Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Panama), 2ª de lo Penal, 12 de Noviembre de 2018

PonenteHarry Alberto Díaz González
Fecha de Resolución12 de Noviembre de 2018
EmisorSegunda de lo Penal

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Segunda de lo Penal

Ponente: Harry Alberto Díaz González

Fecha: 12 de noviembre de 2018

Materia: Penal - Negocios de primera instancia

Revisión

Expediente: 2018-27 R

VISTOS:

El licenciado J.A.A. ha formalizado Recurso de Revisión Penal contra la Sentencia N° SM-4 de 24 de octubre de 2011, emitida por el Juzgado Noveno de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, que declaró penalmente responsable al señor F.A.A.B., como autor del delito de Retención Indebida de Cuotas obrero patronales en perjuicio de la Caja de Seguro Social y le condenó a la pena de dos (2) años de prisión e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por igual período.

Corresponde a esta Corporación de Justicia, resolver la admisibilidad del recurso extraordinario presentado, para lo cual procederemos a analizar el texto del escrito a efecto de verificar si el recurrente ha cumplido con los requerimientos contenidos en los artículos 191, 192 y 193 del Código Procesal Penal.

Como primer aspecto, se constata que el recurso fue interpuesto por el licenciado J.A.A.E., quien ostenta poder del procesado F.A.B. para presentar el recurso de revisión, por lo tanto tiene legitimidad para actuar conforme lo prevé el artículo 192 numeral 2 del Código Procesal Penal. A su vez, se observa que el abogado ha presentado el recurso mediante memorial dirigido al Magistrado P. de la Sala Penal, de manera tal que cumple con lo estipulado en el artículo 101 del Código Judicial y el artículo 193 del Código Procesal Penal.

En ese mismo orden de ideas, se aprecia que la resolución cuya revisión se demanda es la Sentencia de primera instancia N° SM-4 de 24 de octubre de 2011, emitida por el Juzgado Noveno de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, que condenó al señor F.A.B. a la pena de dos (2) años de prisión e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por igual período, como autor del delito de Retención Indebida de Cuotas obrero patronales en perjuicio de la Caja de Seguro Social, lo que evidencia que el recurso ha sido formalizado cumpliendo con la exigencia establecida en el artículo 191 del Código Procesal Penal, que señala que procede la revisión de una sentencia en firme, en todo tiempo y únicamente a favor del sancionado. En este sentido, el apoderado legal del procesado aportó también una copia de la Resolución de 29 de noviembre de 2017, proferida por la Sala Segunda de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, que decidió NO CASAR la Sentencia N° 110 de 19 de junio de 2012, dictada por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial; por tanto, es susceptible de revisión.

Continuando con el escrutinio propio de esta fase de admisibilidad, destacamos que el Recurso de Revisión presentado está fundamentado en la causal contemplada en el numeral 3 del artículo 191 del Código Procesal Penal, a saber:

Artículo 191. La revisión de una sentencia firme procederá, en todo tiempo y únicamente a favor del sancionado, por cualesquiera de las siguientes causales:

  1. Cuando después de la sentencia sobrevengan hechos nuevos o elementos de prueba que solos o unidos a los ya examinados en el procedimiento hagan evidente que el hecho no existió, que el imputado no lo cometió o que el hecho cometido no es punible o que corresponde aplicar una norma o ley más favorable.

El recurrente sustentó la causal en catorce (14) hechos, en los que plantea que luego de la sentencia condenatoria, han sobrevenido hechos novedosos no ponderados ni conocidos en su momento por la autoridad jurisdiccional y que acreditan circunstancias que no se apreciaron en el proceso penal y que dan cuenta que su representado se encuentra exento de responsabilidad penal en el hecho delictivo que le fue endilgado. Refiere que estos hechos novedosos establecen una verdad desconocida en las instancias ordinarias que demuestran la inexactitud fáctica de las situaciones planteadas en la sentencia condenatoria y que a su juicio demuestran que su representado no participó de manera directa en la retención indebida de cuotas obrero patronales en perjuicio de la Caja de Seguro Social.

En virtud de lo anterior, aporta las declaraciones juradas de C.R. ESCALA y JOSÉ FUENTES GUERRA, quienes fueron contestes en señalar que de acuerdo a Escritura Pública de 3 de agosto de 2007, el señor F.A.B. se deslindó de manera completa del negocio SCHOBER, S.A. y que su participación fue adquirida por el señor S.G.C.. Manifiesta también que extrañamente, el 26 de febrero de 2008, mediante Escritura Pública N° 6571 de esa fecha, se incluyó nuevamente al señor F.A.B. como dignatario y director de la precitada empresa, de manera ilícita, subrepticia e inconsulta, pues fue sin su conocimiento y a sus espaldas. De acuerdo a esta escritura pública del año 2008, se dejó sin efecto el nombramiento de S.G.C., quien era el verdadero titular y responsable de los activos y pasivos de la empresa.

De igual manera, se aportó el historial de la sociedad anónima SCHOBER, S.A. emitido el 25 de mayo de 2018, que corrobora los testimonios de los declarantes C.R. ESCALA y JOSÉ FUENTES GUERRA. Se hace constar en este historial que desde el 8 de agosto de 2007, el señor S.G.C. quedó registrado como P. de la sociedad SCHOBER, S.A. Posteriormente, el 2 de abril de 2008, quedó registrado como P. de la sociedad el señor F.A.A.B.. No consta, sin embargo, durante qué período previo a la inscripción del 8 de agosto de 2007, el señor F.A.A.B. fungió como P. y representante legal de la precitada empresa.

