Protección de derechos del consumidor: Antecedentes, evolución y estado actual

Autor:Franklin Miranda Icaza
Páginas:32-48
 
EXTRACTO GRATUITO
32 REVISTA DEBATE
NÚMERO 24 DICIEMBRE 2015
I.-ANTECEDENTES, A NIVEL MUNDIAL,
DE LA LEGISLACIÓN PROTECTORA DE
LOS DERECHOS DEL CONSUMIDOR
Estos antecedentes de la protección a los
derechos del consumidor no nacen en un
lugar determinado del planeta o porque
se le se le hubiese ocurrido a un determi-
nado tratadista de Derecho, ya que nacen
y se forjan a la luz de la actividad econó-
mica del hombre inuido por la Revolu-
ción Francesa, por la Revolución Indus-
trial y por otros sucesos que, lentamente,
van delineando el contorno de esta legis-
lación.
Es importante, aunque sea sólo en forma
somera, estudiar los cambios que se fue-
ron dando hasta llegar a la protección al
consumidor, como la conocemos hoy día.
Así, dividiremos este estudio en las distin-
tas etapas en las que fue surgiendo esta
protección.
A. La Revolución Francesa
(etapa del individualismo liberal)
Es conocido que el contrato, como
gura jurídica y desde el Derecho
Romano, ha permanecido invariable
frente a los avances del conocimiento
del hombre, lo cual le ha dado forta-
leza a esta institución.
Posterior a la Revolución Francesa y
sus “Derechos del Hombre y el Ciuda-
dano”, el Estado adquirió un papel
secundario en el escenario político,
pues su tarea quedó prácticamente
enmarcada en garantizar las liber-
tades individuales: el individuo y su
voluntad se convierten en los instru-
mentos principales de la vida social
y económica, trascendiendo al plano
político.
En este período se garantizó la pro-
tección a la libertad individual y otros
derechos. Y la gura del contrato
también es inuída por este libera-
lismo y se hizo pieza fundamental en
el engranaje del Derecho. Al mismo
tiempo el Código napoleónico y su
enaltecimiento máximo del principio
de la autonomía de la voluntad hace
imperar la cultura contractual.
Algunos aspectos más sobresalientes
de este código siguen hoy día vigen-
tes en los principios que fueron el
norte de esta codicación.
El jurista ARRUBLA PAUCAR (Las
Transformaciones en la contratación
mercantil, Las transformaciones del
Derecho Mercantil Moderno, 1ª. Edi-
ción, Biblioteca Jurídica Diké, Mede-
llín, Colombia, 1988, pp.166-167)
señala que “el código de Napoleón
encumbra la libertad humana al punto
de declarar que el contrato tiene cate-
goría de ley entre las partes, con lími-
tes excepcionales como lo son el orden
público y las buenas costumbres”.
PROTECCIÓN DE DERECHOS DEL CONSUMIDOR:
ANTECEDENTES, EVOLUCIÓN Y ESTADO ACTUAL
Dr. Franklin Miranda Icaza
PROTECCIÓN DE DERECHOS DEL CONSUMIDOR:
ANTECEDENTES, EVOLUCIÓN Y ESTADO ACTUAL
ENSAYOS Y MONOGRAFIAS
FRANKLIN MIRANDA ICAZA
33
REVISTA DEBATE
Para el citado código existen princi-
pios como los siguientes:
1) La primacía del principio de la
autonomía de la voluntad en
toda la vida social: los individuos
son dueños de sus actos y toman
sus decisiones.
2) El contrato genera obligaciones
y requiere el consensualismo y
sólo excepcionalmente el forma-
lismo.
3) Sólo se limita dicha autonomía
por el orden público y las buenas
costumbres.
4) En su artículo 1101 establece
que el contrato es una conven-
ción por la cual uno o más perso-
nas se obligan a dar, hacer o no
hacer algo.
5) Su artículo 1109 establece la vali-
dez del consentimiento cuando
no esté viciado.
6) El artículo 1118 establece que la
lesión no vicia el consentimiento,
sino sólo en ciertos contratos
y con respecto a determinadas
personas.
7) Su artículo 1156 señala que se
debe atender más a la voluntad
común de las partes que al texto
literal del contrato. Y el 1163
establece que, en caso de duda,
el contrato se interpretará a favor
del deudor y en contra del acree-
dor de la obligación.
Estas disposiciones napoleónicas
sirvieron de modelo e inspiración a
nuestras codicaciones.
B. La masicaciónen los contratos
Como quiera que el Derecho (por lo
menos losócamente) trata de bus-
car el ideal de justicia, se orienta a ir
regulando poco a poco las prácticas
comerciales para que se cumpla tal
ideal. Por eso se incorporan en nues-
tras legislaciones reglas que inciden
en la libertad de contratación del
comerciante, de modo que se pueda
salvaguardar el interés de la comuni-
dad reejado en el consumidor parti-
cular.
CARNELUTTI (“Cómo nace el Dere-
cho”, Monografías Jurídicas, 2ª ed.
Edit. Temis, S.A., Bogotá 1994, p.12)
arma claramente que “el contrato
es la expresión de un equilibrio
logrado por las fuerzas contrarias de
los combatientes”. Pero ese equili-
brio ya no existe, porque hoy día es
clara la desigualdad de las partes, lo
que provoca lo opuesto: un desequi-
librio en la contratación.
La población mundial ha tenido un
gran crecimiento, lo cual ocasiona
el aumento de sus necesidades, lo
que origina una masicación en las
relaciones contractuales. Por ello los
comerciantes y las grandes empresas
producen en serie y en gran escala,
y ofrecen productos o servicios que
no tienen la calidad, la eciencia y la
seguridad que necesita y merece la
población a la que van dirigidos los
mismos. Tales comerciantes determi-
nan e imponen unilateralmente las
condiciones de sus ventas y, además,
desvían hacia el público su responsa-
bilidad y los riesgos del negocio den-
tro de los límites del mercado. Esto
nos señala claramente el desequili-
brio existente entre el empresario y
el consumidor.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA