Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 29 de Mayo de 1998

PonenteARTURO HOYOS
Fecha de Resolución29 de Mayo de 1998
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

La licenciada A.L.B., actuando en nombre y representación de A.M., ha interpuesto ante la Sala Tercera de la Corte Suprema excepción de prescripción dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que el Municipio de Panamá le sigue.

Se trata de un proceso ejecutivo por cobro coactivo en el cual el Municipio de Panamá, persigue cobrar a A.M., la suma de VEINTE MIL SETECIENTOS SETENTA Y DOS BALBOAS CON CUARENTA Y CINCO CENTÉSIMOS (B/.20,772.45) en concepto de impuestos y de recargos, razón por la que se libró mandamiento de pago ejecutivo el 11 de abril de 1996, para el cual se utilizó como recaudo ejecutivo el estado de cuenta correspondiente desde el mes de noviembre de 1987 hasta el mes de febrero de 1996, el cual es visible de foja 1 a 3 del expediente contentivo del proceso ejecutivo. El señor A.M. fue notificado del auto de mandamiento de pago, mediante diligencia de notificación el 9 de mayo de 1996.

Mediante resolución de cuatro (4) de junio de 1996, se admite la excepción de prescripción y se hizo traslado de la misma al Juez Ejecutor del Municipio de Panamá.

I.A. del excepcionante:

La licenciada B. fundamenta su solicitud en los siguientes términos:

"PRIMERO: Según el estado de cuenta que acompañamos dentro del proceso por Cobro Coactivo, objeto de esta excepción de prescripción desde el 30 de noviembre de 1987 al 30 de abril de 1996, donde la tesorería municipal del Distrito de Panamá curso (sic) en impuesto municipales recargos e intereses la suma de VEINTIÚN MIL DOSCIENTOS DIECISÉIS BALBOAS CON TREINTA CENTAVOS (B/.21,216.30), dentro de las rentas números 11250601 y 11253002.

SEGUNDO

El artículo 96 de la Ley 106 de 8 de octubre de 1973, declara prescritas las obligaciones que emanan de los impuestos municipales a los 5 años de haberse cursado. En el caso que nos ocupa, el juez ejecutor del Municipio de Panamá, no le queda acción legal para promover el cobro de los tributos, recargos e intereses que no haya gestionado oportunamente dentro del término que consagra el artículo 96 de la Ley antes mencionada.

TERCERO

En todo este transcurso del tiempo, el Juzgado Ejecutor del Municipio del distrito de Panamá no hizo gestiones de cobro de dichos impuestos morosos, como tampoco mi representado hizo arreglo alguno con dicha municipalidad con respecto a los mismos.

Tal y como lo prevee (sic) el artículo 738 del Código Fiscal (norma supletoria en materia de impuestos municipales).

Por lo tanto, a mi mandante le asiste el derecho que se le declare prescritos estos impuestos municipales recargos e intereses que hemos mencionados, toda vez que el Juez Ejecutor del Municipio de Panamá le ha prescrito todo derecho para gestionar su cobro coactivo por el simple transcurso del tiempo.

SOLICITUD:

H.M. de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia de Panamá, por todo lo anteriormente expuesto, actuando en mi condición de apoderado judicial del señor A.M., por este medio y con nuestro acostumbrado respeto comparecemos ante ustedes a fin de solicitarle se sirvan declarar probada la excepción de PRESCRIPCIÓN INCOADA dentro del Proceso por Cobro Coactivo que promueve el señor Juez Ejecutor del Municipio de Panamá. En consecuencia sírvase declarar prescrita la obligación de mi representado de pagar los impuestos municipales, recargos e intereses cursados a partir del 30 de noviembre de 1987, hasta el 30 de abril de 1996, dentro de las rentas Números 11250601 y 11253002, según el estado de cuenta de fecha 10 de mayo de 1996, con contribuyente número 01 1975 1575, expedido por el Municipio del Distrito de Panamá y de conformidad a lo que dispone el artículo 96 de la Ley 106 de 8 de octubre de 1973". (Fs. 9-11).

Cabe señalar que la licenciada A.L.B. desistió del poder que le fuera otorgado en el presente proceso, por lo que el señor A.M. le otorgó poder especial a la licenciada J.C.P.R., quien fue admitida como apoderada para actuar en el presente proceso.

La licenciada P. alega lo siguiente:

"El Juez Ejecutor del Municipio del Distrito de Panamá en ejercicio de la facultad de cobro coactivo que le confiere la ley, y mediante auto de 11 de abril de 1996 procedió a librar mandamiento de pago contra A.M. por la suma de VEINTIÚN MIL DOSCIENTOS DIECISÉIS BALBOAS CON TREINTA CENTÉSIMOS (B/.21.216.30) en concepto de impuestos Municipales morosos, recargos e intereses, causados desde el 30 de noviembre de 1987 al 30 de abril de 1996, según el estado de cuentas de fecha 10 de mayo de 1996, con el número de contribuyente 01 1975 1575, expedido por el Municipio del Distrito capital

Del mandamiento de pago en mención, se notificó al señor A.M. el día 9 de mayo de 1996. En virtud de esta medida interpusimos Excepción de Prescripción fundamentados en el beneficio que mi Poderdante tiene en el artículo 96 de la ley número 106 de 8 de octubre de 19773, en el artículo 1668 (sic) Código Civil. Además, el Negocio o establecimiento Comercial Bodega Milagrosa, cuyo gravamen origina este proceso, inició sus operaciones en mayo de 1975 y dejó de operar desde 1977 a la fecha, es decir, que ha estado cerrado este negocio por casi veinte años; en todo este transcurso de tiempo el Juzgado Ejecutor del Municipio de Distrito de Panamá no hizo gestiones de cobro de dichos supuestos impuestos morosos, como tampoco mi representado hizo arreglo alguno con dicha Municipalidad con respecto a los mismos.

Así mismo (sic) podemos observar que dicho estado de cuentas de fecha 10 de mayo de 1996 que mencionamos aquí, corre desde el 30 de noviembre de 1987, donde se ve claramente que los años de 1977 a 1987, fueron prescritos por dicha municipalidad, porque no consta que mi representado haya pagado los mismos.

ALEGAMOS RELACIONADO A LA CONTESTACIÓN DEL MUNICIPIO

Honorables Magistrados, el Juez Ejecutor del Municipio del Distrito de Panamá, al contestar la excepción de prescripción que nos viene ocupando, el hecho primero lo acepta; el hecho segundo también lo acepta en cuanto al artículo 96 de la Ley 106 de 1973, esto nos indica que esta Municipalidad está consciente que a nuestro representado le asiste el derecho de que se le prescriban estos impuestos morosos, recargos e intereses y cuando dice que al Juez Ejecutor la ley lo faculta para instaurar procesos por cobros coactivos, pero en este caso, la pregunta es, porqué no lo realizó por casi veinte años, porqué no ordenó el cierre de dicho negocio por morosidad, porqué no interpuso otra acción contra nuestro representado. Esto nos da claras luces que esta Corporación sabía que el Negocio Bodega Milagrosa no existía físicamente.

Vemos que el hecho tercero también lo acepta, lo cual confirmamos una vez más que el Juez Ejecutor no hizo gestiones de cobro de dichos supuestos impuestos morosos durante el período de casi 20 años. Además indica que sí le corresponde la prescripción de los meses morosos de marzo de 1991 hacia atrás, entonces, esta contradicción, a lo que claramente nos indica el artículo 96 de la ley 106 de 8 de octubre de 1973, que nos dice que cada 5 años de haberse causado las obligaciones resultantes de los impuestos municipales estos prescriben". (Fs.27-29).

  1. Postura del Juez Ejecutor del Municipio de Panamá.

    La apoderada especial del Juez Ejecutor del Municipio de Panamá solicita a los magistrados de la Sala Tercera que no acceda en su totalidad a lo solicitado por la parte excepcionante sino que sólo en lo respectivo a los impuestos municipales que van desde marzo de 1991 hacia atrás. Indica que lo anterior es así, pues es cierto que el Juez Ejecutor no hizo gestiones de cobro de los impuestos morosos ni el contribuyente realizó arreglo de pago, pero que al dictarse el auto de mandamiento de pago se interrumpió la prescripción, es decir, que sólo están prescritos los impuestos correspondientes al mes de marzo de 1991 hacia atrás.

  2. La Vista Fiscal de la Procuradora de la Administración.

    La Procuradora de la Administración contestó la excepción de prescripción propuesta por la apoderada del excepcionante mediante la Vista Nº 279 de 26 de junio de 1996, en la que solicita a la Sala que se declare parcialmente probada la excepción de prescripción interpuesta. A juicio de la Procuradora de la Administración, como el auto que libra mandamiento de pago se emitió el 11 de abril de 1996, el Municipio sólo puede reclamar al contribuyente los impuestos municipales y recargos causados desde el 11 de abril de 1991 hasta el presente, tal como lo prevé el artículo 96 de la Ley 106 de 8 de octubre de 1973. Además, señala que los impuestos que corresponden a los años 1987, 1988, 1989, 1990 y hasta el 10 de abril de 1991, se encuentran prescritos, puesto que han transcurrido más de cinco años desde que se causó el impuesto hasta la fecha en que se expidió el auto de mandamiento de pago. Finalmente, manifiesta que el monto real o saldo que debe cancelar el señor M., debe ser determinado por las autoridades competentes del Municipio, teniendo como base los registros o archivos los registros o archivos que custodian y que contienen la información necesaria para levantar el estado de cuenta del contribuyente, de conformidad con los impuestos adeudados e intereses y recargos que correspondan.

  3. Decisión de la Sala.

    Evacuados los trámite que a ley corresponden la Sala procede a resolver la presente controversia.

    Una vez efectuado el estudio del expediente, la Sala coincide con el criterio de la Procuradora de la Administración, toda vez que la presente excepción de prescripción, ha sido parcialmente probada de acuerdo a lo que previsto en el artículo 96 de la Ley 106 de 1973, "Sobre Régimen Municipal", que establece un término de prescripción de las obligaciones resultantes de los impuestos municipales de cinco años contados desde la fecha en que se han causado.

    De las constancias procesales allegadas al proceso se infiere que desde noviembre de 1987 hasta la fecha en que el excepcionante se notifica del auto que libra mandamiento de pago, el 11 de abril de 1996, ha transcurrido más del término previsto en la disposición en referencia. En razón de ello, lo procedente es declarar prescritos los impuestos municipales correspondientes al término que excede a los años requeridos para el cobro de los mismos, es decir, desde noviembre de 1987 hasta abril de 1991.

    En consecuencia, la Sala Tercera (Contencioso Administrativa) de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA PROBADA, la excepción de prescripción sólo en cuanto a los impuestos municipales comprendidos entre los meses de noviembre de 1987 hasta abril de 1991.

    N. y Cúmplase.

    (fdo.) A.H.

    (fdo.) E.M.M.

    (fdo.) L.C.D.

    (fdo.) ANAIS BOYD DE GERNADO

    Secretaria Encargada

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR