Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 15 de Octubre de 2008

Ponente:Victor L. Benavides P.
Fecha de Resolución:15 de Octubre de 2008
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
 

VISTOS:

La licenciada Alma Cortés, actuando en representación de la sociedad denominada EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., ha interpuesto ante la Sala Tercera de la Corte Suprema, demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción para que se declare nula por ilegal, la Resolución Nº 059/05/V.F. del 1 de octubre de 2005, proferida por la Tesorería Municipal de Panamá, el acto confirmatorio y para que se hagan otras declaraciones.

Admitida la demanda, mediante resolución calendada 17 de marzo de 2006 (f.30), se ordenó darle traslado de la misma a la Tesorería Municipal de Panamá para que, conforme al artículo 33 de la ley 33 de 1946, rindiese el informe explicativo de conducta; además, se corre traslado al señor Procurador de la Administración por el término de cinco (5) días, para que emitiera el respectivo concepto.

I. ACTO ADMINISTRATIVO IMPUGNADO

Mediante el acto administrativo impugnado, contenido en la Resolución Nº 059/05/V.F. de 1 de octubre de 2005 (fs.1-3), expedida por el Tesorero Municipal de Panamá, se resuelve lo siguiente:

...

PRIMERO:Considerar a la empresa EQUIPOS PESADO FRANKLIN, S.A., Contribuyente Municipal N° 02-2001-1135, como defraudadora del fisco municipal.

SEGUNDO:C. al contribuyente municipal N° 02-2001-1135 al pago de la suma total de B/.20,955.50, desglosados de la siguiente manera:

B/.20,856.50, por impuestos vencidos por el ejercicio de Otras Actividades Lucrativas No Especificadas (renta 1125-9901), detallado así:

· B/.400.00 desde el mes de septiembre al mes de diciembre de 2000, a razón de B/.100.00 mensuales.

· B/.2,100.00 desde el mes de enero al mes de diciembre de 2001, a razón de B/.175.00 mensuales.

· B/.2,100.00 desde el mes de enero al mes de diciembre de 2002, a razón de B/.175.00 mensuales.

· B/.2,400.00 desde el mes de enero al mes de diciembre de 2003, a razón de B/.200.00 mensuales.

· B/.3,000.00 desde el mes de enero al mes de diciembre de 2004, a razón de B/.250.00 mensuales.

· B/.2,250.00 desde el mes de enero al mes de septiembre de 2005, a razón de B/.250.00 mensuales.

Totalizando B/.12,250.00.

B/.5,544.00 en concepto de recargo e intereses vencidos.

B/.3,062.50 en concepto de recargo sanción del 25% por defraudación fiscal.

B/.99.00, en concepto de impuestos de rótulo (renta 1125-3002), desglosados así:

B/.90.00 desde el año 2000 al año 2005, a razón de B/.15.00 anuales.

B/.9.00 en concepto de recargos vencidos.

TERCERO:GRAVAR al negocio denominado EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., Contribuyente Municipal N° 02-2001-1135, con la suma de B/.15.00 anuales en concepto de impuesto de rótulo (renta 1125-3002), a partir del año 2006.

...

La anterior resolución, fue mantenida en el acto administrativo comprendido por la Resolución N° 680-05 de 21 de diciembre de 2005.

II. ARGUMENTOS DE LA PARTE ACTORA

La parte actora solicita la declaratoria de nulidad, por ilegal del acto administrativo impugnado confirmado en la Resolución N° 680-05 de 21 de diciembre de 2005, y notificada en Edicto N° 680 de 22 de diciembre de 2005, agotándose de esta manera, la vía gubernativa.

  1. HECHOS U OMISIONES DE LA ACCIÓN

Entre los hechos u omisiones fundamentales de la acción que nos ocupa, la licenciada Alma Cortés, sustenta lo siguiente:

"PRIMERO:Que el negocio denominado EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., con número de contribuyente 02-2001-1135, con domicilio en Tocúmen, calle principal, lote 45 A, zona 62, opera con Licencia Comercial tipo B, con Registro Comercial 2000-3410 de 2 de junio de 2000, donde se autoriza la realización de varias actividades comerciales, pero únicamente dicha empresa se dedica a subcontratar equipos pesados y brindar este servicio para proyectos de construcción movimientos de tierra y extracciones.

SEGUNDO

Que al momento que fueron funcionarios de Vigilancia Fiscal del Municipio de Panamá, a dicho negocio, con el objeto de actualizar el Censo N° 0902 levantado el día 21 de junio de 2005, que EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., solo realiza la actividad de alquilar y subcontratar equipos pesados. El hecho de que mi mandante disponga de una Licencia Comercial citada. En ningún momento aclararon a pesar de la insistencia de mi mandante, sus Declaraciones de Renta y el inventario físico, mobiliario y demás estructura de este comercio, que no se realizaban actividades lucrativas producto del comercio en dicho local, sólo y únicamente las relativas a el equipo pesado arrendado y subcontratado para proyectos de construcción, movimientos de tierras y extracciones, como manifestamos anteriormente.

TERCERO

Aunado a lo anterior, se evidencia mediante Censo N° 0902 levantado el día 21 de junio de 2005, que EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., solo realiza la actividad de alquilar y subcontratar equipos pesados. El hecho de que mi mandante disponga de una Licencia Comercial tipo "B", donde se describen varias actividades comerciales autorizadas para realizarlas, no significa -per se- que las realice y reciba utilidades o rentas producto de ellas. En este caso si fuese así, entonces el Tesorero Municipal debe solicitar, a la Dirección de Comercio Interior del Ministerio de Comercio e Industrias, le remita una certificación donde detallen todas las Licencias Comerciales que han sido expedidas y que se encuentren vigentes, cuyos comercios se encuentran ubicados en el distrito capital y sin necesidad de ninguna inspección, grave los locales de acuerdo a las Actividades comerciales descritas en las mismas, gravándolas de acuerdo a las rentas establecidas en el régimen impositivo y también les practique un alcance con sus recargos y sus intereses, aunque las mismas se encuentren archivadas o guardadas y no se estén utilizando, que es la situación jurídica, social y material de mi representado.

CUARTO

Que el Departamento de Auditoría de la Tesorería del Municipio de Panamá, al realizar el proceso de verificación a la empresa de marras, incurre en un gravísimo error al momento de estimar el supuesto alcance impositivo, ya que incluyó como realizadas todas las actividades comerciales que se autorizaron en la Licencia Comercial tipo B, expedida a favor de EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A. Sin embargo, como quedo explicado en el hecho anterior, privó el criterio impositivo y peligrosamente discrecional del funcionario recaudador al gravar todas las actividades comerciales, aunque las mismas en la práctica y realidad material no se explotan comercialmente. Esto constituye a todas luces una violación directa de la Ley, y de los principios que rigen la Actividad Tributaria del Estado.

QUINTO

Que dicho Negocio Comercial en su Declaración de Renta correspondiente al Período Fiscal de 2004, donde registró una RENTA BRUTA por la suma de OCHOCIENTOS NOVENTA Y CUATRO MIL QUINIENTOS QUNCE BALBOAS CON 59/100 (B/.894,515.59), que es la que grava el Estado, la cual al aplicársele las deducciones de la Ley Tributaria, se estableció como RENTA NETA GRAVABLE, la suma de CINCUENTA Y NUEVE MIL CUATROCIENTOS OCHENTA Y TRES BALBOAS CON DOS CENTÉSIMOS, (B/.59,483.02). El comportamiento Tributario de dicha empresa ha sido constante en relación a los anteriores Períodos Fiscales 2000, 2001, 2002 y 2003, con la cual se acredita la responsabilidad en tributar de mi representada.

SEXTO

Que la empresa EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., debido a que la actividad comercial que realiza, "es el A. y Arrendamiento de Equipo Pesado", actividad comercial debidamente grabada como una fuente de ingresos percibida por el Estado, cuyo Hecho Generador lo es: los ingresos del contribuyente en dinero, especies o valores, sin deducir suma alguna, de actividades debidamente listadas en el Artículo 696 del Código Fiscal, siendo su base imponible la "Renta Bruta", sobre la cual se impone el tributo denominado Impuesto Sobre la Renta.

OCTAVO

Siendo así, tenemos que EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., dentro del Territorio Nacional percibe ingresos producto de la actividad económica y comercial que realiza, denominada como Arrendamientos y Alquileres de toda Índole, que genera una Renta Bruta, actividad grabada por el Impuesto Sobre la Renta, a tenor de lo dispuesto en el artículo 696 acápite C, del Código Fiscal vigente, desde la promulgación de la Ley N° 8 de 1956.

NOVENO

Indicado lo anterior, tenemos que mi mandante en concepto de Renta Bruta, sin deducir suma alguna de sus ingresos, como contribuyente, ha cumplido con el pago del "Impuesto Nacional" denominado Impuesto Sobre la Renta como lo ordena la L.F.. Pues, dicha actividad, reiteramos, se encuentra grabada por el Estado, por lo que ninguna otra esfera o jurisdicción puede imponer otro gravamen o tributo sobre la misma fuente de ingresos o actividad comercial, como mal y erróneamente lo pretende ejecutar la Tesorería Municipal del Municipio de Panamá, mediante la dictación y ejecución del Acto Administrativo atacado de ilegal, lo que constituye a todas luces "una doble imposición tributaria en perjuicio de mi mandante", actuación viciada de total ilegalidad.

DÉCIMO

Dicho esto, los ingresos generados y presentados en las Declaraciones de Renta de la demandante, acreditan el cumplimiento de la obligación tributaria con el Estado, pues, se trata de una Actividad Lucrativa o Generadora de Ingresos sobre la cual se graba el Impuesto Sobre la Renta, por lo que obviamente, si ya ha sido grabada por el Estado esta actividad lucrativa o generadora de ingresos, con anterioridad al Acuerdo Municipal N° 136 de 29 de agosto de 1996, que modifica el N° 124 de 9 de noviembre de 1993 "POR EL CUAL SE MODIFICA EL ACUERDO MUNICIPAL N° 124 DE 98 DE NOVIEMBRE DE 1993, SE APROBÓ EL RÉGIMEN IMPOSITIVO DEL MUNICIPIO DE PANAMÁ", entonces, estamos en presencia de la Ilegalidad denominada "Doble Imposición Tributaria en perjuicio del contribuyente", la cual debe cesar inmediatamente, por las razones antes expuestas.

DÉCIMO PRIMERO

Así lo indicado, tenemos pues, que al examinar las Declaraciones de Rentas de mi mandante de los períodos sobre lo que se exige el pago de supuestos tributos a favor del Municipio de Panamá, aplicando el Régimen Impositivo antes referido, que establece las Rentas 1125-99-00 como "Otras Actividades Lucrativas No Especificadas" y la 1125-30-02 como "Rótulo", nos encontramos que dentro de las referidas actividades no se establece el alquiler, arrendamiento o sub contratación de equipo pesado, como una de las actividades económicas o lucrativas que generen una Obligación Tributaria o Renta que pretende aplicársele a mi representada. Como ya explicamos en líneas y en hechos anteriores, la demandante no se dedica a otras actividades lucrativas, como; la compra y venta de repuestos y a accesorios, llantas, ni a lava autos, ni chapistería, etc., como consta en el censo levantado por el agente recaudador. Sólo y exclusivamente, se dedica al alquiler, arrendamiento o sub contratación de equipo pesado para proyectos de construcción y afines. No obstante, no pretendemos ser retóricos, pero insistimos dicha actividad se encuentra grabada por un Impuesto Nacional."

  1. DISPOSICIONES LEGALES INFRINGIDAS Y EL CONCEPTO DE LA VIOLACIÓN

    La apoderada judicial de la sociedad demandante, asigna a las siguientes disposiciones legales, su vulneración. Veamos:

    C.F..

    Artículo 683, Parágrafo 2. Son impuestos nacionales los siguientes:

    1. ...

    2. ...

    PARÁGRAFO 1. ...

    PARÁGRAFO 2. Por medio de leyes especiales que se dicten en desarrollo del artículo 205 de la Constitución Nacional se podrá disponer que alguno o algunos de los impuestos enumerados en este artículo sean en todo o en parte municipales.

    La parte actora sostiene la infracción de esta disposición legal, en forma directa por comisión, ya que al confrontarlo con el artículo 75 de la Ley 106 de 1973, no se incluyen expresamente los ingresos del contribuyente en dinero, en especias o en valores, recibidas en concepto de Renta Bruta generada de la actividad económica a lo que se dedica, que es la prestación de servicios producto de arrendamientos y alquileres de equipo pesado, misma que no es susceptible de ser gravada por el Municipio de Panamá.

    "Artículo 696, L.C.R. bruta es el total, sin deducir suma alguna, de los ingresos del contribuyente en dinero, en especie o en valores, quedando comprendidas por consiguiente, en dicho total las cantidades recibidas en concepto de:

    a. ...

    b. ...

    c. Arrendamientos o alquileres de toda índole, intereses e ingresos por derechos de autor, regalías, derechos de llave, marcas de fábrica o de comercio, patentes de invención,

    d. ..."

    Aduce el demandante, que esta norma fue infringida en concepto directo por comisión, porque el funcionario municipal intenta aplicar indebidamente, sobre la actividad realizada por el recurrente, la Renta o Gravamen denominado "Ingresos por Ventas Brutas Anuales", clasificada dentro del rango de la Segunda Categoría con el Número de Renta 1125-99-01 del Régimen Impositivo Municipal del Distrito de Panamá.

    Ley N° 106 de 8 de octubre de 1973.

    Artículo 75, Numeral 48. Son gravables por los Municipios los negocios, actividades o explotaciones siguientes:

    1. ...

    2. ...

    48. Cualquier otra actividad lucrativa.

    ...

    1. quien recurre, que esta norma fue violentada de manera directa, porque la Base Tributaria o Imponible no se puede generalizar ni crearse por circunstancias económicas y sociales del momento, debe ser determinada.

    Artículo 79. Las cosas, objetos y servicios ya gravados por la Nación no pueden ser materia de impuestos, derechos y tasas municipales sin que la Ley autorice especialmente su establecimiento.

    Según el planteamiento de la apoderada legal del demandante, se le está prohibido al Municipio fijar gravámenes sobre actividades económicas de prestación de un servicio, por lo que es el Estado el sujeto activo de esta relación jurídica generadora de ingresos, imponiéndola el artículo 696, literal C del Código Fiscal.

    "Artículo 96. Las obligaciones resultantes de los impuestos municipales prescriben a los cinco (5) años de haberse causado."

    En forma directa, considera quien recurre, que la norma citada fue transgredida, ya que el debido proceso legal y el derecho que le debe ser reconocido, por cuanto han transcurrido más de cinco (5) años desde el momento que supuestamente tuvo su génesis la obligación tributaria a favor del Municipio de Panamá, y al momento de ejercerla había prescrito, por lo que se ha producido la prescripción del derecho de cobro de impuestos municipales.

  2. INFORME DE CONDUCTA

    En Informe de Conducta (fs.43-48), suscrito por el Tesorero Municipal del distrito de Panamá, se exponen los argumentos fáctico-jurídicos que dieron lugar a la expedición del acto demandado; además de los razonamientos que llevaron a la entidad a establecer los impuestos municipales.

    En consecuencia, estima el Tesorero Municipal de Panamá, que procediendo de buena fe y en estricto apego a las leyes nacionales, gravó al negocio propiedad de la sociedad EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., con número de Contribuyente 02-2001-1135, ya que es evidente que desde junio de 2000, han realizado actividades lucrativas dentro de la circunscripción del Municipio de Panamá, sin haberlo notificado a esta entidad, por lo que solicita denegar de manera categórica su solicitud en virtud de que carece de fundamento y se observa que el recurrente aplica conceptos legales errados al sustentar su petición.

  3. CRITERIO DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN

    La Procuraduría de la Administración, en Vista Número 738 de 12 de noviembre de 2008 (fs.99-105), solicita a los Magistrados integrantes de la Sala de lo Contencioso Administrativo, luego del recorrido procesal pertinente y en apego a las constancias probatorias insertas al proceso, que declaren que no es ilegal la Resolución Nº 059/05/V.F. de 1 de octubre de 2005, dictada por la Tesorería Municipal de Panamá; y en consecuencia, se nieguen las pretensiones de la demandante.

    En esta V.F., el Procurador de la Administración hace saber a esta Sala, un análisis de las normas legales y los hechos probatorios que conlleva el mandato de la actuación recurrida.

    VII. DECISIÓN DE LA SALA

    Luego de surtidas las etapas procesales y de expuestas las principales piezas del presente negocio, la Sala procede a resolverlo en el fondo, previo las siguientes consideraciones.

    Tal como viene expuesto, las pretensiones que aduce la parte actora dentro de la demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción interpuesta, el sentido de la declaratoria de ilegalidad, se concretan al expedirse por parte de la Tesorería Municipal del Distrito de Panamá, la Resolución N° 059/05/V.F. de 1 de octubre de 2005, que la declaró defraudadora del fisco municipal y en consecuencia, al pago de veinte mil novecientos cincuenta y cinco balboas con 05/100 (B/.20,955.50).

    Las primeras de estas violaciones, aduce la parte demandante, son respecto a los artículos 75 y 79 de la Ley N° 106 de 1973, en concordancia con el artículo 696, literal C, del Código Fiscal, referentes a los gravámenes municipales sobre actividades económicas vedadas a los Municipios, así como también, por el capricho de la entidad municipal de asignar los mismos, los cuales deben ser imponibles debidamente por el Estado como sujeto activo de la relación jurídica generadora de ingresos. Sobre el particular, la Sala tiene a bien indicar que el recurrente yerra en su apreciación, por cuanto y frente a este rubro, el Municipio Capitalino ha tomado como base para la imposición de la sanción demandada, lo contemplado en los artículos 84 y 85 de la Ley 106 de 1973, los cuales constan en el Capítulo V, sobre el "Procedimiento para el Cobro de Impuestos o Contribuciones Municipales", que en su sentido literal expresan:

    Artículo 84. Toda persona que establezca en los distritos de la República cualquier negocio, empresa o actividad gravable está obligada a comunicarlo inmediatamente al Tesorero Municipal para su clasificación e inscripción en el registro respectivo.

    "Artículo 85. Quienes omitieren cumplir con lo ordenado en el Artículo anterior, serán considerados como defraudadores del fisco municipal y quedarán obligados a pagar el impuesto que le corresponde desde la fecha en que iniciaron la actividad objeto del gravamen, con recargo por morosidad más el veinticinco (25%) por ciento y el valor del impuesto correspondiente al primer período."

    No obstante, en el presente caso, esta actividad, previo al acreditamiento en el censo respectivo, la actividad de la empresa EQUIPOS PESADOS FRANKLIN, S.A., fue gravada bajo el rubro "actividades lucrativas"; información que se corrobora con la inspección realizada por el agente fiscal de 21 de junio de 2005, estableciéndose que este contribuyente se dedica a la actividad de movimiento de tierra, alquiler de equipo pesado, entre otras; actividades estas que son perfectamente compaginadas con la Renta N° 1125-1200, bajo el nombre de "Otras Actividades Lucrativas No Especificadas". Al respecto, es preciso indicar que el artículo el artículo 75 de la citada Ley 106 de 1973, enumera una gama de actividades gravables, incluyendo su ordinal 48, que es amplio en cuanto permite a los Municipios establecer tributos sobre cualquier otra "actividad lucrativa" que no esté expresamente determinada en la ley. De esta manera, los cargos de violación endilgados tanto a los artículos 75 y 79 de la Ley 106 de 1973; así como al artículo 696, literal C, del Código Fiscal, no prosperan.

    En precedentes de esta Corporación de Justicia, referentes al tema de la doble tributación, se ha marcado reiteradamente, que las rentas municipales y nacionales deben constar separadamente o que no provengan de los mismos tributos. Veamos:

    "....La prohibición de doble tributación ha sido reiteradamente sostenida por la Sala Tercera y por el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, dado que el principio de que los Municipios no pueden gravar lo que ya ha sido gravado por la Nación, tiene rango legal y constitucional, pues se deriva del artículo 242 de la Texto Fundamental, que requiere que las rentas municipales y nacionales sean separadas, esto es, que no provengan de los mismos tributos...." (Sentencias de 29 de septiembre de 2000, de 16 de marzo de 2001 y de 27 de marzo de 1996)

    Por su parte, la parte actora sostiene la infracción del Parágrafo 2 del artículo 683 del Código Fiscal, esta Superioridad se abstendrá de emitir un pronunciamiento de fondo, ya que la norma al momento de la expedición del acto impugnado, no se encontraba vigente, porque había sido derogada por el artículo 12 de la Ley N° 6 de 2 de febrero de 2005 "Que Implementa un Programa de Equidad Fiscal", publicada en la Gaceta Oficial N° 25232 de 3 de febrero de 2005:

    Artículo 12. El artículo 683 del Código Fiscal queda así:

    Artículo 683. Son impuestos nacionales los siguientes:

    1. El de Importación.

    2. El de la Renta.

    3. El de Inmuebles.

    4. El de Naves.

    5. El de Timbre.

    6. El de Licencias Comerciales e Industriales.

    7. El de Bancos, Financieras y Casas de Cambio.

    8. El de Seguros.

    9. El de Consumo al Combustible y Derivados del Petróleo.

    10. El de Transferencia de Bienes Corporales Muebles y la Prestación de Servicios.

    11. El Selectivo al Consumo de ciertos Bienes y Servicios.

    12. El de Transferencia de Bienes Inmuebles.

    En cuanto a la infracción del artículo 96 de la Ley 106 de 1973, que hace referencia a la prescripción de las obligaciones resultantes de los impuestos municipales, la Sala advierte la disposición en comento no ha sido vulnerada, pues el acto administrativo impugnado establece la existencia de una obligación y no una acción de cobro para la cual sería viable que la parte actora acudiera a la Sala Contencioso Administrativa, mediante la figura de excepción de prescripción, de conformidad con el artículo 1780 y concordantes, del Código Judicial.

    En mérito de lo expuesto, la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA QUE NO ES ILEGAL la Resolución Nº 059/05/V.F. de 1 de octubre de 2005, dictada por la Tesorería Municipal de Panamá, así como tampoco lo es su acto confirmatorio; y en consecuencia, NIEGA las pretensiones contenidas en el líbelo de demanda.

    N.,

    VICTOR L. BENAVIDES P.

    WINSTON SPADAFORA FRANCO -- ADÁN ARNULFO ARJONA L.

    JANINA SMALL (Secretaria)