Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Panama), Pleno, 14 de Enero de 2014

PonenteVictor L. Benavides P.
Fecha de Resolución14 de Enero de 2014
EmisorPleno

VISTOS: Compete al Pleno de la Corte Suprema de Justicia, dirimir la Acción de H.C., interpuesta por K.Á.U. a favor del ciudadano H.Z., contra la Dirección General del Sistema Penitenciario. I. A. de la proponente de la Acción Constitucional: La accionante señaló, que el señor H.Z., fue condenado a trescientos sesenta y cinco (365) días de arresto por hurto, encontrándose detenido desde el 10 de febrero de 2013, sin que se cumpliera con el debido proceso para esa condena, toda vez que el artículo 17 de la Ley 112 de 30 de diciembre de 1974, establece que las resoluciones dictadas por los Corregidores y por los Jueces de Policía Nocturnos que impongan sanciones de arresto mayores de sesenta (60) días deberá ser consultada obligatoriamente ante la Comisión de Apelaciones y Consultas, sin embargo, ello no ocurrió. Señala además, que la condena no fue consultada con el superior, lo cual indica que la resolución no está ejecutoriada y no puede ser ejecutada. Añade, que no concederle al penado los términos de defensa constituye una de las causas para declarar la nulidad de una resolución de policía, ya que violenta el debido proceso legal a que toda persona tiene derecho. Refiere que al señor H.Z., lo detienen el 10 de febrero de 2013, no se le recibe descargos, no se le realiza audiencia, pero lo condenan y el mismo día es enviado al centro de detención de Tinajitas, lo que demuestra una clara violación a toda norma que proteja el derecho a ser escuchado y demostrar su inocencia. Finalmente solicita se decrete ilegal la detención que sufre H.Z. y, en consecuencia, se le otorgue la libertad inmediata. II. Informe de la Autoridad Demandada: El Juzgado Primero Nocturno de Policía del Distrito de Panamá, a través de la nota fechada 1 de noviembre de 2013, indicó que sí había ordenado la captura del señor H.Z., por la supuesta comisión de la falta administrativa de hurto, pero que no mantenía a sus órdenes al ciudadano H.Z., pues mediante Sentencia fechada 10 de febrero de 2013, se le condenó y se encuentra a órdenes del Sistema Penitenciario. Seguidamente, mediante Auto Inhibitorio N° 29 del 12 de noviembre de 2013, el Juzgado Cuarto de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, remite al Pleno de la Corte el presente proceso constitucional, por razones de competencia. Por tal motivo, se gira el mandamiento correspondiente ante la Dirección General del Sistema Penitenciario, el cual a través de la nota No. 2153-DGSP-DAL del 18 de noviembre de 2013, indicó lo siguiente: "1. ... El suscrito en su condición de Director General del Sistema Penitenciario, no ha ordenado verbalmente ni por escrito, la detención del señor H.Z., con cédula de identidad personal No. 8-836-2214. 2. ... Los motivos y fundamentos son desconocidos, en virtud de que no ordenamos la detención del prenombrado. 3. ... Si tenemos bajo nuestra orden al privado de libertad H.Z., con cédula de identidad personal No. 8-836-2214. El mencionado registra en expediente B. No. 30 del 12 de febrero de 2013 en la cual el Juez Primero Nocturno de Policía de Panamá condena al mencionado a la pena de trescientos sesenta y cinco (365) días de prisión por la comisión de Delito de Hurto. De igual forma se manifiesta en documento antes señalado que el cumplimiento de la pena total del privado de libertad tendrá lugar el día 2 de febrero de 2014. ..." III. Consideración del Pleno: Concluidos los trámites de rigor dentro del proceso constitucional de H.C., incursiona esta Corporación de Justicia a estudiar el fondo de lo requerido, al tenor de lo establecido en el numeral 1 del artículo 2611 del Código Judicial. Antes, esta Máxima Corporación de Justicia pasa a efectuar algunas acotaciones al respecto. En primer término, tenemos que los Juzgados de Policía Nocturnos funcionan todos los días desde las seis (6) pasado meridiano hasta las seis (6) antes meridiano, con el objetivo de que la administración de justicia policiva sea continua e ininterrumpida, tal cual lo dispone el artículo 12 de la Ley 112 de 30 de diciembre de 1974; en segundo lugar, las sanciones que imponen los jueces por las contravenciones de los preceptos policiales tienen por objeto mantener el orden, la paz y la seguridad, no obstante, ello sólo podrá ser aplicado siempre y cuando se cumplan con los requisitos y elementos formales que a tal efecto indican la Constitución y la Ley, prestándole, sobre todo, la atención debida a una privación de libertad. El H.C. como instituto procesal constitucional es el remedio idóneo para defender el importante derecho a la libertad personal ambulatoria, la cual permite la disposición de los demás bienes reconocidos y amparados por nuestro ordenamiento jurídico, además por los Convenios y Tratados Internacionales ratificados como Ley de la República. Ahora bien, en las afirmaciones transcritas por el Juez Primero Nocturno de Policía del Distrito de Panamá en el respectivo informe, al explicar las razones de hecho y de derecho para ordenar la detención de H.Z., señaló (fs. 9): "... 2- Razones de Hecho: La presente encuesta penal se inició de oficio el día 10 de febrero de dos mil trece (2013), con el informe de novedad suscrito por el CABO IRO L.G., el cual se mantenía de recorrido en el Corregimiento de Calidonia, cuando se le apersonó el señor F.R., el cual le informó que dos (2) sujetos le habían sustraído un aproximado de B/.40.00, describiendo al primero de ellos como de tez morena el cual le mordió el dedo de la mano derecha para quitarle el dinero y el otro, su cómplice que también lo atacó y salió corriendo en dirección a calle N, por lo que se procedió y se le dio persecución dándole captura y al realizarle la revisión corporal se le encontró a H.L., la suma de B/. 35.00 dólares y al otro sujeto de nombre H.Z., al revisarle se le encontró la suma de B/. 7.90, el cual sacó del bolsillo trasero del pantalón. Razones de Derecho: Las razones de derecho es el artículo 210 del Código Penal, en concordancia con el artículo 971 del Código Administrativo y el artículo 175 del Código Judicial." Con el informe mencionado en el apartado precedente, se acompañó las copias autenticadas del proceso seguido a H.Z., por la falta administrativa de hurto en perjuicio de F.R. (fs. 11-25). En ese proceso se observan una serie de irregularidades que nos permite colegir que la detención que sufre el beneficiario de la presente acción constitución es ilegal, pasamos a detallar: El presente proceso administrativo tuvo lugar para el día 10 de febrero de 2013, en el sector de Calidonia, entrada de Calle "P", cuando agentes de la Policía Nacional detuvieron a los ciudadanos H.L. y H.Z., luego que el señor F.R. les indicara que dos (2) sujetos lo despojaron de la suma de cuarenta balboas (B/. 40.00). Para esa misma fecha, el Juez Primero Nocturno de Policía del Distrito de Panamá, sanciona a los nombrados al pago de trescientos sesenta y cinco (365) días multa o en su defecto la detención por el mismo término en el Centro Penitenciario de Tinajitas (fs. 18-19), luego de lo cual se emite la boleta preventiva con fecha del 11 de febrero para que se mantengan detenidos a órdenes del Juzgado de Policía Nocturno (fs. 21-22) y para el día siguiente 12 de febrero es enviado a cumplir la sanción de trescientos sesenta y cinco (365) días de arresto (fs. 24-25). Observa esta Corporación de Justicia que la mencionada orden no fue notificada personalmente a H.Z., al no existir en el expediente constancia alguna en ese sentido, infringiéndose lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley 112 de 30 de diciembre de 1974, lo que provoca la privación del afectado de impugnar la decisión, como derecho que le asiste, conforme a lo dispuesto en los artículos 15, 20 y 21 de la mencionada Ley. Otro aspecto que observamos, es que el funcionario acusado omitió dar cumplimiento a lo normado en el artículo 17 de la Ley 112 de 1974, disposición que establece: "Toda Resolución dictada por los Corregidores y por los Jueces de Policía Nocturnos que establezca una sanción de arresto mayor de sesenta (60) días deberá ser consultada obligatoriamente ante la Comisión de Apelaciones y Consultas que deberá confirmarla, revocarla o modificarla, según sea el caso, en el término de quince (15) días.". Se aprecia en el expediente tramitado en el Juzgado Primero Nocturno de Policía del Distrito de Panamá, una vez proferida la decisión contra H.Z. y sin elevar dicha resolución a consulta ante laComisión de Apelaciones y Consultas, el Juez envió la boleta de condena fechada 12 de febrero al Centro de Detención de Tinajita para que hiciera efectiva la sanción impuesta. Además de lo anterior, no se observa que el Juzgado Nocturno le concediera hacer uso de sus descargos oralmente al ciudadano H.Z., -a pesar que fue mencionado en los antecedentes-, no consta en el expediente que se haya realizado acto de audiencia oral (ver foja 18) y tampoco consta que se le haya otorgado la oportunidad de aportar pruebas a su favor, sólo fueron tomadas en cuenta las pesquisas iniciadas por la Policía Nacional, sin que conste tampoco interés de la parte afectada ante la conducta que afectó su patrimonio (propiedad y preexistencia, denuncia, etc.). El Pleno considera preciso señalar, que el detenido se encuentra cumpliendo por órdenes del J. en el Centro de Detención de Tinajita, en el Distrito de San Miguelito los trescientos sesenta y cinco (365) días de arresto que le fueron impuestos, lo que contraviene lo dispuesto en el artículo 884 del Código Administrativo, que dispone: "El condenado a arresto será puesto en la Cárcel del respectivo Distrito o en algún otro lugar del mismo Distrito, como cuartel, puesto de guardia o estación de Policía, cuando para ello hubiere motivo a juicio de la autoridad." Examinadas las constancias procesales, el Pleno advierte, que con la emisión de la mencionada orden de arresto contra H.Z., el Juez Primero Nocturno de Policía del Distrito de Panamá, violentó normas legales y principios constitucionales de obligatoria observación para todos aquellos funcionarios de Policía. Debemos recordar, que el derecho a la libertad, como bien jurídico protegido, consiste en el derecho a no ser detenido sino con arreglo a la ley, es decir, que para tales efectos, implica por su importancia y trascendencia, el cumplimiento previo de los presupuestos necesarios consignados en nuestro ordenamiento constitucional, verificados en sus artículos 21, 22 y 23, debiendo agregar que privar de libertad corporal a un ciudadano, no es solo afectar su libertad de locomoción sino un número considerable de libertades que podrían verse perturbadas con una decisión de esa naturaleza, en tanto, la inobservancia de las disposiciones que regulan la materia, conlleva a estimar como ilegal una privación de libertad. Por lo anterior, esta Corporación de Justicia, atendiendo a las circunstancias que rodean la situación del ciudadano H.Z., considera que la medida impuesta de privación de libertad que pesa en su contra es ilegal. IV. Parte Resolutiva: En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Pleno, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA ILEGAL la privación de libertad impuesta a H.Z., decretada mediante Resolución de 10 de febrero de 2013, por el Juzgado Primero Nocturno de Policía del Distrito de Panamá y, en consecuencia, ORDENA su inmediata libertad siempre y cuando no tenga otra causa pendiente. N., VICTOR L. BENAVIDES P. HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ -- LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- JERÓNIMO MEJÍA E. -- HARLEY J. MITCHELL D. -- ALEJANDRO MONCADA LUNA -- OYDÉN ORTEGA DURÁN -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS YANIXSA Y. YUEN C. (Secretaria General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR