Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 7 de Marzo de 2002

Ponente:JOSÉ MANUEL FAÚNDES
Fecha de Resolución: 7 de Marzo de 2002
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
RESUMEN

ACCIÓN DE HÁBEAS CORPÚS INTERPUESTA POR EL LCDO. LORENZO DE GRACIA M. A FAVOR DE CARLOS ALEXIS RAMOS QUINTERO, CONTRA LA FISCALÍA DECIMOQUINTA DEL PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMÁ

 

VISTOS:

En grado de apelación ingresa al Pleno de la Corte Suprema de Justicia, la acción constitucional de hábeas corpus, en favor del señor C.A.R.Q. sindicado por el supuesto delito contra el Pudor y la Libertad Sexual en perjuicio de la menor Y.R. y contra la Fiscalía Décimo Quinta.

La resolución impugnada es la proferida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia con fecha 21 de diciembre de 2001, que declaró legal la orden de detención emitida contra C.A.R.Q...

El Licenciado Lorenzo De Gracia al notificarse personalmente de la resolución antes mencionada apeló la decisión proferida por el Segundo Tribunal, por lo que se concedió en el efecto suspensivo el recurso de apelación anunciado y se ordenó remitir el cuadernillo a esta Corporación, a fin de que se surta la alzada.

LA RESOLUCIÓN APELADA

El Tribunal A-Quo en la resolución objeto de apelación, en sus fundamentos jurídicos expuso lo siguiente:

1. La conducta reprochable consiste en la acción llevada a cabo con previsión, intención, voluntad y desarrollo de los actos idóneos para sostener acceso sexual con persona del sexo femenino menor de 14 años de edad, por tanto corresponde al delito de violación carnal tipificado en el artículo 216 ordinal 4 del Código Penal, cuya sanción oscila de tres a diez años de prisión.

2. El imputado C.A.R.Q., al momento de rendir declaración indagatoria asistido por la Lcda. A.A., previa advertencia sobre las garantías procesales (fs. 129-137), niega los cargos imputados en su contra, pero la sujeto pasivo hace señalamientos directos contra el imputado y describe con lujo de detalles la forma como fueran llevados a cabo los hechos, especificando que a temprana edad el imputado C.A.R.Q., la sometía al acceso sexual.

3. Ahora bien, hemos observado que el proceso es conducido por autoridad competente; el imputado es asistido por un abogado defensor; está demostrada la existencia del hecho punible; el delito imputado contempla pena mínima no menor de dos años de prisión; fue dictada la diligencia para tomarle declaración indagatoria y decretar la detención preventiva, por consiguiente han concurrido los presupuestos legales exigidos por las normas de procedimiento para justificar la medida cautelar personal cuestionada y debemos declararla legal.

4. Consideramos oportuno explicar que el demandante, invoca una serie de argumentos sobre valoración de la prueba que son propias de otras fases del proceso, pues carecemos de la competencia funcional para entrar en el análisis sobre la responsabilidad penal o culpabilidad, pues el examen de las supuestas contradicciones a las que hace referencia el demandante configuran una materia del orden citado.

CONSIDERACIONES DEL PLENO

El Tribunal A-Quo nos remite el sumario seguido al señor C.A.R.Q., sindicado por la supuesta comisión de Delitos Contra el Pudor y La Libertad Sexual, en perjuicio de la menor de edad Y.L.R.C., contentivo de 272 fojas (copias autenticadas).

Pues bien, nos corresponde como Tribunal de Hábeas Corpus examinar la situación procesal del beneficiado con la presente acción a fin de verificar si se han cumplido las garantías constitucionales y legales para mantenerlo privado de su libertad corporal.

La génesis de este proceso tiene lugar el día 23 de marzo de 2001, cuando la señora D.C.R. se presenta a la División de Delitos contra el Pudor y la Libertad Sexual de la Policía Técnica Judicial, con el fin de interponer denuncia por violación carnal en perjuicio de su hija Y.R., de 14 años y en contra del señor C.R.. Continúa relatando la señora D. que el día 19 de marzo del año 2001 llevó a su hija a una clínica ya que tenía fiebre y la doctora que la atendió le dijo que la misma estaba embarazada con un aproximado de seis meses; ella la cuestionó al respecto, pero ésta se negó a conversar, se puso a llorar, pero finalmente le confesó el nombre de la persona, resultando ser C. que la amenazó con un cuchillo. (fs. 2-3)

Se le toma declaración a la menor Y.L.R.C., ese mismo día 23 de marzo de 2001, estando presente su madre y curadora. La joven Y. explica que el hecho ocurrió en noviembre del año 2000, y refirió como sucedieron los mismos, fecha en la cual ella contaba con trece años, e igualmente señala que cuando ella tenía nueve años, éste señor se quedaba en su casa durmiendo y por las noches entraba a su cuarto y empezaba a tocarle sus partes íntimas con su dedo, luego la amenazaba con matarla a ella y a su mamá, describe en esta ocasión al señor C.R..(fs.4-7)

A fojas 11 reposa el Examen Médico Legal de la menor Ramos Cordonez, donde manifiesta lo siguiente:

"a. Ruptura a las 7 horas de las manecillas del reloj y con desgate.

  1. No existen señales de violencia con fines sexuales.

  2. Altura uterina mide 23 cm.

  3. Edad: 14 años

    i.H. anular.

  4. Esfínter anal N.

  5. No presenta enfermedad de trasmisión sexual en la actualidad.

    NOTA:Se toma muestra de orina para prueba de embarazo

    Se tomo contenido vaginal por frotis por espermatozoide,

    Resultados pendientes.

    EXAMEN:23 DE MARZO-01"

    Posteriormente, el día 9 de abril de 2001, la joven YULISSA RAMOS declara nuevamente, pero en esta ocasión dice que está dispuesta a decir toda la verdad, que fue a la edad de 8 años que C.A.R. abusó sexualmente de ella.

    Prosigue relatando que a la edad de trece años ella también mantuvo relaciones sexuales con E.C.V. y que lo hizo porque se siente una basura por lo que le hizo C. y que el hijo que espera es de E..

    Ante esta situación y luego de las investigaciones realizadas, la Fiscalía Auxiliar dispone iniciar la instrucción sumarial para determinar la existencia del hecho punible, por lo que dicta providencia donde ordena recibir declaración indagatoria tanto a E.A.C.V. como a C.A.R.Q., toda vez que la afectada ha señalado que mantuvo relaciones sexuales con ambos.

    A fojas 84 reposa la declaración indagatoria de E.A.C.V., donde acepta que mantuvo relaciones sexuales con la joven YULISSA, pero que lo hizo por amor y que no la ha forzado a nada, que se percató de que la misma no era señorita por lo que la cuestionó al respecto y ella le respondió que el primo C.R., la violó, que eso sucedió como a los ocho años y en noviembre del 2000, que C. la amenazó de muerte.

    Prosigue en su declaración y dice que el hijo que esperaba la joven Y. es de él, que la madre de ésta se opone al matrimonio, pero que él le ayuda con las cosas del bebé y de ella. Se ratifica de los cargos contra terceros en su declaración indagatoria.

    Por lo anterior el F.A. ordena detener preventivamente a C.V., e igualmente ordena la captura del otro sindicado, C.A.R.. (fs.89-90)

    Se da ampliación de la indagatoria del Sr. C. y en esta ocasión acepta que mantuvo relaciones sexuales con la menor Y. en la primera semana de octubre en su casa, reitera que la relación no fue forzada, se considera padre del niño, y quiere responsabilizarse por la criatura y darle apoyo, casarse con la joven Y., pero que estando detenido no puede hacerlo. (fs. 115-118)

    A fojas 119-120, la Fiscal Décimo Quinta de Circuito dispone el reemplazo de la detención preventiva de E.A.C. por una menos severa (artículo 2147-B del Código Judicial, es decir reportarse cada 15 días ante el despacho que tenga conocimiento de su caso).

    El señor C.A.R.Q. rinde declaración indagatoria el día 18 de julio de 2001, negando por completo todos los cargos que se le imputan. Aclarando que sí es cierto que ha dormido en algunas ocasiones en la casa donde vivía Y., pero que siempre que se daba esta situación tanto el padre como la madre de la niña se encontraban presentes y en ese entonces la niña Y. tenía doce años y la hermanita menor nueve. Continua declarando que se quedaba en esa casa con el permiso de su tío, ya que trabajaba en una empresa naviera que estaba ubicada en Colón y tenía que madrugar.

    Que lo afirmado por la menor Y. es falso porque para el día 3 de noviembre del 2000, llamó al S.Y.W., quien es un transportista árabe para hacer un "camarón" de reparar una mesa que estaba en un patio de C.S., que al llegar a C., le pidió una adelanto de B/.300.00 a Y. y éste se los dio. Que este recorrido de Chilibre a C. y viceversa fue desde la 8:30 de la mañana hasta la 1:45 p. m.; que cuando llegó a la casa se encontraban la tía Evarista Jurado, el tío R.R.; prosigue diciendo que la muchacha está mintiendo, y que la hora que Y. dice que él abuso de ella no se encontraba ahí; que ese día él no la vio, continúa en su relato y asegura que el día 4 de noviembre no fue en todo el día por allá, ya que estaba en Torrijos Carter. No utiliza armas de ninguna clase. En resumen no acepta los cargos y solicita una prueba de paternidad. Igualmente manifiesta de que conoce a E.C., que antes eran amigos, pero ahora no porque E. le está haciendo daño ya que lo vincula con el problema, cuando E. es el que anda con Y..(fs. 129-138)

    A fojas 138 se encuentra la declaración Jurada de C.A.R.Q. en donde se afirma y ratifica de los cargos contra terceros.

    La Fiscalía Décimo Quinta dicta providencia donde dispone negar la solicitud de reemplazo de la detención preventiva contra C.R., ya que la agencia de instrucción considera que existen señalamientos directos de parte de la ofendida, quien lo acusa de que desde la edad temprana de nueve años ha abusado de ella. (fs. 149-151).

    Se llama a rendir declaración a la menor E.J.R.C. quien es hermana menor de la joven YULISSA RAMOS CORDONEZ, y ésta manifiesta que C.A.R.Q. es su primo, que en muchas ocasiones se quedaba en casa, ya que su papá y él trabajaban juntos, su madre le cocinaba, describe la casa, dice que su primo dormía en un sillón de la sala, que la casa tiene dos cuartos pero no tienen puerta, que la mamá le ponía unas cortinas, en uno de los cuartos dormían ambas hermanas y que ella no puede decir qué pasaba en la noche porque ella se dormía. Lo que sí asegura es que su primo estaba siempre pendiente de Yulissa, como preguntando que dónde estaba, con quién conversaba, que ella se percató que en varias ocasiones él estaba viendo a su hermana cuando se vestía. Que en una ocasión le preguntó en forma amenazante por Y. y como ella le contestó que no sabía donde estaba, le dijo que no dijera nada. En una ocasión él le dijo que fueran a su cuarto que tenía que buscar su cartera y un suéter, cuando entró al cuarto, lo que hizo fue enseñarle unas revistas pornográficas, de hombres y mujeres desnudas, luego se sacó el pene y se lo mostró y le dijo que se acercara más, pero ella corrió y se lo contó a su hermana, y su hermana se lo contó a su mamá, la mamá se lo dijo al papá. Posterior a esto, su papá habló con C., su señora y la hija del tío R., porque estas personas se encontraban en ese momento en la casa, pero esta personas negaron todo y dijeron que no vieron nada quedando ella y su madre como mentirosas, continua diciendo que esa familia se defienden unos a otros. (fs.155-158)

    Se incorporan al expediente las declaraciones de M.O. de R., abuela de las menores Ramos Cordonez y de C.R.; E.O. de Bosquez, tía de las menores y de C.; L.J.R.D.C., Kenia De Lourdes del C.R., R.R.O. y I.D.U.F. son contestes al asegurar que la menor Y. no se encontraba en Chilibre para los días 3 y 4 de noviembre de 2000.

    Visible a fojas 215 reposa la Vista Fiscal N° 235 de fecha 28 de septiembre de 2001, donde la fiscal solicita se dicte auto de proceder contra C.R. como presunto responsable de los delitos de Actos Libidinosos y Violación Carnal en la modalidad de agravados y continuados; y para E.C. auto de proceder por el delito de Violación Carnal (impropia), salvo que se estime necesaria la ampliación del sumario.

    Se fija audiencia preliminar para el día 4 de diciembre de 2001, la cual se celebra en la fecha acordada, en la que se dictó auto de ampliación a fin de dar con la verdad de los hechos.

    Por lo que esta Corporación luego de analizar la situación del señor C.A.R.Q. concluye que existen serios indicios que lo vinculan con la supuesta Violación Carnal, con la declaración de la menor Yulissa y la de la madre, al igual que con los exámenes médicos legales practicados en la menor, se comprueba la existencia del hecho punible, lo que da lugar a que este tipo de delitos contra el pudor y la libertad sexual, se decrete la detención preventiva del sujeto activo del hecho punible.

    Por último, se observa a fojas 89-90 que la orden de detención preventiva dictada contra C.A.R.Q. cumple con los requisitos legales exigidos en los artículos 2140 y 2152 del Código Judicial.

    Por las consideraciones expuestas, el Pleno de esta Corporación de Justicia, concluye que existen serios indicios contra el señor C.A.R.Q. para mantenerlo privado de su libertad, por lo que la resolución objeto de apelación debe confirmarse.

    En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, PLENO, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA la resolución calendada 21 de diciembre de 2001, proferida por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá..

    N..

    (fdo.) J.M.F..

    (fdo.) A.H.

    (fdo.) C.P.B.

    (fdo.) W.S.F.

    (fdo.) J.A.T.

    (fdo.) A.A.A.

    (fdo.) A.C.C.

    (fdo.) R.E.G.R.

    (fdo.) R.A.F.

    (fdo.) YANIXSA YUEN

    Secretaria General