Sentencia Contencioso de Supreme Court (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 5 de Agosto de 2014

PonenteVictor L. Benavides P.
Fecha de Resolución 5 de Agosto de 2014
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

VISTOS: Ingresa a este despacho el expediente Nº340-2011, contentivo de la DEMANDA CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA DE PLENA JURISDICCIÓN, recibida por secretaría de esta Sala (de lo Contencioso Administrativo) de la Corte Suprema de Justicia, el jueves veinte (20) de mayo de 2011, por parte del Licenciado J.L.R.B., con cédula de identidad personal Nº8-300-504 e idoneidad Nº2161, en su condición de apoderado judicial de la señora BEYRA ERINIA TAMAYO de MENDOZA, con cédula de identidad personal y seguro social Nº8-443-567, quien pretende con su interposición que esta M. declare Nula por Ilegal la Resolución Administrativa Nº629-2010 de 26 de octubre de 2010 (visible a foja 23 del Exp. Cont. Admtivo.), expedida por el ADMINISTRADOR GENERAL de la AUTORIDAD MARÍTIMA DE PANAMÁ y, sus actos confirmatorios, a saber, la Resolución ADM-RH Nº004-2011 de 7 de enero de 2011 (visible de fojas 24 a 27 del Exp. Cont. Admtivo.) y la Resolución J.D. Nº010-2011 de 10 de marzo de 2011 (visible de fojas 28 a 31 del Exp. Cont. Admtivo.), la primera de ellas, dictada por el Administrador General de la AMP y la segunda, por la Vice-Ministra de la Presidencia. Acto administrativo, a través del cual, se le ha destituido del cargo de Evaluador de Proyectos en el Área de Planificación y Desarrollo de la Oficina de Planificación de la Administración General, en la Posición Nº1918, donde devengaba un salario mensual bruto de Mil Doscientos Balboas con 00/100 (B/.1,200.00). Al revisar el expediente que nos ocupa, podemos colegir se han agotado todos los trámites procedimentales predispuestos para procesos de esta naturaleza, entendiéndose los que trata la Ley Nº135 de 30 de abril de 1943, adicionada y modificada por la Ley Nº33 de 11 de septiembre de 1946 (véase las fojas 33, 34, 35 a 37, 38 a 44 y 48 a 51 del Exp. Cont. Admtivo.), excepto la presentación de alegatos de conclusión, es decir, que los mismos no fueron presentados por las partes en juicio. I. ARGUMENTOS DE LA PARTE ACTORA: La parte demandante, considera que el acto administrativo, a través del cual se le destituyó del cargo de Evaluadora de Proyectos en el Área de Planificación y Desarrollo de la oficina de Planificación de la Administración General, en la posición Nº1918, donde devengaba un salario mensual bruto de Mil Doscientos Balboas con 00/100 (B/1,200.00); es Ilegal y, en consecuencia, Nulo, por cuanto que, laboró para la Autoridad Marítima de Panamá de manera eficiente y puntual en sus horarios de labores. Asimismo, manifiesta -en lo medular de sus actuaciones- que al ser notificada de la destitución en comento, interpuso oportunamente todos los recursos ordinarios permisibles en sede administrativa hasta agotar la denominada vía gubernativa, sin encontrar el resultado positivo esperado, pues el acto administrativo que causó estado fue confirmada en cada una de las oportunidades que fue recurrido. De allí entonces, que se ha visto en la necesidad de ocurrir en demanda ante esta Sala. III. NORMAS LEGALES INFRINGIDAS Y EL CONCEPTO DE LA VIOLACIÓN: Argumenta el apoderado especial de la parte actora que las violaciones a las que hace alusión en su libelo de demanda, además de ser en forma directa por omisión, se configuran en lo previsto en los artículos 159 de la Ley Nº9 de 20 de junio de 1994; 3 de la Ley Nº2 de 22 de agosto de 1916 (Código Civil) y; 132 del Reglamento Interno de la Autoridad Marítima de Panamá. En relación al primero de tales artículos enunciado arguye -en esencia- que su violación se configura cuando se le destituye a su mandante sin que mediara causal alguna para ello, lo cual infringe el debido proceso. En tanto, al referirse a la segunda disposición invocada, estima que su infracción se da desde el momento en que el emisor del acto administrativo hoy demandado ampara su decisión en el contenido de normas contenidas en una Ley (Nº43 de 30 de julio de 2009), cuya vigencia es posterior a su designación en el cargo ostentado y del cual ha sido objeto de destitución; pues anota que al tiempo en que se da la misma, ya mantenía casi tres (3) años de ejercer el mismo y; Al referirse a la infracción del contenido del artículo 132 del Reglamento Interno de la AMP, lo hace anotando que la misma tiene lugar desde el momento en que se le destituye violentando el debido proceso y las garantías procesales para su debida defensa. IV. INFORME DE CONDUCTA: Al ser requerido mediante Oficio Nº1270 de 14 de junio de 2011 (visible a foja 34 del Exp. P..), el Informe de Conducta a la entidad emisora del acto administrativo demandado, ésta, en lo medular, expuso que a la señora BEYRA ERINIA TAMAYO de MENDOZA, se le destituyó sobre la base del contenido del numeral 9 del artículo 27 del decreto ley Nº7 de 10 de febrero de 1998, tal como quedó modificado por el artículo 186 de la Ley Nº57 de 6 de agosto de 2008, que faculta al Administrador de la Autoridad Marítima de Panamá a nombrar, trasladar, ascender, suspender, separar y remover al personal subalterno, de conformidad con lo establecido en la Ley y el reglamento Interno de la Autoridad, la cual es una facultad discrecional, otorgada por la Ley al Administrador de la Autoridad Marítima de Panamá. De hecho, enuncia que la hoy demandante, al tiempo en que formalizó los recursos ordinarios en sede administrativa, no invocó ninguna norma que le garantizara la estabilidad en el cargo, tal como lo ha manifestado en reiteradas ocasiones la Corte Suprema de Justicia. En fin, al no encontrarse el cargo ejercido por la aludida funcionaria, amparado por las normas de carrera administrativa, mal pudiera tener lugar el alegar que podía ser inamovible del mismo. V. CRITERIO DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN: La Procuraduría de la Administración, mediante Vista Nº611 de 22 de agosto de 2011 (visible de fojas 38 a 44 del Exp. P..), además de negar tres (3) de cinco (5) denominados hechos que son los que conforman la demanda que nos ocupa, ha dejado sentado -en lo medular de su concepto- que la parte actora no ha probado que su ingreso a ostentar en la AUTORIDAD MARÍTIMA DE PANAMÁ, el cargo de Evaluador de Proyectos en el Área de Planificación y Desarrollo de la Oficina de Planificación de la Administración General, en la Posición Nº1918, donde devengaba un salario mensual bruto de Mil Doscientos Balboas con 00/100 (B/.1,200.00); haya sido mediante concurso de méritos que le permitiera ingresar y, por ende, ampararse con lo previsto en la Ley de Carrera Administrativa y, que sin lugar a dudas, le permitiera la estabilidad en tal posición laboral como ha interpretado, ello, luego de haber laborado para tal dependencia estatal por cerca de tres (3) años. Lo anotado en líneas previas ha sido colegido del caudal probatorio aducido y consultable en el presente dossier contencioso administrativo. Que en razón de lo anterior, no pueden tener lugar las aseveraciones de la parte demandante, en el sentido de alegarse que se han infringido las normas invocadas, por cuanto que, tal ciudadana no ha demostrado ser una funcionaria de carrera administrativa, es decir, por haber adquirido mediante un previo concurso de méritos el cargo del cual ha sido desvinculada definitivamente por el máximo representante de esa entidad estatal. De allí entonces, que solicita que al tiempo de resolverse el presente caso en el fondo, se haga declarando que no es ilegal el acto administrativo hoy impugnado. VI. COMPENDIO, RAZONAMIENTO Y DECISIÓN DE LA SALA: Compendio: Luego del recorrido procesal realizado sobre cada uno de los elementos y actuaciones de cada una de las partes en juicio y de esta Sala, propiamente, consideramos los integrantes de ésta última que es oportuno externar algunas consideraciones que servirán de perspectiva a cada lector de este fallo y, por surtidas cada una de las fases del proceso y en atención a cada uno de los hechos que conforman la demanda en cuestión, podemos ver que la parte demandante, es decir, la señora BEYRA ERINIA TAMAYO de MENDOZA, por intermedio de su apoderado judicial, pretende, esencialmente, que la SALA TERCERA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO Y LABORAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, declare que es Nula por Ilegal la Resolución Administrativa Nº629-2010 de 26 de octubre de 2010, expedida por el ADMINISTRADOR GENERAL de la AUTORIDAD MARÍTIMA DE PANAMÁ y, sus actos confirmatorios, a saber, la Resolución ADM-RH Nº004-2011 de 7 de enero de 2011 y la Resolución J.D. Nº010-2011 de 10 de marzo de 2011, la primera de ellas, dictada por el Administrador General de la AMP y la segunda, por la Vice-Ministra de la Presidencia. Acto administrativo, a través del cual, se le ha destituido del cargo de Evaluador de Proyectos en el Área de Planificación y Desarrollo de la Oficina de Planificación de la Administración General, en la Posición Nº1918, donde devengaba un salario mensual bruto de Mil Doscientos Balboas con 00/100 (B/.1,200.00). Asimismo, que se le reintegre al puesto que ocupaba en dicha entidad y se le paguen los salarios y prestaciones dejados de percibir por todo el período que ha estado separada del cargo. Además infiere el letrado que el acto administrativo impugnado ha sido violatorio de normas claramente establecidas las cuales fueron omitidas al tiempo de proferir la destitución de la señora BEYRA ERINIA TAMAYO de MENDOZA, tales es el caso del contenido del artículo 132 del Reglamento Interno de la Autoridad Marítima de Panamá, pese a que gozaba de estabilidad laboral, dado el hecho de que tenía ya casi tres (3) años de servicios continuos en la entidad en comento. Razonamiento: Estima esta M. ante las exposiciones vertidas por las partes en juicio que el acto administrativo que nos ocupa no resulta Ilegal, por ende, mal podría decretarse su nulidad, como explicaremos de manera precisa a renglón seguido. Lo anterior tiene su asidero en una elemental razón, y es que, la señora BEYRA ERINIA TAMAYO de MENDOZA, no ingresó al servicio de la Autoridad Marítima de Panamá, previo cumplimiento y aprobación de un concurso de méritos que le pudiere permitir ampararse con lo dispuesto en la Ley Nº9 de 20 de junio de 1994 y sus posteriores enmiendas; pues es de anotar que por el sólo hecho de haber laborado para tal entidad por casi tres (3) años de manera continua no es suficiente para que se estimare que podría amparase por lo dispuesto en la aludida Ley Nº9. de allí entonces, que pierde lugar la posibilidad de alegar como infringidas las disposiciones que a tal efecto ha invocado como violadas quien ocurre en demanda en esta ocasión. En fin, por lo hasta ahora anotado, consideramos los integrantes de esta Sala que no hay lugar a proseguir con mayores anotaciones al respecto, pues ha quedado claro que la hoy demandante no ostentó durante el tiempo que prestó sus servicios laborales y profesionales a la AUTORIDAD MARÍTIMA DE PANAMÁ (AMP), un cargo -como hemos anotado- que hubiere adquirido previo cumplimiento de un concurso de méritos, es decir, que la misma fuere una funcionaria de carrera administrativa, como ha pretendido hacer ver a esta M., por conducto de su apoderado especial. Así las cosas, lo procedente viene a ser el declarar que no es ilegal y, por ende, nula la resolución o acto administrativo demandado, como en efecto se declarará seguidamente. Decisión de la Sala: Por lo expuesto, la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA que NO ES ILEGAL la Resolución Administrativa Nº629-2010 de 26 de octubre de 2010, expedida por el ADMINISTRADOR GENERAL de la AUTORIDAD MARÍTIMA DE PANAMÁ y, sus actos confirmatorios, a saber, la Resolución ADM-RH Nº004-2011 de 7 de enero de 2011 y la Resolución J.D. Nº010-2011 de 10 de marzo de 2011, la primera de ellas, dictada por el Administrador General de la AMP y la segunda, por la Vice-Ministra de la Presidencia. Acto administrativo, a través del cual, se le ha destituido del cargo de Evaluador de Proyectos en el Área de Planificación y Desarrollo de la Oficina de Planificación de la Administración General, en la Posición Nº1918, donde devengaba un salario mensual bruto de Mil Doscientos Balboas con 00/100 (B/.1,200.00) y; en consecuencia, se NIEGA el resto de las pretensiones y una vez en firme y debidamente ejecutoriada esta resolución, COMUNIQUESE lo aquí resuelto a la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) y seguidamente ARCHÍVESE el presente expediente, previa anotación de salida en el libro respectivo. N., VICTOR L. BENAVIDES P. OYDÉN ORTEGA DURÁN -- ALEJANDRO MONCADA LUNA KATIA ROSAS (Secretaria)