Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 13 de Febrero de 2020

PonenteCecilio A. Cedalise Riquelme
Fecha de Resolución13 de Febrero de 2020
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Tercera de lo Contencioso Administrativo

Ponente: Cecilio A. Cedalise Riquelme

Fecha: 13 de febrero de 2020

Materia: Juicio ejecutivo por jurisdicción coactiva

Incidente

Expediente: 648-19

VISTOS:

El Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), por medio de la providencia de Ingreso de Expediente de fecha 13 de agosto de 2018, procedió a notificarle al Sr. R.A.V.S., del proceso por cobro coactivo celebrado en su contra, por parte de la ATTT.

Al mantener el ejecutado o deudor una morosidad efectiva contra la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre en concepto de infracciones menores, de conformidad con la certificación expedida por el Departamento de Tesorería de la ATTT, el Juzgado Ejecutor de la propia Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre decidió instaurar un proceso ante la jurisdicción coactiva en contra del Sr. R.A.V.S..

Así las cosas, por medio del Auto 2102-18 del 13 de agosto de 2018, el Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre, procedió a ordenar mandamiento de pago por la vía ejecutiva, en contra del Sr. R.A.V.S., por la suma de dos mil setecientos cincuenta balboas con 85/100 (B/.2,750.85), adeudadas en concepto de deudas por colisión e infracciones menores al reglamento de tránsito vigente.

El día 12 de abril de 2019, el juzgado ejecutor de la ATTT procedió a notificarle al Sr. R.A.V.S. del Auto No. 2102-18 de 13 de agosto de 2018, mediante el cual se iniciaba un proceso por jurisdicción coactiva en su contra.

Así las cosas, mediante el Auto No. 2103-18 de 22 de agosto de 2018, se procedió a decretar secuestro, sobre la finca con código de ubicación No. 8006, folio real Nº252098 (F), descripción general de inmueble superficie inicial: 214M2.81DM2. Resto Libre: 214M2. 81DM2 de la sección de propiedad del Registro Público, perteneciente al señor R.A.V.S., portador de la cédula de identidad personal No. 4-732-2163.

El Auto No. 2103-18 de 22 de agosto de 2018, le fue notificado o comunicado al Registro Público, mediante el oficio 12690/ATTT de 24 de agosto de 2018, el cual fue recibido en la prenombrada entidad pública, el día 16 de noviembre de 2018.

Como consecuencia de lo anterior, el día 25 de abril de 2019, la sociedad bancaria BANISTMO, S., procede a otorgarle poder especial a la firma de abogados ARIAS, ALEMÁN y MORA, quienes acuden a la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, para presentar formal incidente de rescisión de secuestro.

  1. POSICIÓN DE QUIEN FORMULA EL INCIDENTE:

    Por medio de la Escritura Pública No. 9263 de 29 de agosto de 2005, otorgada ante la Notaría Segunda del Circuito de Panamá, inscrita en la Sección de H.s del Registro Público, bajo la Ficha No. 345850, Documento No. 846399, el 22 de septiembre de 2005, al HSBC BANK (Panamá), S., ahora BANISTMO, S., el señor R.A.V.S., celebró un contrato de préstamo hipotecario, con la prenombrada entidad bancaria, garantizando con primera H. y Anticresis el Bien Inmueble, en virtud del cual este último declaró haber recibido a su entera satisfacción la suma de B/.33,908.00, en calidad de préstamo en concepto de capital, más los intereses pactados, impuestos, comisiones, primas de seguro, costas, gastos de cobranza y de cualquier otra índole, sobre la Finca No. 252098, inscrita al Documento 846399 de la Propiedad, Provincia de Panamá, del Registro Público a favor del BANISTMO, S. (antes HSBC BANK de Panamá), S.

    En virtud del incumplimiento previo en el que había recaído el Sr. R.A.V.S. en contra de la entidad bancaria BANISTMO, S. (antiguo HSBC BANK, Panamá, S.), el día 5 de diciembre de 2018, el prenombrado banco, interpuso formal proceso ejecutivo hipotecario, el cual quedó erradicado en el juzgado Decimoséptimo de Circuito del Primer Distrito Judicial de Panamá, Ramo Civil.

    Que el Juzgado Decimoséptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, a través del Auto No. 2060-18 de 17 de diciembre de 2018, procedió a decretar formal embargo sobre la finca No. 252098, inscrita al Documento No. 846399, de la Sección de la Propiedad, Provincia de Panamá, del Registro Público de propiedad del señor R.A.V.S..

    Paralelamente a través del Auto de Secuestro No. 2103-18, emitido por el Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre de la República de Panamá, dentro del proceso por cobro coactivo promovido por la ATTT en contra del señor R.A.V.S., se procedió también a decretar secuestro sobre la misma finca 252098, inscrita al Documento 846399 de la Propiedad, Provincia de Panamá, del Registro Público.

    Que en estos casos relativos a la rescisión de secuestro de la propiedad objeto del litigio, se aplicará lo dispuesto en el artículo 560 del Código Judicial de la República de Panamá.

    Dentro del presente proceso de incidente de rescisión de secuestro consta la copia autenticada del Auto de Embargo de los bienes depositados, emitida por el Juzgado Decimoséptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, relacionado con la certificación de que la primera hipoteca y anticresis otorgada a favor del BANISTMO S. (antes HSBC BANK (Panamá) S.) sobre la finca No. 252098, la cual fue dada con fecha anterior al auto de secuestro decretado por el juzgado y así lo certifican las personas que allí firman, de allí que procede el levantamiento del secuestro solicitado.

    En consecuencia, de conformidad con lo que establece el artículo 560 del Código Judicial, y en virtud de la hipoteca constituida sobre la finca No. 252098, a favor del BANISTMO, S., inscrita en el Registro Público con anterioridad a la fecha en que este juzgado ejecutor decretó el secuestro sobre dicha finca, por este medio solicitamos que se ordene el levantamiento del secuestro decretado mediante Auto de Secuestro No. 2103-18, y se comunique ello al Director General del Registro Público.

  2. POSICIÓN DE LA ENTIDAD PÚBLICA:

    En el escrito de contestación del incidente de rescisión de secuestro presentado por la Licda. M.E.P.D.A., quien interviene en su calidad de Juez Ejecutor encargada de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT); procedió a indicar lo que a continuación se expone.

    Que se discrepa con relación a lo expuesto por la parte incidentista, ya que el incumplimiento de las obligaciones del señor R.A.V.S. para con BANISTMO, S., se llevó a cabo el día 5 de diciembre d e2018, pero al observarse el poder conferido por BANISTMO, S., a los apoderados judiciales, el mismo tiene certificación expedida por la Notaría Pública Duodécima de Circuito de Panamá, con fecha 25 de abril de 2019, por lo que se deduce que siendo el poder autenticado ante Notario para esa fecha, tiene que haberse presentado la demanda ejecutiva hipotecaria en dicha fecha.

    Además la certificación expedida por el Registro Público, que acredita la existencia de la finca No. 252098 (F), con código de ubicación 8006, ubicado en el Corregimiento de Vista Alegre, Distrito de Arraiján, Provincia de Panamá, también aportada por el incidentista y que es prueba imprescindible en este proceso, tiene como fecha el 30 de julio de 2019, lo que conlleva a que la presentación de la demanda ejecutiva hipotecaria, fue posterior al proceso de cobro coactivo instaurado por la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre, el cual tuvo su génesis el 13 de agosto de 2018, dictándose Auto No. 2103-18 del 22 de agosto de 2018, que decretó secuestro sobre los bienes del señor VEGA, incluyendo la finca No. 252098.

    Así las cosas, el Auto No. 2060-18 del 17 de diciembre de 2018, emitido por el Juzgado Décimo Séptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, que admite la demanda ejecutiva hipotecaria y decreta el embargo sobre la finca antes indicada, acredita que el secuestro o depósito fue de fecha posterior al Auto de Secuestro 2103-18 del 22 de agosto de 2018.

    Que la rescisión del depósito de una cosa (artículo 560 del Código Judicial), se aplica cuando se le presenta al Tribunal que decretó el secuestro, copia autenticada de un auto de embargo de los bienes depositados, dictado en proceso ejecutivo hipotecario seguido en virtud de una hipoteca inscrita con anterioridad a la fecha del secuestro, haciéndose la observación que al pie de esa copia autenticada, debe aparecer una certificación autorizada por el respectivo juez y su secretario, con expresión de los siguientes elementos:

    1. - Fecha de inscripción de la hipoteca.

    2. - Fecha del auto de embargo, y

    3. - Que el embargo está vigente.

    En este proceso el incidente de rescisión del secuestro no debe proceder, ya que el auto de embargo, no se ajusta a los presupuestos establecidos en el artículo 560 del Código Judicial, ya que en dicho auto no consta certificación que describa la fecha de la inscripción de la hipoteca, ni la fecha del auto de embargo, y ninguna anotación que exprese que dicho embargo está vigente.

    Que la copia del Auto No. 2060-18 del 17 de diciembre de 2018, que decreta el embargo, tiene una certificación de fiel copia de su original, pero no de la certificación que exige el artículo 560 del Código Judicial. Por lo que mal podría aducirse que cumple con lo preceptuado cuando ello no es así, pues el Auto apreciado sólo acredita que es auténtico a su original.

    Por lo antes indicado, se solicita que se niegue la solicitud impetrada por la parte incidentista, ya que no ha cumplido con lo dispuesto en el artículo 560 del Código Judicial, para el levantamiento de las medidas cautelares, ni tampoco estamos frente a un proceso que exija o requiera su rescisión del secuestro, ya que el Auto No. 2060-18 del 17 de diciembre de 2018 que decretó el embargo, es posterior a la expedición del auto 2103-18 del 22 de agosto de 2018, que decretó el secuestro, por ser éste último anterior al del embargo.

    En consecuencia, lo procedente es DECLARAR NO PROBADO EL INCIDENTE DE RESCISIÓN DE SECUESTRO, promovido por el incidentista, por todas las consideraciones de hecho y derecho antes señaladas.

  3. POSICIÓN DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN:

    A través de la Vista Nº. 1286 del 21 de noviembre de 2019 (Cfr. f. 39-46 del expediente ejecutivo), la Procuraduría de la Administración procede a emitir concepto, dentro del presente Incidente de Rescisión de Secuestro por cobro coactivo, señalando en torno al mismo, lo siguiente.

    El problema jurídico a resolver, va encaminado a determinar si efectivamente en el presente proceso, se ha configurado alguna de las dos (2) causales establecidas en el artículo 560 del Código Judicial, que permita el secuestro decretado sobre la precitada finca, a través del Auto 2103-18 de 22 de agosto de 2018, dictada por el Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), para que pueda ser levantado.

    Para que proceda un incidente de rescisión de secuestro, el interesado deberá de cumplir con los dos (2) supuestos que establece el artículo 560 del Código Judicial.

    El artículo antes indicado señala expresamente lo siguiente:

    Artículo 560. Se rescindirá el depósito de una cosa, con la sola audiencia del secuestrante, en los siguientes casos:

    Si al tribunal que decretó el secuestro se le presenta copia autenticada de la diligencia de un depósito de fecha anterior al decretado en el proceso en que se verificó el depósito; al pie de dicha copia debe aparecer una certificación autorizada por el respectivo juez y su secretario, con expresión de la fecha en que conste que el depósito a que la diligencia se refiere existe aún. Sin este requisito no producirá efecto la expresada copia;

    Si al tribunal que decretó el secuestro se le presenta copia autenticada de un auto de embargo de los bienes depositados, dictado en proceso ejecutivo hipotecario seguido en virtud de una hipoteca inscrita con anterioridad a la fecha del secuestro; al pie de dicha copia debe aparecer una certificación autorizada por el respectivo juez y su secretario, con expresión de la fecha de inscripción de la hipoteca en que se basa el proceso ejecutivo, la fecha del auto de embargo y que dicho embargo está vigente. Sin este requisito no producirá efecto la copia (...).

    De las constancias procesales se observa que BANISTMO, S. ha aportado junto con el incidente de rescisión de secuestro, la copia autenticada del Auto 2060-18 de 17 de diciembre de 2018, dictado por el Juzgado Decimoséptimo de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, a través del cual se decretó embargo a favor de la sociedad incidentista y en contra de R.A.V.S., sobre la finca con folio real No. 252098, Código de Ubicación 8006, de la Sección de Propiedad, Provincia de Panamá, del Registro Público, propiedad del Sr. R.A.V.S..

    Que la copia autenticada del Auto 2060-18 de 17 de diciembre de 2018, cuenta con la certificación proferida por el juez que conoce de la causa y la Secretaria, en la que consta que la fecha de inscripción en el Registro Público de la hipoteca sobre la finca en que se basa el proceso ejecutivo, se remonta al 22 de septiembre de 2005, es decir, en fecha anterior a la fecha del secuestro llevado a cabo por el Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre, así mismo, dicha certificación describe el auto mediate el cual se decretó embargo y que el mismo se encuentra vigente.

    Que BANISTMO, S. aportó copia de la escritura pública 6,263 de 29 de agosto de 2005, dictada por la Notaría Segunda del Circuito de Panamá, en la que se hace constar que el banco y R.A.V.S., celebraron un contrato garantizando con primera hipoteca y anticresis sobre la finca 219033, antes descrita (Cfr. fs. 12 a 32 del expediente judicial).

    Que al momento de hacerse la declaración de bienes en el proceso ejecutivo que le sigue el Juzgado Ejecutor de la ATTT, Al Sr. R.A.V.S., señaló que poseía una finca, pero que la misma se encontraba embargada por el Juzgado Decimoséptimo de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá (Cfr. f. 17 del cuadernillo del proceso de Jurisdicción Coactiva).

    Que en el presente proceso, le asiste la razón a BANISTMO, S., ya que el día 29 de agosto de 2005, se inscribió el gravamen sobre el cual se fundamentó el proceso ejecutivo hipotecario interpuesto por BANISTMO, S., en contra del Sr. R.A.V.S., siendo esta fecha anterior a la de la emisión de Auto 2102-18 de 13 de agosto de 2018, por medio del cual el Juzgado Ejecutor de la ATTT, decreta el secuestro del bien inmueble antes mencionado; lo cual sumado a la presentación de la certificación que aparece en el Auto de Embargo 2060-18 de 17 de diciembre de 2018, permite establecer que el incidente promovido reúne las condiciones previstas en el artículo 560, numeral 2, del Código Judicial, para hacer viable la rescisión de un secuestro.

    Por lo antes indicado, la Procuraduría de la Administración solicita que se sirva declarar PROBADO el incidente de rescisión de secuestro interpuesto por la firma forense ARIAS, ALEMÁN y MORA, en representación de BANISTMO, S. dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que el Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre, le sigue al señor R.A.V.S..

  4. DECISIÓN DE LA SALA:

    Conforme a lo contemplado en el artículo 97, numeral 4 del Código Judicial, la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo es competente para conocer de las apelaciones, excepciones, tercerías o cualquier incidente que se susciten dentro de los procesos por cobro coactivo.

    Expuesta la competencia de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, le corresponde a este Despacho analizar el presente incidente de rescisión de secuestro interpuesto por el Licdo. L.E.M.S. de la firma forense ARIAS, ALEMÁN & MORA,, quien actúa en nombre y representación de BANISTMO, S., dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre al Sr. R.A.V.S.. Así las cosas, esta Corporación de Justicia arriba a las siguientes consideraciones.

    Mediante la Escritura Pública Nº 9,263 del 29 de agosto de 2005 de la Notaría Segunda del Circuito de la Provincia de Panamá, la empresa PRIMER BANCO DEL ISTMO, S., cancela gravamen hipotecario y anticrético constituido a su favor por DESARROLLO Y BIENES RAÍCES, S., quien de su Finca No. 219033, segrega el Lote No. 204, declara mejoras sobre el mismo y lo vende a R.A.V.S., quien celebra un contrato de préstamo, garantizando con primera hipoteca y anticresis con HSBC BANK (Panamá) (Cfr. fs. 12-32 del expediente judicial).

    Para que proceda el incidente de rescisión de secuestro deben de cumplirse los presupuestos establecidos en el numeral 2, del artículo 560 del Código Judicial, el cual señala lo siguiente:

    Artículo 560. Se rescindirá el depósito de una cosa, con la sola audiencia del secuestrante, en los siguientes casos:

    1.- Si al tribunal que decretó el secuestro se le presenta copia auténtica de la diligencia de un depósito de fecha anterior al decretado en el proceso en que se verificó el depósito; al pie de dicha copia debe aparecer una certificación autorizada por el respectivo juez y su secretario, con expresión de la fecha en que consiste que el depósito a que la diligencia se refiere existe aún. Sin este requisito no producirá efecto la expresada copia;

    2.- Si al tribunal que decretó el secuestro se le presenta copia auténtica de un auto de embargo de los bienes depositados, dictado en proceso ejecutivo hipotecario seguido en virtud de una hipoteca inscrita con anterioridad a la fecha del secuestro; al pie de dicha copia debe aparecer una certificación autorizada por el respectivo juez y su secretario, con expresión de la fecha de inscripción de la hipoteca en que se basa el proceso ejecutivo, la fecha del auto de embargo y que dicho embargo esté vigente. Sin este requisito no producirá efecto la copia.

    (...).

    (Las negrillas son de la Sala)

    De la disposición anteriormente transcrita se evidencia que en el presente proceso ejecutivo en el que hay de por medio un bien inmueble cuya hipoteca ha sido inscrita previamente a la fecha del secuestro, es necesario que figure una certificación autorizada por el juez y su secretario, a partir de la cual se indique la fecha de inscripción de la hipoteca del proceso ejecutivo, la fecha del auto de embargo y que el mismo se encuentre vigente.

    Así las cosas, de fojas 8 a 11 del expediente judicial, figura el Auto No. 2060-18 proferido por el Juzgado Decimoséptimo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, donde se evidencia a reverso de la foja 11 del expediente judicial que tanto la Juez Suplente del Juzgado Decimoséptimo de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, así como su Secretaria certifican que el Auto Nº 2060-18 de 17 de diciembre de 2018, es fiel copia de su original, y que en dicho juzgado se ha decretado un EMBARGO a favor de BANISTMO, S., en contra Sr. R.A.V.S., y sobre la Finca con Folio Real Nº 252098, con código de Ubicación 8006, de la Sección de Propiedad, Provincia de Panamá, del Registro Público, de propiedad del demandado; y que el presente EMBARGO decretado mediante el Auto 2060-18 de 17 de diciembre de 2018, se encuentra vigente; con lo cual se cumple el presupuesto del numeral 2 del artículo 560 del Código Judicial.

    Como quiera que la escritura Pública Nº 9263 de 29 de agosto de 2005, que contiene el contrato de préstamo hipoteca y anticresis fue inscrito en el registro público desde el 22 de septiembre de 2005, y que fue el instrumento que sirvió para acudir ante el Juzgado Decimoséptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, para solicitar el cumplimiento de la obligación suscrita entre el Sr. R.A.V.S. y HSBC (PANAMÁ), S., hoy día BANISTMO, S., es evidente que la prenombrada medida de embargo se encuentra vigente. (Cfr. 8-11 y reverso del cuaderno judicial).

    En tanto que a través del proceso ejecutivo llevado a cabo por el Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Cfr. f. 8 del cuadernillo de antecedentes) se evidencia que la emisión del Auto Ejecutivo que libra Mandamiento de Pago No. 2102-18 se llevó a cabo el día trece (13) de agosto de 2018, y que mediante el Auto de Secuestro No. 2103-18 de fecha veintidós (22) de agosto de 2018 (Cfr. f. 8 del cuadernillo de antecedentes) el cual el Juzgado Ejecutor de Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre decretó secuestro sobre la finca 252098 (F) inscrita en el Registro Público con el código de ubicación 8006, de la Sección de la Propiedad. Expuesto lo anterior se evidencia que el juicio ejecutivo promovido por el Juzgado Ejecutor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) es posterior a la inscripción del contrato de préstamo hipoteca y anticresis, el cual fue inscrito en el Registro Público desde el 22 de septiembre de 2005, y además antes de haberse emitido el Auto de secuestro No. 2103-18 del veintidós (22) de agosto de 2018 por parte del Juzgado Ejecutor de la ATTT, se había presentado un proceso de embargo ante el Juzgado Decimoséptimo de Circuito de lo Civil, del Primer Circuito Judicial que se encuentra vigente, lo que permite arribar a la consideración en base al artículo 560, numeral 2, del Código Judicial que la parte accionante ha logrado probar el incidente de rescisión de secuestro.

  5. PARTE RESOLUTIVA:

    La Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara PROBADO el incidente de rescisión de secuestro interpuesto por el Licdo. L.E.M.S., abogado de la firma ARIAS, ALEMÁN & MORA, actuando en nombre y representación de BANISTMO, S., dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue el Juzgado Ejecutor de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre a R.A.V.S.; y en su lugar se ORDENA el levantamiento del secuestro del Juzgado Ejecutor de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre al Registro Público de Panamá, sobre la Finca No. 252098, Código de Ubicación No. 8006, Lote No. 204, Corregimiento de Vista Alegre, Distrito de Arraiján, de la Provincia de Panamá; sobre la cual BANISTMO, S. (antes Primer Banco del Istmo, S.- HSBC (PANAMÁ), S.), mantiene primera hipoteca y anticresis, además de existir un proceso ejecutivo hipotecario vigente en el Juzgado Decimoséptimo de Circuito de lo Civil, del Primer Circuito Judicial de Panamá, en virtud del Auto No. 2060-18 del 17 de diciembre de dos mil dieciocho (2018) del prenombrado juzgado.

    N.,

    CECILIO A. CEDALISE RIQUELME

    EFRÉN C. TELLO C.-----CARLOS ALBERTO VÁSQUEZ REYES

    KATIA ROSAS (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR