Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Panama), Pleno, 27 de Marzo de 2014

PonenteHarley J. Mitchell D.
Fecha de Resolución27 de Marzo de 2014
EmisorPleno

VISTOS: Ingresa al Pleno de la Corte Suprema de Justicia, acción constitucional de habeas Corpus, que el licenciado A.H., promueve a favor de los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., contra el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial de la Provincia de Chiriquí y Bocas del Toro. Una vez asignado el presente negocio mediante reglas de reparto y, luego de contestado en tiempo oportuno el mandamiento librado por el Magistrado S., procede esta Superioridad a resolver el asunto constitucional puesto a nuestra consideración. I. ACCIÓN PROPUESTA El 20 de enero de 2014, el licenciado A.H., formalizó ante la Secretaria General de la Corte, acción constitucional de habeas corpus, a favor de los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y E.I.G., y en contra del Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial de la Provincia de Chiriquí y Bocas del Toro; acción que fue objeto de reparto el día 22 de enero del año en curso. Para el activador constitucional, la orden de detención impartida contra sus representados y, que proviene de la Resolución S/N de 30 de septiembre de 2013, a través del cual el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial de Panamá, REVOCÓ el auto de sobreseimiento provisional decretado en su momento por el Juzgado Segundo de Circuito de la Provincia de Chiriquí, ramo penal, y donde se les llama a responder a juicio, deviene en ilegal, ya que sostiene que esta decisión incurre en el error de atribuirle a sus procurados la comisión de un hecho ilícito, que no es acorde con los hechos acontecidos y, probados en el infolio penal. Agrega que de conformidad al artículo 2140 del Código Judicial, para que prospere la aplicación de una medida cautelar, es necesario que el aspecto objetivo esté acreditado; no obstante indica, que aunque a sus representados se les endilga la supuesta comisión de un delito Contra el Orden Económico (Delito Financiero), en perjuicio de CREDICORP BANK, es notable que existe confusión por parte del Ministerio Público y de los magistrados que conforman dicha Corporación de Justicia, en cuanto a la figura jurídica que vinculó a sus representados con C.B.S.A. y, que destaca, dista de ser una conducta ilícita. Indica, que el querellante yerra al sostener que las facturas originales No. 053, 054 y 056 se recibieron en el banco y, que con ello se haya perfeccionado un contrato de "factoring", el cual, de paso indica no está regulado en Panamá. Asevera que estas facturas originales siempre estuvieron en poder de la empresa HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ S.A. y que el banco simplemente tenía en su poder copias simples. Y, que prueba de ello es que si CREDICORP BANK, tuviera en su poder las facturas originales, endosadas, podía haber demandado por vía directa a HIDRÁULICA DE CHIRQUÍ (deudora de las facturas), mientras que sus apoderados saldrían de la relación jurídica, ello en el evento de haberse aplicado el sistema de factoring, lo cual refiere no aconteció. Resalta, que era importante comprender frente a qué figura jurídica respondían sus representados, dicho en otras palabras, qué relación comercial los unía a la entidad crediticia que hoy los querella penalmente. En ese sentido explica, que sus representados realmente suscribieron con CREDICORP BANK un contrato de préstamo, lo cual, sostiene es ostensible de la documentación que corren a folios 117, 118, 121, 123 y 124 del dossier; estos documentos que revelan que estamos frente a un "Límite de Crédito avisado Rotativo sin garantía", que simplemente consiste en que el banco le suministra cierta cantidad de dinero a sus apoderados para que estos, posteriormente, devuelvan igual suma, en determinado tiempo. Por otro lado, agrega, que otro aspecto que no se encuentra acreditado y el cual, es relevante conforme a lo estatuido en el artículo 2140 del Código Judicial, es lo referente a la existencia de elementos de convicción que efectivamente vinculen a sus procurados con la comisión de un hecho ilícito, ya que sostiene que en el expediente solo consta un par de notas que los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., presentaron ante el banco para iniciar los trámites de la solicitud de contrato de factoring y que al final se manejo como un contrato de préstamo, esta documentación que indica consiste en formularios indispensables para obtener facilidad de crédito. Por último advierte, que aún cuando la autoridad acusada revocó el sobreseimiento provisional decretado en primera instancia; no obstante, el Tribunal Superior del Tercer Distrito, mantiene la medida de detención preventiva sin exponer, conforme lo exige el artículo 2140 del Código Judicial, los fundamentos y motivos que sustentan esta medida. Lo anterior por considerar, que los presupuestos que exige la imposición de medidas cautelares, son distintos a los ponderados al momento de dictar un auto de llamamiento a juicio. Y, es en razón a todo lo expuesto, que solicita se decrete ilegal la orden de detención contenida en la Resolución S/N de 30 de septiembre de 2013, dictada por los Magistrados del Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial, ya que en conclusión sostiene que no estamos frente al doble cobro de las mismas facturas, amén de que el artículo 21 de la Constitución indica que " No hay prisión, detención o arresto por deudas y obligaciones puramente civiles." II. RESPUESTA AL MANDAMIENTO LIBRADO. El magistrado S., por intermedio de resolución fechada 22 de enero de 2014, libró mandamiento de habeas corpus(cfs. 9), el cual, tuvo respuesta oportuna, a través del Oficio No. 233 de 23 de enero de 2014, cuya contestación fue adelantada vía fax ese mismo día y en el cual se informó a esta Corporación de Justicia lo siguiente: A) Este Tribunal no ha ordenado la detención preventiva de los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., la misma fue dispuesta por la Fiscalía Cuarta del Circuito de Chiriquí del Tercer Distrito Judicial mediante resolución fechada 6 de febrero de 2013. B) Los motivos o fundamentos de hecho y de derecho de la detención preventiva de los accionantes aparecen consignados en la citada resolución de fecha 6 de febrero de 2013, emitida por el representante del Ministerio Público (fs. 390 a 397). C) En la actualidad está pendiente la captura de los señores D.E.T., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., en virtud de que se encuentra pendiente de realizar la audiencia ordinaria en el Juzgado Segundo de Circuito Penal de Chiriquí. Es importante señalar que mediante auto penal de 30 de septiembre de 2013, este tribunal revocó el auto 695 de 4 de julio de 2013, y en su lugar abrió causa criminal contra los prenombrados M.G., D.T. y E.G., por la presunta infracción de las normas legales contenidas en el Título VII, Capítulo II, del delito Segundo del Código Penal, es decir, por el delito CONTRA EL ORDEN ECONÓMICO (delito financiero), en perjuicio de CREDICORP BANK, S.A. Para mayor ilustración de esta augusta corporación, remitimos el expediente contentivo del proceso penal seguido contra D.E.T., M.F.G. y ESTEVIA I.G., por el delito CONTRA EL ORDEN ECONÓMICO, en perjuicio de CREDICORP BANK S.A, constante de dos tomos..." (cf.s 10- 11). CONSIDERACIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL. Una vez satisfecho el itinerario procesal por el cual ha de transitar la presente acción de hábeas corpus, y luego de conocidas las razones en que se sustenta la acción constitucional propuesta, corresponde a esta Tribunal de Hábeas Corpus, determinar si la orden de privación de libertad, expedida en contra de los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., responde o no, a los casos y procedimientos que prescribe nuestro ordenamiento legal vigente. Cabe destacar, que nos encontramos frente a una acción de habeas corpus, de carácter preventivo, ya que se constata en autos que la orden de detención cuya legalidad se impone verificar en sede constitucional, a la fecha no se ha hecho efectivo respeto a ninguno de los accionantes. También resulta preciso aclarar, que si bien esta Superioridad advierte, que para la fecha en que fue promovida la acción constitucional que nos ocupa, 20 de enero de 2014, el expediente penal físicamente ya se encontraba en el Juzgado Segundo de Circuito Penal de Chiriquí en los trámites de realización de la audiencia ordinaria, hecho que se desprende también del informe de conducta rendido; no obstante, considerando, que estamos frente a la situación que el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial, no solo se aprestó a dar contestación al mandamiento librado, sino que también remite los antecedentes originales de esta encuesta penal, nos avocamos a dictar la decisión de mérito, a fin de evitar mayores retrasos en cuanto a definir el estado de libertad de estas personas. Ello principalmente tomando en consideración la naturaleza de la acción ensayada, donde se debate la libertad de estas personas, ante órdenes latentes de detención librada en su contra, amén de que la resolución atacada en sede constitucional, es dictada por quien esta Corporación de Justicia, tiene competencia funcional, a la luz del artículo 2611 numeral 1 del Código Judicial. Aclarado lo anterior, procede este máximo Tribunal a realizar el análisis de rigor, recordando que la acción de habeas corpus es el mecanismo constitucional que estimula la revisión, en sede jurisdiccional, de cualquier acto patrocinado por un servidor público, que intervenga o restrinja la libertad corporal o ambulatoria de una persona sometida a la jurisdicción del Estado panameño. Cabe destacar, que este derecho fundamental, como lo es la libertad, admite intervenciones, restricciones o injerencias en forma excepcional cuando la orden responda a las exigencias y protocolos establecidos en el artículo 21 del Texto Constitucional y normas vigentes, las cuales en el ámbito penal, están estatuidas en los artículos 2140 y 2152 del Código Judicial. En esa labor, nos corresponde verificar, atendiendo a la naturaleza de la acción ensayada, si la orden que motiva nuestro análisis fue dictada por escrita, por autoridad competente, cuya pena mínima sea de 4 años de prisión y donde la orden razone acerca de las situaciones fácticas y jurídicas que sostenga la medida. Un análisis que además nos lleva a ponderar si la imposición de las medidas más grave (detención preventiva), responde a la proporcionalidad del hecho que se investiga y necesidades cautelares del caso. Lo anterior nos lleva a realizar un recuento de las principales incidencias acontecidas en el proceso penal donde se emite el acto objetado, para lo cual nos serviremos de los antecedentes remitidos. Así las cosas, tenemos que la encuesta penal tiene su génesis el día 25 de julio de 2011, cuando el licenciado A.M.P., actuando en representación de dignatarios de CREDICORP BANK S.A, se presenta ante el Centro de Recepción de Denuncias, Unidad Regional, de la Provincia de Chiriquí, con el propósito de formalizar querella penal, contra los señores E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., por incurrir en la supuesta comisión del delito CONTRA EL ORDEN ECONÓMICO (delito Financiero). Relata en su libelo que los querellados, como dignatarios de la empresa TAGRA INVESTMENTS S.A, entablaron una relación bancaria ( factoring) con la entidad crediticia que representa (CREDICORK BANK), lo cual ocasionó, que posteriormente, por intermedio del señor D.E.T. esta empresa, obtuviera el desembolso de más de B/200.000.00 frente a facturas de la cuales, ya su deudor HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ S.A., habida saldado. Explica que estas personas a sabiendas de que ya habían hecho efectivo el cobro de las facturas 053, 054 y 056, a la empresa HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ, por la suma total de B/202,362. 49, en concepto de trabajo que TAGRA INVESTMENTS S.A. efectuó, presentaron a la vez estas facturas ante esta entidad crediticia (CREDICORP BANK) con respaldo en la solicitud de factoring pactada. Indica que la solicitud de factoring, fue tramitada por el oficial C.W. quien, entre las gestiones evacuadas, antes de ordenarse el desembolso, dispuso, el día 9 de octubre de 2012, llamar a la empresa HIDRÁULICA CHIRIQUÍ S.A, donde la señora S.T., respecto a las referidas facturas, le confirmó que estaban pendientes de pago. Agrega que ante lo anterior el banco de buena fe procedió a desembolsar este dinero, siendo su sorpresa, al momento de cobrarle a HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ, que los mismos ya habían satisfecho la deuda ante TAGRA INVESTMENTS, S.A, estos últimos quienes resalta, no lo reportaron al banco. Para el querellante estamos frente a una acción dolosa, tipificada en el artículo 243 del Código Penal, como delito Financiero y que consiste, en que se " ... ocasione la transferencia ilícita o haga uso indebido de dinero, valores u otros recursos financieros de una entidad bancaria..". (cf.s 1-10). Es importante indicar, que junto a la querella se presentó una serie de documentos, que acreditan la existencia legal de la empresa TAGRA INVESTMENTS S.A, y donde se infiere quienes son sus dignatarios, además de distintos formularios relacionado a la solicitud de factoring y el trámite de pago que realizó el banco, frente a las facturas 53, 54 y 56 que motiva la presenta querella. Es importante señalar, que bajo declaración jurada, los señores L.J. (CF.S 240-241) y J.R.Q. (cf.s 242-244), como directivos de CREDICORP BANK, se afirman y ratifican de los hechos en que se motiva la querella instada, a través del licenciado A.M.P.. Acto seguido consta, providencia fechada 22 de agosto de 2011, a través de la cual, la Fiscalía Segunda de Circuito de Chiriquí, dicta diligencia cabeza de proceso, donde ordena el despliegue de las diligencias que se estimen pertinentes para acreditar ambos extremos del delito querellado (cf.s 128). Lo anterior ocasionó, que durante la instrucción del sumario se evacuaran una serie de pruebas, entre ellas la recepción de una serie de testimonios, como la del señor C.G.W.S. (cf.s 344-353) quien respecto a los hechos que se investiga declara, que entre los años 2007 a septiembre de 2011 laboró como Oficial de Factoring, de Credicorp Bank, unidad regional de Chiriquí. Agrega que le correspondió, en ese sentido, tramitar la cancelación de las facturas 053,054 y 056 emitidas por la empresa TAGRA INVESTMENTS S.A. Narra que cuando se negociaron estas facturas se verificó vía telefónica, con la Compañía Cobra infraestructura H., que es H. de Chiriquí, la disponibilidad de fondo para el pago de esas facturas, donde la joven de nombre S.Y.T., le confirmó que estaban pendientes de pago. En este punto explica que siempre llamaba al Departamento de Contabilidad de esa empresa para confirmar la disponibilidad de cuentas, lo cual, siempre verificaba vía telefónica, dado que existía una relación de negocios regular, advirtiendo que al final los desembolsos eran supervisados por el señor W.C., Oficial de factoring, que filtraba todas las transacciones. A pregunta formulada por la defensa de los encartados explicó que el contrato que respaldaba las facilidades de crédito otorgadas por Credicorp Bank, a favor de TAGRA INVESTMENTS S.A, era un contrato por una línea rotativa de factoraje, advirtiendo que las referidas facturas se desembolsaron dentro de la facilidad de línea de factoring aprobada. Detalla que la línea rotativa de factoring es una facilidad que se aprueba con un límite específico para descontar facturas de empresas previamente aceptadas como deudores ante Credicorp Bank, lo cual, está sujeto a aprobación del Vicepresidente de Factoring y el Gerente General de Credicorp Bank, ya que se sujeta al aval del comité de crédito. Cuando se le cuestiona si personalmente había verificado si estas facturas no habían sido canceladas por la empresa deudora, indica que como respaldo de ello confeccionó el informe que corre a folio 189, agregando que " en el momento la persona que estaba a cargo administrativamente en H. de Chiriquí se le notificó de la intención de la empresa Tagra Investment de negociar esas facturas en Factoring con Credicorp bank." En cuanto al documento que corre a folio 187, donde el señor D.E.T., representante legal de TAGRA INVESTMENT S.A, le informa a HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ, SA, que lo adeudado en las referidas facturas, deberían "efectuarse mediante cheque expedido a favor de CREDICORP BANK S.A", contestó lo siguiente: " el documento fue entregado y firmado, recibido por personal de esta empresa posterior al desembolso del factoring por parte mía, sin embargo el documento que reposa en el expediente no es el mismo documento porque no tiene la firma de notificado, este es copia del que se envío escánear y tal como lo realizábamos normalmente con cada desembolso, ellos deben tener el original. PREGUNTADO: Diga, si lo sabe, por qué si a H. de Chiriquí se le comunicó la existencia del contrato de Factoring, y se le entregó la nota de cesión visible a foja 187 en la cual se aprecia que la empresa tagra le comunicaba a H. que le pagara a Credicorp Bank, por qué al efectuar el pago H. no lo hace a favor de Credicorp bank. CONTESTÓ: No lo sé". Rinde declaración jurada, la señora S.Y.T. (cfs. 155-158) quien en relación a los hechos investigados, explicó que como Asistente Administrativa, de la empresa HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ S.A, tenía la responsabilidad de recibir las facturas de los Sub-contratos de todas las sociedades que se presentaban. Afirmando que reconoce como suya la firma que aparece en las facturas 53, 54 y 56 que se le pone de presente. Explica que el trámite que se sigue en estos casos, es recibir la factura con su paz y salvo de la DGI, del SUNTRACS y de la C.S.S.; luego de ello se le envía al jefe de obras, Ingeniero R.S. para que las verifique y concluido este trámite nuevamente le son enviadas a su oficina, para que sean registradas en el Departamento de Contabilidad y, posteriormente se encanéa la factura y se confecciona el formato de transferencia de banco, los cuales son enviados a España, para que el pago sea autorizado, primero por D.F.S. y, el formato de transferencia autorizado y firmado, por D.J.L.G., ello sobre todo cuando el importe de las facturas eran altos. En cuanto a la empresa TAGRA INVESTMENT S.A, sostiene que no recuerda que el día 9 de octubre de 2010, haya recibido llamada telefónica del señor C.W., oficial de Credicorp Bank, que esté relacionado a aludidas facturas, amén de que explica que una llamada telefónica no es un medio idóneo para responder si un pago está en trámite o se ha hecho efectivo, afirmando que la practica es que los bancos antes de realizar los desembolsos, remiten notas para que oficialmente la empresa le brinde esta información. M.M.C.C. (cf.s 159-164) bajo gravedad de juramento sostiene, que labora para la empresa HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ S.A., y reconoce como su firma la que se atesta en el documento que corre a folio 125, en el cual responde ciertos cuestionamientos hechos por CREDICORP BANK.´; él mismo coincide con lo relatado por la señora S.T., en cuanto al trámite que se debe evacuar, antes de proceder al pago de facturas que presentan Sub-contratistas por servicios prestados a la empresa. Agrega que atendiendo a la posición que desempeñaba la señora S.Y.T., Secretaria Administrativa, la misma sí estaba en condiciones de dar información por teléfono si un pago se había hecho efectivo o estaba en trámite, ya que esos datos los manejaba; además de que ella realizaba la consulta previas a quienes como él laboraban en el Departamento de contabilidad. Por último, sostiene que la empresa HIDRÁULICA sí pago el importe de las facturas de marras pero no recuerda con exactitud cuándo se dio este evento, ya que explica que tendría que consultar el correo, empero hace referencia a la copia de orden de transferencia que corre a folio 116 del dossier. Al ampliar su declaración, el señor M.Q.C.C., responde que el pago de B/202,528.32, que comprende el monto de las facturas más la comisión que cobraba el banco por la transferencia internacional, se acreditó al Banco BBVA- (BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA), el día 23 de septiembre de 2010, sosteniendo que no tiene conocimiento cómo se suscita el doble pago de estas facturas, ya que sostiene que como encargado de contabilidad " no fue informado nunca que existiese un contrato de factoring en el caso de Tagra ". Al ser cuestionado por el licenciado A.H. el deponente responde lo siguiente: "PREGUNTADO: Diga usted al despacho si las facturas 53,54 y 56 a las cuales usted hace referencia se escaneaban junto con las órdenes de pago, eran las originales y estaban en poder de usted o por el contrario si las mismas eran copias. Explique. CONTESTO: No me acuerdo, pero normalmente si debían ser las originales, pero al final de cuentas los que se buscaba era la aprobación del jefe de obra para poder proceder a pagar...PREGUNTADO: Diga si lo recuerda si las facturas a las que se ha hecho referencia en líneas anteriores se encontraban endosadas o firmadas por el propietario de la factura indicando el pago de la misma a favor de otra persona. CONTESTO: No me acuerdo o no porque en el caso que se hubiera dado eso que estuviese endosado o hubiera un factoring no se hubiese pagado." ( lo resaltado es del Pleno)"(cf.s 297-302). Otro de los testimonios recabados, es el del señor W.C. RIVERA (cf.s 328-337) oficial de Factoring de Credicorp Bank, quien en relación a los hechos investigados sostiene, le correspondió revisar la recomendación de facilidad de crédito por parte del oficial C.W. respecto a la empresa TAGRA INVESTMENTS S.A., donde indica no puede sostener si se presentaron las facturas originales, toda vez que explica que el trámite se realiza con el expediente del cliente, donde las facturas no forman parte del mismo. No obstante, señala que en su momento el cliente tuvo que haber presentado original del juego del pad de factura al oficial C.W.. Considera que la doble facturación se pudo haber dado cuando TAGRA INVESTMENTS S.A, presenta las facturas al banco para negociar, sin advertir durante el trámite que habían sido canceladas directamente por la empresa HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ; no obstante, refiere no tener conocimiento sobre el trámite de pago realizado por esta empresa. Agrega que TAGRA INVESTMENTS S.A, suscribió un contrato de factoring, que consiste en la compra "por medio de descuentos de facturas derivadas de servicios realizados o de créditos futuros del cual el cliente sede en su totalidad a CREDICORP BANK por dineros recibidos.", siendo este el procedimiento asignado a las facturas 053, 054 y 056 que para su desembolso explica se debe agotar el siguiente trámite: "Primero: El Oficial Encargado recopila toda la información sobre las facturas a negociar antes mencionadas, procede a analizar las mismas y que cuente con toda la información necesaria. Segundo: verifica que las mismas hayan sido debidamente recibidas por parte de la empresa deudora y que se encuentren en perfectas condiciones y sin ningún problema para ser pagadas. Tercero: prepara la documentación para la firma del cliente tomando en cuenta lo señalado en el punto dos.,sic (Tercero) envía a procesar el desembolso bajo el límite aprobado a la empresa y con todos los documentos firmados por el cliente y verificados... PREGUNTADO: Podría explicar en todo este procedimiento el recorrido de las facturas 053,054 y 056 para que las mismas hayan sido compradas por parte de CREDICORP BANK. CONTESTO: Primero: el cliente debe presentar a la empresa deudora las originales de las facturas donde este firma de recibida y se evidencia la venta comercial o los servicios prestadosB. Segundo: el cliente presenta a negociar las copias originales de su pad de facturas, las cuales deben de estar debidamente selladas o recibidas por parte de la empresa deudora HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ. PREGUNTADO: Diga al despacho o más bien aclare cómo puede ser que el cliente del banco en este caso TAGRA INVESTMENT, S.A, tenga que presentar los documentos originales de las facturas 053,054 y 056 antes mencionados a HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ, S.A, siendo esta la empresa deudora de dichas facturas y siendo el acreedor de esta TAGRA INVESTMENT, S.A. y cuál entonces es el rol o papel que desempeña CREDICORP BANK en esa relación de pago que me ha descrito. CONTESTO: Recordar que en las facilidades de factoring existen las siguientes figuras, cedente (TAGRA INVESTMENT S.A), deudor (HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ,S.A) y cesionario (CREDICORP BANK), por ende las facturas originales para que se complete la recepción por servicios efectuados son presentadas y recibidas por la empresa deudora, a su vez el cedente TAGRA INVESTMENR, S-.A, presenta las respectivas copias originales del pad de facturas para negociar ante CREDICORP BANK. Lo anterior mencionado es realizado con el propósito que al momento de efectuar la verificación de las facturas el banco pueda verificar y determinar si en efecto la empresa deudora mantiene en su poder facturas pendientes de ser pagadas y sin ningún problema, para el banco poder determinar si procede a negociar las mismas. Posteriormente el banco envía documento de sesión de pago firmado por el cliente el cual pierde su total validez ya que estas facturas había sido previamente ...PREGUNTADO: Diga el declarante si para este trámite el cual usted hace mención en líneas anteriores, se requiere en este caso particular del conocimiento y la aprobación de HIDRÁULICA DE CHIRIQUI. CONTESTO: Se requiere dicha aprobación sin embargo, la misma no procedió ya que HIDRÁULICA DE CHIRIQUIÍS, S.A, había previamente cancelado las facturas...". La Fiscalía Cuarta de Circuito de Chiriquí, a quien finalmente le correspondió asumir la instrucción del sumario, dispuso mediante resolución fechada 6 de diciembre de 2012, recibirle declaración indagatoria a los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., por presuntos infractores de delito CONTRA EL ORDEN ECONÓMICO (DELITO FINANCIERO) tipificado en el Título VII, Capítulo III, Libro II del Código Penal, en perjuicio de CREDICORP BANK (cf.s 355-361). Frente a los cargos que se le formula y libre de apremio, el señor D.E.T.G., se declara inocente y agradece la oportunidad para aclarar lo que realmente aconteció sobre el cobro de estas facturas y, los problemas financieros y jurídicos que él y su familia han tenido que asumir, a razón de la quiebra de su empresa TAGRA INVESTMENT S. S.A. Declara que tanto la señora E.G., así como su esposa M.F.G., están exentas de responsabilidad, ya que indica que las mismas no estaban inmiscuidas en los trámites u operaciones de la empresa, ya que explica que si bien las mismas aparecen como dignatarias de TAGRA INVESTMENTS S.A; lo anterior fue un requisito para poder constituir esta sociedad, destacando que ninguna de ellas tenía participación activa y directa en las decisiones de la compañía. Explica que TAGRA S.A, participaba en la construcción de proyectos de infraestructuras y carreteras, para lo cual contaba con una flota de equipo pesado y 70 colaboradores, siendo en razón de sus operaciones, que se vinculó con H. de Chiriquí para desarrollar el proyecto hidroléctrico de PANDO, donde se le asignó proyectos millonarios; no obstante, indica que debido a que HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ se atrasaba en los pagos de los servicios dados por su empresa consideró la propuesta de facilidades crediticias, a través del sistema factoring, que le ofreció el señor C.W., Oficial de Credicorp Bank, quien uno de sus proveedores le presentó cuando visitaba su oficina. No obstante indica, que al presentar las facturas originales al administrador de H. de Chiriquí, señor E.M., para su respectivo endoso, él mismo le informó que H. no participaría de este tipo de negocio, lo cual, resalta informó al banco quien le manifestó, que en todo caso le otorgarían a su empresa una línea de crédito rotativa sin garantías por un monto de doscientos mil dólares. Sostiene que bajo este sistema recibió un primer préstamo por la suma de B/200.000.00, el cual indica canceló en su totalidad, siendo que el banco posteriormente, le llamó para informarle nuevamente la posibilidad de crédito, esta vez, por la suma de B/150.000.00. Agrega que a finales del mes de octubre de 2010 tuvieron diferencias con el proyecto H. de Cochea, que pertenece al mismo grupo económico, que H. de Chiriquí, donde les cancelaron de forma unilateral los contratos de trabajo y, aún cuando se comprometieron a saldar su deudas no cumplieron con su compromiso, lo que provocó el pánico entre sus proveedores quienes se llevaron el equipo pesado que utilizaban para operar, amén de que fue objeto de secuestros, por el cual, la empresa tuvo que cerrar. Sobre los hechos relacionados al pago de las facturas 53, 54 y 56 declaró lo siguiente: "No tuvimos un contrato de factoring con el Banco, según entiendo en la República de Panamá no hay ley marco para este tipo de operación que es una operación copiada o traída de los sajones, dado que nunca pudimos obtener el endoso de las facturas por la negativa del deudor H. de Chiriquí, hecho que se le comunicó al banco en su momento por tanto en ningún momento se negocio con el banco facturas alguna para que este le pagara o descontara, de ser así el banco debe tener las facturas originales en sus archivos debidamente endosados por las partes, dado lo anterior nunca hubo facturas que negociar o descontar. Para nosotros seguía siendo una facilidad de crédito rotativo de garantías como se nos indicó al comienzo....INTERROGADO: Diga el indagado como recibió usted el dinero que dice usted le fue prestado por el banco Credicorp (sic) Banco. CONTESTO: Si en el mismo Banco Credicorp Bank, aquí en D. en la sucursal del mall... me hicieron los depósitos correspondientes a los préstamos así, el primero por B/162,512.24, que fue cancelado al banco, el segundo B/95.147.68, y el tercero B/71.994.22 correspondiente al segundo préstamo el cual suma B/167.141.90 y no como dice el banco en la querella por B/202.362.49; ya que la facilidad era por doscientos mil dólares y yo me apersoné al banco para solicitar que no hicieran el desembolso final dados los problemas que estaba atravesando la compañía" En cuanto a los documentos aportados por el querellante explicó: " en la foja 186 la copia simple de la factura No. 56 de trabajos realizados y recibidos por H. de Chiriquí sin endoso de ningún tipo es de mi compañía, en la foja 187 reposa copia de la carta enviada por mi a la compañía a H. de Chiriquí solicitando el endoso, petición que fue negada y por tanto la carta no contiene el endoso por parte de H. de Chiriquí, ni la aceptación por parte de Credicorp Bank... ...A su pregunta H. de Chiriquí si me pago las facturas, Credicorp Bank me desembolso un préstamo de acuerdo con la línea de crédito rotativa pues a mi entender un original no puede reposar en dos archivos, porque reposan las copias simples de todos los documentos en el archivo de credicorp bank". A pregunta formulada de si llegó a conversar con los encargados del banco responde, que hace tres años conversó con el señor JOICER CONCEPCIÓN, para explicarle lo sucedido; no obstante, él mismo le contestó que intentó comunicarse con los abogados y que la única solución es que cancele. Finalmente señala que ha raíz de su insolvencia para pagar deudas ha sido demandado civil y penalmente, ya que de él depende su esposa M.F.D.G.F. y sus tres hijos, por lo cual, no cuenta con los ingresos necesarios para afrontar esta deuda, solicitando le disculpe por los inconvenientes ocasionado a terceros. (cf.s 371-378). M.F. DE GRACIA DEIJOO (cf-s 379-283) al momento de rendir sus descargos, explicó que es ama de casa y que nunca ESTEVIA y ella, participaron en las negociaciones o actividades de la empresa de su esposo D.T., salvo el de estar registradas como dignatarias de la empresa TAGRA INVESTMENTS S.A, lo cual, se hizo en su momento, como un requisito para la constitución de la empresa. Agrega que él único trámite que recuerda realizó como presidenta de la compañía fue ir en compañía de su esposo DIDIER, a Credicorp Bank, a firmar unos documentos, los cuales, indica no recuerda su contenido. Y por ende desconoce la tramitación relacionada a las facturas 53, 54 y 56 y los trámites administrativos de cobro ante HIDRÁULICA DE CHIRIQUÍ, ya que reitera no participaba en los asuntos de la empresa. Finalmente indica que sus hijos y ella dependen económicamente de su esposo; y debido a la quiebra de la empresa, quedaron inclusive sin residencia, ya que viven en la casa de unos amigos y la mensualidad del colegio de sus hijos, fueron pagados por varios meses, gracias a la ayuda de amigos y conocidos. Acto seguido consta la resolución fechada 6 de febrero de 2013, a través del cual, la Fiscalía Cuarta de Circuito de Chiriquí, dispone la detención preventiva de M.F.G.F., D.E.T. y ESTEVIA I.G. (cf.s 390-397), donde días después y por intermedio de la Vista Fiscal No. 103 de 28 de febrero de 2013, el Ministerio Público remite el presente negocio penal ante el Juez de instancia, con la recomendación de un llamamiento a juicio (cf.s 401-405). El Juzgado Segundo del Circuito Judicial de Chiriquí, ramo penal, previa celebración de audiencia preliminar, dicta el Auto No. 695 de 4 de julio de 2013, en el cual DECRETA SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL, a favor de M.F.G.F., D.E.T. y E.I.G., y en consecuencia deja en libertad al señor D.T.G. y ordena dejar sin efecto los oficios de capturas girados contra las señoras M.F.G.F. y ESTELVIA GONZÁLEZ (cfs. 467-472 y 473-486) . Cabe destacar, que esta decisión fue revocada por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial de Panamá, mediante resolución calendada 30 de septiembre de 2013, donde se llama a responder a juicio a los tres encartados y se mantienen las medidas cautelares impuestas (detención preventiva). Siendo estos los principales elementos de convicción, esta Superioridad advierte que la Resolución S/N de fecha 30 de septiembre de 2013, en la cual sostiene el activador constitucional se impone la medida de detención, considerada como arbitraria e ilegal, no es más, que la resolución que el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial de Panamá, como Tribunal de segunda instancia, dictó en razón del recurso de apelación que el Ministerio Fiscal sustentó contra el Auto No. 695 de 4 de julio de 2013, a través del cual, el Juzgado Segundo de Circuito Penal de Chiriquí sobreseyó provisionalmente a los tres encartados. Esta resolución en la cual se abre causa criminal contra estas personas, por estimar el Tribunal Superior de Justicia que ambos extremos del delito contra el orden económico (DELITO FINANCIERO) se encuentran acreditados. Decisión que adoptó la autoridad demandada, dentro del marco de su actividad jurisdiccional y que no le corresponde al Tribunal de Habeas Corpus escrutar máxime cuando el auto de llamamiento a juicio no es susceptible de recurso, siendo en todo caso, ante otro escenario procesal, donde todas las partes tendrán la oportunidad de debatir y valerse de los medios de convicción que le asistan, para probar sus pretensiones en este infolio penal. Ahora bien, ciertamente de la resolución en comento se desprende que el Primer Tribunal Superior de Justicia decide mantener la medida de detención preventiva, que en su momento impuso la Fiscalía de la Instancia y cuyos fundamentos se razonan en la resolución 6 de febrero de 2013, como bien indica la autoridad demandada en su informe de conducta y, que replica el promotor constitucional, no está blindada de razones, fundamentos o motivos que justifiquen las necesidades cautelares de mantener las mismas. Así las cosas resulta propicio, en primera instancia, citar el contenido del artículo 2140 y 2152 del Código Judicial, que expone los presupuestos formales que debe reunir toda investigación para que prospere la imposición de este tipo de medida, a saber: "ARTÍCULO 2140: Cuando se proceda por delito que tenga pena mínima de cuatro años de prisión y esté acreditado el delito y la vinculación del imputado, a través de un medio probatorio que produzca certeza jurídica de este acto, y exista, además, posibilidad de fuga, desatención al proceso, peligro de destrucción de pruebas, o que pueda atentar contra la vida o la salud de otra persona o contra sí mismo, se podrá decretar su detención preventiva." "ARTÍCULO 2152: En todo caso la detención preventiva deberá ser decretada por medio de diligencias so pena de nulidad en la cual el funcionario de instrucción expresará: 1.El hecho imputado; 2.Los elementos probatorios allegados para la comprobación del hecho punible; 3.Los elementos probatorios que figuran en el proceso contra la persona cuya detención se ordena." Es pues, atendiendo a la etapa procesal en que nos encontramos y la naturaleza de la acción propuesta, este máximo Tribunal luego de ponderar atentamente el caudal probatorio, puede constatar que en un primero momento el estado de libertad de los hoy encausados fue dispuesta por escrito, dentro del marco de una investigación por delito CONTRA EL ORDEN ECONÓMICO, por la Fiscalía de la Instancia, a quien le corresponde conocer e instruir delitos de esta naturaleza; resolución donde se razonaba sobre los elementos fácticos que en su concepto acreditaban el hecho ilícito y vinculación de los imputados, además de las necesidades cautelares. En ese orden se tiene, que la medida la mantiene el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial de Panamá, también por escrito, siendo esta autoridad jurisdiccional competente para poder tomar este tipo de medida, máxime atendiendo a que dispone llamar a juicio a los hoy encartados. Esta resolución dictada en segunda instancia, que se apoya en ciertas piezas procesales, que descansan en la carpeta penal, para estimar que tanto el aspecto objetivo como subjetivo, preliminarmente se encuentra acreditado y, donde el tipo penal que se le atribuye a los imputados, tiene fijado una sanción mínima de 4 años de prisión, todo lo cual, nos permite concluir que estamos frente a una orden legal de detención. Sin embargo, atendiendo a otros aspectos regulados en nuestro ordenamiento legal vigente, al momento de aplicar medidas cautelares, esta Superioridad estima viable la sustitución de la medida de detención preventiva por medidas más benignas atendiendo a las siguientes consideraciones. En lo que concierne a los presupuestos para aplicar medidas cautelares, esta el hecho de considerar: la existencia de exigencias cautelares inaplazables, la categoría del hecho punible objeto de la investigación, peligro de fuga o desatención del proceso o la necesidad de salvaguardar la pureza del material probatorio, así como preservar la integridad patrimonial o física de la víctima o cualquier otra persona, y que desarrolla los artículos 2128 y 2129 del Código Judicial, cuyo contenido literal es el siguiente: "ARTÍCULO 2128: Serán aplicables las medidas cautelares: Cuando existan exigencias inaplazables relativas a las investigaciones, relacionadas con situaciones concretas de peligro para la adquisición o la autenticidad de pruebas.a. Cuando el imputado se dé a la fuga o exista peligro evidente de que intenta hacerlo, y el delito contemple pena mínima de dos años de prisión; b. Cuando, por circunstancias especiales o por la personalidad del imputado, exista peligro