Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 24 de Agosto de 1998

PonenteARTURO HOYOS
Fecha de Resolución24 de Agosto de 1998
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

El licenciado M.A.A., actuando en nombre y representación de M.E.A.R., ha interpuesto ante la Sala Tercera de la Corte Suprema excepción de prescripción dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue el Juez Ejecutor del Municipio de Panamá.

Se trata de un proceso ejecutivo por cobro coactivo en el cual el Municipio de Panamá, persigue cobrar a M.E.A.R., la suma de SETENTA Y NUEVE MIL OCHOCIENTOS NOVENTA Y CINCO BALBOAS CON CINCUENTA CENTESIMOS (B/.79,895.50) en concepto de impuestos y de recargos, motivo por el cual se libró mandamiento de pago ejecutivo el 11 de julio de 1997, utilizándose como recaudo ejecutivo el estado de cuenta correspondiente desde el mes de noviembre de 1987 hasta el mes de enero de 1997, visible de foja 1 a 19 del expediente contentivo del proceso ejecutivo. La señora M.E.A.R. fue notificada del auto de mandamiento de pago, mediante diligencia de notificación el 8 de septiembre de 1997.

Por medio de la resolución de 6 de octubre de 1997, se admite la excepción de prescripción y se hizo traslado de la misma al Juez Ejecutor del Municipio de Panamá e igualmente a la Procuradora de la Administración.

I.A. del excepcionante:

El licenciado M.A.A. fundamenta su solicitud en los siguientes términos:

"PRIMERO: Que desde 1987 el Despacho de la Tesorería Municipal inició registro de impuestos en contra de M.A.R., con respecto a el establecimiento CLUB CANDILEJAS propiedad de la señora AROSEMENA RITTER.

SEGUNDO

Que dicho establecimiento sólo operó unos cuantos meses, en ese entonces pero procedió al cierre de hecho del negocio en cuestión, desde 1988.

TERCERO

Que al tenor de las disposiciones vigentes, la susodicha deuda, data de hace más de cinco años, por lo que conforme a la ley, ya ha prescrito en (sic).

CUARTO

Que de conformidad con el artículo 1650 del Código de Comercio las deudas prescriben-ordinariamente- en 5- cinco años.- Si ello es así entonces procede decretar la extinción de lo pedido a favor de AROSEMENA RITTER que hasta 1997 suma un total de $82,044.25".

  1. Postura del Juez Ejecutor del Municipio de Panamá y la Vista de la Procuradora de la Administración.

La apoderada especial del Juez Ejecutor del Municipio de Panamá se opone a la excepción en los siguientes términos:

"PRIMERO: Este hecho no nos consta y por lo tanto lo negamos.

SEGUNDO

Este hechos no nos consta y por lo tanto lo negamos.

TERCERO

Este hecho no nos consta y por lo tanto lo negamos.

CUARTO

Es falso, la norma jurídica invocada (Artículo 1650 del C. de Co.) no procede ya que es de conformidad con el artículo 96 de la Ley 106 de 1973 que las obligaciones resultantes de los impuestos municipales prescriben a los cinco (5) años de haberse causado, por lo que prescribirían del mes de noviembre de 1987 a noviembre de 1992.

Por lo anteriormente expuesto le solicitamos se decrete no probada la excepción de prescripción interpuesta por M.A., toda vez que el derecho invocado no es aplicable en materia administrativa".

Por su parte, la Procuradora de la Administración contestó la excepción de prescripción propuesta por la apoderada del excepcionante mediante la Vista Nº 491 de 12 de noviembre de 1996, en la que solicita a la Sala que se declare parcialmente probada la excepción de prescripción interpuesta. A juicio de la Procuradora de la Administración, están prescritos los impuestos municipales causados desde el 30 de noviembre de 1987 hasta el 7 de septiembre de 1992, tal como lo prevé el artículo 96 de la Ley 106 de 8 de octubre de 1973. También indica que es factible la pretensión del Juzgado Ejecutor del Municipio de Panamá cobrar los impuestos municipales causados desde el 8 de septiembre de 1992 hasta el 8 de septiembre de 1997.

  1. Decisión de la Sala.

Cumplidos los trámite que a ley corresponden, la Sala procede a resolver la presente controversia.

Del estudio del expediente, la Sala coincide con el criterio de la Procuradora de la Administración, ya que la presente excepción de prescripción, ha sido parcialmente probada conforme a lo que previsto en el artículo 96 de la Ley 106 de 1973, "Sobre Régimen Municipal", que establece que el término de prescripción de las obligaciones resultantes de los impuestos municipales es de cinco años contados desde la fecha en que se han causado.

De las constancias procesales allegadas al proceso se infiere que desde noviembre de 1987 hasta la fecha en que el excepcionante se notifica del auto que libra mandamiento de pago, el 8 de septiembre de 1997, ha transcurrido más del término previsto en la disposición en referencia. Por ello, lo procedente es declarar prescritos los impuestos municipales correspondientes al término que excede a los años requeridos para el cobro de los mismos, es decir, desde noviembre de 1987 hasta septiembre de 1992.

En consecuencia, la Sala Tercera (Contencioso Administrativa) de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA PROBADA, la excepción de prescripción sólo en cuanto a los impuestos municipales comprendidos entre los meses de noviembre de 1987 hasta septiembre de 1992.

N. y Cúmplase.

(fdo.) A.H.

(fdo.) E.M.M.

(fdo.) MIRTZA A.F. DE AGUILERA

(fdo.) J.S.

Secretaria

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR