Sentencia Contencioso de Supreme Court (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 22 de Febrero de 2021

PonenteCarlos Alberto Vásquez Reyes
Fecha de Resolución22 de Febrero de 2021
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Tercera de lo Contencioso Administrativo

Ponente: Carlos Alberto Vásquez Reyes

Fecha: 22 de febrero de 2021

Materia: Acción contenciosa administrativa

Plena Jurisdicción

Expediente: 232-2020

VISTOS:

Conoce el resto de los Magistrados que conforman la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo, el Recurso de Apelación interpuesto por el Procurador de la Administración en contra de la Providencia de 9 de marzo de 2020, por medio de la cual el Magistrado Sustanciador admitió la Demanda Contencioso Administrativa de Plena Jurisdicción presentada, por la Licenciada Alma L.C., actuando en nombre y representación de I.G.C., para que se declare nulo, por ilegal, la Resolución No. 0560 de 26 de noviembre de 2019, emitida por el Ministerio de Ambiente, su acto confirmatorio y para que se hagan otras declaraciones.

· RECURSO DE APELACIÓN

A fojas 50 a 58 del Expediente se encuentra visible la Vista Número 1117 de 20 de octubre de 2020, contentiva del Recurso de Apelación interpuesto por el Procurador de la Administración y en su escrito de sustentación solicita a la Sala Tercera, que se REVOQUE la Providencia de 9 de marzo de 2020, que admite la Demanda Contencioso Administrativa de Plena Jurisdicción, y en su lugar, NO SE ADMITA la misma.

Expuso el R.d.M.P., que su disconformidad con la precitada admisión radica en que, a su juicio, la Acción presentada no cumple a cabalidad con el requisito de admisibilidad contenido en el artículo 43 (numeral 3) de la Ley 135 de 1943, modificado por la Ley 33 de 1946, referente a la indicación de: "Los hechos u omisiones fundamentales de la acción"; habida cuenta que los hechos planteados en el demanda no cumplen con la finalidad que debe desempeñar dicho apartado, de conformidad con reiterada jurisprudencia de la Sala Tercera, en el sentido que a través de los mismos se debe exponer: "... aquellas circunstancias objetivas y concretas que sirven al Tribunal para conocer la génesis del acto que se impugna e incluso, situaciones acaecidas con posterioridad a su emisión" (Cfr. fojas 50-51 del expediente judicial).

Al respecto, sostuvo el Procurador de la Administración, que con los hechos planteados en el libelo de la Demanda en estudio, el recurrente no logra demostrar a través de un juicio lógico-jurídico, en qué consiste la ilegalidad del acto, sino que en lugar de esbozar hechos concretos, dedica casi la totalidad de ese apartado, para hacer alegaciones jurídicas, haciendo, a su criterio, inadmisible la Acción Contencioso Administrativa presentada (Cfr. foja 57 del expediente judicial).

En ese orden de ideas, advierte que el accionante desarrolló, la sección denominada "Hechos u omisiones en los que se fundamenta esta demanda", de forma inadecuada, pues, se dedicó a explicar y/o desglosar artículos, circulares y las resoluciones expedidas por el Ministerio de Ambiente, lo que constituye alegaciones de carácter jurídico y subjetivas, que no es propio de ese apartado, por lo que; a su juicio, la Demanda en estudio no ha cumplido a satisfacción con el requisito de admisibilidad de la Acción que contempla el artículo 43 (numeral 3) de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946, y en virtud de eso no debe ser admitida (Cfr. foja 57 del expediente judicial).

Por lo antes expuesto, el representante del Ministerio Público concluye que la Acción presentada resulta improcedente; por lo tanto, le solicita a este Tribunal de Apelación la aplicación de lo dispuesto en el artículo 50 de la Ley 135 de 1943, como fundamento para la Revocatoria de la admisión de la Demanda en cuestión.

· OPOSICIÓN AL RECURSO DE APELACIÓN

Conforme observa el Tribunal, de fojas 64 a 67 del Expediente en estudio, la apoderada Judicial de I.G.C., presentó un escrito de oposición al Recurso de Apelación promovido por el Procurador de la Administración, indicando, entre otras cosas, lo siguiente. Veamos:

"...

NOVENO

Queda claro, que la solicitud presentada por el Procurador de la Administración que se desestime la demanda de Plena Jurisdicción de marras, es totalmente contraria al espíritu de la Ley y de los derechos humanos del trabajador que acude ante ese tribunal colegido a que le sean reconocidos sus derechos infringidos y sean reivindicados, reestableciéndole los mismos, previo cumplimiento del agotamiento de la vía gubernativa, como en efecto cumplió.

...

DECIMO

Para concluir, señores Magistrados de este Tribunal de apelaciones, que el recurrente utiliza argumentos desfasados y alejados de las nuevas tendencias del Derecho procesal en todo los procesos, independientemente de su naturaleza jurídica, por cuanto hemos evolucionado adecuando nuestros sistemas al imperio de la normas de Control Convencional y de Derechos Humanos, obviando tecnicismos utilizados por ciertas autoridades que representan el Estado para desatender las justas reclamaciones de los administrados, sean personas públicas o privadas.

..." (Cfr. fojas 66-67 del expediente judicial).

· ANÁLISIS Y DECISIÓN DEL RESTO DE LA SALA.

Una vez analizados los argumentos vertidos por la Procuraduría de la Administracióny por el opositor, el resto de los Magistrados que integran la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo, como Tribunal de Segunda Instancia procede a resolver el Recurso incoado, previa las consideraciones que se anotan en líneas posteriores.

Observa este Despacho que a través de la Providencia de 9 de marzo de 2020, el Magistrado Sustanciador admitió la Demanda Contencioso Administrativa de Plena Jurisdicción, entendiéndose que la misma cumple con los requisitos de admisibilidad de toda Demanda que se interponga ante esta Jurisdicción (Cfr. foja 34 del expediente judicial).

No obstante, el Procurador de la Administración estima que se ha incumplido con el requisito de admisibilidad exigido en el numeral 3 del artículo 43 de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946; sin embargo, este Tribunal de Alzada, al leer con detenimiento el líbelo de Demanda, determina que el actor ha cumplido; con lo preceptuado en la citada Ley Contencioso Administrativa.

En este aspecto, debemos mencionar que dentro de las formalidades dispuestas en el artículo 43 de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946, se establece como requisito para recurrir en Demanda Contencioso-Administrativa de Plena Jurisdicción, las siguientes:

"Artículo 43. Toda demanda ante la jurisdicción de lo contencioso-administrativo contendrá:

  1. La designación de las partes y de sus representantes;

  2. Lo que se demanda;

  3. Los hechos u omisiones fundamentales de la acción;

  4. La expresión de las disposiciones que se estimen violadas y el concepto de la violación".

Es importante resaltar, que el numeral tres (3) de la citada excerpta legal, es uno de los requisitos trascendentales para la viabilidad o no de toda Demanda Contencioso Administrativa; por lo que, es deber del demandante, exponer de manera clara el relato de los hechos u omisiones fundamentales de la misma.

Conforme a lo anterior, y respecto al cuestionamiento del apelante, al advertir que en el libelo de la Acción presentada, existe una omisión del requisito establecido en el artículo 43 (numeral 3) de la Ley 135 de 1943, al no logra demostrar, a través de un juicio lógico-jurídico, en qué consiste la ilegalidad del Acto acusado de ilegal, a juicio de este Tribunal y luego de revisado el negocio jurídico en estudio, la misma si se cumple con la finalidad descrita para el citado apartado.

Así la cosas, tal como se observa en el escrito de la Acción presentada, el demandante ha presentado trece (13) hechos en los que intenta fundamentar su pretensión. Al respecto, vale la pena indicar que, que si bien, el accionante contempló en la narración de los hechos algunas disposiciones legales; no obstante, esto no reviste una connotación tal como para concluir que la Demanda promovida no cumple con el requisito de admisibilidad señalado.

En este sentido, concluye este Tribunal de alzada, que lo párrafos que componen el apartado "Hechos u omisiones de la acción", sí logra desarrollar una exposición en cuanto a su pretensión, razón por la cual, consideramos que el negocio jurídico en estudio, si logra atender el cumplimiento mínimo del requisito establecido en el artículo 43 (numeral 3) de la Ley 135 de 1943, que permite efectuar un análisis de fondo de la cuestión debatida.

Siendo ello así, no consideramos viable que se revoque la decisión del primario, tal como lo solicita el apelante, toda vez que se ha comprobado que la Demanda cumple con lo dispuesto en el artículo 43 (numeral 3) de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946.

En mérito de lo antes expuesto, el resto de los Magistrados que integran la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMAN la Providencia de 9 de marzo de 2020, que ADMITE la Demanda Contencioso Administrativa de Plena Jurisdicción, presentada por la Licenciada Alma L.C., actuando en representación de I.G.C., para que se declare nula, por ilegal, la Resolución No. 0560 de 26 de noviembre de 2019, emitida por el Ministerio de Ambiente, su acto confirmatorio y para que se hagan otras declaraciones.

N.;

CARLOS ALBERTO VÁSQUEZ REYES

CECILIO CEDALISE RIQUELME

KATIA ROSAS (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR