Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 30 de Marzo de 2000

Ponente:ADÁN ARNULFO ARJONA L
Fecha de Resolución:30 de Marzo de 2000
Emisor:Primera de lo Civil
RESUMEN

EXCEPCIÓN DE ILEGITIMIDAD DE PERSONERÍA, INTERPUESTA POR EL LICENCIADO GILBERTO BOSQUEZ, EN REPRESENTACIÓN DE JUAN FILOPOULOS Y/O INMOBILIARIA CATEDRAL, S. A., DENTRO DEL JUICIO EJECUTIVO POR COBRO COACTIVO QUE EL INSTITUTO PANAMEÑO DE TURISMO LE SIGUE AL HOTEL CENTRAL Y/O INMOBILIARIA CATEDRAL, S. A., Y/O PREVEZA, S. A. Y/O AZBEL TRISTAN Y/O J... (ver resumen completo)

 

VISTOS:

El licenciado G.B., en representación de JUAN FILOPOULOS y/o INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A., ha interpuesto excepción de ilegitimidad de personería, dentro del juicio ejecutivo por cobro coactivo que el Instituto Panameño de Turismo (IPAT) le sigue al HOTEL CENTRAL y/o INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A., y/o PREVEZA, S. A. y/o AZBEL TRISTAN y/o JUAN FILOPOULOS.

CRITERIO DEL EXCEPCIONANTE

El proponente de la excepción bajo estudio sostiene en el memorial contentivo de su pretensión, los argumentos que se aprecian a continuación:

PRIMERO: El Instituto Panameño de Turismo interpuso un Proceso Ejecutivo por Jurisdicción Coactiva contra J.F., y otras empresas.

SEGUNDO: Que mediante el auto No. 1 de fecha de 19 de mayo de 1997 el Juzgado Ejecutor del Instituto Panameño de Turismo libró mandamiento de pago en contra de Inmobiliaria Catedral, S.A. y otras sociedades.

TERCERO: Que la sociedad Inmobiliaria Catedral, S.A. no tiene ninguna relación directa o indirecta con el ya mencionado Hotel Central, razón por la cual haber interpuesto un mandamiento de pago en contra de nuestra representada es totalmente ilegitimo.

CUARTO: Que en consecuencia, solicitamos que se sirva excluir a la sociedad Inmobiliaria Catedral, S. A. del presente Proceso Ejecutivo por Jurisdicción Coactiva.

PRUEBAS: Solicitamos la práctica de las siguientes:

1. Que se oficie al Departamento de Comercio Interior del Ministerio de Comercio e Industria a fin de obtener copia de la Licencia Comercial expedida a nombre del Hotel Central.

POSICION DE LA PROCURADURIA DE LA ADMINISTRACION

Del libelo de la excepción se procedió a darle traslado a la señora Procuradora de la Administración quien, mediante Vista No. 414 de 25 de agosto de 1999, solicitó que no se considere probada la excepción presentada en base a las siguientes consideraciones:

La precitada funcionaria define la ilegitimidad de personería como la carencia de legitimación para actuar en el proceso por una de las partes, lo que representa ilegitimidad de tipo sustantivo; mientras que la falta de capacidad para representar a una de las partes en el proceso, constituye la ilegitimidad adjetiva.

Al respecto, señala la Procuradora que en el presente caso existe legitimación adjetiva por parte de INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A., para comparecer en el proceso, ya que la misma actúa a través de su representante legal, señor J.F., de acuerdo a certificación del Registro Público. (Ver foja 247 del expediente por cobro coactivo)

En cuanto al aspecto sustantivo o interés directo, se indica que INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A. y su representante legal son objeto de persecución a través del apremio coactivo, debido a que dicha empresa fungió como administradora del Hotel Central. A juicio de la Procuradora, aquí radica el interés y legitimación sustantiva, para haber sido demandada en el proceso que nos ocupa.

Esto último se desprende de ciertas constancias procesales, como son: el Memorándum 140-50-97 de 22 de julio de 1997, suscrito por R.R.V., Jefe de Tasas Turísticas del IPAT (foja 236); el primer tomo del expediente por cobro coactivo, a foja 286.

Otra razón por la que la Procuradora considera que no existe ilegitimidad de personería, es que se han observado los procedimientos establecidos legalmente para evitar indefensión de aquellos ejecutados que como INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A. no habían concurrido a los estrados del Juzgado Ejecutor a estar a derecho, pese a las varias diligencias de citación efectuadas por dicho juzgado.

Como prueba de ello, argumenta que mediante Auto Nº JE-079-98 de 25 de junio de 1998, se designó a la licenciada CARMEN ROSA ROBLES defensora de ausente de INMOBILIARIA CATEDRAL, S. A. y/o JUAN FILOPOULOS (Cfr. foja 342).

La licenciada ROBLES se notificó de las resoluciones que delegan la jurisdicción coactiva que tiene el Director del IPAT, y aquella que libra mandamiento de pago contra INMOBILIARIA CATEDRAL, S. A. y/o JUAN FILOPOULOS, entre otras personas.

Destaca la Procuradora que no fue sino mediante escrito de 1 de enero de 1999, recibido en el Juzgado Ejecutor el 15 de enero último que se presenta poder especial a cargo del licenciado G.B. y discernido a su persona por J.F. en su propio nombre y representación, no en nombre y representación de INMOBILIARIA CATEDRAL, S. A.

Por último, la Procuradora manifiesta que la excepción de ilegitimidad de personería resulta extemporánea, de acuerdo a lo establecido en el artículo 1706 del Código Judicial. Consta a foja 360 del expediente, que la licenciada ROBLES se notificó del auto que libra mandamiento de pago contra INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A. y/oJ.F., el día 21 de julio de 1998, por tanto al 27 de mayo de 1999, fecha en que fue interpuesta la presente excepción, a precluyó en exceso el término para proponer la misma.

CONTESTACION POR PARTE DE LA ENTIDAD EJECUTANTE

Vencido el término para oponerse a la excepción, la entidad ejecutante no presentó escrito alguno. La actuación del Juzgado Ejecutor del IPAT, se limitó únicamente a enviar el expediente contentivo del proceso ejecutivo por cobro coactivo que la Institución le sigue al HOTEL CENTRAL y/o INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A., y/o PREVESA, S. A. y/o AZBEL TRISTAN y/o JUAN FILOPOULOS.

HECHOS DE LA CONTROVERSIA

El Juzgado Ejecutor del Instituto Panameño de Turismo (IPAT), mediante Auto No. 1 de 19 de mayo de 1997, libró mandamiento de pago contra el HOTEL CENTRAL y/o INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A., y/o PREVENZA, S. A. y/o AZBEL TRISTAN y/o JUAN FILOPOULOS, hasta la concurrencia de CIENTO TREINTA Y CUATRO MIL CUATROCIENTOS TRES BALBOAS CON 33/100 (B/.134,403.33), en concepto de Tasa de Servicio de Hospedaje, dejadas de pagar al IPAT, sus respectivos intereses, más los gastos judiciales de cobranza que se fijan en 10% de la suma adeudada, lo cual da un total de CIENTO CUARENTA Y SIETE MIL OCHOCIENTOS CUARENTA Y SEIS BALBOAS CON 66/100 (B/.147,846.66).

El Auto Ejecutivo Nº JE-A-004/97 de 19 de mayo de 1997, decretó formal secuestro sobre los bienes muebles e inmuebles, créditos valores, dinero en efectivo, joyas, bonos, cuentas por cobrar y cualquiera otra suma de dinero que tenga o deban recibir de terceras personas los demandados antes descritos, hasta la concurrencia de CIENTO CUARENTA Y SIETE MIL OCHOCIENTOS CUARENTA Y SEIS BALBOAS CON 66/100 (B/.147,846.66) más los intereses legales que resulten a la fecha de cancelación.

De igual manera, el Auto Ejecutivo No. A-006/97 de 19 de mayo de 1997, decretó formal secuestro sobre la Administración del HOTEL CENTRAL.

Por medio del Auto No. JE-079-98 de 25 de junio de 1998, se designa a la licenciada CARMEN ROSAS ROBLES, como Defensora de Ausente, quien se notificó del Auto que libra mandamiento de pago y del Auto que ordena el secuestro, en su escrito de contestación de 21 de julio de 1998, lo cual consta a fojas 342 y 365 del expediente.

Posterior a esto, J.F. otorga poder especial al licenciado G.B. para que lo represente en el proceso ejecutivo por jurisdicción coactiva que le sigue el IPAT, mediante escrito de 15 de enero de 1999, visible a foja 360 del proceso ejecutivo.

DECISION DE ESTA SUPERIORIDAD

El proceso por jurisdicción coactiva promovido por el IPAT, contra J.F. y/o INMOBILIARIA COMERCIAL, S.A., y otros, se originó en virtud de suma adeudada por el HOTEL CENTRAL, en concepto de Tasa de Hospedaje, desde el 1 de enero de 1987 al 31 de diciembre de 1995, por la suma de CIENTO TREINTA Y CUATRO MIL CUATROCIENTOS TRES BALBOAS CON 33/100 (B/.134,403.33). La actuación del IPAT se fundamenta en el artículo 4, literal f del Decreto Ley 22 de 15 de septiembre de 1960.

El accionante fundamenta su pretensión argumentando que la sociedad INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A. no tiene relación directa o indirecta con el HOTEL CENTRAL.

Del examen de los documentos del expediente contentivo del proceso ejecutivo se observa que las sociedades INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A. y PREVENZA, S.A. fueron demandadas en conjunto con el HOTEL CENTRAL, en virtud que las mismas se desempeñaron como administradoras de este lugar por el período en que fueron dejadas de sufragar las cuotas antes mencionadas, situación que puede verificarse de acuerdo a lo siguiente.

A foja 6 y 7 del expediente administrativo, se aprecia el Certificado de Alcance Definitivo en contra del HOTEL CENTRAL (INMOBILIARIA CATEDRAL, S. A.) (PREVENSA, S. A.), emitido por la Directora de Finanzas del IPAT y el J. de la Auditoría de la Contraloría en el IPAT.

Aunado a esto, en el Memorándum suscrito por el Jefe de Tasas Turíticas del IPAT R.V., se indica que el HOTEL CENTRAL fue administrado por dos sociedades denominadas INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A., la cual operó hasta el 31 de enero de 1991 y la sociedad PREVEZA, S.A., que funcionó desde el 1 de febrero en adelante, razón por la que solicita información al respecto para registrarla en el Alcance Definitivo. (Ver foja 236)

A foja 247 y 348 del expediente se aprecia certificación del Registro Público de 29 de junio de 1998 en la que consta que J.F. funge como P. y R.L. de la sociedad INMOBILIARIA CATEDRAL, S. A.

La empresa INMOBILIARIA CATEDRAL, S.A., representada a través de JUAN FILOPOULOS, en conjunto con la otra empresa administradora del HOTEL CENTRAL, son responsables por retener cuota de 10% del valor total del importe que se pagado por el servicio de hospedaje, de acuerdo a lo establecido en la Resolución de Junta Directiva del IPAT No. 75/95 de 25 de diciembre de 1995.

Lo anterior demuestra la relación que víncula al excepcionante y el HOTEL CENTRAL, y su obligación de responder por haber incurrido en mora. Por tanto, la Sala coincide con el criterio emitido por la Procuradora de la Administración, de que no es válida la afirmación del recurrente, en cuanto a que no existe vínculo jurídico entre los mismos.

Cabe agregar, que el demandado al invocar la excepción, se convierte en actor y le corresponde al mismo la carga de la prueba, situación contraria a lo ocurrido en el caso que nos ocupa. La actuación del recurrente se límita a solicitar a la Sala que oficie al Departamento de Comercio Interior e Industria copia de la licencia comercial del HOTEL CENTRAL.

Otro aspecto a destacar por esta Corporación de Justicia, es que la excepción en estudio resulta extemporánea, ya que ha precluído el término para la presentación de la misma.

Las excepciones deben ser propuestas dentro del término señalado por la ley, el cual se encuentra regulado en el artículo 1706 del Código Judicial que dice así:

"ARTICULO 1706: Dentro de los ochos días siguientes a la notificación del mandamiento ejecutivo, puede el ejecutado proponer las excepciones que crea le favorezcan; pero no se suspenderá la práctica de las diligencias ejecutivas, las cuales deben adelantarse hasta poner el proceso en estado de dictar auto de remate, para aguardar la decisión sobre las excepciones que se hayan propuesto." (El subrayado es nuestro).

La norma en comento señala el período de ocho (8) días para interponer la excepción, el cual debe computarse a partir de la fecha de notificación del Auto Ejecutivo que ordena al demandado dar cumplimiento a la obligación.

Destaca esta Superioridad, que en el presente caso el Auto No. 1 de 19 de mayo de 1997, que libra mandamiento de pago, fue notificado al excepcionante el día 21 de julio de 1998 a través de la licenciada ROSAS actuado en calidad de defensora de ausente, siguiendo los parámetros establecidos en los artículos 1002 y 1004 del Código Judicial, ya que el paradero de los demandados se desconocía. Por otro lado, tenemos que la fecha en que el licenciado BOSQUEZ, en representación de JUAN FILOPOULOS presentó la excepción de ilegitimidad de personería, fue el 27 de mayo de 1999.

Si observamos el período transcurrido del 21 de julio de 1998 a la fecha en que fue propuesta la excepción, es evidente que ha precluído en exceso el término de presentación de la excepción establecido por la ley.

En base a todas las consideraciones expresadas, la Sala concluye que la excepción incoada carece de asidero jurídico, y, por tanto, la misma debe ser desestimada.

Por las anteriores consideraciones, los Magistrados de la Sala Tercera de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARAN QUE NO SE HA PROBADO la Excepción de Ilegitimidad de Personería, propuesta por el licenciado G.B., en representación de JUAN FILOPOULOS.

N..

(fdo.) A.A.A. L.

(fdo.) MIRTZA A.F. DE AGUILERA

(fdo.) A.H.

(fdo.) ANAIS BOYD DE GERNADO

Secretaria Encargada