, esto, a fin de evitar perder la objetividad e imparcialidad, en situaciones similares a la que nos ocupa, pues dentro de la presente causa señalan que una serie de hechos delictivos (delitos contra el patrimonio en los que se identifica a H.A.M.) crean una alerta en la esfera de inteligencia, sin mencionar situaciones tangibles, verificables del detenido dentro de los centros penitenciarios que puedan dar lugar a que el detenido represente un peligro dentro de un Centro Penitenciario en específico. Prueba de ello, es que este Tribunal tuvo que requerir mayores detalles sobre lo inicialmente indicado en su respuesta sobre la peligrosidad del prenombrado.

    PARTE RESOLUTIVA

    En virtud de lo antes expuesto, la Corte Suprema en Pleno, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA LEGAL la permanencia de H.A.M., con cédula No. 4-730-2255, en el Sistema de Detención Transitorio Preventivo de la Policía Nacional de Ancón, bajo custodia de la Policía Nacional.

    N..

    HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA

    HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ -- LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- JERÓNIMO MEJÍA E. -- OLMEDO ARROCHA OSORIO -- ANGELA RUSSO DE CEDEÑO -- ABEL AUGUSTO ZAMORANO -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS -- CECILIO A. CEDALISE RIQUELME

    YANIXSA Y. YUEN C. (SecretariA General)