Respecto a los hechos o elementos nuevos, el jurista colombiano F.C.B. en su libro Casación y Revisión en Materia Penal, acota que "hecho nuevo es aquel que no fue conocido por el sentenciado pues por cualquier circunstancia no obró en el proceso. Se trata de una prueba que no se incorporó al proceso, que se logró después de la condena. Y que establece una verdad histórica desconocida en las instancias".(C.B., F., Casación y Revisión en Materia Penal, Editorial Librería del Profesional, Colombia, 1985, pág. 342).

De acuerdo con la doctrina y la jurisprudencia de esta Sala, el fundamento jurídico utilizado en el presente recurso, se genera a partir del momento en que se acredita la existencia de evidencia inédita en el proceso que, por tanto, no fue considerada por el juzgador al momento, pero que además tiene la capacidad, autónoma o en asocio con el material probatorio que yace en el proceso penal original, para provocar la extinción de la responsabilidad penal o la aplicación de una sanción menos rigurosa. De ahí, que la evidencia que avala el recurso debe satisfacer los presupuestos de novedad, relevancia y eficacia probatoria (Cfr. Resoluciones de 26 de julio de 1995, 28 de enero de 2003, 21 de mayo de 2007 y 18 de julio de 2012).

El descubrimiento del nuevo hecho debe ocurrir después de la expedición de la sentencia condenatoria y estos deben ser de tal relevancia en su vinculación con el delito investigado, que por sí mismo tenga la capacidad suficiente de lograr la absolución del sentenciado, lo cual no ocurre en el presente caso.

Esta Sala debe señalar que las pruebas aportadas como hechos o elementos nuevos no constituyen evidencia suficiente para anular o extinguir la acción penal o la aplicación de una sanción rigurosa. Y es que, la denuncia interpuesta por la asesora legal de la Caja de Seguro Social, licenciada EDA RODRÍGUEZ, indica que la retención ilegal de cuotas se dio en el período entre octubre del año 2006 hasta septiembre del año 2007 y posteriormente, en agosto de 2008, se incumplió un arreglo de pago pactado con la Caja de Seguro Social. En este sentido, la denuncia señala que el señor F.A.B. aparecía inscrito como empleador de la empresa SCHOBER, S.A. desde el 1 de noviembre de 2000 y de acuerdo a las constancias del expediente, señaladas en la sentencia que se solicita revisar, el señor F.A.B.f.P. y Director de la empresa SCHOBER, S.A. desde el 30 de marzo de 1998 de acuerdo a la Escritura Pública N° 1477 de 19 de marzo de 1998; posición que ocupó hasta el 4 de junio de 2007, cuando quedó inscrita la Escritura Pública N° 13,589 de 1 de junio de 2007, que designó como P. y Director al señor E.A.R..

Empero, de acuerdo a las declaraciones juradas de los señores C.R. ESCALA y JOSÉ FUENTES GUERRA, aportadas como nuevas pruebas, el señor F.A.B. deslindó de manera completa del negocio SCHOBER, S.A. con la inscripción de la Escritura Pública de 3 de agosto de 2007 que designó a S.G.C. como P. y Director. No obstante, el señor A.B. fungió como P. y Director de SCHOBER, S.A. durante la mayor parte del período en que se suscitó la retención ilegal de cuotas de la Caja de Seguro Social. Por tanto, las pruebas aportadas no eximen de responsabilidad al sentenciado.

En cuanto a la prueba del historial del Registro Público aportado, no puede ser considerado como un nuevo elemento por cuanto ya había sido analizado en el proceso el historial de cambios de directores y dignatarios, tal como se señala en el folio 291 de la Sentencia N° SM-4 de 24 de octubre de 2011, emitida por el Juzgado Noveno de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial. Asimismo, es importante anotar que en la certificación del Registro Público aportada con el presente recurso, no constan todos los cambios que sufrió la empresa SCHOBER, S.A., que pudo haberse presentado con el objetivo de generar confusión a la Sala, al momento de analizar las constancias aportadas. Al respecto, debemos recordar que en este sistema de corte acusatorio, imperan los principios de buena fe y lealtad procesal.

Reiteramos que la Revisión penal, no es un medio de impugnación ordinario; por el contrario, dada su naturaleza extraordinaria, tiene la particularidad de remover los cimientos de la cosa juzgada. Sin embargo, debe existir un elemento o hecho nuevo que haga variar definitivamente la convicción lograda en la sentencia condenatoria.

Finalmente se advierte que el Recurso de Revisión como medio extraordinario, tiene límites, de modo tal que no toda disconformidad contra las resoluciones judiciales en materia penal son suficientes para fundamentarlo, sino aquellas que encuentran sustento en las causales previstas en el artículo 191 del Código Procesal Penal, acompañadas del respectivo medio probatorio que las sustente, lo que es necesario para proceder a su admisibilidad; por lo tanto, como quiera que el libelo no cumple con los presupuestos citados, lo que en derecho corresponde es inadmitir el recurso y a ello se procede.

PARTE RESOLUTIVA

En mérito de lo expuesto, la Sala Segunda de lo Penal, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO ADMITE el Recurso de Revisión interpuesto por el licenciado J.A.A.E., en representación del señor F.A.A.B..

N.,

HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ

JERÓNIMO MEJÍA E. -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS

ELVIA VERGARA DE ORDOÑEZ (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR