La orientación sexual: un derecho humano, su regulación en Panamá y análisis jurisprudencial de las cortes internacionales de derechos humanos

Autor:Lcda. Nitzia Aralys Soberón Loo
Páginas:72-88

Page 73

Ver Nota1

Preámbulo

El ser humano es una especie de ser vivo, única y con una gran capacidad y destrezas, tanto físicas como mentales, que le permite innovar, aprender, organizar, estructurar, analizar, desde acciones sencillas como lo es el caminar, comer, dormir, entre otras, hasta acciones más complejas, como lo es la utilización de estructuras lingüísticas complejas, las matemáticas, la ciencia, la tecnología.

Adicionalmente, el ser humano convive en sociedad, con otros seres de su misma especie, interactuando con ellos por medio del lenguaje, la cultura, el credo, las afinidades políticas, científicas, artísticas, los ideales ilosóicos, y por qué no decirlo, hasta por sus ainidades u orientaciones sexuales.

Precisamente, este trabajo aborda el tema de la orientación sexual desde el enfoque de los Derechos Humanos. Internacionalmente se han reconocido los derechos civiles, políticos y económicos de las personas, y el compromiso de los Estados de proteger y ampliar dichos derechos, de modo tal, que les permita la inclusión y sentido de pertenencia al entorno en que se desenvuelve: la sociedad.

Muchos países han ampliado su normativa interna, elevando a rango constitucional la no discriminación por razón de la orientación sexual. Panamá, sin embargo, no ha desarrollado una legislación al respecto, pues en resultados de nuestra investigación, encontramos sólo dos leyes, una que regula el derecho de admisión a los establecimientos públicos, y la otra que prohíben la discriminación laboral por razón de raza, nacimiento, discapacidad, clase social, sexo, religión o ideas políticas, y prohíbe, además, la difusión o publicación de ofertas de empleo que exijan personas de edad determinada.

Ninguna Ley se ha promulgado en Panamá para eliminar cualquier forma de discriminación por razón de la orientación sexual. Producto de una iniciativa ciudadana presentada por Ricardo Eloy Beteta y llevada a la Secretaría General de la Asamblea Nacional de Diputados, se hizo el intento de lograr la discusión de una legislación sobre la materia, sin embargo, el Proyecto de Ley fue archivado sin ser sometido a primer debate.

A nivel Internacional el panorama es distinto. Para conocer bien de qué estamos hablando por medio de esta investigación planteamos la conceptualización del término orientación sexual, para luego veriicar su regulación

Page 74

como derecho humano en la legislación interna y en el sistema Interamericano de Derechos Humanos, así como la jurisprudencia dictada por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos en relación a la orientación sexual como derecho humano y en la Corte Europea.

La orientación sexual
1. Aspectos generales

A lo largo del tiempo, el ser humano se ha deinido, otorgándose de esta manera un propósito positivo o negativo respecto de su propia existencia. Existen diversos sistemas religiosos e ideales ilosóicos que, de acuerdo a una diversa gama de culturas e ideales individuales, tienen como propósito y función responder algunas de esas interrogantes existenciales.

Debido a que los seres humanos, como bien lo mencionamos en la parte introductoria de este trabajo, tienen una capacidad de conocer su pasado, identiicarse en el presente, para luego en base a ello planiicar, transformar y proyectar su futuro, es que la sociedad se encuentra en constante evolución.

El producto de esta constante evolución es lo que ha dado lugar a los diversos códigos morales y dogmas que van orientados a regular la vida en sociedad a partir del individuo, estableciéndole derechos, así como obligaciones, prohibiciones y restricciones, y la noción de que todos estamos obligados a respetar dichos códigos y dogmas.

Precisamente, los códigos o dogmas morales ejercen una inluencia sobre las conductas sociales del ser humano, subordinando las mismas a elementos cognitivos de un orden superior, a las ideologías, a los valores, en general, a reglas religiosas, políticas, culturales.

Surge entonces el concepto de identidad social, que no es más que el concepto que un individuo tiene de sí mismo por el conocimiento de su pertenencia a un grupo o grupos sociales, de acuerdo con el signiicado valorativo y emocional asociado a dicha pertenencia.

Esta identidad social es lo que permite entender el porqué de determinadas conductas, en nuestro caso la conducta sexual, que se desarrolla a partir de la idea de pertenencia a un grupo social.

No está de más mencionar que la familia, la escuela y la iglesia son las instituciones que controlan la conducta sexual del individuo desde que nace y a lo largo de su vida ejercen un signiicativo grado de control, vigilancia, castigo y estigmatización. Estos controles se vuelven norma para el individuo, bajo las cuales el mismo debe autorregularse.

2. Orientación sexual Concepto

El sitio de internet WIKIPEDIA2deine “orientación sexual” en los siguientes términos:

Page 75

La orientación sexual, tendencia sexual o inclinación sexual refiere a un patrón de atracción sexual, erótica, emocional o amorosa a determinado grupo de personas definidas por su sexo. La orientación sexual y su estudio, pueden ser divididos en tres principales, siendo la heterosexualidad (atracción hacia personas del sexo opuesto), la homosexualidad (atracción hacia personas del mismo sexo) y la bisexualidad (atracción hacia personas de ambos sexos). Otros tipos de orientación sexual pueden ser considerados.

Como vemos, este concepto establece que los términos “comportamiento sexual humano”, “identidad de género” e “identidad sexual” son sinónimos del término “orientación sexual” y que psicológicamente determinan la percepción sexual de una persona.

Para la AMERICAN PSYCHOLOGICAL ASSOCIATION3la orientación sexual se deine de la siguiente manera:

La orientación sexual es una atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otros. Se distingue fácilmente de otros componentes de la sexualidad que incluyen sexo biológico, identidad sexual (el sentido psicológico de ser hombre o mujer) y el rol social del sexo (respeto de las normas culturales de conducta femenina y masculina).

Según esta organización, la orientación sexual va desde la heterosexualidad exclusiva hasta la homosexualidad exclusiva e incluye diversas formas de bisexualidad.

Las personas bisexuales pueden experimentar una atracción sexual, emocional y afectiva hacia personas de su mismo sexo y del sexo opuesto. A las personas con una orientación homosexual se las denomina a veces gay (tanto hombres como mujeres) o lesbianas (sólo a las mujeres).

Según el Informe “ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO EN EL DERECHO INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS”4, elaborado por la Oicina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, la orientación sexual es:

“…independiente del sexo biológico o de la identidad de género; se refiere a la capacidad de cada persona de sentir una profunda atracción emocional, afectiva y sexual por personas de un género diferente al suyo, de su mismo género o de más de un género, así como a la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con personas. Es un concepto complejo cuyas formas cambian con el tiempo y difieren entre las diferentes culturas”.

En nuestra opinión, la orientación sexual se deine como una tendencia afectiva, sexual, erótica, emocional, que motiva los intereses de una persona hacia otros del mismo género o de un género distinto, que no involucra un desorden psicológico ni mucho menos una enfermedad o trastorno patológico, sino más bien, un sentido de gusto y comodidad de poder disfrutar más allá de la convencional forma de emparejamiento que conocemos.

Page 76

3. Modalidades de orientación sexual

La Orientación Sexual se clasiica en dos grandes grupos:

  1. La Monosexualidad: Consiste en un patrón de comportamiento dentro de las identidades de la orientación sexual que se releja como la atracción emocional o sexual hacia un determinado género o identidad de género. Dentro de este grupo se ubican:

    1. La Heterosexualidad: Es atracción sexual o emocional hacia personas del sexo opuesto, siendo marcada por la complementación de géneros binarios, la heterosexualidad es un comportamiento sexual apreciable en diversas especies animales, el cual constituye una mayoría sexual en el promedio poblacional de determinadas especies, es decir, es un patrón de comportamiento muy frecuente entre los individuos de una misma especie.

    2. La Homosexualidad: Es la atracción sexual o emocional hacia personas del mismo sexo. Puede presentar dos variantes: emparejamiento de hombre-hombre y emparejamiento de mujer-mujer. Al hombre homosexual se le llama gay, y a la mujer homosexual se le dice lesbiana.

  2. La Polisexualidad: Consiste en a un patrón de comportamiento en el que se siente atracción sexual o emocional hacia varios grupos de personas de determinado género biológico o identidad de género, de manera opuesta a la Monosexualidad. En esta categoría existen:

    1. La Bisexualidad: Consiste en la atracción física y/o sentimental hacia personas de ambos sexos.

    2. La Pansexualidad: Es la capacidad de deseo sexual hacia otra persona independientemente de su género, es decir, los pansexuales son personas que pueden sentirse atraídas por varones, por mu-jeres y también por aquellas personas que no se sienten identiicadas con la dicotomía varón/mujer o con la de masculino/femenino, incluidas las personas intersexuales, intergéneros, cisexuales y transexuales.

    ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba