Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 5 de Julio de 1994

Ponente:LUIS CERVANTES DÍAZ
Fecha de Resolución: 5 de Julio de 1994
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS:

En el proceso ejecutivo por jurisdicción coactiva promovido por la Caja de Seguro Social contra Aserradero El Chagres, S.A., con motivo de la indemnización adeudada a los herederos de J.M.S., mientras laboraba como empleado del Aserradero, éste recurrió ante esta Superioridad promoviendo la "excepción de transacción y cumplimiento de la obligación" y "excepción de pago de lo acordado".

El expediente contentivo de ese negocio fue destruido por un incendio en el antiguo Palacio de Justicia, razón por la cual, hubo que ordenarse su reposición a solicitud de Aserradero El Chagres. Cumplidos los trámites correspondientes, el expediente fue declarado repuesto, por lo que ahora se pasa a resolver sobre las excepciones propuestas, porque en ese estado se encontraba el negocio al tiempo de la destrucción del expediente en diciembre de 1989.

Veamos el fundamento jurídico de la primera excepción propuesta, esto es, "La de transacción y cumplimiento de la obligación", que está concebida así:

"PRIMERO: La CAJA DE SEGURO SOCIAL mediante las resoluciones 5612 D. G. de 11 de agosto de 1981, dictada por el Director General, y 1074 J.D. del 8 de junio de 1981, expedida por la Junta Directiva condenó a ASERRADERO EL CHAGRES, S.A., a pagarle a la viuda, señora D.M.L., y a sus hijas, T.M.S.L. y W.I.S.L., del señor J.M.S.F., fallecido, prestaciones económicas. Estas resoluciones fueron impugnadas ante la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, por la demandada.

SEGUNDO

Antes de que la Sala Tercera dictase su resolución, la viuda, en su propio nombre y en el de sus hijas llegaron a un ARREGLO Extrajudicial con ASERRADERO EL CHAGRES, S.A., mediante un documento cuya copia se acompaña, en la cual ésta última aparte de abonarle a la viuda, y los menores hijos, la suma de B/.4,950.00, por pago retroactivo, se comprometió a reconocerle, a partir del 30 de octubre de 1986, la suma de CIEN BALBOAS mensuales (B/.100.00), por el término de siete (7) años. En dicho arreglo la viuda, en su propio nombre y en el de sus hijos, manifestó no tener ningún reclamo que hacerle a nuestra representada, cubriendo dicho arreglo cualquier reclamo que se origine por riesgo profesional.

TERCERO

D.A. fue aprobado por el Juzgado Tercero de Trabajo de la Primera Sección, mediante el auto Nº 199 de 23 de octubre de 1986, y fue también aceptado por la Caja de Seguro Social, quien tuvo pleno conocimiento del mismo.

CUARTO

ASERRADERO EL CHAGRES, S.A., desde la fecha de arreglo, 1º de julio de 1986, hasta el presente, ha venido cumpliendo en forma correcta con el mismo; y la viuda y demás deudos han estado aceptando, sistemáticamente y continuamente, los abonos realizados por mi representada, en forma directa, algunas veces, y otras a través de la Dirección Nacional de Prestaciones Económicas y Riesgos Profesionales, Depto. de Contabilidad, todas y cada una de las sumas convenidas. Además en el Ministerio de Vivienda, nuestra representada ha pagado obligaciones de aquellos.

QUINTO

El apoderado judicial de la viuda y los hijos del difunto han presentado una improcedente reclamación laboral, y ante la CAJA DE SEGURO SOCIAL para que se condene a nuestra representada por los mismos conceptos del arreglo acordado, no obstante que la cuantía de lo reclamado la fija sólo en B/.4,600.00 y que reconoce que la parte demandada ha pagado parte de la totalidad de las pensiones a los sobrevivientes. Este escrito de los demandantes tiene fecha 21 de enero de 1988.

SEXTO

La CAJA DE SEGURO SOCIAL, no obstante todo lo anterior, a través del Juzgado Ejecutor dictó auto de mandamiento de pago con fecha 11 de septiembre de 1987, en contra de nuestra representada exigiendo el pago de una obligación que se está cumpliendo a cabalidad y que fue objeto de un arreglo entre las partes.

SÉPTIMO

El auto ejecutivo dictado por el Juez Ejecutor de la CAJA DE SEGURO SOCIAL pretende cobrar una obligación que fue objeto de transacción, y de la cual está debidamente enterada, y que se está cumpliendo como lo reconoce el apoderado de los deudos del difunto, faltando poco para su finalización".

Se trata pues de que según el Hecho Primero transcrito, existía una controversia a la altura de la Corte Suprema de Justicia entre Aserradero El Chagres, S.A. y la Caja de Seguro Social por razón de resoluciones dictadas por el Director General y por la Junta Directiva de dicha Caja mediante las cuales se condenaba a Aserradero El Chagres, S.A. a pagarle unas sumas de dinero a los herederos del trabajador J.M.S.F., y encontrándose el negocio en ese estado y antes que la Sala Tercera se pronunciara según se afirma en el Hecho Segundo de la transcripción se llegó a un "ARREGLO" extrajudicial entre Aserradero El Chagres, S.A. y los herederos del obrero fallecido.

