Hacia la Independencia Energética de Panamá

AutorSeika Pérez de Solís - Roberto Rubio del Cid
CargoSecretaria Técnica de la Secretaría Técnica de Infraestructura Pública - Asesor Técnico de la Secretaría Técnica de Infraestructura Pública
Páginas11-17
11
Hacia la Independencia Energética de Panamá
Nuestro país, además de su envidiable posición
geográf‌i ca y de la calidez y ansias de superación
de su gente, posee una importante riqueza natural
que debe emplearse para producir la energía
eléctrica a costos moderados. Los cauudalosos
ríos de las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro
y Veraguas, con potencial para la producción de
energía hidráulica; las elevaciones de Chiriquí,
Los Santos y Veraguas con sus vientos constantes
para generar energía eólica; la luz solar que irradia
su fuerza todos los días del año en el territorio
nacional y los sitios que presentan fenómenos
y manifestaciones geotérmicas pueden producir
miles de kilovatios de energía, que nos permitirán
ahorros millonarios de divisas y la independencia
energética en los sectores industriales y lumínicos.
Dado que las fuentes anteriores son renovables
y limpias, podríamos participar en el mercado
internacional de bonos de carbón y le ahorraríamos
al planeta toneladas de gases contaminantes.
Algunas fuentes de energía verde, disponibles en
la República de Panamá son las que citaremos
seguidamente:
Hacia la Independencia Energética de Panamá
Seika Pérez de Solís y Roberto Rubio del Cid*
Hidráulica
Es aquella que se obtiene de la caída del agua,
desde una altura a un nivel inferior, provocando el
movimiento de ruedas hidráulicas o turbinas. Para su
desarrollo es necesario construir presas, canales de
derivación (desviación) e instalar grandes turbinas.
Aproximadamente el 20% de la electricidad usada
en el mundo viene de esta fuente.
Las ventajas de la energía hidráulica son: bajo costo
de producción, uso de recursos naturales propios
(agua), no emite gases, permite estabilidad en las
tarifas y el dinero de la construcción queda en el
país.
Como una desventaja señalamos que la inversión es
mayor y se requiere más tiempo para construirlas.
En la República de Panamá, desde 1961, se inició la
construcción de plantas hidráulicas en la laguna de
La Yeguada. A partir de 1980, el Estado realizó fuertes
inversiones en proyectos como Bayano, Fortuna,
La Estrella y Los Valles, que nos permitieron
durante algunos años producir nuestra energía
eléctrica ciento por ciento con agua. Después de la
privatización del Instituto de Recursos Hidráulicos y
Electrif‌i cación, la única hidroeléctrica que se llegó
a construir fue la de Estí. Más recientemente, el
29 de mayo de 2007, el Presidente de Panamá,
Martín Torrijos Espino, colocó la primera piedra del
complejo hidráulico Los Algarrobos, ubicada en
Boquete, Chiriquí. Esta planta tendrá un capacidad
instalada de 9.85 megavatios por hora e iniciará
operaciones en 2008. Este es el primer proyecto
que Panamá y España registran como propuesta
de energía renovable ante el organismo del cambio
climático de las Naciones Unidas y evitará la
emisión de 37,213 toneladas de dióxido de carbono
por año.
* Secretaria Técnica y Asesor Técnico, respectivamente, de la Secretaría Técnica de Infraestructur a Pública.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR