Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Panama), Pleno, 28 de Febrero de 2014

PonenteHarley J. Mitchell D.
Fecha de Resolución28 de Febrero de 2014
EmisorPleno

VISTOS: El Pleno de la Corte Suprema de Justicia, conoce de la ACCIÓN CONSTITUCIONAL DE H.C., que el licenciado J.N.V.B., promueve en nombre y representación del señor S.Z.A.D., contra el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá. Por admitida la presente acción constitucional se libró mandamiento de habeas corpus, el cual, fue contestado oportunamente por la autoridad demandada, razón por la cual esta Superioridad pasa de inmediato a resolver la acción propuesta. I. ARGUMENTOS DEL ACTIVADOR PROCESAL El licenciado J.N.V.B., actuando en nombre y representación, del señor S.Z.A.D., promueve acción de habeas corpus, contra el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, ya que alega que dentro del proceso penal seguido a su representado, por delito Contra la Vida e Integridad Personal (Homicidio), en perjuicio del menor L.G.D.M., no existen elementos de convicción que lo vinculen directamente en la comisión de estos hechos y, en consecuencia sustenten, en ese sentido, la medida de detención preventiva decretada en su contra, con motivo de esta causa penal. En ese sentido refiere el promotor constitucional, que la investigación a que es objeto su apoderado, está relacionado al hallazgo de un cuerpo sin vida, en un manglar, por parte de unidades de policía, a quienes se les informó que habían observado a unos sujetos desconocidos escondidos por los matorrales, lanzando bolsas negras en dicho sector. Destaca que el único elemento de vinculación utilizado por el Ministerio Público para decretar está medida, lo es, el informe de novedad fechado 8 de enero de 2013, suscrito por el Teniente GIL QUIEL, quien detalla que al encontrarse en el sector del manglar, próximo al río Aguacate, una fuente le informó, que un sujeto de contextura gruesa y tez morena salía del monte que está al final de la calle 11, El Tecal; ésta misma persona que refiere el informante observó, el día domingo en compañía de dos personas cargando unos cartuchos en horas de la mañana y, el día lunes en horas de la noche, por el área del manglar. Resaltando que en ese momento esta persona se había introducido en una residencia, cuyo muro está sin repellar, donde la unidades de policía al proceder al lugar aseveran dieron con el hallazgo de un sujeto que reunía estas mismas descripciones. Frente al contenido de este informe refiere el activador judicial existen elementos de pruebas, acopiados a la carpeta penal, que contradicen o desdicen su contenido y, que por el contrario corroboran la versión del señor A.D., quien se declara inocente del hecho ilícito que se investiga, ya que sostiene que el día de su aprehensión se encontraba jugando fútbol con un grupo de amigos y que el día domingo estaba en compañía del señor J.L.R., en una actividad realizada en el sector de C., las Lajas, de la cual participó desde las 10:00 A.M., hasta las 2:00 a.m., del día siguiente, donde luego de ello retornó a su casa. Agrega que para confirmar lo anterior, se cuenta con la declaración que bajo juramento rinden los señores J.L.R. y V.R. CORREA ARANCIBIA viuda DE JHONS, está última persona propietaria de la residencia donde se desarrolló esta celebración que se extendió hasta horas tarde de la noche. Por otro lado destaca, que la Caja de Ahorros certificó que el día 6 de enero de 2013, la tarjeta de crédito de su procurado fue utilizada en el cajero de la sucursal del Bac Credomatic de C., elemento que, en su concepto, brinda mayor credibilidad a su versión de que ese día se encontraba en un lugar distinto. En cuanto a los hechos acontecidos el día 8 de enero de 2013, fecha en que fue aprehendido el señor A.D., refiere el promotor constitucional han declarado los señores J.A.G.A., I.M.S.I., E.A.C.T., J.A.E.C., MARCO ANTONIO BARRIOS PALACIO y R.W.O.M., todas estas personas que indica son contestes en señalar que la detención del señor S.Z.A. se produce en el cuadro de fútbol y que posteriormente todos fueron conducidos a la Estación de Policía. En ese orden de ideas sostiene, que al sumario se han incorporado copia autenticada de los libros de novedad, de la Estación de Policía de las Villas y la Estación de Policía de Menores de H.M., correspondiente al día 8 de enero de 2013, donde se deja constancia del traslado del menor E.A.C.T y, se corrobora la orden del teniente G.Q. de que mantenga al ciudadano J.A.G. y S.Z.A.D., para que sean remitidos a la D.I.J., Sección de Homicidio. Aunado a ello refiere el actor que se cuenta con la declaración jurada de D.E. ESPINOSA quien sostiene que el día 8 de enero, siendo las 3:00 de la tarde, el señor S.A. le dejó bajo su cuidado a su hija, ya que iría a jugar fútbol. Para el promotor constitucional estos testimonios respaldan las excepciones de defensa de su representado y, le restan valor al contenido del informe de novedad, que intenta ubicar a su cliente en un lugar distinto, amén de que resalta que en dicho informe no se indica que su apoderado haya presentado en su vestimenta algún rastro de lodo, hierba, rastrojo o sangre, que permitan sostener que estuvo en el lugar donde se produjo el hallazgo del ocioso. Para finalizar manifiesta el legista, que si bien el hecho investigado merece las más grave de las medidas cautelares, ante la utilización de mecanismos atroces; no obstante sostiene, que la medida cautelar debe responder a un marco de probanzas que realmente lo justifiquen, lo cual, en su criterio no concurren en el caso de su procurado. Agrega que si bien en un principio, no se contaba con elementos que desvirtuaran el contenido del referido informe de novedad, de allí la razón de la medida impuesta; no obstante indica, que ante este nuevo panorama, la situación de su apoderado ha variado y por ende estima se sustenta la flexibilización de la medida de detención que en estos momentos padece el señor A.D., la cual, califica como desproporcionada. Es así, que atendiendo el contenido del artículo 12 del Código Procesal Penal, solicita a esta Superioridad, realice un nuevo examen sobre la legalidad de la medida impuesta y, en consecuencia DECLARE ILEGAL la detención preventiva que padece el señor S.Z.A.D., aproximadamente desde hace un año, con motivo de este proceso penal (cfs.1-7) II. INFORME RENDIDO En respuesta al mandamiento librado por el Magistrado Sustanciador, el licenciado R.E.V.A., Magistrado Suplente del Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá- Sala Transitoria, mediante Oficio No. 636 de 27 de diciembre de 2013, rinde el informe de rigor, en los siguientes términos: "1. No hemos ordenado la detención del beneficiario S.Z.A.D., la detención preventiva fue ordenada por la Fiscalía Auxiliar de la República, Unidad para la Investigación de Los Delitos Contra la Vida y La Integridad Personal, sede de la Chorrera, Tercer Circuito Judicial de la provincia de Panamá, mediante resolución razonada de fecha 10 de enero de 2013, en razón de ser vinculado al delito de Homicidio en perjuicio de L.G.D.M. (Q.E.P.D.), hecho que ocurrió en el Distrito de Arraiján, sector El Tecal, conocido el 8 de enero de 2013, en el Corregimiento de Vista Alegre, Barriada El Tecal, área del Manglar. Según consta en autos, en Informes de Novedad de la D.I.I.P Seccional de Arraiján, el citado S.Z.A.D., fue aprehendido el 9 de enero de 2013, a las altura de calle Paseo de la Arboleda, Casa G-156, Barriada El Tecal, Corregimiento de Vista Alegre. 2. Los motivos o fundamentos de hecho y derecho que se tuvo para ordenar la detención de S.Z.A.D., han sido señalados en el punto anterior, es decir, se vincula al delito de Homicidio en perjuicio de L.G.D.M. (Q.E.P.D.) hecho que ocurrió en el Distrito de Arraiján, sector de El Tecal, descubierto el día 8 de enero de 2013, en el Corregimiento de Vista Alegre, Barriada El Tecal, área del Manglar. Se destaca en autos, Informes Policiales de Aprehensión, constancias periciales y testimonios recabados, entre ellos los rendidos por el Teniente GIL D.Q.S., M.E.H.M.D.D., E.E.C.M., quienes corroboran la presencia en el lugar de los hechos y de indicios que presumen vinculación en el hecho violento contra de (sic) LUIGI G.D.M. (Q.E.P.D.), hoy occiso, al ser aprehendido en el lugar en circunstancias que no lo justifican, en posesión de objetos del fallecido, desconocido por los habitantes del lugar, quienes alertan a los agentes captores de la presencia de un sujeto con su descripción, previo al hecho y al momento de su detención (fs. 26-28, 43-44, 66-68, 95-99, 109-110, 132-135, 159-161). 3. El proceso seguido en contra de S.Z.A.D., fue repartido a este Tribunal para el trámite legal correspondiente, el día 18 de diciembre de 2013, se encuentra pendiente de su calificación legal. El sindicado S.Z.A.D., actualmente detenido en el Centro Penitenciario LA JOYITA, fue filiado a este Tribunal mediante el Oficio No. 6577, de fecha 16 de diciembre de 2013 y mediante Oficio No. 637 de 27 de diciembre de 2013, se pone a su disposición. " (cf.s 13-14). CONSIDERACIONES DEL PLENO Luego de satisfecho el itinerario procesal por el cual ha de transitar la acción constitucional propuesta, procede esta máxima C., como Tribunal Constitucional de Habeas Corpus ha decidir, previa valoración de las principales constancias procesales remitidas como antecedentes, si la medida de detención preventiva, que en estos momentos restringe la libertad del señor S.Z.A.D., con ocasión del sumario seguido en su contra, por delito CONTRA LA VIDA E INTEGRIDAD PERSONAL (Homicidio), responde a los casos y formalidades que prescribe nuestra Carta Fundamental y normas vigentes. En ese orden de ideas se advierte, que los argumentos del activador constitucional se centran en sostener que la medida de detención preventiva, decretada en contra del señor S.Z.A.D., deviene en ilegal, ya que alega que los elementos de convicción allegados a este infolio penal desvinculan a su representado en la comisión del hecho ilícito que se le imputa, toda vez que sostiene que sus testigos y otros medios de pruebas, desvirtúan los hechos expuesto por el Teniente GIL D.Q.S., en su informe de Novedad, sobre el lugar y circunstancias en que fue aprehendido su apoderado el día 8 de enero de 2013. Como cuestión previa debemos señalar que la acción de habeas corpus, en este caso reparador, es el mecanismo constitucional que permite revisar en sede judicial la legalidad de cualquier acto dictado por servidor público que intervenga, restrinja o perturbe el derecho de libertad de cualquier persona y, que se sostenga haya sido dictado en contravención a los casos y formalidades previsto en nuestro ordenamiento vigente. En esa labor, resulta conveniente realizar un recuento sucinto de las principales constancias que no fueron remitidas como antecedentes, a fin de poder determinar si las exigencias del artículo 21 constitucional y los artículos 2140 en concordancia con el 2152 del Código Judicial encuentran complacencia en este caso, para sustentar la medida de detención examinada en sede constitucional. Así tenemos que los antecedentes dan vista que el presente sumario tiene su génesis, el día 8 de enero de 2013, con la diligencia de Reconocimiento y Levantamiento de Cadáver, llevada a cabo por la Unidad Especializada en Delitos Contra la Vida y la Integridad Personal (Unidad de Homicidio) donde se deja consignado que para esa fecha, siendo las 8:00 P.M., se aproximaron al sector de V., Barriada el Tecal, calle 9 novena el Almendral, área boscosa próxima al manglar; lugar donde se suscitó el hallazgo de un cuerpo sin vida, de sexo masculino, el cual, estaba desmembrado en seis partes, y el cual presentaba múltiples lesiones en la cabeza y el tórax, lesiones que se estima, preliminarmente, sea la causa del deceso (cf.s 2-4 y 5-7). A su vez se cuenta con el Informe de