La Vía Recursiva del Nuevo Código Procesal Penal vs las Convenciones Internacionales sobre Derechos Humanos aprobados por Panamá y el Bloque de Constitucionalidad

Autor:Idalides Pinilla Guzmán
Cargo:Magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Segundo Distrito Judicial
Páginas:81-98
ENSAYOS Y MONOGRAFÍAS
Y CONFERENCIAS
ENSAYOS Y MONOGRAFIAS
ID AL IDE S PI NI LL A GU ZM ÁN
RE VIS TA DE BAT E 81
LA VÍA RECURSIVA DEL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL FRENTE A LAS
CONVENCIONES INTERNACIONALES SOBRE DERECHOS HUMANOS
APROBADAS POR PANAMÁ Y EL BLOQUE DE CONSTITUCIONALIDAD
FUNDAMENTO CONSTITUCIO NAL
DEL NUEVO PROCESO PENA L
El nuevo Cód igo de Procedimiento Pena l
aprobado mediante Ley 63 del 28 de
agosto de 2009 prevé un sistema recur-
sivo distinto al que hasta ahora hemos
tenido lo que está provo cando en la
mente de los oper adores de l sistema
una fundada y lógica preocupación, al
consagrarse la eliminación de la fo rma
tradicional de apelación como el medio
de impugnación por excelencia con
los que cuentan los que se consideran
afectados por una decisión jurisdiccio-
nal, sobre todo la resolución definitiva
o la comúnmente llamada se ntencia de
primera instanc ia, en base al conocido
principio de la dob le instancia reco-
gido en los convenios internacion ales de
derechos humanos ratifi cados por nues-
tro país, como supuesto relevante para
que se haga efectivo e l principio superior
del debido proceso.
En el sistema acusatorio no está previst o
el recurso de apelación ordinario como
medio de impugnac ión de sentencias
emitidas por los tribun ales de juicio, toda
vez que la oralidad no admite la posi bili-
dad de un nuevo enjuiciamiento penal,
ante la dificultad de reproducir eviden-
cias materiales o eleme ntos probatorio s
que fueron a portadas durante el juicio
y, por lo general, donde se admite algún
sistema de imp ugnación es el de la Casa-
ción, que solo se limita al análisis jurídico
de determinados defectos y f altas gra-
ves, tanto de naturaleza material co mo
procesal.
Frente a esta preocupación, iniciamos
por señalar qu e el nuevo proceso penal
tiende, principalmente, h acia la constitu-
cionalización del proceso, precisamente
como la forma de asegurar que el poder
punitivo del Estado sea e jercido e n
forma efectiva, pero sin violación de los
derechos humanos. De allí que el Código
Procesal Penal comienza con el recono-
cimiento constitucional de los principios
y garantías fundamentales que regirán
el nuevo proceso penal, al iniciar el Libro
Primero con las garant ías, principios y
reglas que sustentan toda la normativa
procesal estableciendo, entre otros prin-
cipios, q ue “Nadie puede ser condenado
a una pen a o sometido a una medida
LA VÍA RECURSIVA DEL NUEVO CÓDIGO
PROCESAL PENAL FRENTE A LAS CONVENCIONES
INTERNACIONALES SOBRE DERECHOS HUMANOS
APROBADAS POR PANAMÁ Y EL BLOQUE DE
CONSTITUCIONALIDAD
Idalides Pinilla Guzmán*
* Magistrada del Tribunal Superior de Justicia del
Segundo Distrito Judicial
AÑ O V II N ÚM ER O 17 DI CI EM BR E 20 09
RE VIS TA DE BAT E
82
de seguridad sin juicio previo dentr o
de un proceso tramitado con arreglo a
las normas de la Constitución Política,
de los tratados y convenios interna-
cionales ratificados por la República
de Panamá y de este Código”. (Art 2.).
Es decir, q ue cuando se alude al princi-
pio del debido p roceso se entiende que
este deberá atender como fundamento
la normativa constitucional, entre los
cuales están, lógicamente, las normas
que contienen el bloque de la cons ti-
tucionalidad, así com o los convenios y
tratados i nternacionales. El juzgador no
debe concretarse a ser un mero aplica-
dor de la normativa legal, sin atender el
fundamento constitu cional como suele
suceder con mucha frecuencia con el
actual sis tema que aún mantenemos
y que llamamos mixto, p ero que, en la
práctica, resulta ser mayormente inqui-
sitivo, al concretarse los adminis tradores
de justicia en gran medida a regirse solo
por lo que la ley penal o procesal penal
estipulan, sin intentar, al meno s ,mirar
más al lá del co ntenido literal que la ley
propugna considerando sobre todo que
los tratados y convenios internac ionales
de derechos humanos, además de se r
parte inegrante de nues tra legislación
interna al ser ratificados por Panamá, lo
que buscan es el resp eto a la dignidad
del ser humano , sobre quien gira todo el
proceso penal.
Este concepto se recalca en otro de los
postulados básicos de este Código al
consignarse expresamente que “En el
proceso se observan los principios del
debido proceso, c ontradicción, inm e-
diación, simp lificación, eficacia, or alidad,
publicidad, concen tración, estricta igual-
dad de las partes, economía proce sal,
legalidad, constitucionalización del
proceso y derecho de defensa”. (Art.
3) Po stulado que se hace más patente
en el principio que reco ge el respeto a
los derechos humanos donde se deja
plasmado que “Las partes en e l pro-
ceso penal serán tratadas con el res peto
debido a la dignidad inherente al ser
humano. Los dere chos y las garantías
que consa gran la Co nstitución Política,
los tratados y convenios internaciona-
les de derechos humanos y este Código
deben cons iderarse como mín imos, pre-
valentes y no excluy entes de otros que
incidan so bre los derechos fundamenta-
les y la dignidad de la persona”. (Art. 14)
Recordemos que las Constitucione s son
las leyes fundam entales de cualquiera
nación y constituyen la guía del ord e-
namiento jurídico. Son los princip ios
y valores supremos que se persiguen
para la formación insti tucional y, por
eso, cada Constitución es la Ley superior
que tiene primacía sobre cualquiera otra
disposición. De aquí, que el Principio de
la Supremacía de la Ley fundamental
obliga a las leyes de i nferior jerarquí a a
respetar sus mandamientos; esto está
claro y apenas tiene alguna diferencia de
criterio cuando se trata de interpretar la
influencia de los tratado s y convencio-
nes i nternacionales que se incorporan
al derecho interno y pueden, de alguna
manera, modificar algunos precep tos
constitucionales.
El nuevo proceso penal se fundamenta
y argumenta desde la Constituc ión, de

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba