Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Pleno, 11 de Febrero de 2011

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:11 de Febrero de 2011
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

VISTOS:

Ha ingresado a conocimiento del Pleno de la Corte Suprema de Justicia, la Acción de Amparo de Garantías Constitucionales interpuesta por el Licenciado M.B., en nombre y representación de la señora K.O.M.R., contra la Resolución No. 020-PJCD/1-2010 de 23 de junio de 2010, proferida por la Junta de Conciliación y Decisión No. 1, mediante la cual se "declara que la relación de trabajo terminó por decisión unilateral del empleador en el período probatorio y en consecuencia, absuelve a COHAJARVE, S. A. (Almacén Punto de Ofertas) de la demanda incoada en su contra por KATIUSKA ODERAY MÉNDEZ R".

ADMISIBILIDAD DE LA ACCIÓN CONSTITUCIONAL

Luego del sorteo y reparto correspondiente, el Magistrado Sustanciador ordenó la admisión de la presente Demanda de Amparo por cumplir con los presupuestos procesales para su admisión, requiriendo a la Autoridad demandada un informe acerca de los hechos materia de la Acción constitucional o copias del Proceso laboral instaurado por la señora KATIUSKA ODERAY MÉNDEZ R.

POSICIÓN DE LA AUTORIDAD DEMANDADA

La Licenciada M.L., P. de la Junta de Conciliación y Decisión No. 1, mediante el Oficio No. 002-PJCD/1-2010 de 10 de septiembre de 2010, remite el expediente contentivo del Proceso Laboral instaurado por KATIUSKA ODERAY MÉNDEZ R. Versus COHAJARVE, S.A. (Almacén Punto de Ofertas)

ALEGATOS DEL ACCIONANTE

El Licenciado M.J.B.L., consideró vulnerado los artículos 32 y 70 (sic) de la Constitución Política de la República de Panamá, que establecen que "nadie será juzgado, sino por autoridad competente y conforme a los trámites legales, y no más de una vez por la misma causa penal, administrativa, policiva o disciplinaria" y que "ningún trabajador podrá ser despedido y sin justa causa y sin las formalidades que establezca la Ley. Esta señalará las causas justas para el despido, sus excepciones especiales y la indemnización correspondiente."

Afirma el accionante que su representada fue despedida verbalmente, durante el período probatorio, sin que se cumplieran con las formalidades establecidas en el artículo 70 (sic) de la Constitución Nacional, en concordancia con el artículo 214 del Código de Trabajo.

Agrega que su representada necesita conocer las razones por las cuales se término la relación de trabajo, motivo por el cual dichos motivos deben constar por escrito, de allí que en su opinión el fallo objetado dejó pasar por alto la notificación de la señora M.R..

En virtud de lo anterior, solicitó se revoque la Resolución recurrida y se condene a la empresa COHAJARVE, S.A. (Almacén Punto de Ofertas, S.A.) a pagar la indemnización correspondiente.

CONSIDERACIONES DEL PLENO

Admitida la demanda y atendidas las etapas procesales, se avoca esta Corporación de Justicia a decidir en torno a las alegaciones sustentadas, específicamente, a fin de determinar sobre la existencia o no, de infracción alguna de los derechos fundamentales que establece nuestra Carta Política.

Precisamente, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia ha indicado en reiteradas ocasiones que la Acción de Amparo de Garantías Constitucionales puede ejercerse contra toda clase de acto que vulnere o lesione los derechos o garantías fundamentales.

Resulta palmario destacar que el quid de la controversia se centra en determinar si en un contrato por tiempo definido, durante el período probatorio, el empleador de manera unilateral y de forma verbal, puede dar por terminada la relación de trabajo.

Manifestamos lo anterior, debido a que conforme el Accionante, la Junta de Conciliación y Decisión No. 1 al proferir la Resolución No. 020-PJCD/1-2010 de 23 de junio de 2010, no tomó en cuenta el cumplimiento de las formalidades establecidas en el artículo 74 de la Constitución Nacional, en concordancia con el artículo 214 del Código de Trabajo, cuyo tenor literal son los siguientes:

"Artículo 74. Ningún trabajador podrá ser despedido sin justa causa y sin las formalidades que establezca la Ley. Esta señalará las causas justas para el despido, sus excepciones especiales y la indemnización correspondiente".

"Artículo 214. El empleador debe notificar previamente y por escrito al trabajador la fecha y causa o causas específicas del despido o de la terminación de la relación de trabajo. Posteriormente no podrá el empleador alegar causales distintas a las contenidas en la notificación".

Al revisar los antecedentes remitidos por la Junta de Conciliación y Decisión No. 1 del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, consta que el apoderado judicial de la señora K.O.M.R. interpuso una demanda laboral por despido injustificado contra la empresa COHAJARVE, S.A. (Almacén Punto de Ofertas), con fundamento en que no se cumplieron con las referidas formalidades legales.

En virtud de lo anterior, se notificó de la demanda a la empresa COHAJARVE, S.A. (Almacén Punto de Ofertas), motivo por el cual previamente a ello, se llevó a cabo un Acta de Conciliación No. 449 de 20 de octubre de 2009, en la que la trabajadora M.R. manifestó que a pesar de tener un contrato por tiempo definido de 16 de septiembre de 2009 hasta 15 de marzo de 2010, luego de transcurrido trece (13) días, la encargada de la empresa le comunicó que no fuera a laborar, sin brindarle mayores detalles.

El empleador manifestó que la trabajadora estaba contratada por período de tres (3) meses de prueba y que dentro de ese período fue que se le despidió, conforme lo previsto en el artículo 78 del Código de Trabajo. Señala estar de acuerdo con pagarle sus derechos adquiridos a la trabajadora por su contrato definido, más no el preaviso. Debido a que las partes no llegaron a un acuerdo, se remitió el proceso a las instancias correspondientes, es decir a la Dirección General de las Juntas de Conciliación y Decisión. (fojas 4-10 del expediente laboral)

Al contestar los hechos de la demanda, el apoderado judicial de la empresa COHAJARVE, S.A. (Almacén Punto de Ofertas), manifestó que la trabajadora no fue despedida, sino que se le notificó que la relación de trabajo quedaba sin efecto, en base al período probatorio fijado en la cláusula sexta del contrato de trabajo, la cual contemplaba que durante el período de prueba, cualquiera de las partes podrá dar por terminada la relación laboral, sin responsabilidad alguna, conforme lo previsto en el artículo 78 del Código de Trabajo.

De igual manera, el apoderado judicial de la empresa manifestó que no estaba conforme con el desempeño de la trabajadora, motivo por el cual se le dio una nota de terminación en período probatorio, la cual la señora M.R. se negó a firmar.

La Junta de Conciliación y Decisión No. 1 al proferir la Sentencia No. 020-PJCD/1-2010 declaró que la relación de trabajo terminó por decisión unilateral del empleador en el período probatorio y en consecuencia absolvió a COHAJARVE, S.A. (Almacén Punto de Ofertas), sobre la base que:

"...el empleador optó de manera unilateral por prescindir de los servicios de la demandante dentro del período probatorio, basado en las facultades que le otorga el artículo 78 del Código de Trabajo; que lo libera de responsabilidad alguna lo cual implica que no existe la obligación de cumplir con requisitos que se exigen para otras formas de terminación de la relación de trabajo". (fojas 31 del expediente laboral)

Luego de revisar los argumentos del accionante, en concatenación con el expediente laboral, podemos concluir que no le asiste la razón al activador constitucional, por cuanto se trata de un contrato por tiempo definido, en el cual se fijó una cláusula de período probatorio hasta por el término de tres meses, en la que cualquiera de las partes podía dar por culminada la relación de trabajo, sin responsabilidad alguna.

Lo anterior se encuentra previsto en el artículo 78 del Código de Trabajo, que contempla lo siguiente:

" Artículo 78. Cuando la prestación de un servicio exija cierta habilidad o destreza especial, será válida la cláusula que fije un período probatorio hasta el término de tres meses, siempre que conste expresamente en el contrato escrito de trabajo. Durante dicho período, cualquiera de las partes podrá dar por terminada la relación de trabajo, sin responsabilidad alguna."

Precisamente el período de prueba se introduce por escrito, mediante una cláusula en el contrato, en la cual se evaluarán, por un lapso de tiempo perentorio, el cual no debe ser superior a los tres (3) meses, las aptitudes del trabajador para desempeñar la labor encomendada y así el empleador podrá determinar si el subordinado tiene la capacidad para realizar el trabajo señalado.

El contrato individual de 16 de septiembre de 2009, estableció en la cláusula sexta que "ambas partes convienen que este contrato será por tiempo definido, desde el día 16 de septiembre hasta 15 de Marzo 2010. Tanto EL TRABAJADOR como EL EMPLEADOR convienen en que por razón de la naturaleza del trabajo contratado, que exige cierta habilidad y destrezas especiales, por tal motivo requiere un período probatorio de hasta tres (3) meses para determinar si el trabajador puede realizar su labor en forma satisfactoria. Por lo anterior las partes consienten en que durante el período de prueba, cualquiera de las partes podrá dar por terminada la relación de trabajo, sin responsabilidad alguna, de conformidad con lo que establece el Artículo 78 del Código de Trabajo"

El referido artículo 78 del Código de Trabajo prevé la posibilidad de dar por culminada la relación laboral, de manera unilateral, sin la necesidad de darle preaviso a ninguna de las partes (trabajador o empleador). En este supuesto el empleador no se encuentra obligado a indemnizar a la trabajadora sólo a cancelarle los días laborados; sin embargo, el Accionante pretende que es que se le reconozcan derechos que la trabajadora no ha adquirido, tales como el preaviso.

Si bien es cierto, el artículo 74 de la Constitución establece que ningún trabajador podrá ser despedido sin justa causa y sin cumplir con las formalidades establecidas en la Ley, no obstante, debemos tener presente que más que un despido lo que ocurrió fue que una de las partes dio por finalizada la relación de trabajo, situación que reconoce la señora M.R. al señalar ante la Sección de Conciliación Individual que la encargada de la tienda le comunicó que no fuera a trabajar más, es decir, que iban a prescindir de sus servicios.

En ese sentido, la jurisprudencia de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo mediante las Sentencias de 3 de octubre de 2003 y de 12 de febrero de 1996 ha reconocido que el artículo 214 del Código de Trabajo no está revestido de una extrema formalidad, motivo por el cual no en todos los casos es imprescindible el requisito de la notificación previa por escrito del despido, lo relevante es que se conozcan las causas de su despido.

T. en cuenta que la trabajadora se encontraba en período probatorio, motivo por el cual se podía dar por terminada la relación laboral, ya que dicho período se fija para determinar las destrezas del trabajador para ejecutar las funciones asignadas, tal como lo contemplaba la cláusula sexta del Contrato Individual de Trabajo de 16 de septiembre de 2009.

Sobre la base de los razonamientos expuestos en las líneas precedentes, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, PLENO, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CONCEDE la Acción de Amparo de Garantías Constitucionales promovido por el Licenciado M.B., en nombre y representación de la señora K.O.M.R., contra la Resolución No. 020-PJCD/1-2010 de 23 de junio de 2010, proferida por la Junta de Conciliación y Decisión No. 1.

Notifíquese Y CÚMPLASE.

OYDÉN ORTEGA DURÁN

ANÍBAL SALAS CÉSPEDES -- WINSTON SPADAFORA FRANCO -- JOSÉ ABEL ALMENGOR ECHEVERRÍA -- VICTOR L. BENAVIDES P. -- ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ -- JERÓNIMO MEJÍA E. -- HARLEY J. MITCHELL D. -- ALEJANDRO MONCADA LUNA

CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)