Panamá y El Mar Del Sur: El Pasado de un Presente con Futuro

Autor:Rafael Ruiz de Lira
Cargo:Doctor en Historia y Geografía, Universidad Complutense de Madrid, Profesor e historiador
Páginas:63-80
 
EXTRACTO GRATUITO
63
RE VIS TA DEB AT E
PANAMÁ Y EL MAR D EL SUR: EL PASA DO DE UN PR ESENTE CON FUTURORa fa el Ru iz D e Li ra
CONFERENCIAS
PANAMÁ Y EL MAR DEL SUR:
PASADO DE UN PRESENTE CON FUTURO
Rafael Ruiz De Lira*
Metetí, Darién, 25 de mayo de 2013
*Doctor en Historia y Geografía, Universidad
Complutense de Madrid, Profesor e historiador.
I. ANTECEDENTES
A. Antecedentes económicos de la
expansión interoceánica
Es preciso buscar los antecedentes del
proceso descubridor y colonizador europeo
de los siglos XV y XVI y de la gran expansión
interoceánica en sus etapas iniciales en la
previa exploración y anterior conocimiento
y dominio de otros mares: del mar
Mediterráneo, del mar del Norte y del
océano Atlántico. La Europa bajomedieval
había desarrollado un activo comercio a
partir de la apertura del Mediterráneo y del
Atlántico hacia y desde el mar del Norte y
del establecimiento de rutas marítimas y
terrestres hacia el Oriente. Estas nuevas rutas
comerciales hacia Asia, por el Mediterráneo
y por el Noreste Atlántico constituyeron
un factor fundamental en el renacimiento
político, económico, social y cultural, así
como en ara de los descubrimientos y de la
navegación interoceánicos europeos.
En el siglo XV, con el orecimiento urbano y
el desarrollo de las actividades artesanales
y mercantiles, se monetizan las relaciones
de la economía feudal, pasando a ser esta
una economía monetaria y precapitalista,
cuya expresión política en Europa son
las monarquías nacionales autoritarias. El
activo comercio mediterráneo y la apertura
de las rutas comerciales hacia Oriente, unido
al desarrollo del sistema de transferencias y
depósitos – estimulado por los templarios-
y a la producción aurífera de las minas
centroeuropeas, facilitaron el auge del
incipiente capitalismo fundamentalmente
en Italia, Alemania, Francia y los Países Bajos.
La Europa del siglo XV se transforma de
una sociedad feudal en una sociedad de
mercado. El mercantilismo impulsa la
circulación monetaria y la acumulación
de capitales. El capitalista, que controla el
comercio, la naciente banca y la actividad
artesanal persigue la obtención de
monopolios y poder económicos –minería,
oro y plata, comercio, créditos, compañías
comerciales, etc.-.
La actividad mercantil mediterránea fue
impulsada sobre todo por las ciudades
italianas –Venecia, Florencia, Génova,
Nápoles y Roma-, así como por los
aragoneses, catalanes y castellanos que
establecieron un comercio de metales
preciosos, especias y sedas a Europa desde
Oriente, Egipto y las costas del Norte de
64 RE VIS TA DEB AT E
NÚ ME RO 21 SE PT IE MB RE 2 013
África. El auge paulatino de la clase urbana
–la incipiente burguesía- y su expresión
económica -el mercantilismo- pusieron
las bases de una economía capitalista en
Europa y, en particular, en España y en la
cual los descubrimientos, la conquista y la
expansión interoceánica jugaron un papel
decisivo.
Este proceso económico era fruto de un
cambio ideológico, histórico y cientíco-
técnico que se estaba generando y
operando en Occidente, renovando las
antiguas estructuras. Las necesidades
planteadas por la incipiente economía
precapitalista diferían de las antiguas
exigencias feudales. La necesidad de
apertura de mercados y el descubrimiento
y explotación de nuevos espacios
geográcos se convirtieron en imperativos
básicos para el desarrollo y la expansión de
las economías europeas del los siglos XV y
XVI, y en los verdaderos antecedentes de la
expansión interoceánica.
Sucedió que, paulatinamente, las favorables
condiciones económicas, consecuencia
del auge de la economía mercantil, fueron
deteriorándose dado que el comercio con
Oriente fue obstaculizado por la expansión
del Imperio Otomano en el Mediterráneo.
Tras la conquista de Constantinopla
por los turcos en 1453, comienza la
decadencia genovesa y veneciana en el
Mediterráneo oriental, al perder el acceso
al mar Negro en los años sucesivos -1454,
1461, 1478. 1482-, fechas que señalan
las etapas de la decadencia mercantil
genovesa. Venecia cuyo tráco comercial,
fundamentalmente de especias y sedas,
contaba con importantes bases en Egipto y
en la península de Morea, se vio, asimismo,
seriamente perjudicada.
Con las conquistas turcas de Trebisonda,
Jaa y Egipto, se cerraba el paso Norte a Sur
del comercio en el Mediterráneo oriental,
así como se producía el cierre denitivo
al comercio con Oriente por vía terrestre.
Con ello, los turcos se convirtieron en la
potencia hegemónica del Mediterráneo
oriental. La caída de Constantinopla supuso
la adquisición turca del poderío naval
detentado anteriormente por el imperio
bizantino. En 1480, los turcos de Mohamed
II dominaban la península balcánica y
llegaron a invadir Italia, apoderándose
de Otranto. Con ello, quedaba cerrado el
tráco comercial europeo con el Oriente,
por lo que Europa se lanzó a la búsqueda
de nuevas rutas hacia el Oeste, pasando
el tráco del Mediterráneo al Atlántico, en
un intento de buscar una vía marítima de
comercio con Asia por Occidente.
Por otra parte, la producción de oro y plata
de las minas centroeuropeas era insuciente
para cubrir las necesidades planteadas por
la progresiva circulación y la necesidad de
acumulación monetaria europea en una
economía en expansión, por lo que surgió
la necesidad de búsqueda de nuevos
yacimientos de metales preciosos de oro y
plata.
Asimismo, las crisis agrícolas, consecuencia
de las graduales transformaciones agrarias
pasó a la producción especializada,
decadencia de la relación feudal del
campesinado con la tierra, surgiendo

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA