Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 31 de Agosto de 2015

Ponente:Nelly Cedeño de Paredes
Fecha de Resolución:31 de Agosto de 2015
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
 
CONTENIDO

VISTOS: El licenciado R.B., actuando en representación de Y.P., E.M., C.V., A.R. y otros, ha interpuesto ante la Sala demanda contencioso administrativa de Nulidad, para se declare nulo, por ilegal, el Decreto Ejecutivo No.944 de 21 de diciembre de 2009, emitido por el Ministerio de Educación. Por medio de la resolución calendada el 11 de noviembre de 2011 (f.55), se admite la demanda incoada, y se ordena correrle traslado a la Ministra de Educación, así como al Procurador de la Administración, para que en el término de cinco (5) días, emitiesen sus descargos. Ahora bien, en un minucioso recorrido procesal realizado al expediente de la causa, observamos que la presente demanda tiene como génesis la adopción de un número plural de Planes de Estudio de educación media, a implementarse única y exclusivamente para la vigencia 2010 hasta 2012, bajo la necesidad en ese momento, de contar con un modelo curricular actualizado que articulara los diversos niveles educativos y de manera sustancial la relación-escuela-sociedad, dado el avance científico y tecnológico que generaría nuevas formas de producción y validación del conocimiento; esto es, el Decreto Ejecutivo No.944 de 21 de diciembre de 2009, emitido por el Presidente de la República y la Ministra de Educación, debidamente publicado en la Gaceta Oficial N°.26,436 del martes 29 de diciembre de 2009. Vemos entonces, que mediante el referido Decreto Ejecutivo, por el cual se implementarían experimentalmente nuevos planes y programas de estudios en el Segundo Nivel de Enseñanza o Educación Media, tenía como única vigencia fiscal, los años 2010, 2011 y 2012. Que en ese sentido, la pretensión de quienes recurren, en la presente demanda, se ha visto perfeccionada al llegar el término específico para dicha Implementación de Modelo Curricular, cuyo último año a aplicar fue el 2012. De lo anterior se colige que, en la presente causa ha operado el fenómeno de la "sustracción de materia". Al respecto, resulta oportuno reproducir en lo medular la sentencia de 3 de junio de 1991, dictada por el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, la cual señaló: "La sustracción de materia es el fenómeno mediante el cual deviene sin objeto. No es más que la extinción sobreviniente de la pretensión, como consecuencia esa falta de objeto litigioso sobre el que debe recaer la decisión jurisdiccional de la litis. La pretensión se ejerce a otra persona a través del proceso a fin de obtener un efecto jurídico. No puede obtenerse ese efecto jurídico, por tanto, si durante el proceso se extingue la pretensión. El destacado procesalista panameño J.F., citando la definición de J.P. brinda en su obra El Proceso Atípico, pág. 129, dice refiriéndose a la sustracción de materia ´Es un medio de extinción de la pretensión constituido por la circunstancia de que la materia justificable sujeta a decisión deja de ser tal por razones extrañas a la voluntad de las partes; no pudiendo el tribunal interviniente emitir un pronunciamiento de mérito (acogiendo o desestimando) sobre la pretensión deducida´ (Estudios Procesales, Tomo II, Editora Jurídica Panameña, Panamá, 1998, página 1195). De lo anterior se desprende que debe concurrir los siguientes requisitos para que surja la sustracción de materia: 1. Que exista un proceso; 2. Que el objeto del proceso exista al momento de constituirse la relación procesal; 3. Que con posterioridad a la Constitución de la relación procesal el objeto del proceso desaparezca por causas extrañas a la voluntad de las partes; 4. Que esa desaparición ocurre antes de dictar sentencia; 5. Que no se trate de una simple transformación del objeto litigioso sino de una verdadera desaparición que motive la extinción de la pretensión; 6. Que el fenómeno estudiado sea reconocido por el tribunal que conoce el proceso al momento de dictar sentencia, de acuerdo a lo establecido por el artículo 979 del Código Judicial". En síntesis, la "sustracción de materia" se verifica cuando desaparece el objeto procesal sujeto a contienda. En la presente demanda, el objeto de litigio lo constituía la Implementación Experimental de dichos Planes de Estudio, para los años 2010, 2011 y 2012, fechas éstas que han sido rebasadas en exceso. En diversos fallos, la Sala Tercera se ha pronunciado respecto al fenómeno de obsolencia procesal o sustracción de materia, de la siguiente forma: "... Una vez surtidos todos los trámites pertinentes a este tipo de procesos, y luego de analizadas las constancias procesales, la Sala estima que en el presente proceso corresponde declarar que existe sustracción de materia, toda vez que la Resolución N° 5769 de 21 de noviembre de 2006, emitida por el Sub-Director de la Caja de Seguros Social, fue revocada por la Resolución 2372-07 de 1° de junio de 2007 (fs.37 y 41), dictada por el Director General de la Caja de Seguro Social, la cual fue notificada al doctor M.C. el día 12 de junio de 2007, tal como consta al dorso de dicha resolución. Ante el marco de referencia expuesto, es evidente que no existe objeto procesal sobre el cual pueda recaer un pronunciamiento por parte de esta Sala, razón por la que lo procedente entonces es declarar que se ha producido el fenómeno jurídico de sustracción de materia. En consecuencia, la Sala Tercera (de lo Contencioso-Administrativo) administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA que en la demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción interpuesta por ellicenciado A.E.T., actuando en nombre y representación de MARCO A. CASTILLO B. para que se declare nula, por ilegal la Resolución N° 5769 de 21 de noviembre de 2006, emitida por el Sub-Director de la Caja de Seguros Social, se ha producido el fenómeno jurídico de sustracción de materia y Ordena el archivo del expediente." (Fallo de 24 de julio de 2009) La doctrina, de la mano de los juristas B.Q. y E.P., ha indicado lo siguiente: "Una vez que se ha generado un proceso, la pretensión procesal determina su mantenimiento, esto es, su subsistencia, hasta cuando el tratamiento que a la pretensión deba darse haya alcanzado su finalidad instrumental. La pretensión determina la conclusión de un proceso, cuando esta reclamación de parte deja de existir por algún acontecimiento que jurídicamente tenga asignada tal eficacia. La desaparición de la pretensión lleva consigo la eliminación del proceso en forma paralela. Si la pretensión queda satisfecha el proceso ha llegado a su fin normal y concluye por sentencia. Si la pretensión procesal sin llegar a quedar satisfecha desaparece, por ejemplo por acto de disposición que la vuelve su objeto y la revoca íntegramente, el proceso se extingue a sí mismo, tornando injustificada su ulterior continuación." (QUINTERO, B. y E., P.. Teoría General del Proceso. Tomo I.E.. T.. Santa Fe de Bogotá. pág. 288)." Siendo así, y una vez extinguido el objeto del proceso por disposición del Artículo 1 del propio Decreto Ejecutivo No.944 de 21 de diciembre de 2009, publicado en Gaceta Oficial N° 26,436 de 29 de diciembre de 2009, emitido por el Presidente de la República y la Ministra de Educación, esta Corporación de Justicia está imposibilitada para pronunciarse, pues ha de reconocer en esta causa, la sustracción de materia. En consecuencia, la Sala Tercera (Contencioso-Administrativa) de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA SUSTRACCIÓN DE MATERIA dentro de la demanda contencioso administrativa de nulidad, incoada por el licenciado R.B., en representación de Y.P., E.A.M., C.V., A.R. y otros, se declare nulo, por ilegal, el Decreto Ejecutivo No.944 de 21 de diciembre de 2009, emitido por el Ministerio de Educación. N., N.C. DE PAREDES LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- ABEL AUGUSTO ZAMORANO KATIA ROSAS (Secretaria)