Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 4 de Julio de 2019

PonenteAngela Russo de Cedeño
Fecha de Resolución 4 de Julio de 2019
EmisorPrimera de lo Civil

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

S.: Primera de lo Civil

Ponente: A.R. de Cedeño

Fecha: 04 de julio de 2019

Materia: Civil

Recurso de revisión - primera instancia

Expediente: 45-19

VISTOS:

El Licenciado ABEL A.P.G., actuando en su propio nombre y representación, interpuso recurso de revisión en contra del Auto No.2005 del 17 de octubre de 2017, proferido por el Juzgado Décimo Octavo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Inmueble propuesto por BANISTMO, S.A. contra A.A.P. GUARDIA y ELKA GUARDIA DE P..

Tras el reparto de rigor, le correspondió al Magistrado H.A. De León Batista el conocimiento del aludido medio de impugnación, y mediante resolución del 21 de marzo de 2019, el Magistrado S.M., Suplente del Magistrado De León, resolvió rechazar de plano el recurso de revisión en referencia, para lo cual explica que la causal de revisión aducida en el presente caso es la contemplada en el numeral 9 del artículo 1204 del Código Judicial, y que al examinar las constancias de autos se colige que el recurrente pretende que se revoque el Auto mediante el cual se aprobó el remate celebrado.

El M.S. plantea que lo señalado por el recurrente permite concluir que el mismo compareció al proceso y ejercitó mecanismos de defensa, y que lo que alega es que no hubo una notificación conforme a la Ley, lo que no encuadra en lo que dispone la Ley respecto a la impugnación de Autos, toda vez que la causal establecida en el numeral 9 del artículo 1204 del Código Judicial se refiere a la sentencia, mientras que en el presente caso la resolución cuya revisión se solicita es el Auto mediante el cual se aprobó el remate celebrado el 10 de octubre de 2017, por lo que no se trata de una sentencia. Añade el M.S. que si bien nuestro ordenamiento reconoce la posibilidad de que Autos sean impugnados por medio del recurso de revisión, lo hace de manera excepcional, indicando la clase de los mismos y la causal correspondiente, para lo que hay que remitirse a lo dispuesto en los numerales 8 y 9 del artículo 1204, y al artículo 1205, ambos del Código Judicial, los que evidencian que los autos que aprueban remates pueden ser objeto del recurso de revisión bajo la causal contemplada en el numeral 8 antes aludido, para lo que se debe alegar colusión en el proceso, que no es lo que sucede en este caso, por lo que se impone rechazar el recurso de revisión, cumpliendo lo establecido en el artículo 1212 de la misma excerta.

El recurrente, al notificarse de la resolución antes mencionada, interpuso recurso de apelación en contra de la misma.

En su escrito de sustentación de la apelación, el recurrente fundamenta su apelación básicamente en tres resoluciones dictadas por la S. Civil de la Corte Suprema de Justicia, de las cuales transcribe partes.

La primera resolución es del 28 de agosto de 2001, y la misma fue dictada con motivo del recurso de apelación, ante el resto de la S., incoado por el Licenciado N.C.C. contra la resolución que rechazó de plano el recurso de revisión que APOSTOLOS ATHANASOPULOS promovió contra el Auto No.2702 del 21 de noviembre de 2000, dentro del Proceso Ejecutivo instaurado por ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS, S.A., donde se sostiene que la postura consistente en que solo son revisables los autos comprendidos en el artículo 1190 del Código Judicial, que actualmente es el artículo 1205, debe ser revisada y matizada debido a que nuestra legislación procesal reconoce que existen autos con carácter de sentencias, que no obstante haber sido dictados en procesos viciados de nulidad, por haber incurrido en la causal contemplada en el ordinal 9 del artículo 1189 del Código Judicial, que actualmente es el 1204, no pueden ser revisados, a pesar de dejar en indefensión a la parte, debido a que se trata de autos. En dicha resolución también se señala que los Magistrados de la S. están obligados a interpretar de manera amplia el ordinal 9 del artículo 1189 del Código Judicial, para que a la parte que no fue notificada, o que su notificación fue defectuosa, se le permita solicitar la revisión y anulación del proceso al que no fue llamada a participar siguiendo los procedimientos legales, y que la puso en una situación de indefensión, interpretación que no solo se fundamenta en la necesidad de garantizarle a los asociados una tutela judicial efectiva, sino en lo dispuesto en el artículo 1209 del Código Judicial, que actualmente es el artículo 1224.

La segunda resolución es del 23 de julio de 2003, dictada dentro del recurso de revisión promovido por EUDOSIA MORALES DE GRACIA contra dos resoluciones judiciales proferidas dentro del Proceso Ejecutivo Hipotecario incoado por MARÍA DE LOS ÁNGELES HERNÁNDEZ DE LÓPEZ, donde se indicó que el artículo 1016 del Código Judicial es el fundamento jurídico de la revisión en examen, y con base en esta norma, así como en los artículos 1204 (numeral 9), 738 y 754 también del Código Judicial, la S. de lo Civil concluyó que procede la revisión de los procesos ejecutivos en los que la parte ejecutada no fue notificada del auto ejecutivo, a causa de una declaración falsa del demandante, que impidió que el demandado participara en el proceso.

La tercera resolución que el recurrente menciona es del 17 de diciembre de 2013, dictada dentro del recurso de revisión promovido por R.M.A.P. contra un auto dictado dentro del Proceso Ejecutivo Hipotecario incoado por BANCO PANAMEÑO DE LA VIVIENDA, S.A., y, según lo citado por el recurrente, en dicha resolución se concluyó que, debido a que se configuraba la causal de nulidad contemplada en el numeral 9 del artículo 1204 del Código Judicial, procedía invalidar la actuación en el proceso, a partir de la resolución que ordenó el emplazamiento de los ejecutados, incluyendo el remate realizado.

En su alegato de apelación, el recurrente señala que los recursos que fueron interpuestos en el proceso fueron rechazados de plano, pues en el mismo se había designado un defensor de ausente, que fue nombrado ilegalmente debido a declaraciones fraudulentas de la ejecutante, por lo que la presencia del recurrente en dicho proceso fue en vano, ya que el aludido defensor dejó correr el término para interponer las excepciones del caso.

También el recurrente sostiene que con la jurisprudencia que citó está demostrado que el criterio de la S. de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia es admitir, y hasta conceder, los recursos de revisión con fundamento en la causal de nulidad establecida en el numeral 9 del artículo 1204 del Código Judicial.

Para finalizar, el recurrente solicita que se revoque la resolución apelada.

CONSIDERACIONES DE LA SALA DE LO CIVIL

Luego de referirnos a la resolución apelada, así como al alegato de la parte apelante, le corresponde al resto de los integrantes de esta S. emitir su criterio, con base en lo dispuesto en el artículo 1212 del Código Judicial.

En el escrito mediante el cual se interpuso el recurso de revisión se indica que la resolución cuya revisión se solicita es el Auto No.2005 del 17 de octubre de 2017, dictado por el Juzgado Décimo Octavo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro del proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Inmueble propuesto por BANISTMO, S.A. contra A.A.P. GUARDIA y ELKA GUARDIA DE P., y que dicho recurso se fundamenta en la causal prevista en el numeral 9 del artículo 2014 del Código Judicial, que se refiere al caso en que la parte afectada con una sentencia no haya sido legalmente notificada o emplazada en el proceso, si no ha mediado ratificación de dicha parte, ni el asunto haya sido debatido en el proceso. En la copia autenticada de dicho Auto, que se encuentra a fojas 257-260 del expediente de este recurso, vemos que, entre otras cosas, mediante el mismo se aprobó el remate celebrado en dicho proceso, se adjudicó definitivamente a favor de D.E.B., a título de compra, el bien inmueble rematado, se le ordenó al Registro Público que cancelara la inscripción existente sobre dicho inmueble, y la inscribiera a nombre del mencionado señor, y se declaró extinguida la obligación de los ejecutados para con la ejecutante.

Ya hemos mencionado que el recurrente primordialmente fundamenta su recurso de apelación en tres resoluciones proferidas por esta S., y si bien es cierto que en los casos a que se refieren dichas resoluciones se consideró que unos autos dictados en procesos ejecutivos pueden ser objeto de revisión, no es menos cierto que esta S. también ha emitido fallos en los que ha dejado plasmado el criterio de que solo son revisables ciertos autos, pero únicamente cuando se invoque el motivo establecido en el numeral 8 del artículo 1204 del Código Judicial, criterio que consideramos debe ser mantenido.

Así tenemos la resolución del 20 de mayo de 2016, dictada con motivo del recurso de revisión interpuesto por MEFRAG INVESTMENT CORPORATION dentro del Proceso Ejecutivo que le sigue P.C.E.G.; la resolución del 31 de marzo de 2017, dictada con motivo de la apelación ante el resto de la S. interpuesta por E.E.A.A., en el recurso de revisión que presentó dentro del Proceso Ejecutivo que J.R.E.N. interpuso en su contra; y la resolución del 27 de diciembre de 2017, dictada con motivo del recurso de revisión interpuesto por el señor J.R.S.S., en el Proceso Ejecutivo Hipotecario que FINANCIERA PRESTO CASH, S.A. interpuso en su contra, las cuales fueron proferidas bajo la ponencia de la suscrita. Además, podemos mencionar la resolución del 19 de mayo de 2015, dictada con motivo del recurso de revisión interpuesto por GUILLERMO ARIAS THOMPSON y ECONO AIRE, S.A. dentro del proceso Ejecutivo

Hipotecario de Bien Inmueble que HSBC BANK (PANAMÁ), S.A. interpuso en su contra.

La resolución del 31 de marzo de 2017, mencionada anteriormente, también fue dictada en virtud de un recurso de apelación ante el resto de la S., interpuesto en contra de la resolución que rechazó de plano el recurso de revisión presentado en contra del Auto que aprobó el remate en un proceso ejecutivo, por lo que resulta pertinente citar lo que esta S. explicó para sostener que este tipo de resoluciones no es susceptible del recurso de revisión con base en el motivo contemplado en el numeral 9 del artículo 1204 del Código Judicial.

En la resolución antes mencionada se explicó, entre otras cosas, lo siguiente:

"El debate se circunscribe en determinar, si un Auto que aprueba un remate y adjudica una propiedad a un tercero dentro de un proceso ejecutivo puede ser susceptible de recurso de revisión, fundamentándose en la causal novena del artículo 1204 del Código Judicial.

La S., después de un examen de la normativa relacionada al recurso extraordinario de revisión, estima que no es posible que la decisión que aprueba remate y adjudica una propiedad sea apta de este recurso, a través de la causal novena del artículo 1204 del Código Judicial.

El artículo 754 del Código Judicial, si bien establece que la persona que no fue debidamente emplazada o notificada puede ocurrir a los tribunales por medio del recurso de revisión, debe ser siempre bajo la conexidad del artículo 1204 del Código Judicial que indica que cuando aun "existiendo el Recurso de Apelación, éste no se haya surtido por cualquiera de los siguientes motivos: (...)". Motivos que son taxativos y sin interpretaciones extensivas.

El numeral 9 del artículo 1204 del Código Judicial describe uno de los escenarios, por los que puede prosperar la admisión del recurso: "si una parte afectada con la sentencia no fue legalmente notificada o emplazada en el proceso, siempre que en uno y otro caso no haya mediado ratificación expresa o tácita de dicha parte, ni el objeto o asunto hubiese sido debatido en el proceso...".

Es decir, que el numeral noveno del artículo 1204 es para las sentencias; o sea, aquellas resoluciones que tienen carácter de cosa juzgada material, numeral que debe relacionarse con el artículo 1224 del código que señala la admisión del recurso de revisión de aquellos autos que hacen tránsito a cosa juzgada material. Sin embargo, el auto que admite el remate y adjudica bienes no ostenta tal condición, por cuanto que puede ser revisado en proceso sumario a parte; es decir, que cuando se emite, reviste de cosa juzgada formal.

El hecho que estén tipificados en el numeral octavo del artículo 1204 del Código Judicial, los autos que libran mandamiento de pago, decreten embargo o aprueben o no remates en casos de colusión y fraude, siendo estas resoluciones susceptibles de cosa juzgada formal es, debido a que el fraude, la colusión y la simulación son motivos graves que deben ser censurados en la medida de lo posible, máxime cuando el propio numeral octavo exige la declaración por sentencia de la comprobación de tales hechos. El numeral está diseñado, a fin de no dejar en desamparo al afectado por una actividad, que puede rayar en lo delictivo.

Por otro lado, en cuanto al argumento que el recurso de revisión era plausible al tenor de los artículos 738 numeral primero y el 754 del Código Judicial, debe la S. manifestar que tales preceptos no se pueden aplicar de forma aislada a las causales tasadas del artículo 1204 de nuestra norma de procesos civiles".

A lo anterior resulta conveniente agregar, que el hecho de que los autos que libren mandamiento de pago, decreten embargo u ordenen o aprueben remates en procesos ejecutivos, sí puedan ser objeto de recurso de revisión en casos de colusión o fraude, se debe a lo dispuesto en el artículo 1205 del Código Judicial, tal como fue mencionado en la resolución apelada.

Y no está de más indicar que, cualquier duda respecto a que el auto que aprueba un remate en un proceso ejecutivo, así como cualquier otro auto dictado en este tipo de procesos, no hace tránsito a cosa juzgada, queda disipada al remitirnos al artículo 1031 del Código Judicial, el cual incluye entre las resoluciones que no producen cosa juzgada a "Los autos que se dicten en procesos ejecutivos y las sentencias que decidan los incidentes de excepciones en estos procesos..." (numeral 2), por lo que el artículo 1224 del Código Judicial no puede servir de fundamento para sostener que el referido auto es impugnable mediante el recurso de revisión.

En definitiva, como quiera que los autos que aprueban remates solo pueden ser objeto del recurso de revisión en los casos previstos en el numeral 8 del artículo 1204 del Código Judicial, para lo que se requiere demostrar que se dio la situación contemplada en la última parte del artículo 1205 del Código Judicial, es decir, que en el remate "...hubo colusión entre la persona que compró el bien y una de la partes, en perjuicio de acreedores", que no es el caso planteado por el recurrente para fundamentar el recurso de revisión en contra del Auto No.2005 del 17 de octubre de 2017, fue correcta la decisión adoptada mediante la resolución recurrida, por lo que procede confirmarla.

Por lo expuesto,el resto de los Magistrados que integran la SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMAN la resolución del 21 de marzo de 2019, dictada por el Magistrado S.M., que rechaza de plano el recurso de revisión presentado por el Licenciado A.A.P.G., actuando en su propio nombre y representación, en contra del Auto No.2005 del 17 de octubre de 2017, proferido por el Juzgado Décimo Octavo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Inmueble propuesto por BANISTMO, S.A. contra A.A.P. GUARDIA y ELKA GUARDIA DE P..

N.,

ANGELA RUSSO DE CEDEÑO

OLMEDO ARROCHA OSORIO

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)