concreto de que éste cometa delitos graves mediante el uso de armas u otros medios de violencia personal." "ARTÍCULO 2129: Al aplicar las medidas, el juez y el funcionario de instrucción deberán evaluar la efectividad de cada una de ellas, en cuanto a la naturaleza y el grado de las exigencias cautelares requeridas en el caso concreto. Cada medida será proporcionada a la naturaleza del delito y a la sanción que se estime podría ser impuesta al imputado. La detención preventiva en establecimientos carcelarios sólo podrá decretarse cuando todas las otras medidas cautelares resultaren inadecuadas...". ( lo resaltado es del Pleno) Este máximo Tribunal, si bien constata que estamos frente a un proceso, el cual ya ha avanzada a la etapa del plenario y que los cargos que se le formula a los imputados tienen como pena mínima 4 años de prisión; no obstante, nos podemos soslayar que el artículo 2140 del Código Judicial, confrontado con las normas antes citadas, prevén la posibilidad de verificar, antes de decretar una detención preventiva, otros aspectos. Consideramos que precisamente atendiendo a la fase procesal de este negocio, no hay peligro de destrucción de pruebas, ya que la instrucción del sumario concluyó; tampoco hay riesgo o indicios de que se pueda atentar contra la vida o la salud de otra persona o contra sí mismo. Ello conjugado, con el hecho de que observamos que durante la instrucción sumarial, y antes de que se decretara la detención preventiva, los señores D.T. y M.D.G.F., acudieron voluntariamente al requerimiento del Fiscal, para rendir sus descargos, lo cual es consultable en autos. Esta misma actitud que han mantenido durante el trayecto del proceso penal, cuando asistido de apoderado particular atendieron los actos procesales, que en su momento le convocó, la Juez Segunda de Circuito Penal de Panamá, de celebrar la audiencia preliminar y de las diligencias que intentan evacuar para darse por notificados del auto de llamamiento a juicio, decretado por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial de Panamá, conforme lo revela el dossier de foja 542 a 546, ante la ya existencia de órdenes de detención preventiva impartida por el Juez de instancia ante la decisión dictada por su Superior. Para esta máximo Tribunal, lo anterior no revela desatención del proceso, elemento último, que a nuestro Juicio y en proporción a los hechos, sustentan la aplicación de medidas cautelares distintas a la detención y que también estimamos cumple el cometido de que se mantengan en el proceso, hasta que el Tribunal decida la responsabilidad penal que le atañe o no a los encartados, en virtud de los hechos querellados por CREDICORP BANK. Y, donde sin ánimos de establecer consideraciones de fondo, se centra en determinar si por parte de los encartados, dentro de su muy particular intervención en los hechos, desplegaron o no actividades ilícitas para obtener el desembolso de más de B/200.000.00 por parte de esta entidad crediticia. Lo anterior que exigirá un atento análisis del caudal probatorio y circunstancias que mediaron en la tramitación de las transferencias de estos dineros, tanto por HIDRÁULICA DE CHIRIQUI cuando honra su deuda, como por CREDICORP BANK, y de la relación jurídica que vinculaba a este último con los imputados, para efectos de ventilar o no responsabilidad penal en este caso, asunto que reiteramos no nos corresponde dirimir como Tribunal de Habeas Corpus. Ante estos eventos y siendo proporcional con los hechos que hasta el momento se han investigado, esta Superioridad estima que atendiendo a las necesidades cautelares prospera sustituir la medida de detención preventiva impuesta a los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., por medidas cautelares más benignas, específicamente las contenidas en el artículo 2127 del Código Judicial, específicamente en sus literales a, b y c; y en ese sentido nos pronunciamos. PARTE RESOLUTIVA En mérito de lo anteriormente expuesto, el PLENO DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA LEGAL la orden de detención preventiva que a través de Resolución S/N de 30 de septiembre de 2013, mantiene, el Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial de panamá, contra los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G., sindicados por el presunto delito CONTRA EL ORDEN ECONÓMICO (DELITO FINANCIERO) en perjuicio de CREDICOR BANK, pero se SUSTITUYE la orden de detención por las medidas cautelares contenidas en los literales a, b y c del artículo 2127 del Código Judicial, es decir, la prohibición de abandonar el territorio de la República sin autorización judicial; el deber de presentarse los días 15 y 30 de cada mes ante la autoridad competente y la obligación de residir en la circunscripción del Tribunal de la causa. Gírense los oficios a la Dirección Nacional de Migración y Naturalización del Ministerio de Gobierno, con el fin de que se le impida la salida del país a los señores D.E.T.G., M.F.G.F. y ESTEVIA I.G.. Se ORDENA dejar sin efecto los oficios de captura librados en contra de los encartados. Se advierte a los sindicados que ante el incumplimiento de algunas de las medidas cautelares personales descritas, dará lugar, sin más, a la detención preventiva. Fundamento de derecho: Artículo 21 y 22 de la Constitución Política; artículos2127, 2128, 2129, 2140, 2152 del Código Judicial. N., HARLEY J. MITCHELL D. ALEJANDRO MONCADA LUNA -- OYDÉN ORTEGA DURÁN -- GABRIEL E. FERNÁNDEZ -- VICTOR L. BENAVIDES P. -- HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ -- LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- JERÓNIMO MEJÍA E. YANIXSA Y. YUEN C. (Secretaria General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR