Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 22 de Abril de 2010

Ponente:Victor L. Benavides P.
Fecha de Resolución:22 de Abril de 2010
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

VISTOS:

El Procurador de la Administración, el D.O.C., mediante Vista No.1133 del 09 de noviembre del año en curso ha presentado escrito de APELACIÓN en contra de la resolución de fecha 07 de agosto de 2009 que admite y corre en traslado la demanda Contencioso Administrativo de Nulidad promovida por F.A.G., para que se declare nulo, por ilegal, el artículo 60 del Reglamento de Copropiedad del Edificio PH Vista Marina, aprobado mediante Resolución No.05-2003 de 20 de enero de 2003, emitida por el MINISTERIO DE VIVIENDA.

Ahora bien, en un minucioso recorrido procesal realizado al expediente de la causa observamos que la presente demanda fue presentada en los estrados de ésta Colegiatura el día ocho (08) de junio de 2009.

Que el día seis (06) de noviembre del mismo año se notifica del auto admisorio a la Procuraduría de la Administración, quienes anuncia y sustenta su recurso de apelación el día nueve (09) del mismo mes y seguidamente el día veintinueve (29) de diciembre, el Licenciado G. en su calidad de actor presenta escrito de oposición al recurso impetrado.

En ese sentido, apreciamos que la parte actora se notificó del auto admisorio de la demanda mediante edicto No.153 fijado en los estrados de la secretaria de ésta Sala el día once (11) de diciembre y desfijado el día dieciocho (18) del mismo mes.

Siendo así, se entiende que el recurso en estudio ha sido presentando y sustentando en tiempo oportuno, de conformidad con lo establecido en el artículo 1132 y subsiguientes del Código Judicial.

Sin embargo, el escrito de oposición fue presentado de forma EXTEMPORÁNEA, pues fue interpuesto posterior a los cinco (05) días que concede el artículo 1137 del Código Judicial para formalizar dicha réplica, contados a partir de que la parte se encontrara notificada.

ARGUMENTOS DE LAS PARTES

En lo medular del escrito de apelación, señala el Procurador que el acto impugnado constituye un instrumento jurídico de carácter privado que rige la relación entre los copropietarios del inmueble y la empresa promotora Inmobiliaria Vista Marina, S.A., de lo que se infiere que la demanda interpuesta por el actor no está dirigida a lograr la declaratoria de nulidad de un acto administrativo.

Solicitando así, que la Sala revoque la providencia de 07 de agosto de 2009 (foja 91) que admite la presente demanda de plena jurisdicción, y en su lugar, no se admita la misma.

DECISIÓN DEL RESTO DE LA SALA

De lo expuesto por las partes, y cumplidos los trámites legales correspondientes, procede ésta Colegiatura a resolver el recurso de apelación impetrado, previa las siguientes consideraciones.

En primer lugar vemos que, la parte actora interpone ésta demanda contencioso administrativa de nulidad contra el artículo 60 del Reglamento de Copropiedad del Edificio PH Vista Marina, aprobado mediante Resolución No.05-2003 de 20 de enero de 2003, emitida por el MINISTERIO DE VIVIENDA.

La Ley 13 de 28 de abril de 1993, modificada por la Ley 39 de 5 de agosto de 2002, define el Reglamento de Copropiedad como el conjunto de normas o derechos y obligaciones de los propietarios de un edificio que se encuentre sujeto al Régimen de Propiedad Horizontal.

La primera gran función que cumple el reglamento de copropiedad es que su emisión constituye un requisito necesario para que un terreno, construcción o proyecto se acoja al régimen de copropiedad inmobiliaria.

De manera ya específica, cabe señalar que el reglamento de copropiedad inmobiliariafija con precisión los derechos y obligaciones de los copropietarios, impone limitaciones, señala las unidades que integran el condominio, los sectores en que se divide y québienes son de dominio común.

Que de la lectura de las normas antes mencionadas, se entiende que quienes emiten o elaboran el Reglamento de Copropiedad son los particulares interesados en incluir el bien inmueble al régimen de propiedad horizontal.

Que aún cuando se requiera la autorización de la institución pública competente, entiéndase en éste caso el MINISTERIO DE VIVIENDA, no es menos cierto, que el documento per se (el reglamento) no constituye un acto administrativo, pues, la intervención o aprobación de la institución gubernamental se hace a través de una Resolución independiente o individual, que sí constituye un acto administrativo.

Recordemos que la función de la Sala Tercera (Contencioso-Administrativa) de la Corte Suprema de Justicia, es verificar la legalidad de los actos administrativos, es decir, los actos, omisiones, resoluciones, ordenes o disposiciones emitidas y ejecutadas por funcionarios públicos y autoridades nacionales, provinciales, municipales y de las entidades públicas autónomas y semiautónomas.

Asimismo se hace imperioso enfatizar que, la esencia de la acción contenciosa de nulidad - como la que tenemos en estudio - es la declaratoria de nulidad de un acto administrativo que ha conculcado una norma superior, en tutela del ordenamiento jurídico en abstracto.

El jurista G. de Enterría define el acto administrativo como "cualquier declaración de voluntad, de deseo, de conocimiento o de juicio realizada por un órgano de la Administración pública en el ejercicio de una potestad administrativa".

Para comprender mejor el concepto, el jurista L.F. dice: "La expresión actos administrativos esta referida a la actividad del Estado que ejerce una de las funciones fundamentales como es la función administrativa, cuya manifestación de voluntad se traduce a través de un conjunto de actos de administración, para alcanzar sus fines políticos jurídicos, económicos y sociales." (Derecho Administrativo Fernandez, Lido, editorial "G.H", 1989, La Paz Bolivia)

Nuestro ordenamiento jurídico, específicamente la Ley 38 de 31 de julio de 2000 define por su parte el acto administrativo como la "Declaración emitida o acuerdo de voluntad celebrado, conforme a derecho, por una autoridad u organismo público en ejercicio de una función administrativa del Estado, para crear, modificar, transmitir o extinguir una relación jurídica que en algún aspecto queda regida por el Derecho Administrativo."

Que de las definiciones dadas previamente, se colige que el acto impugnado por medio de ésta demanda no constituye un acto administrativo, pues no fue celebrado por una autoridad u organismo público ni constituye una manifestación de la función administrativa.

Siendo así, coincide ésta Superioridad con lo esgrimido por el apelante, pues, efectivamente, el Licenciado G. ha utilizado de manera incorrecta el recurso contencioso administrativo de nulidad, toda vez que no nos encontramos frente a un ACTO ADMINISTRATIVO, pues, mal podría considerarse que el Reglamento de Copropiedad de un P.H. constituye tal.

Siendo así, ésta Sala considera conforme a derecho revocar el auto apelado.

En consecuencia, el resto de la Sala Tercera (Contencioso-Administrativa) de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, REVOCA la Resolución del siete (07) de agosto de 2009 y en consecuencia NO ADMITE la presente demanda Contencioso Administrativa de Nulidad interpuesta por F.A.G., para que se declare nulo, por ilegal, el artículo 60 del Reglamento de Copropiedad del Edificio PH Vista Marina, aprobado mediante Resolución No.05-2003 de 20 de enero de 2003, emitida por el MINISTERIO DE VIVIENDA.

N..

VICTOR L. BENAVIDES P.

ALEJANDRO MONCADA LUNA

KATIA ROSAS (Secretaria)