Conforme al Artículo 1500 del Código Civil que define que la transacción ésta "evita la provocación de un pleito o pone término al que había comenzado". Como el "ARREGLO" a que aluden los apoderados de Aserradero El Chagres fue extrajudicial no puso término al pleito pero por la misma razón ese arreglo no participa de la naturaleza de la transacción.

Entonces, se trata de un arreglo extrajudicial que no solucionó el problema ni de los herederos ni de Aserradero El Chagres puesto que no es oponible por ninguna de las partes para extinguir la obligación o novarla. En todo caso surge el problema de la validez del convenio en referencia por el aspecto de las cosas que se dieron o prometieron las partes relacionado con la controversia en que la excepción ha sido propuesta.

Si el arreglo fuere tenido como civil con vistas a transigir diferencias entre las partes, se observa que dicho convenio tropieza con el segundo párrafo del Artículo 1501 del Código Civil que establece:

"Artículo 1501. ...

El padre, y en su caso la madre, pueden transigir sobre los bienes y derechos del hijo que tuvieren bajo su potestad; pero si el valor del objeto sobre que recaiga la transacción excediera de trescientos balboas no surtirá efecto sin la autorización judicial".

Y según la propia excepción el arreglo se celebró entre la viuda y los hijos menores del difunto sin que mediara autorización judicial.

Y si se tuviera el negocio como laboral, pudiera invocarse el Artículo 72 del Código de Trabajo por cuanto permite a los menores reclamar en su propio nombre no solo las prestaciones o derechos derivados del Contrato de Trabajo sino también "los beneficios que la ley establece" entre los que pudiera encontrarse los derechos de indemnización por causa de muerte derivada de un contrato de trabajo en el que los menores no fueron parte sino su padre. Pero esta interpretación encuentra escollo insalvable en el Artículo 8 del Código de Trabajo, que preceptúa que, son nulos los pactos o contratos en los que se haga dejación o renuncia de los derechos del trabajador, y resulta que la suma convenida en el "ARREGLO", es inferior a la instituida por la Caja de Seguro Social y así se intenta obtener una renuncia de la diferencia, por lo que tal contrato es nulo.

No se dilucida la esfera laboral o civil del "ARREGLO" porque no es necesario para resolver la excepción y se deja para un mayor y profundo estudio de problema, cuando el caso lo amerite.

En cuanto a la excepción de cumplimiento de la obligación, ella es totalmente extraña puesto que el "cumplimiento" es una de las formas de exigir las obligaciones y es evidente que el intento de transigir con un arreglo, solo somete la obligación a plazos, pero no la extingue.

Adoleciendo de los vicios expuestos, no puede prosperar la excepción de transacción y cumplimiento de la obligación".

Por lo que toca a la excepción de pago, se observa lo siguiente:

  1. Por la transacción Aserradero El Chagres, S.A. se obliga a pagar determinadas sumas en determinados plazos. Una obligación sujeta a plazos no se reputa cumplida sino transcurrido el plazo y realizada la obligación.

Conforme al Artículo 1044 del Código Civil "no se entenderá pagada una deuda sino cuando completamente se hubiese entregado la cosa o hecho la prestación en que la obligación consistía". No habiéndose entregado la cosa, no hay pago.

Por otro lado, el Artículo 1057 del Código Civil establece que "el pago de las deudas de dinero (y esta lo es) deberá hacerse en la especie pactada, ..." Y el segundo párrafo de esa disposición preceptúa:

"Art. 1057. ...

La entrega de pagarés a la orden, o letras de cambio u otros documentos mercantiles, sólo producirá los efectos del pago cuando hubiesen sido realizados, o cuando por culpa del acreedor se hubiesen perjudicado.

Entretanto, la acción derivada de la obligación primitiva quedará en suspenso".

En la transacción de que se trata se afirma que se entregaron a la viuda del fallecido, a su nombre y de sus hijos, 1,224 acciones de Aserradero El Chagres, S.A. al que se le asignó un valor de B/.30,600.00.

Ya vimos que la viuda, sin autorización judicial comprometió la herencia de sus hijos y por otro lado, debiendo pagarse en dinero la obligación, se pagó en acciones (documento mercantil) que conforme a la norma transcrita, solo surtirá efecto de pago "cuando hubiesen sido realizados" y en este caso tal realización no se ha cumplido.

Finalmente, el pago es uno de los modos de extinguir la obligación, lo que no ha ocurrido con el "ASERRADERO" extrajudicial, tantas veces mencionado.

Tampoco ha sido probada esta excepción.

Por lo expuesto la Corte Suprema (Sala Tercera) en Sala Unitaria, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley DECLARA no probada la excepción de transacción y cumplimiento de la obligación y la excepción de pago propuesto por los apoderados de Aserradero El Chagres, S. A.

Cópiese y N..

(fdo.) L.C.D.

(fdo.) ANAIS BOYD DE GERNADO

Secretaria Encargada