Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 29 de Junio de 2021

PonenteHernán A. De León Batista
Fecha de Resolución29 de Junio de 2021
EmisorPrimera de lo Civil

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Primera de lo Civil

Ponente: H.A. De León Batista

Fecha: 29 de junio de 2021

Materia: Civil

Recurso de hecho

Expediente: 218522021

VISTOS:

El licenciado RODNIE MÉNDEZ, apoderado judicial de NOMBRE 1 ha interpuesto Recurso de Hecho contra la resolución del 15 de enero de 2021, dictada por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, que confirma el Auto N°0917 de 20 de septiembre de 2017, dictado por el Juzgado Segundo de Circuito de C., Ramo Civil, dentro del proceso sumario de interdicto de Restitución de la Posesión por despojo, que le sigue NOMBRE 2.

Esta Sala de la Corte debe decidir si admite el recurso de hecho interpuesto, en atención al cumplimiento de los presupuestos que establece el artículo 1156 del Código de Procedimiento Civil, es decir: 1. Que la respectiva resolución sea recurrible; 2. Que el recurso haya sido interpuesto oportunamente y el Tribunal lo haya negado expresa o tácitamente; 3. Que las copias acompañadas con el escrito revelen que fueron pedidas y retiradas en el Tribunal conforme lo establece la ley y,

7con las mismas, el interesado haya ocurrido ante esta Corporación de Justicia en la debida oportunidad.

En el libelo del presente recurso de hecho y según consta en las copias aportadas con el mismo, esta Sala de la Corte ha podido observar los siguientes antecedentes del caso:

1- En el proceso sumario de interdicto de restitución de la posesión por despojo propuesto por NOMBRE 2 contra NOMBRE 1, el Juzgado Segundo del Circuito de C. declaró probada la pretensión y odenó la restitución del bien, mediante Auto N°0255 de fecha 10 de marzo de 2017.

2- Ante la decisión anotada, el apoderado del demandado anunció y presentó, ante el mismo Juzgado, una revocatoria del Auto N°0255 de 10 de marzo de 2017.

3- Mediante Auto N° 0917 de 20 de septiembre de 2017, el Juzgado Segundo del Circuito de C., resolvió negar la revocatoria deprecada por el demandado.

4- Al ser notificado de la presente resolución, el apoderado de la parte, anunció que apela y sustenta su recurso de apelación.

5- Para resolver la apelación presentada, el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial decidió confirmar el recurso apelado, mediante la sentencia dictada el 15 de enero de 2021.

6- Inconforme con lo resuelto por el Tribunal de grado, la censura anuncia recurso de casación, mismo que fuera negado mediante resolución de fecha 19 de febrero de 2021.

7- Ante la negativa de conceder el término para la presentación del recurso de casación, el proponente decide presentar un Recurso de Hecho.

8- Con la lectura del Recurso de Hecho visible a foja 1 del cuadernillo del recurso, se percata la Sala que en el libelo de esta demanda se ha formalizado el recurso contra la "RESOLUCIÓN DEL 15 DE ENERO DE 2021".

Ha querido la Sala realizar este recuento del proceso, para dejar claro, el error del apoderado judicial al enunciar la resolución contra la cual recurre de hecho.

Mediante la lectura del libelo del Recurso de Hecho, es palmario el error del actor judicial, al momento de enunciar la resolución contra la cual se recurre; además, se evidencia aún más el error, cuando al final de su escrito, como solicitud especial, se pide: "... solicitamos a la Sala Primera de los(sic) Civil de la Corte Suprema de Justicia, que ADMITA el presente Recurso de Hecho y nos CONCEDA la apelación en favor de mi representado."; de concederse el Recurso de Hecho, no provocaría los resultados pedidos por el actor, o sea un recurso de apelación.

Tanto en la ley, como en la jurisprudencia ha quedado establecido que contra la citada resolución no procede un Recurso de Hecho, pues no queda dentro del listado que comprende el artículo 1156 citado anteriormente.

Así, el recurso de hecho puede ser propuesto ante el Superior del juez o magistrado que negó la concesión de un recurso de apelación o casación, con el objeto de obligarlo a concederlo para que el Superior pueda finalmente revisar la actuación o la resolución judicial dictada en la respectiva instancia.

Esta superioridad se apoya en lo que ha enseñado el connotado autor H.M.M., al referirse a la procedencia del recurso de hecho, que en Colombia llaman Recurso de Queja que, al respecto, expresa:

"RECURSO DE QUEJA

645. Siempre que se deniegue el recurso de apelación o de casación, que deben concederse por la entidad que dicta la providencia recurrida, puede la parte agraviada proponer el recurso de queja ante el superior para que se lo conceda. En esta forma el superior provee sobre la procedencia de la apelación o la casación, lo que equivale a decidir en segundo grado sobre el auto que denegó la concesión de ellos. .................. La expresión "queja" reemplaza al llamado "recurso de hecho", no sólo para guardar la tradición hispánica, sino para excluir la voz "hecho" en lo que es de derecho.

...".

(H.M.M., "Curso de Derecho Procesal Civil", parte general, edit. ABC-Bogotá, 1978, fs.566)

Atendiendo lo anterior, a esta Sala Civil de la Corte le compete el conocimiento de un recurso de hecho en los siguientes casos:

1- Cuando se interponga contra resoluciones que no concedan el recurso de apelación propuesto, en procesos que conozca en primera instancia los Tribunales Superiores.

2- Cuando se interponga contra resoluciones que no concedan el recurso de casación propuesto en procesos que conozcan los Tribunales Superiores en segunda instancia.

En el presente caso el recurso de hecho se interpone contra la resolución del Primer Tribunal Superior que en grado de apelación confirmó el Auto N°0917, que era la resolución apelada, error cometido por el apoderado de la parte demandada, al momento de redactar su recurso.

Es manifiesto que la resolución recurrida, no armoniza con alguno de los supuestos antes mencionados, ya que no estamos ante un proceso en cuyo caso el recurso de hecho podría dirigirse contra una resolución que implique la no concesión de un recurso de apelación, pues la apelación fue resuelta. En tal caso, podría ubicarse en el segundo supuesto, si el actor judicial hubiera accionado correctamente contra la Resolución que negó el término para presentar el recurso de casación.

En ese sentido, veamos la jurisprudencia de la Corte, sobre este aspecto:

" .../...

Evidentemente, el recurso de hecho que nos ocupa, en este caso tan especial, no se compagina con ninguno de los supuestos antes mencionados, para que pueda ser del conocimiento de la Corte, ya que no estamos antes un proceso que conozca el Tribunal Superior o Tribunal Marítimo en primera instancia, en cuyo caso el recurso de hecho podría dirigirse contra una resolución que implique la no concesión de un recurso de apelación. Menos aún podría ubicarse en el segundo supuesto, porque a pesar que el Tribunal Superior tendría que conocer de este proceso en segunda instancia, esta instancia ni siquiera se ha surtido y, lógicamente, sería imposible la interposición del recurso de hecho contra una resolución que niegue la concesión de un recurso de casación, ya que no existe sentencia de mérito proferida en segunda instancia."

(Cfr. F.B.J., actuando como apoderado sustituto de la demandante, A.N.S., ha interpuesto Recurso de Hecho contra la resolución de 28 de agosto de 2002, dictada por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, que resolvió declarar improcedente el recurso de apelación interpuesto contra la resolución de 7 de agosto de 2002. (Fallo de 26 de diciembre de 2002)

Por otro lado, si aplicamos lo previsto en el artículo 1121 del Código Judicial, que establece:

1121. Cuando en la interposición o sustentación de un recurso se incurra en error respecto a su denominación o en cuanto a la determinación de la resolución que se impugne, se concederá o se admitirá dicho recurso, si del mismo se deduce su propósito y se cumplen las disposiciones pertinentes de este Código."

Ante este criterio, considera la Sala que, de analizar el presente recurso de hecho, tampoco prosperaría, pues debido a que el Tribunal de la alzada negó el término para presentar el recurso de casación fundamentándose en que no se cumplía con la cuantía del proceso y que en la revisión de las piezas procesales que lo componen, no se encontraron pruebas para aseverar lo contrario.

De manera que, realizada la revisión del expediente, respecto al tema de la cuantía, no consta que la finca mencionada ascienda a la cuantía establecida en el numeral 2 del artículo 1163, pues el único documento alusivo al valor del terreno es el certificado de propiedad expedido en julio de 2016, visible a foja 5, donde se establece la suma de B/18.00, como valor del terreno en litigio, con lo cual, si la Sala toma en cuenta el alza de los valores actuales de los bienes inmuebles, también quedaría en una cuantía indeterminada, pues no hay suficientes elementos de prueba para determinarla, siendo esto un fundamento para no conceder el recurso de hecho planteado.

Por todo lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NIEGA el Recurso de Hecho intentado por el apoderado judicial de NOMBRE 1 dentro del proceso sumario de Interdicto de Restitución de la Posesión por despojo, que le sigue NOMBRE 2.

Las obligantes costas a cargo del recurrente, se fijan en la suma de CIEN BALBOAS CON 00/100 (B/100.00).

N..

HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA

ANGELA RUSSO DE CEDEÑO - OLMEDO ARROCHA OSORIO

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR