Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 19 de Febrero de 2010

PonenteOydén Ortega Durán
Fecha de Resolución19 de Febrero de 2010
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

El Licenciado F.E.C., apoderado judicial de INVERSIONES MAYANI, S.A., presentó Recurso de Hecho contra la Resolución de 21 de mayo de 2009, dictada por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, que negó el término para la formalización del Recurso de Casación por él anunciado, contra la Resolución de 12 de noviembre de 2008 (no reconsiderada por la Resolución de 23 de diciembre de 2008, y no corregida o aclarada mediante la Resolución de 24 de abril de 2009), dictada por el Ad-Quem dentro del trámite de Solicitud de Levantamiento de Medida Cautelar, en el Proceso Ordinario de Mayor Cuantía promovido por INVERSIONES MAYANI, S.A. contra RADHBAI, USHA y BHAGWANDAS TIKAMDAS MAYANI.

FUNDAMENTOS DE HECHO DEL RECURSO

En la Resolución de 12 de noviembre de 2008, el Tribunal Superior se inhibió de conocer el Recurso de apelación presentado contra el Auto No. 262 de 18 de marzo de 2008 (mediante el cual el Juzgado Primero de Circuito de C. concedió la Solicitud de Levantamiento de Medida Conservatoria o de Protección en General promovido por las demandadas), porque dicha Resolución no es apelable, y porque lo que hubo fue el desistimiento de esa Solicitud de Levantamiento, lo que implicaba que la medida se mantenía vigente.

Por su parte, en el Auto dictado el 23 de diciembre de 2008, el Ad-Quem negó el Recurso de Reconsideración promovido por la demandante contra la precitada Resolución de 12 de noviembre de 2008; y, el Auto de 24 de abril de 2009, dictado por el mismo Primer Tribunal Superior de Justicia, que a su vez negó por improcedente, la Solicitud de "corrección o reforma" del Auto de 23 de diciembre, recién mencionado.

Que el Auto de 21 de mayo de 2009, dictado por el Ad-Quem, negó el término para la formalización del Recurso de Casación contra la Resolución de 12 de noviembre de 2008, por no ser el Auto Circuital de donde se origina, susceptible de ser recurrible en Casación.

Que lo anterior no es correcto, porque se omitió analizar lo señalado por el artículo 1163 (que la Resolución se funde en preceptos jurídicos que rijan en la República, y que la pretensión cumpla con la cuantía mínima de B/.25,000.00); en concordancia con el artículo 1164 numeral 4 (son recurribles los Autos que deciden oposiciones o levantamientos o exclusiones en procedimientos cautelares), ambos del Código Judicial.

Refiere el recurrente que el Auto No. 262 de 18 de marzo de 2008: A) admitió el desistimiento de la Solicitud de Levantamiento de Medida de Protección y Conservación en General promovida por INVERSIONES MAYANI, S.A. contra BHAGWANDAS TIKAMIDAS MAYANI, USHA BHAGWANDAS MAYANI y RHADHIBAI BHAGWANDAS MAYANI. B) Canceló la Fianza consignada para garantizar los daños y perjuicios y ordenó la devolución a su respectivo fiador, del Certificado de Garantía No. 0113541 de 22 de febrero de 2007, expedido por el Banco Nacional de Panamá, Zona Libre, por la suma de B/. 50,000.00; y C) Condenó en costas a la parte secuestrante por la suma de B/. 75.00.

Considera que está demostrado que este Auto es mixto, porque tiene dos ordenazas anotadas como A) y B), relacionadas con el Recurso de Casación.

El recurrente esgrime lo normado en los artículos 1131 numeral 8 y 9, y 1139, ambos del Código Judicial.

La primera norma, en su numeral 8, establece como apelable cualquier Auto que, por su naturaleza, cuando fuere dictado por el resto de la Sala del Tribunal Superior, sea susceptible de Casación; mientras que el numeral 9 dice que son apelables las demás Resoluciones expresamente establecidas en la ley. Por su parte, el artículo 1139 de la misma excerta, establece el Recurso de apelación en efecto diferido, respecto a Resoluciones que ordenan la entrega de una suma de dinero, de un bien, la ejecución de un acto, levantamiento o sustitución de una garantía o medida cautelar. Cuando la ley diga que deben concederse en efecto diferido, el recurrente podrá pedir que se otorgue en el devolutivo.

También invoca el Actor el numeral 4 del artículo 1164 del Código Judicial, que incluye como recurrible en Casación, los Autos que declaren oposiciones o levantamientos o exclusiones en procedimientos cautelares, siendo que (a su juicio) este numeral se aplica en concordancia con el artículo 1163 de la excerta en mención.

En concreto, solicita el recurrente que se revoque la Resolución de 20 de mayo de 2009, dictada por el Primer Tribunal Superior de Justicia, y conceda el término para la formalización del Recurso de Casación anunciado contra la Resolución de 12 de noviembre de 2008 (no reconsiderada por la Resolución de 23 de diciembre de 2008 y no reformada y/o corregida por la Resolución de 24 de abril de 2009, ambas dictadas por el Primer Tribunal Superior de Justicia)

Sometido el negocio al reparto de rigor, el Magistrado Sustanciador concedió el término de tres (3) días para que las partes formularan sus alegaciones, el cual sólo fue utilizado por el recurrente, tal como consta en el infolio, por lo que vencido el mismo, el expediente ha reingresado al Despacho del Magistrado Sustanciador para decidir la admisibilidad del Recurso, por lo que ahora corresponde verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos, primero por el artículo 1152, y luego por el artículo 1156, ambos del Código Judicial.

CRITERIO DE LA SALA

Respecto al artículo 1152 ibídem, se observa que el recurrente solicitó a la Secretaría del Tribunal Superior, durante la ejecutoria del Auto objeto de este Recurso, copia de la Resolución de segunda instancia, su notificación, del Recurso de la Resolución que negó el término para la formalización del Recurso de Casación, los cuales están debidamente certificadas por la Secretaría del Tribunal Superior, lo que evidencia que el recurrente cumplió con lo establecido por el artículo 1152 del Código Judicial.

Además, el Actor retiró las copias certificadas dentro del término dispuesto por el artículo 1154 ibídem, y concurrió a la Secretaría de esta Sala, también en término oportuno.

Ahora bien, los requisitos establecidos por el artículo 1156 del Código Judicial, consisten: 1) en que la respectiva Resolución sea recurrible, 2) que el Recurso haya sido interpuesto oportunamente y que el Tribunal lo haya negado expresa o tácitamente, y 3) que las copias acompañadas con el escrito revelen que fueron pedidas y retiradas en el Tribunal conforme lo establece la ley, y que con las mismas, el interesado haya ocurrido ante esta Corporación de Justicia en la debida oportunidad.

Respecto al primer requisito, de que la respectiva Resolución sea recurrible, la Sala advierte que el Primer Tribunal Superior de Justicia negó el término para formalizar el Recurso de Casación, porque a su juicio, la Resolución contra la que se anunció el dicho Recurso, no es susceptible de ser recurrida mediante ese medio impugnativo, por no encontrarse en el listado del artículo 1164 del Código Judicial, cuyo numeral cuarto se refiere a los Autos que deciden oposiciones o levantamientos o exclusiones, en procedimientos cautelares, y que es la norma a la que nos atendremos para decidir la recurribilidad en Casación, de la Resolución que nos ocupa.

La Resolución contra la que se anunció el Recurso de Casación es el Auto de 12 de noviembre de 2008, proferido por ese mismo Tribunal, que se inhibió de conocer la apelación contra el Auto No. 262 de 18 de marzo de 2008, emitido por el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Circuito Judicial de Colón, Resolución ésta que admitió el Desistimiento de la Solicitud (presentada por los demandados) de Levantamiento de la Medida de Protección y Conservación en General, cuya imposición promovieron los demandantes, ordenó la cancelación de la fianza consignada para garantizar los daños y perjuicios, y condenó en costas a la secuestrante por la suma de B/. 75.00.

Es decir, que la decisión de fondo de la Resolución que se pretende recurrir en Casación se fundamenta en la admisión del desistimiento de la Solicitud de Levantamiento de una Medida Cautelar (Protección y Conservación en General), mientras que el numeral 4° del artículo 1164 del Código Judicial establece como recurribles, los Autos que deciden oposiciones o levantamientos o exclusiones, en procedimientos cautelares.

El Auto cuya impugnación en Casación se pretende, no decidió una oposición a la imposición de una Medida Cautelar, ni una exclusión en la aplicación de dicha medida. En cuanto al levantamiento de la medida precautoria, observa la Sala que la decisión en la que se basa la Resolución que se intenta recurrir, tampoco se refiere al levantamiento de una Medida Cautelar, sino lo contrario, pues concedió el Desistimiento de la Solicitud de Levantamiento de la Medida de Protección y Conservación en General, lo que implica la continuidad de la aplicación de esa Medida, razón por la que esta Corporación de Justicia considera que le asiste la razón al Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial, pues el Auto que se quiere recurrir en Casación no se enmarca en este numeral 4° del artículo 1164 del Código Judicial.

En vista de esta conclusión, huelga determinar el cumplimiento de las demás exigencias establecidas por el artículo 1156 del Código Judicial, y esta Corporación de Justicia concluye que el Recurso de Hecho que nos ocupa debe declararse inadmisible.

En mérito de lo anterior, la Corte Suprema, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por Autoridad de la Ley, DECLARA INADMISIBLE el Recurso de Hecho presentado por el apoderado judicial del INVERSIONES MAYANI S.A., contra la Resolución de 21 de mayo de 2009, proferida por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, dentro del Desistimiento de la Solicitud de Levantamiento de la Medida Cautelar de Protección y Conservación promovido dentro del Proceso Ordinario de Mayor Cuantía promovido por INVERSIONES MAYANI, S.A. contra RADHBAI, USHA Y BHAGWANDAS TIKAMDAS MAYANI.

Se fijan las costas del Recurso de Hecho en la suma de setenta y cinco (B/. 75.00) balboas.

Notifíquese

OYDÉN ORTEGA DURÁN

LUIS MARIO CARRASCO -- HARLEY J. MITCHELL D.

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)