Investigación Preliminar, calendado 8 de enero de 2013, suscrito por el Teniente M.D., Sub-teniente L.M., Cabo 2do. M.R. y el Agente Marizabel León, donde se narra que el día 8 de enero de 2013, siendo las 4:50 p.m., cuando se encontraban en la Sub-Dirección de Investigación Judicial de Arraiján, reciben llamada telefónica del Teniente E.D., quien indica fue informado que en el área del Tecal (manglar) había un cuerpo enterrado. Agregan que al proceder al lugar, el sargento A.A., les comunicó que cuando se encontraba de recorrido por el sector del Tecal, vía principal, se le acercó una persona y le manifestó que noches atrás, observó un automóvil del cual bajaron varios sujetos con unas bolsas, las cuales introducían al herbazal, siendo en razón de esta información que procedieron al área donde se da el hallazgo de un cuerpo sin vida, del cual, sólo le sobresalía el rostro., ya que el resto estaba enterrado a 2 metros de profundidad. Destaca el informe que al desenterrar el cuerpo, el mismo estaba desmembrado en seis partes y presentada múltiples heridas en el área del abdomen y el tórax, aparentemente provocada con arma blanca. Este cuerpo, del cual no se encontró ningún documento que lo identificara y cuyas vistas fotográficas corren de foja 85 a 99 del dossier (cf,.s21-25). Rinde declaración jurada, el T.S.A.C. (cfs.223-233), quien además de hacer referencia sobre el hallazgo de un cuerpo sin vida en el manglar, expuso que entre las unidades que se aproximaron al lugar se encontraba el T.G., quien le informó sobre la aprehensión de otras personas . A.J.A. (cf.s 363-370) Sargento primero de la Policía de Nuevo C., declara que cuando se encontraba de recorrido por el sector del Tecal, en compañía del S.H., se le acercó un señor que pasaba en un vehículo y quien les comento que días anteriores había escuchado unos vehículos y, observado a personas que en horas de las noches cargaban bolsas, y que entraban y salían del manglar, donde al verificar esta situación, previa llamada a su superior, dan con el hallazgo del hoy occiso. Debido a este hallazgo la Fiscalía Auxiliar de la República dicta diligencia cabeza de proceso, el día 8 de enero de 2013, a fin de que se desplieguen las diligencias que se estimen pertinente, con el objeto de acreditar la existencia del hecho punible y descubrir a sus autores o partícipes (cf.s 9). Acto seguido consta providencia fechada 8 de enero de 2013, donde la Agencia de Instrucción Delegada, con motivo de esta investigación, dispone la realización de una diligencia de Allanamiento y Registro, en la Barriada El Tecal, calle novena, casa G-156, con el objeto de esclarecer los hechos y evitar la posible destrucción de pruebas (cf.s 10). En ese orden de ideas, consta el acta de allanamiento y registro dispuesta en la residencia G-156, la cual, fue efectuada el 8 de enero de 2013, a las 11:00 p.m., en presencia de la señora A.S. vecina del lugar, ya que los propietarios del inmueble no se encontraban. Esta diligencia efectuada en la parte externa de este domicilio donde se da el siguiente hallazgo: " ...se mantiene césped y pegao al muro de bloque que es utilizado como cerca se fijan y se recolectan el indicio No. 4 el cual son unas zapatillas, color gris plateado, marca B Unce (Adidas), como Indicio No. 5 una Pica, Indicio No. 6 una pala..." (cf.s 11-12 y 13- 14). Mediante providencia fechada 9 de enero de 2013, se dispuso nuevamente otra diligencia de registro y allanamiento en la misma residencia ( G-156), la cual, en esta ocasión, fue realizada con la participación de la señora M.H.M.D.D., quien se identificó como propietaria del inmueble. En esta diligencia se deja consignado que dentro de esta residencia no se encontró nada ilícito; no obstante, como otro si, se agrega que en el área de la lavandería se ubicó un pantalón jeans, color azul, marca Jordache, talle 38, dentro de una tina, mojado, donde las mangas estaban impregnadas de un color chocolate, que se presume pueda ser tierra. (cf.s 15, 16-17 y 18-19). M.E.H.M. (cf.s 26-28) propietaria de la residencia G-156, rinde declaración bajo juramento, y relata que a través de una vecina fue informada de que su residencia era objeto de allanamiento. Explica, que debido a diferencias con su pareja, de la cual está embarazada y quien refiere le agredió físicamente, decide irse a vivir a la casa de su madre, mientras que su pareja, de nombre E.G.S. se quedó en la residencia. Agrega que desconoce de quien sea la pieza de ropa (pantalón) encontrado en la parte externa de su casa ya que indica que su pareja es talla 32 y que el mismo está detenido ya que fue vinculado a un robo . De foja 101 a 107 del dossier consta protocolo de Necropsia elaborado por el doctor J.A.R.A., miembro del Instituto de Medicina legal, quien sobre las causas del deceso dictaminó lo siguiente: "CAUSA DE MUERTE 1. A.P. cardiaca B. Herida por arma blanca en tórax... CONSIDERACIONES MÉDICOS LEGALES: Cadáver de varón adulto joven de adecuado desarrollo físico, quien presenta hallazgo compatible con autopsia compatibles con sufrir descuartizamiento en su 4 extremidades a nivel de los tercios distales de fémures y húmeros, además de decapitación a nivel C5, el objeto causante de estas lesiones ha debido ser un contuso cortante (machete, hacha etc) ya que produce fracturas de huesos al momento de golpear las extremidades. Estas lesiones probablemente son postmortem aunque con los cambios autoliticos marcados que presenta la víctima no se podría aseverar. Presenta además múltiples lesiones por arma blanca en tórax anterior, estas lesiones fueron producidas por objeto punzo cortante ya que tiene más profundidad que anchura. La lesión mortal es la que se encuentra a 67 cm del muñón derecho y lesiona el corazón. El cadáver presenta avanzado estado de descomposición (coaligativo y enfisematoso). (cf.s 101-107). Por otro lado, y como parte de los elementos recabados durante la instrucción sumarial, tenemos que la A.Y.P. deja consignado en informe fechado 9 de enero de 2013, que para ese día, siendo las 3:35 p.m, el señor I.D., se apersonó a la Dirección de Investigación Judicial de Arraiján, a reportar que su hijo L.G.D.M., de 17 años estaba desaparecido desde el día lunes 7 de enero de 2013 (cf.s 50-51) Ante lo anterior se dispuso, mediante providencia fechada 9 de enero de 2013, realizar una diligencia de Reconocimiento en la morgue judicial, con la participación del señor I.D. (cf.s 54-55); la cual, se efectúo el mismo día, y cuyo resultados fueron positivos, en el sentido de que el reconocedor manifestó que el occiso efectivamente era su hijo (cf.s 56-57). I.D. CASTILLO rinde declaración jurada y en relación a la desaparición de su hijo L.G.D.M., narra que el día lunes 7 de enero de 2013, aproximadamente a las 8:00 de la noche, lo dejó en la residencia de su hija L.D., ubicada en la barriada Altos del Tecal, calle D, casa No. 187-2, para que quedara al cuidado de la misma, ya que explica que su hija actualmente está detenida en el Centro Femenino, por un caso de drogas y, junto a su hijo se turnaban el cuidado de la residencia. Agrega que al día siguiente, día martes, junto con su esposa K.M., compraron unas pinturas, para pintar la casa de su hija; no obstante, cuando llegaron a la residencia observaron que no había nadie, advirtiendo que hacía falta una lactop y unos relojes. Señala que en ese momento no tuvo sospecha alguna, ya que pensó que su hijo estaba en compañía de su novia, de allí que su esposa se quedó toda la noche en la residencia para limpiarla y él se fue para su casa en Los Cerezos. Indica que al día siguiente sí se preocupó porque su hijo no aparecía ni llamaba, razón por la cual se trasladó a la Dirección de Investigación Judicial de V. para presentar el reporte, lugar donde le informaron del hallazgo de un cuerpo sin vida, en el área del manglar, el cual pudo reconocer como su hijo. Señala que hasta donde tiene conocimiento su hijo no estaba vinculado a pandillas, refiriendo que el mismo estudiaba en la escuela CEJUVI de Nuevo C.. Detalla que para la fecha de marras el mismo vestía un pantalón corto, marca Adidas, color oscuro, un suéter oscuro, color azul, zapatillas marca Adidas, color negra. Al ser interrogado sobre las causas de detención de su hija L.D., explicó que el día 20 de noviembre de 2012, la misma viajaba por el área de San Carlos en compañía de un sujeto de nacionalidad Colombiana, donde resultó que dentro del vehículo que venía detrás de ellos, y que fue detenido, se dio el hallazgo de 120 kilos de drogas, siendo su hija vinculada a estos hechos. (cf.s 57-60). También rinde declaración E.E.C.M. (cf.s 66-68) quien dijo ser hermano del hoy occiso, y que entre otras cosas refiere, no tener conocimiento que su hermano haya pertenecido a alguna organización criminal o delincuencial. Destaca que él mismo tenía dos pares de zapatillas, una (1) marca Adidas, modelo clásica, color negro con rayas dorada talla 9 ó 9 1/2 que le regaló para navidad y el segundo par, la cual usaba diario, también marca adidas, modelo B Unce, color gris plateado, de la misma talla, que eran de su cuñado que había fallecido un año atrás. El deponente CONCEPCIÓN MARTÍNEZ al ampliar su declaración, señala que el indicio No. 4 recolectado como consecuencia de esta investigación y que se identifica como la foto No. 32 en el expediente, corresponde al par de zapatillas que su hermano utilizaba a diario. Se incorpora a la carpeta penal certificado de defunción expedido por el Tribunal Electoral, donde se registra el deceso de L.G.D.M (cf.s 209); así como copia autenticada de su certificado de nacimiento que corre a folio 69. Entre los diversos informes que consta en el infolio penal, descansa el informe de novedad, fechado 8 de enero de 2013, suscrito por el T.G.Q., de la Agencia policial de Arraiján que referente a la aprehensión del accionante S.Z.A. refiere: " Siendo las 6:30 horas de hoy 08 de enero de 2013 se procede a verificar una información ya que el Teniente 47220 S.C. informó del hallazgo de un cadáver en el área boscosa el manglar que limita con el río aguacate, por lo que procedí en compañía del Sub-teniente 12441 J.F. y el Sargento 13646 P.Q. y como conductor el Cabo 2do. 200756 J.D., en el vehículo asignado a esta seccional de información Policial, al llegar al lugar recibí una información de un ciudadano que no quiso dar sus generales por motivo de seguridad, quien manifiesta que un sujeto de contextura gruesa y tez morena salió del monte que esta ubicado al final de la calle 11 el Tecal y que esa misma persona había entrado el día domingo en compañía de dos personas mas con unos cartuchos en horas de la mañana, sigue manifestando que también entró el día lunes en horas de la noche al manglar y que este individuo acababa de introducirse en una residencia con un muro sin repellar ubicado en una esquina, por lo que procedí a verificar dicho muro en la parte interior del patio trasero, observo a un ciudadano escondido detrás de la pared con las generales descritas anteriormente, el mismo salió voluntariamente del lote de la casa G-156 por una puerta de hierro con verjas negras la cual tiene acceso a la orilla de la calle y esta puerta no mantenía candado ni impedimento para abrir, manifestando que vive en esa residencia con una supuesta prima que no se mantenía, el mismo entregó su documento (cédula de identidad personal) voluntariamente de nombre: S.Z.A.D., de 31 años de edad...el cual se mostró inmediatamente de forma muy nerviosa al notar la presencia policial y cambia de versión manifestándome entonces que mantiene domicilio en el Tecal, calle Paseo de la Arboleda, casa #F-25. Inmediatamente se procede a verificar en los alrededores del patio donde se encontró al ciudadano y se ubico un par de zapatillas de color gris con negro marca ADIDAS las cuales tenían cantidad de hierva tipo lodo y entre la cerca se ubica una pala y una pica con tierra pegada." (cf.s 44) Con estos elementos y mediante resolución fechada 10 de enero de 2013 la Fiscalía Auxiliar de la República, dispone recibirle declaración indagatoria al señor S.Z.A.D., por la presunta comisión del delito CONTRA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD PERSONAL (HOMICIDIO), tipificado en el Título I, Capítulo I, sección 1°, del Libro II del Código Penal, misma providencia donde se dispuso su detención preventiva (cf.s 124-130). Cabe mencionar, que posteriormente la Fiscalía Primera Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá, a quien le fue asignada la labor de instruir el presente sumario, mantuvo la orden de detención provisional decretada en contra del señor A.D., mediante resolución fechada 26 de marzo de 2013 (cfs 175). Libre de apremio y juramento, el señor S.Z.A.D., se declara inocente de los cargos que se le formula, y excepciona en su defensa, que es falsa la información que el Teniente GIL QUIEL deja consignada en el informe de novedad referente a su aprehensión. Destaca que en ningún momento fue aprehendido en las proximidades de ninguna casa, por el contrario sostiene que fue en el momento que jugaba fútbol en la cancha del sector, que agentes de policía lo aprehendieron junto con otras personas que se encontraban en el lugar también jugando y, que refiere, pueden dar fe de este hecho. Explica que aún cuando se refiere que el sospechoso de estos hechos, lo vieron entrar al manglar el día domingo 6 de enero de 2013; no obstante, excepciona a su favor, que ese día se encontraba en C., específicamente en las Lajas de Chame, en la residencia de unas amistades, que responde a los nombres de Y. y VILMA, esta última que refiere es la dueña de la residencia. Narra que ese día salió de su casa a las 8:30 de la mañana, en compañía de su amigo J.L.R., apodado PUMA; actividad que refiere participó hasta horas tardes de la noche. Agrega que el día lunes 7 de enero de 2013, estuvo en su casa hasta las una de la tarde, en compañía de su esposa e hija, después llegó su madre E.D. y, su esposa se retiró con su hija a V., afirmando que al finalizar el día se quedó en la casa en compañía de su madre. En cuanto a los sucesos ocurridos el día 8 de enero sostiene, que estaba al cuidado de su hija porque su esposa estaba trabajando y, su madre a las 3:00 de la tarde se fue a misa pero a eso de las 4:00 de la tarde, dispuso bajar a jugar fútbol, dejando a su hija al cuidado de una vecina de nombre DALYS. Destaca que cuando ya habían realizado dos o tres partidos, se aproximaron unos agentes de policía quienes suspendieron el juego y subieron a todos los presentes a las patrullas, siendo conducido a la estación del C. y luego al de Las Villas. Menciona que en el cuadro de juego estaban presentes J.G., alias YEYE, MARQUITO y ANGEL. Para finalizar sostiene que es ilógico pensar que de haber asesinado a este joven, a quien dice desconocer, haya regresado los días 6 , 7 y 8 al lugar de los hechos, siendo pues que se mantiene en su estado de inocencia y en su dicho, esto es, que fue aprehendido cuando jugaba fútbol en la cancha del parque del Tecal, que está en la parte de atrás del mini Super Sam. Niega conocer a la señora M.E.H.M., amen de que indica que es talla 42 en pantalón y, que si se encontró un pico y pala, lo lógico era que procedieran a verificar si hay huellas dactilares. Es oportuno resaltar, que consta en el infolio penal una serie de testimonios que fueron recabados durante la instrucción de este sumario, por un lado, la de los agentes de policía que participaron en las primeras pesquisas y por el otro, la declaración de una serie de personas, que afirman ser testigos de los hechos excepcionados por el señor S.Z. A. en su defensa. En primer orden, consta la declaración jurada del Teniente GIL D.Q.S. (CF.S 159-161), quien se afirma y ratifica del informe de novedad fechado 8 de enero de 2013. Este declarante que a propósito de las excepciones del imputado sólo indica lo siguiente: " está mintiendo, recuerdo perfectamente que el señor S.A.D. estaba de cuclillas estaba nervioso hasta me cambio la versión me dijo que vivía con un familiar ahí en la residencia después me dio otra dirección el se encontraba detrás del muro perimetral de la residencia G-156". Afirma el declarante que apoya su versión a través de su compañeros, el Sub-teniente 12441 J.F. y el Sargento 12646 P.Q.. Posteriormente amplía su declaración en razón de la solicitud hecha por la defensa, la cual, corre de foja 234 a 242, y donde añade que en el momento que aprehenden al señor S.Z.A., no habían otras personas en la cancha de juego que está ubicada frente a la residencia G-156, ya que refiere que minutos antes unos motorizados realizaron un operativo de profilaxis y se llevaron a estas personas a la Sub-estación de las Villas de Arraiján. Aclarando que su participación en la investigación de estos hechos fue la aprehensión del imputado y posterior a ello, presentarse al lugar donde se dio el hallazgo del occiso, donde ayudó a desenterrar el cuerpo y cargarlo hasta el carro fúnebre. Agregando que no recuerda que le haya comentado al Teniente ABEL CÓRDOBA sobre la aprehensión de otras personas. A pregunta formulada por la defensa sobre los datos que le ofreció el informante, refiere lo siguiente: "PREGUNTADO: Diga el declarante, si el informante que usted refiere en su informe de novedad, brindo descripción adicional, a la que usted señala en cuanto a que el sujeto sospechoso, era de contextura gruesa y morena: CONTESTO: S.F., en el momento que me da la información, solo describe eso. Posteriormente que se da la aprehensión, me confirma que el sujeto aprehendido era el que me estaba describiendo. PREGUNTADO. Diga el declarante, que momento le es confirmado que el sujeto aprehendido, era el descrito por el informante: CONTESTO: S.F., al momento que le estábamos haciendo el registro de seguridad y la entrevista sobre sus documentos personales, es decir al momento de la aprehensión. PREGUNTADO: Diga el declarante, de que manera el informante le confirma a usted que el sujeto aprehendido era el descrito por él. CONTESTO: S.F., mediante llamada telefónica, a la sub-estación policial de las Villas. PREGUNTADO: Diga el declarante, como le consta a usted, que quien realiza la llamada, es el informante que en primera instancia, le brinda descripción del supuesto sospechoso. CONTESTO: S.F., se identificó con el seudónimo y clave que yo le había dado. PREGUNTADO: Diga el declarante, si existe personal que podía corroborar lo manifestado por usted respecto a la llamada, a la que hacemos referencia..CONTESTO: S.F., mis compañeros en todo momento veían que yo estaba hablando por teléfono, pero no le doy detalla del tipo de información e información que me están dando." Para finalizar indica que no recuerda como vestía el sospechoso y no lo plasmo en el informe porque no lo consideró importante. De foja 318 a 328, rinde declaración P.F.Q.L., quien labora en la Policía Nacional, y respecto a los hechos investigados narra, que el día 8 de enero de 2013, siendo las 4:30 de la tarde, el Teniente SEVERINO CÓRDOBA les informó del hallazgo de un cuerpo sin vida, en el mangle a orillas del río aguacate, razón por la cual procede en compañía del Teniente Quiel, el Sub-teniente J.F. y el conductor J.D.. Agrega que al llegar al lugar, observó que el Teniente Quiel recibió información de una persona que por motivos de seguridad solicitó reserva sobre su identidad y manifestó que observó a un sujeto de contextura gruesa y tez morena, que salía del manglar. Esta misma persona, que refiere, observó el día domingo en compañía de otros sujetos, por el mangle con unos cartuchos negros y que en este instante señalaba se había introducido en una residencia que tenía un muro sin repellar. En ese sentido destaca el deponente, que efectivamente observaron a este ciudadano escondido detrás del muro de la residencia No. G-156, que tiene una puerta de hierro, con verjas negras, la cual tiene acceso a la esquina de la calle. Refiere que esta persona salió voluntariamente y les entregó su cédula de identidad personal, respondiendo al nombre de S.Z.A.D., de 31 años. Indica que el mismo se mostró nervioso y manifestó que residía en esa casa con una prima, la cual, no se encontraba pero luego cambió su versión e indicó que reside en El Tecal, calle Pasero de la Arboleda, casa F-25. Sostiene que al verificar el patio donde se encontró a este ciudadano, ubicaron una zapatilla de color gris con negro, marca Adidas, que mantenían gran cantidad de lodo; así como un pico y una pala. De otro lado explica, que fue el Teniente Quiel quien tuvo contacto con el informante, a través, de su teléfono celular; afirmando que el único aprehendido fue el señor S.Z.A.. Por otro lado, se observa que los testigos aducidos por la defensa y admitidos por el Ministerio Público rinden testimonio, entre ellos, el señor J.L.R. (cf.s 272-275) quien sostiene que efectivamente el día domingo 6 de enero de 2013, estaba en compañía de su amigo S.Z.A., en el área de C., las Lajas, en la residencia de un amigo que tenía organizada una celebración, donde refiere se encontraba la dueña de la casa de nombre VILMA y la hija de esta señora, que responde al nombre de Y.. Afirma que llegaron al evento a eso de las 9:10 de la mañana y se retiraron aproximadamente a las 2:00 a.m del día siguiente, advirtiendo que dejó a su amigo, A.D., en su casa. V.R. CORREA ARANCIBIA VIUDA DE J., en relación a estos eventos, declara que tiene aproximadamente tres años de conocer al señor S., ya que es amigo de sus hijos y él mismo frecuentaba la casa en la playa. Explica que el día 6 de enero realizaron una celebración en su casa con el objeto de celebrar que su hija KAIKIS había cumplido años, el 4 de enero y, que su yerno GUILLERMO cumpliría el día 9 del mismo mes. Destacando que a esta actividad asistió el señor S.Z.A., en compañía de un joven que describe físicamente, advirtiendo que los mismos llegaron a eso de las 9:00 ó 9:30 de la mañana y se retiraron a la 1:30 de la mañana. (cfs. 276-278). De igual forma rinde declaración E.E.D.C. (cf.s 279-281) quien dijo ser madre del imputado, y quien relata que el día 7 de enero de 2013, su hijo estaba en la casa, así como el día 8 de enero, no obstante, refiere que a eso de las 3:00 de la tarde de ese día, ella se retiró a misa en La Chorrera, quedando su hijo S.Z. en la casa, al cuidado de su hija. Indica que su hijo estuvo detenido en el 2006, en la Joya, dos años y medio, por un delito de hurto. Consta declaración jurada de D.E. ESPINOSA (cf.s 289-291), quien refiere ser vecina del señor S.Z.A.D., y en relación a los hechos acaecidos el día 8 de enero, narra que ese día, pasada las 3:00 de la tarde, su vecino S. le solicitó el favor que le cuidara su hija, porque él iba a jugar fútbol en el cuadro, petición a la cual ella accedió. Con relación a la excepciones brindadas por el imputado de que el día 8 de enero de 2013, fue aprehendido cuando se encontraba jugando fútbol en la cancha, se observa que han desfilado los testimonios de J.A.G. (cf.s 300-304), I.M.S. (cf.s 305-308), E.A.C. (cfs 309-311), J.A.E. (cfs 330-333), MARCO ANTONIO BARRIOS (cfs 334-337), R.W.O. (cfs S 338-341) y MARCO ANTONIO PALMA (cf.s 457-462). Cabe destacar, que cada uno de los deponentes coinciden en que, cuando se encontraban jugando fútbol en la cancha de El Tecal, unidades de policía se aproximaron, y subieron a todos los que se encontraban en el lugar en dos patrullas, sin darle explicaciones de las razones de ello, siendo conducidos a la estación de Policías de la Villa y de La Chorrera. Los mismos refieren que en la cancha de juego había también menores de edad, pero algunos fueron entregados a sus madres que estaban en el lugar. De igual modo, estos testigos refieren que en el lugar se encontraba presente el señor S.Z.A., quien indica también estaba jugando fútbol, y que fue una de las personas aprehendidas junto con ellos y trasladada en patrullas a la Estación de policía, agregando que antes de la llegada de estas unidades ya habían jugado varios partidos. Otro elemento agregado al expediente, lo es, la nota fechada (231-DCJ-06) 809 de 15 de agosto de 2013, suscrita por el Jefe del Departamento de Comunicaciones Judiciales, de la Caja de Ahorro que certifica lo siguiente: "El señor S.Z.A.D., con cédula de identidad personal No. 8-739-1121, mantiene la cuenta de ahorro corriente tipo individual No. 5300000392288, abierta el día 20 de marzo de 2012, relacionada con la tarjeta clave No. 6015-1900-0206-0571. Se efectuó un retiro el día 6 de enero de 2013, por la suma de B/30.00 en el ATMA 03814 del banco Bac, ubicado en C.". (f.s 371 a 377). Es de anotar en ese sentido, que la Gerencia General de Bac Panamá, remite video relacionado a esta transacción realizada en el cajero automático de C., Distrito de San Carlos, empero al ser sometida a diligencia de inspección ocular, se dejó consignado lo siguiente: " al introducir el disco compacto identificado...dentro del cual aparecen cuatrocientas setenta y tres archivos (473), tipo VLC, media file. Cabe señalar que al reproducir los archivos, la grabación de cada uno era estática, transcurría más la imagen de grabación permanecía en un solo lugar, además los tiempos de grabación no eran regulares, ni mantenían una secuencia, por lo cual no se puede reproducir en debida forma el video, ni extraer vistas fotográficas de los archivos" (cf,s 473- 474 y 498-499). Otras de las diligencias efectuadas para el esclarecimiento de los hechos, lo fue una inspección a los libros de novedad de la Sub-estación de policía de Arraiján, diligencia que fue infructuosa debido a que se les informó que las novedades de inició del año 2013, quedaron consignadas en el mes de diciembre del libro de novedad del año 2012, el cual, estaba archivado, y cuya copias fueron incorporadas con posterioridad, lo cual, es palmario de folio 506 a 537 de la carpeta. También consta diligencia de inspección Ocular dispuesta en los libros de Novedad de la Policía de N. y Adolescencia de H.M., para verificar las novedades y personas aprehendidas los días 8 y 9 de enero de 2013, documentación que también fue allegada con posterioridad ante la falta de copiadora (fs 401 a 433) y donde consta la conducción de varios menores de edad, con motivo del hallazgo de un cuerpo sin vida en dicho sector. Como últimas constancias figura en el dossier la providencia fechada 31 de octubre de 2013, a través del cual, la Fiscalía Primera Superior del Primer Distrito Judicial, niega la solicitud de sustitución de medida cautelar, que el licenciado J.N.V.B., en razón de estos nuevos elementos de prueba, formuló a favor del señor S.Z.A.D. (cf.s 481-491) Siendo estas las principales incidencias acontecidas en este proceso, procede esta Superioridad a determinar si la medida de detención preventiva decretada en contra del señor S.Z.A.D., responde a los presupuestos que exige nuestra Carta Fundamental y normas vigentes. Es así, que resulta oportuno hacer mención del contenido del artículo 21 constitucional, norma suprema que establece los parámetros que toda autoridad debe atender, al momento de restringir este derecho fundamental, como lo es, la libertad. "ARTÍCULO 21: Nadie puede ser privado de su libertad sino en virtud de mandamiento escrito de autoridad competente, expedido de acuerdo con las formalidades legales y por motivos previamente definido en la ley..." Como corolario a lo anterior, también resulta prudente citar el contenido de los artículos 2140 y 2152 del Código Judicial, que establece los presupuestos formales que debe reunir toda orden que restringe el derecho fundamental de libertad, con motivo de una investigación penal: "ARTÍCULO 2140: Cuando se proceda por delito que tenga pena mínima de cuatro años de prisión y esté acreditado el delito y la vinculación del imputado, a través de un medio probatorio que produzca certeza jurídica de este acto, y exista, además, posibilidad de fuga, desatención al proceso, peligro de destrucción de pruebas, o que pueda atentar contra la vida o la salud de otra persona o contra sí mismo, se podrá decretar su detención preventiva." "ARTÍCULO 2152: En todo caso la detención preventiva deberá ser decretada por medio de diligencias so pena de nulidad en la cual el funcionario de instrucción expresará: 1. El hecho imputado; 2. Los elementos probatorios allegados para la comprobación del hecho punible; 3. Los elementos probatorios que figuran en el proceso contra la persona cuya detención se ordena." Esta alta Corporación de Justicia al ponderar de forma prolija el contenido de estas normas, así como las principales constancias que integran el cuaderno penal remitido como antecedente, procede a verificar si la orden que reduce el derecho de libertad del señor S.Z.A.D., reúne las exigencias formales del caso, como lo son: que la medida sea dictada por la autoridad competente, de acuerdo a las formalidades legales y por motivo previamente definido en la Ley. Igualmente que la pena mínima señalada sea de cuatro años de prisión, que esté acreditado el delito y la vinculación del imputado, y exista, además, posibilidad de fuga, desatención al proceso, peligro de destrucción de pruebas, o que pueda atentar contra la vida o la salud de otra persona o contra sí mismo Bajo esa orientación se constata, en primer lugar, que la orden que motiva nuestro estudio como Tribunal de Hábeas Corpus, efectivamente fue librada por autoridad competente, esto es, la agencia de Instrucción que preliminarmente tuvo conocimiento de la noticia crimini, a saber la Fiscalía Auxiliar; orden que posteriormente mantiene la Fiscalía Primera Superior del Primer Distrito de Panamá, a quien le esta encomendada la investigación de hechos de esta naturaleza, siendo pues que se complace uno de los requisitos formales que exige nuestra Norma Fundamental. De igual forma se constata que la medida de detención preventiva, fue decretada por escrito y motivada, ya que el Agente Fiscal expone los elementos de prueba que, en su concepto, acreditan ambos extremos del delito investigado, conforme lo exige el artículo 2152 lex- cit. En ese sentido huelga señalar, que al señor S.Z.A.D., se le vincula en la comisión de un delito sumamente grave, esto es, CONTRA LA VIDA E INTEGRIDAD PERSONAL (homicidio), elemento objetivo que el Ministerio Público acredita con la Diligencia de Reconocimiento y levantamiento de cadáver; el Protocolo de Necroscopia elaborado por el Instituto de Medicina legal y, el certificado de defunción que registra este hecho de sangre, entre otras pericias practicadas. Por otro lado, y atendiendo a los cargos formulados, se advierte que estamos frente a un hecho que tiene fijado como tramo punitivo una pena mínima superior a los 4 años de prisión, ya que de tratarse de un caso de homicidio simple, la norma sustantiva penal contempla como pena mínima 10 años; y en el caso de homicidio agravado, una pena mínima de 20 años de prisión. Ahora bien, en cuanto a los elementos de vinculación que también deben ser atendidos y establecidos por la autoridad respectiva al momento de aplicar la más severa de las medidas cautelares, conforme lo preceptúa el artículo 2140 citado, este máximo Tribunal debe realizar las siguientes consideraciones, sin que ello represente que se está realizando una valoración previa sobre la responsabilidad penal del imputado, ya que ello corresponde, en la etapa penal correspondiente, al Tribunal de la causa conocer y decidir. Aclarado lo anterior, se advierte que estamos frente a un proceso penal en cuya fase de instrucción se allegaron una multiplicidad de pruebas documentales, periciales y testimoniales, entre otras, no sólo, para acreditar la existencia del hecho ilícito perpetrado en perjuicio de un menor de edad, sino para establecer que persona o personas, podían estar vinculadas en la comisión de este hecho ilícito. Respecto a este último aspecto, se ha de considerar que la resolución que impone la medida examinada, advierte que la vinculación del imputado emerge del informe de novedad fechado 8 de enero de 2013, de cuyo contenido se afirma y ratifica, bajo juramento, su principal gestor, el Teniente GIL QUIEL y que hasta el momento respalda el agente de policía P.F.Q.L.; informe que asevera que el señor S.Z.A.D., fue aprehendido, cuando el mismo se escondía detrás del muro, de la residencia G- 156; este inmueble donde se da el hallazgo de una par de zapatillas, que un familiar del occiso sostiene le pertenecía a la víctima y donde una fuente o informante le aseveró al teniente GIL QUIEL estaba escondido uno de los sujetos, que días antes había observado junto con otras personas, introducirse en este manglar con cartuchos negros. Ciertamente esta Superioridad no desconoce aquellos testimonios que respaldan las excepciones de defensa del imputado, y que dicho sea de paso contradicen la información consignada en este informe, sobre el lugar y circunstancias en que es aprehendido el señor A.D., empero corresponde al Juez natural determinar el valor o alcance probatorio, de estos elementos de convicción al momento de calificar el sumario. A juicio de quienes integran esta Corporación Judicial, la medida es dictada dentro del marco de una investigación penal, respecto a un delito grave, y donde milita contra el señor S.Z.A. un informe preliminar sobre su posible vinculación a este hecho, todo lo cual, hace legal la orden que sustenta la medida, ya que se cobija en ciertos elementos de convicción acopiados al cuaderno penal. Se debe recordar que la acción de hábeas corpus se convierte en el instrumento jurídico procesal que protege a la persona contra las detenciones ilegales o arbitrarias, es decir, cuando son dictadas sin atender las formalidades legales, o que son dictadas por autoridad incompetente, sin el necesario fundamento legal o fuera de los casos previstos por la ley. No está demás señalar, que corresponde al Segundo Tribunal Superior de Justicia, analizar todo el acerbo probatorio para determinar según su sana crítica si prospera o no, la recomendación del Ministerio Público, en cuanto a que se emita un auto de llamamiento a juicio en contra del imputado, el cual exige la concurrencia de otros presupuestos. Un examen, en el cual el Juez natural tiene la labor de determinar y confrontar, cada una de las pruebas incorporadas al dossier, entre ellas la de descargos, para establecer en este escenario, la fuerza probatorio, coincidencia o consistencia de las mismas, al momento de deslindar la responsabilidad o vinculación efectiva del señor S.Z.A.D., en estos hechos; estudio al cual no puede incursionar este Tribunal de Hábeas Corpus, máxime al corroborar la concurrencia de los elementos formales mínimos que debe reunir una orden de detención. Es pues, atendiendo a las consideraciones expuesta este Máximo Tribunal declara legal la medida de detención preventiva decretada en contra del señor S.Z.A.D., y en ese sentido nos pronunciamos. PARTE RESOLUTIVA En mérito de lo anteriormente expuesto, el PLENO DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA LEGAL la orden de DETENCIÓN PREVENTIVA, decretada en contra del señor S.Z.A.D., dentro del proceso penal seguido en su contra, por el supuesto delito CONTRA LA VIDA E INTEGRIDAD PERSONAL (Homicidio), en perjuicio de L.G.D.M., en consecuencia póngase nuevamente al imputado a órdenes del Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial. HARLEY J. MITCHELL D. ALEJANDRO MONCADA LUNA -- OYDÉN ORTEGA DURÁN -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS -- VICTOR L. BENAVIDES P. -- HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ -- LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- JERÓNIMO MEJÍA E. YANIXSA Y. YUEN C. (Secretaria General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR