Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 12 de Julio de 1996

Ponente:ELIGIO A. SALAS
Fecha de Resolución:12 de Julio de 1996
Emisor:Primera de lo Civil
RESUMEN

CRISTINA HERNÁNDEZ, ELIE COHEN, DOV BINDER, RUBÉN LEVY LEVY Y JOSUÉ LEVY LEVY INTERPONEN RECURSO DE REVISIÓN CONTRA LA SENTENCIA DE FECHA 29 DE DICIEMBRE DE 1993 EMITIDA POR EL JUZGADO PRIMERO DEL CIRCUITO DE LO CIVIL DE COLON EN EL PROCESO ORDINARIO PROMOVIDO POR FUJI FILMS DE PANAMÁ, S. A. CONTRA PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S. A

 
ÍNDICE
CONTENIDO

VISTOS:

ELIE COHEN, D.B., R.L. y J.L.L. mediante apoderado judicial legalmente constituido, licenciado D.E.C.G., han interpuesto Recurso de Revisión contra la sentencia de 29 de diciembre de 1993, dictada por el Juzgado Primero del Circuito de lo Civil de Colón, en el proceso ordinario de mayor cuantía propuesto por FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. contra PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A., DESARROLLO VIZCAYA, S.A., I.D.M. y A.D.M..

Antes de acogerse el recurso interpuesto, se fijó en la suma de B/.1,000.00 la fianza que los recurrentes debían depositar en la Secretaría de la Sala, a tenor de lo dispuesto por el artículo 1196 del Código Judicial.

Depositada la fianza mediante Diligencia de Consignación de fojas 522, se solicitó al Juzgado de origen del proceso ordinario el expediente respectivo, el cual en efecto fue enviado a esta Superioridad, constante de 95 fojas útiles.

Admitido el recurso (fs. 527 a 530), se ordenó citar personalmente a las referidas personas jurídicas y naturales que figuran como partes del proceso dentro del cual se dictó la sentencia objeto de revisión; se advirtió la posibilidad de intervención de litis consorte; se accedió a la suspensión de efectos de las declaraciones realizadas en la sentencia impugnada; y, se fijó en la suma de B/.500.000.00 la caución adicional que la parte revisionista debía consignar en la Secretaría de la Sala para el caso de que el recurso fuere desestimado, en atención al valor de lo litigado y los daños y perjuicios consiguientes a la ejecución de la resolución (artículo 1205 C. J.)

A fojas 541 figura el poder especial otorgado por D.M.M.F., en su condición de S. y R.L. (en ausencia del Presidente) de FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. al licenciado A.A.M., quien presentó escrito contestando el Recurso de Revisión (fs. 546 a 557).

Por su parte I.D.M. actuando como P. y Representante Legal de las sociedades demandadas y A.D.M., ambos representados judicialmente por el licenciado LUIS A. MORENO, presentaron sus respectivos escritos de contestación, según consta a fojas 571 y 585.

Luego de cumplidos los aludidos trámites legales, se llevó a cabo la audiencia oral, tal como consta en el acta que aparece de fojas 620 a 629 del expediente.

Por consiguiente, el recurso de revisión se encuentra en estado de decidir si es o no fundado y a ello procede la Corte, previas las siguientes consideraciones.

La demanda de revisión interpuesta está enderezada contra la sentencia de 29 de diciembre de 1993, dictada por el Juez Primero del Circuito de Colón, mediante la cual se declara:

"1. Que FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A., es propietaria del Certificado de Acciones único fechado 22 de septiembre de 1981, por 200 acciones y que corresponde al 100% de las acciones emitidas, en circulación, pagadas y totalmente liberadas de la sociedad PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S. A.

  1. Que FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A., es propietaria de los Certificados de Acciones número 1 y 2 fechados 1º de octubre de 1984, por 250 acciones cada uno (c/u) y que corresponden al 100% de las acciones emitidas, en circulación, pagadas y totalmente liberadas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S. A.

  2. Que FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. no ha autorizado, consentido o impartido instrucciones, en su calidad de propietaria del 100% de las acciones emitidas, en circulación, pagadas y totalmente liberadas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A. para que fuera cancelado el gravamen hipotecario que pesaba sobre la finca Nº 497 inscrita en el folio 242 del tomo 7 IVU de la Sección de la Propiedad, Provincia de Panamá, propiedad de PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. el cual constaba inscrito en la finca 111275, rollo 11158 e imagen 0066 de la Sección de Hipotecas y Anticresis del Registro Público.

  3. Que FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. nunca ha participado, por sí (Representante Legal) o por interpuesta persona (apoderado), de reunión alguna, Junta General de Accionistas y demás, en que se sometiera a discusión la cancelación del gravamen hipotecario o que se alude en la declaración anterior, como tampoco en alguna en que, siquiera, se sometiera a discusión la designación de una Junta Directiva formada por los señores L.S., E.C.Y.C.H..

  4. Que FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A., en su condición de propietaria del 100% de las acciones emitidas, en circulación pagadas y totalmente liberadas de las sociedades DESARROLLO VIZCAYA, S.A., nunca designó a L.S., ELIE COHEN y C.H. como Directores de dicha sociedad; por lo que resulta NULA, de nulidad absoluta, el Acta de la supuesta Asamblea General de Accionistas fechada 29 de enero de 1993 que consta en la Escritura Pública Nº 423 de 1º de febrero de 1993, extendida por la Notaría Pública Undécima del Circuito Notarial de Panamá, misma que fuera inscrita en el Registro Público a ficha 137984, rollo 37726 e imagen 1019 de la Sección de Micropelículas (Mercantil); nulidad que alcanza al propio instrumento.

  5. Que FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. en su condición de propietaria del 100% de las acciones emitidas, en circulación, pagadas totalmente liberadas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A., al no haber realizado la designación de la Junta Directiva anterior, nunca participó de ninguna Junta General de Accionistas se otorgase la Representación Legal de dicho ente mercantil a los señores L.S. y ELIE COHEN, por lo que, deviene en NULA de NULIDAD absoluta, el Acta de la supuesta Junta General de Accionistas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A., fechado 30 de enero de 1993, la cual consta en la Escritura Pública Nº 425 de 1º de febrero de 1993, otorgada ante la Notaría Pública Undécima del Circuito Notarial de Panamá; nulidad que alcanza al propio instrumento, documento inscrito en la ficha 127984, rollo 38065 e imagen 0002 de la Sección de Micropelículas (mercantil) del Registro Público.

  6. Que es NULA, de nulidad absoluta, el Acta de la supuesta Junta Directiva de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A. fechada 31 de enero de 1993, la cual consta en la escritura Pública Nº 424 de 1º de febrero de 1993, extendida por la Notaría Pública Undécima del Circuito Notarial de Panamá, en la cual se resolvió dejar sin efecto el gravamen hipotecario a que se alude en la 4a. y 5a. declaración y el cual afectaba la finca Nº 497 inscrita en el folio 242 del tomo 7 IVU de la Sección de la Propiedad, Provincia de Panamá, de propiedad de PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A.; resulta entonces, igualmente NULA, de nulidad absoluta, el Acta de la supuesta Junta General de Accionistas de la sociedad PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. fechada 28 de diciembre de 1992, la cual consta en la Escritura Pública Nº 13749 de 29 de diciembre de 1992, por no haber participado decisión de parte de FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. en su condición de propietaria del 100% de las acciones emitidas, en circulación, pagadas y totalmente liberadas de PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A."

    Como causal de revisión se invoca el numeral 9 del artículo 1189 del Código Judicial, que se refiere al hecho de que aún existiendo el recurso de apelación, este no se haya surtido por el motivo de que una parte afectada por la sentencia no fue legalmente notificada o emplazada en el proceso.

    En virtud de la aludida causal de revisión, el recurrente pretende que esta Sala declare lo siguiente:

    1) Que el proceso que terminó con el fallo objeto de este recurso de revisión se realizó sin la presencia de los accionistas o representantes de las sociedades PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. y DESARROLLO VIZCAYA, S.A.;

    2) Que el referido proceso se realizó sin conceder derecho de ser oído, a ninguno de los otorgantes de las actas e instrumentos anulados;

    3) Que este proceso, en que se dictó la sentencia objeto de revisión, fue adelantado existiendo otros por idénticas causas de pedir, "en los que se había reconocido el derecho a actuar como demandados", a J.L.L., R.L.L. y DOV BINDER en el Juzgado Tercero del Primer Circuito Judicial, Ramo Civil y a L.S., ELIE COHEN y DOV BINDER en el Juzgado Séptimo del Primer Circuito Judicial, Ramo Civil.

    4) Que se ha producido el supuesto contemplado en el ordinal 9 del artículo 1189 del Código Judicial;

    5) Que se revoque e invalide la sentencia objeto de revisión en todas sus declaraciones y se ordene al Juzgador Primero del primer Circuito Judicial de C. que retrotraiga la actuación y ordene al actor la corrección de la demanda presentada; y,

    6) Que se condene al pago de costas y expensas de esta litis a FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A., PROYECCIONES ULTRAMAR, S.A., DESARROLLO VIZCAYA, S.A., A.D.M. e ISAAC MIZRACHI.

    En síntesis, los hechos concretos en que se fundamenta el recurso de revisión, han sido expresados por su proponente así:

    1. ANTECEDENTES: (Hechos del Primero al Cuarto)

    La sociedad FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. presentó demanda ordinaria el 21 de diciembre de 1993 ante el Juzgado Primero del Circuito Civil de Colón contra PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A., DESARROLLO VIZCAYA, S.A., I.M. y A.M., pretendiendo que se le declarara como único accionista de las dos sociedades demandadas y que se anularan las actas otorgadas por J.L.L., R.L.L., DOV BINDER en la primera (PROYECCIONES ULTRAMAR) y por L.S., C.H. y ELIE COHEN en la segunda (DESARROLLO VIZCAYA).

    La demanda fue admitida el 23 de diciembre de 1993 y ese mismo día los demandados se allanan a la pretensiones. El 29 de diciembre de dicho año el Juzgado emite el fallo en que hace las ocho declaraciones, previamente transcritas, sobre las cuales objeta el recurrente en revisión lo siguiente:

  7. Respecto a lo declarado en los ordinales 1) y 2) (Fuji Films de Panamá es propietaria del 100% de las acciones de las sociedades Proyecciones Ultramar y Desarrollo Vizcaya), sostiene el revisionista, que nunca se acreditó debidamente la calidad de accionista del demandante (FUJI FILMS); no se examinaron los libros que podían determinar si habían terceros accionistas; que los certificados de acciones son valores negociables que pueden cambiar de dueño en cualquier tiempo (aún en el curso del proceso); que no fueron citados al proceso los verdaderos accionistas; que existen contrataciones que determinan situaciones diferentes a las presentadas y actuaciones procesales que establecen que el demandante "nunca tuvo participación en las sociedades".

  8. Sobre lo declarado por el fallo en los ordinales 3), 4), 5) y 6) (que FUJI FILMS no había designado y autorizado a L.S., C.H., J.L. ... para otorgar actas e instrumentos en nombre de las sociedades demandadas ...), se argumenta que no se tomó en cuenta el hecho de no haberse acreditado la calidad de accionista del demandante, ni siquiera se aludió a la fecha en que supuestamente inició su participación en las sociedades demandadas y que el juicio se llevó a cabo sin participación de los afectados (SOLÍS, H., COHEN, LEVY, BINDER), a fin de que fueran oídos.

  9. En cuanto a los ordinales 7) y 8) de la sentencia (mediante los cuales declara nulas las actas y escrituras de las sociedades demandadas en las que participaron L.S., C.H., ELIE COHEN, J.Y.R.L. y DOV BINDER) señala la censura que el juzgador no consideró la violación del artículo 667 del Código Judicial en que estaba incurriendo (causal de revisión ord. 9, art. 1189 C. J.)

    1. Intencionalmente se privó a nuestros representados del derecho a ser oídos: (Hechos del Quinto al Décimo).

      El presente proceso (objeto de revisión) se inició el 21 de diciembre de 1993 y terminó el 29 de diciembre de 1993; el Juez de Circuito de Colón lo evacuó en seis (6) días hábiles, al tiempo que existían desde meses atrás cuatro causas en trámite (sobre esa materia) en el Circuito de Panamá; en tal proceso "se omitió reparto y se aprovechó la interinidad del Juez Suplente. La resolución de primera instancia fue notificada y ninguna de las partes apeló, por lo que el caso nunca fue motivo de debate ante el superior".

      Según plantea el impugnante en revisión, existen varias circunstancias especiales en el caso concreto, cuya consideración omitió el sentenciador, tales como:

      Los dignatarios de FUJI FILMS PANAMÁ son M.D.M., J.D.M., M. de M. y D.M..

      Las sociedades DESARROLLO VIZCAYA y PROYECCIONES ULTRAMAR mantienen como Directores y Dignatarios a I.M., S. de M., L. de D., Y. de M. y A.M..

      Los certificados del Registro Público aportados, contenían anotaciones sobre los conflictos que existían y los diversos procesos en trámite respecto a estas sociedades.

      Según se desprende de distintas actuaciones, el demandante y las demandadas tienen el mismo domicilio, ubicado en Vía Italia, Punta Paitilla, Centro Bal Harbour, oficina 43 L, Panamá. Esa dirección también corresponde al despacho del apoderado judicial, L.. F.E.C., quien con anterioridad había promovido las mismas pretensiones en el Circuito de Panamá en representación de DESARROLLO VIZCAYA, PROYECCIONES ULTRAMAR, I.D.M. y A.M., pero en esa ocasión con audiencia de L.S., C.H., ELIE COHEN, J.L., R.L. y DOV BINDER.

      El juzgado reconoció como P. y R.L. de la sociedad demandante a EDWIN TORRERO CASTILLO (a pesar que el certificado del Registro que él aportó señala a otra persona), quien es hermano del apoderado judicial de las sociedades "supuestamente" demandadas, o sea, del L.. F.E.C., sociedades que "son demandantes de nuestros representados en el Circuito de Panamá".

      I.D.M., que aparece como representante legal de las sociedades demandadas (en este juicio objeto de revisión), y A.M. son hermanos de M.M. quien es el P. y R.L. de la sociedad demandante.

    2. Derecho a ser oído: (Hechos del Décimo Primero al Décimo Cuarto)

      El Juez del Circuito de Colón tenía la obligación de notificar lo referente al proceso que estaba tramitando a L.S., C.H., ELIE COHEN, J.L., R.L. y D.B., y actuar de conformidad con lo dispuesto por el artículo 667 del Código Judicial, que es del tenor siguiente:

      667. Cuando la demanda recaiga sobre actos o relaciones jurídicas a cuya formación hayan contribuido varias personas, o que por su naturaleza o por disposición legal no se posible resolver en el fondo sin que al proceso comparezcan las personas que intervinieron en dichos actos o relaciones, la demanda deberá promoverse o dirigirse contra todas ellas.

      En caso de que el demandante no promueva la demanda con arreglo a lo dispuesto en el párrafo anterior, el juez de oficio o a solicitud del demandado, ordenará la corrección de la demanda, sin perjuicio de lo dispuesto en el Título V de este Libro sobre Saneamiento.

      La personas mencionadas participaron en reuniones celebradas por las sociedades demandadas (DESARROLLO VIZCAYA y PROYECCIONES ULTRAMAR), y figuran como otorgantes y suscriptores de las actas que surgieron de las mismas, las cuales el juzgador declaró nulas y, a pesar de que en la sentencia menciona a alguno de ellos, adelantó el proceso sin su comparecencia.

    3. Existían demandas en trámite por el mismo motivo de este juicio objeto de revisión y otras demandas derivadas de la misma relación: (Hechos del Décimo Quinto al Décimo Octavo)

      Estas las describe el revisionista de la siguiente manera:

      "DÉCIMO QUINTO: Desde el 13 de abril de 1993 existe un trámite en el Juzgado Séptimo del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, Juicio Ordinario de Mayor Cuantía promovido por A.D.M., I.D.M. y DESARROLLO VIZCAYA, S.A. contra L.S., C.H.Y.E.C. en el que se pretendía que el Tribunal declarara: a) Que I.M. y ABRAHAM MIZRACHI eran propietarios del 100% de las acciones de DESARROLLO VIZCAYA, S.A.. b) Que era nula y sin ningún valor el acta de la reunión de Junta de Accionistas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S. A. celebrada el 29 de enero de 1993 y protocolizada mediante Escritura Pública Nº 423 del 1 de febrero de 1993 de la Notaría Undécima del Circuito de Panamá. c) Que eran nulos y sin ningún valor todos los actos y contratos celebrados por los señores L.S., C.H.Y.E.C. en sus calidades de supuestos Directores, Dignatarios y Accionistas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A. por no ser los mismos Directores, Dignatarios ni Accionistas de dichas sociedades. d) Que los demandados que se opusieran a la acción iniciada deberían ser condenados a pagar las costas y espensas(sic) del proceso.

DÉCIMO SEXTO

Desde el 13 de abril de 1993 existe en trámite en el Juzgado Tercero el Circuito, del Primer Circuito Judicial, Ramo Civil, Juicio Ordinario de Mayor Cuantía promovido por I.D.M. Y PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. contra J.L.L., R.L.L. y DOV BINDER en el que se pretendía que el Tribunal declarara: a) Que I.D.M. era el propietario legítimo del 100% del (sic) las acciones al portador, emitidas y en circulación, totalmente pagadas y liberadas de la sociedad PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A.b) Que era nula y sin ningún valor el acta de la Asamblea General de Accionistas de la sociedad Proyecciones de Ultramar, S.A. celebrada el 28 de diciembre de 1992 y protocolizada mediante Escritura Pública Nº 13749 de 29 de diciembre de 1992 de la Notaría Tercera del Circuito de Panamá. c) Que eran nulos y sin ningún valor todos los actos y contratos celebrados por los señores J.L.L., D.B.Y.R.L.L., en sus calidades de supuestos Directores, Dignatarios y Accionistas de la sociedad PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. por no ser los mismos Directores, Dignatarios ni Accionistas de dicha sociedad. d) Que los demandados que se opusieran a sus pretensiones deberían ser condenados al pago de las costas y expensas del proceso.

  1. Existen otras demandas que se derivan de la misma relación en trámite en otros Juzgados.

DÉCIMO SÉPTIMO

Existe en trámite en el Juzgado Cuarto del Circuito, del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, Proceso Especial para Determinación de Reglas Arbitrales promovido por J.L.L. Y PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. contra I.D.M., A.M. Y OTRAS, que también nace de la relación entre las partes.

DÉCIMO OCTAVO

También existe en trámite en el Juzgado Sexto del Circuito, del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, Proceso Ordinario de M.C. Promovido por J.L.L. contra DESARROLLO VIZCAYA, S.A. y OTRAS. ..."

Finalmente, las pruebas presentadas con este recurso de revisión son diferentes copias autenticadas, entre las que figuran la de la sentencia de 29 de diciembre de 1993 (impugnada mediante este recurso de revisión), la de piezas de los expedientes referentes a los procesos ordinarios previamente descritos (en lo últimos hechos del recurso) que se tramitan en distintos juzgados del circuito de Panamá; los certificados de nacimiento de los dignatarios de las sociedades demandantes, demandadas y del apoderado judicial de estas últimas en uno de los procesos; certificados del Registro Público que acreditan la existencia y representación legal de las sociedades FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A., PROYECCIONES ULTRAMAR, S.A., DESARROLLO VIZCAYA, S. A.

También, se adujo como prueba y ha sido incorporada al recurso de revisión que ocupa a la Sala, el expediente contentivo del Juicio Ordinario de Mayor Cuantía promovido por FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. contra PROYECCIONES ULTRAMAR, S.A., DESARROLLO VIZCAYA, S.A., I.M. y A.M., que finalizó con la sentencia del 29 de diciembre de 1993, impugnada en revisión.

Los opositores al recurso de revisión D.M.M.F. (como S. y Representante Legal de FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A.), I.D.M. (en su propio nombre y en nombre y representación de las sociedades PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. y DESARROLLO VIZCAYA, S. A.) y A.D.M., presentaron escritos de contestación al recurso (fs. 546, 569 y 586 respectivamente). Los tres escritos expresan exactamente los mismos argumentos como defensa. Así, en resumen todos niegan e indican que no les consta los hechos planteados por el impugnante, exponen cómo se llevó a cabo el procedimiento que concluyó con la sentencia cuestionada y, entre otras cosas, aluden a que los revisionistas no podían ser demandados en el proceso que se realizó en Colón pues los mismos no tienen ninguna relación con las entidades mercantiles demandadas (DESARROLLO VIZCAYA y PROYECCIONES DE ULTRAMAR) puesto que la pretensión del proceso, en que emergió la sentencia cuya revocatoria solicitan ahora, consistía en la declaratoria judicial de la propiedad del 100% de las acciones emitidas, en circulación, pagadas y totalmente liberadas de dichas sociedades. Además, que en tal proceso fueron allegadas copias de los respectivos Certificados de Acciones las sociedades con sus respectivos endosos.

En otro orden de ideas, para la celebración de la audiencia referente a este proceso de revisión fueron citadas todas las partes, no obstante, no comparecieron ninguno de los opositores a este extraordinario medio de impugnación que decide la Sala, sino únicamente se presentó el apoderado judicial de los recurrentes, licenciado D.C.. Al concedérsele la palabra, en términos generales expresó lo que a continuación se resume:

Se refirió, a que el fundamento de este recurso de revisión radica en que una de las partes en un juicio que tenía derecho a ser escuchada, no fue notificada, sin embargo en su contra se profirió una sentencia adversa que es la de 29 de diciembre de 1993, dictada por el Juzgado Primero de C.. El objeto de dicho proceso era que se reconociera a FUJI FILMS DE PANAMÁ como la propietaria del 100% de las acciones sobre las sociedades PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A. y DESARROLLO VIZCAYA, S.A. y se anularan una serie de Actas otorgadas por esas sociedades en el año de 1992. Esa solicitud había sido previamente elevada por los opositores en otros dos juzgados del Circuito de Panamá, en abril de 1993. Además de lo anterior, al momento de la interposición de la demanda en Colón, existían otros juicios en trámite; uno era el de revisión de cuentas pedidas por lo recurrentes y por Proyecciones de Ultramar, S.A. contra A. e I.M. "para efectos de que se definiera por esa vía los conceptos con relación al conflicto que mantenían entre ellos". También en el Juzgado Sexto del Circuito de Panamá existía un juicio contra los opositores a este recurso, por incumplimiento de contrato de obra en que supuestamente incurrió la contraparte y que está ligado a las controversias que hay entre ellos. A pesar de estas circunstancias se inició el proceso en Colón, cuando los que intervenían sabían "perfectamente la existencia de estos procesos en Panamá porque ellos los habían promovido" o porque ellos eran los demandados. Y, más aún, cuando contestaron esta demanda de revisión, tanto I.M. como A.M. expresan que no les consta los procesos que ellos mismos iniciaron en el Circuito de Panamá (Juzgado Tercero y Séptimo), esto con el agravante de haberse hecho representar por los mismo apoderados que los representaron en el juicio de C.. A ese indicio se adiciona "la confesión expresa que significa el haberse presentado con audiencia de nuestros clientes en Panamá, haber eludido ésta en Colón cuando se había reconocido como verdadera y legítima aquí en Panamá".

Finalmente, el abogado de los recurrentes reitera que el procedimiento llevado a cabo en Colón es atípico, por las irregularidades que describió en el libelo del recurso y, alude al parentesco (hermanos) que acreditó respecto a M.M. que es demandante a nombre de FUJI FILMS, S. A. con A. e I.M., quienes representan a las sociedades demandadas. Igualmente menciona el parentesco de los abogados y la coincidencia del mismo domicilio de los Mizrachi con el de los abogados fijado en Panamá, pero que al demandar en Colón dicen que su domicilio siempre ha estado en Colón, "para poder circunscribir la competencia en un circuito que no correspondía a su domicilio".

Sin más trámite, la Sala procede a resolver lo de lugar:

La revisión de la sentencia que se pretende en el caso subjúdice se fundamenta en el caso que establece el ordinal 9 de artículo 1189, que a la letra dice:

"1189. Habrá lugar a la revisión de una sentencia dictada por la Corte Suprema, o por un Juez de Circuito, cuando se trate de procesos de única instancia o cuando aún existiendo el recurso de apelación, éste no se haya surtido por cualquiera de los siguientes motivos:

...

  1. Si una parte afectada con la sentencia no fue legalmente notificada o emplazada en el proceso, siempre que en uno y otro caso no haya mediado ratificación expresa o tácita de dicha parte, ni el objeto o asunto hubiere sido debatido en el proceso. ..."

    En mérito del derecho que otorga la norma transcrita, los demandantes en revisión, L.S., C.H., ELIE COHEN, J.L., R.L. y D.B., al considerar que son parte afectada (como demandados) dentro del proceso ordinario que instauró la sociedad FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. en el Juzgado Primero del Circuito de lo Civil de Colón contra PROYECCIONES ULTRAMAR, S.A., DESARROLLO VIZCAYA, S.A., I.D.M. y A.M. el cual finalizó con la sentencia de 29 de diciembre de 1993, alegan que no pudieron apelar dicha decisión debido a que no fueron notificados ni emplazados dentro del proceso, a pesar y a sabiendas de que su derecho a actuar como demandados había sido previamente reconocido en otros procesos que se tramitan en diferentes juzgados del Circuito de Panamá en los que intervienen las mismas partes que en el presente, siendo que además, esa condición (de partes) se encuentra acreditada por otros medios y fue considerada en la misma sentencia que hoy impugnan mediante revisión.

    En primer lugar la Sala advierte al examinar el expediente contentivo del proceso ordinario instaurado por la sociedad FUJI FILMS en el Circuito de C. que, en efecto, según señala el procurador judicial de los recurrentes en revisión, no consta la notificación o emplazamiento de los mismo, además de que se perciben las irregularidades o circunstancias poco comunes en cuanto al desarrollo y la pronta conclusión del proceso.

    Aunado a lo expuesto, el análisis de la importante pieza procesal constituida por el citado expediente del proceso impugnado, revela que la sociedad FUJI FILMS DE PANAMÁ en su calidad de demandante sostuvo que por intermedio de sus Agentes y Representantes, I.D.M. y A.M., adquirió la propiedad de los certificados de acciones (compró 100% de las acciones) de las sociedades DESARROLLO VIZCAYA, S.A. y PROYECCIONES ULTRAMAR, S.A, por razón de su interés en un bien raíz (finca) de propiedad de esta última (P. ULTRAMAR); propiedad que a su vez estaba gravada (hipotecada) a favor de la primera (D. VIZCAYA). En tal sentido, la pretensión central era que se anulara la protocolización de Actas (contenidas en Escritura Pública) que cancelaban el aludido gravamen hipotecario, acordadas en "supuesta" Junta General de Accionistas a la cual según alegó la demandante (FUJI FILMS) no fue citada como poseedora del 100% de las acciones (arts. 40 y 68 del Código de Comercio).

    Como se colige de las motivaciones del fallo de 29 de diciembre de 1993, se accedió a las pretensiones de la actora porque el apoderado de las sociedades demandadas, L.. L.A.M.H. se allanó a dichas pretensiones, renunció al resto del término del traslado y solicitó que se dictara sentencia; lo que constituyó para el juzgador una confesión y por eso concluyó "no le queda otra alternativa al juzgador que hacer las declaraciones impetradas ..." (Fs. 84-antecedentes). En esta sentencia, no se hace alguna otra consideración sobre otra circunstancia, aunque fuese sobre alguna prueba que acreditara la posesión por parte de la demandante del 100% de las acciones de las sociedades demandadas.

    En el respectivo expediente del proceso impugnado se observa que por las sociedades demandadas actúa como P. y R.L.I.D.M., como se constata a fojas 71 en el escrito por medio del cual otorga poder especial al Lic. L.A.M.H.S. embargo, en dicho expediente constan los certificados del Registro Público aportados por la parte actora (fs. 14 y 15), en los que se alude a la reunión de la Asamblea General de Accionistas donde se nombran como Directores Dignatarios de las sociedades demandadas, L.S., ELIE COHEN y C.H. (para DESARROLLO VIZCAYA, S.A.) y, a J.L., D.B. y R.L. (respecto a PROYECCIONES ULTRAMAR, S. A.).

    La Sala ha podido comprobar que las pruebas aportadas en el expediente principal por los recurrentes, reafirman lo que al respecto señalan en el libelo del recurso de revisión, sobre la existencia de los aludidos proceso entre las mismas partes, como por ejemplo, entre otros:

    1) El instaurado por A.D.M., I.D.M. y DESARROLLO VIZCAYA, S.A. contra los revisionistas, el 14 de abril de 1993 en el Juzgado Séptimo del Primer Circuito Judicial de Panamá (fs. 79), en el cual pretendían que el tribunal hiciera las siguientes declaraciones: 1º que I.D. y A.D.M. son los propietarios legítimos del 100% de las acciones, emitidas, en circulación, totalmente pagadas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A.; 2º que es nula y no tiene ningún valor el acta de la reunión de Junta de Accionistas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A., celebrada el 29 de enero de 1993 y protocolizada mediante Escritura Pública y el acta de la reunión de la Asamblea General de Accionistas de la misma sociedad celebrada el 30 de enero de 1993 y protocolizada mediante Escritura Pública; 3º que son nulos

    y sin valor todos los actos y contratos celebrados por L.S., C.H. y ELIE COHEN "en sus calidades de supuestos directores dignatarios y accionistas de la sociedad DESARROLLO VIZCAYA, S.A., por no ser los mismos directores, dignatarios ni accionistas de dichas sociedades". (Fs. 83 y 84, expediente principal).

    2) El proceso propuesto por I.D.M. y PROYECCIONES ULTRAMAR contra J.L.L., R.L.L. y D.B., el 14 de abril de 1993 en el Juzgado Tercero del Circuito de Panamá (fs. 205), en que se pretende que el juzgador declare lo siguiente: 1º que I.D.M. es el propietario legítimo del 100% de las acciones al portador, emitidas y en circulación, totalmente pagadas y liberadas de la sociedad PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A.; 2º que son nulas y no tienen valor las Actas de la Asamblea General de Accionistas de dicha sociedad, celebrada el 28 de diciembre de 1992 y el 29 de diciembre de 1992, ambas protocolizadas mediante Escrituras Públicas; 3º que son nulos y no tienen valor todos los actos y contratos celebrados por los señores J.L., R.L. y D.B. en su calidad de supuestos directores, dignatarios y accionistas de dicha sociedad. (Fs. 208-209).

    Según lo expuesto se concluye que las personas jurídicas y naturales demandadas en el proceso efectuado en el Circuito de Colón, cuestionado dentro de este recurso, son partes en otros procesos que con anterioridad se habían propuesto en diversos juzgados de la provincia de Panamá relativos a las mismas pretensiones y que no se han decidido, es decir se encuentran en trámite. Sin embargo, aquel proceso ordinario iniciado con posterioridad en Colón fue resuelto en forma expedita con la concurrencia de algunos de los afectados, quienes tenían conocimiento que el mismo conflicto se estaba ventilando en otros juzgados. Por tanto, dicho proceso mediante el cual se accedió a las declaraciones pedidas, se realizó en forma irregular en perjuicio de los impugnantes en el presente recurso de revisión, pues no se les permitió, como afectados, la posibilidad de defender sus derechos.

    Esta Sala de la Corte debe reiterar, como lo ha hecho en otros casos, que mediante el recurso de revisión sólo cabe solicitar la declaratoria del derecho que se dice vulnerado, en este caso el de comparecer al proceso o de defensa, por lo que no compete a esta Corporación entrar en consideraciones en cuanto a las pretensiones de fondo de este caso, ya que son iguales o similares a las de otros procesos que están en trámite y pendientes de decisión en diversos Juzgados de Circuito. Es decir, que la Sala no se pronunciará sobre puntos sustanciales de la litis referentes a quiénes son los verdaderos Directores, Dignatarios y Accionistas de las sociedades Proyecciones Ultramar, S.A. y Desarrollo Vizcaya, S.A., o bien, sobre la nulidad de ciertos actos y contratos que realizaron ciertas personas en nombre de dichas sociedades, bajo el supuesto de ocupar dichos cargos.

    En consecuencia, la Corte Suprema, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA:

  2. FUNDADO el Recurso de Revisión propuesto por ELIE COHEN, D.B., R.L.L.Y.J.L.L. contra la Sentencia de 29 de diciembre de 1993, dictada por el Juzgado Primero del Circuito de lo Civil de C., dentro del Proceso Ordinario que FUJI FILMS DE PANAMÁ, S.A. propuso contra PROYECCIONES DE ULTRAMAR, S.A., DESARROLLO VIZCAYA, S.A., I.D.M.Y.A.D.M..

  3. Que el proceso que determinó la sentencia objeto del presente recurso de revisión fue adelantado existiendo otros por idénticas causas de pedir en los Juzgados Tercero del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil y Séptimo del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, en los que se había reconocido el derecho a actuar como demandados; en el Tercero a J.L.L., R.L.L. y D.B. y en el Séptimo a L.S., E.C. y D.B..

  4. INVALIDA la sentencia de 29 de diciembre de 1993 dictada por el Juzgado Primero del Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Colón; se ORDENA a dicho juzgado: que retrotraiga la actuación, que ordene al actor la corrección de la demanda, y que notifique a los recurrentes en revisión lo de lugar como parte afectada, así como a C.H., a L.S. y a cualquier otra persona que pudiese tener interés legítimo en esta causa; y, que comunique al Director del Registro Público la invalidación de esta sentencia.

    Para los efectos indicados devuélvase por Secretaría el expediente contentivo del citado proceso ordinario al Juzgado Primero del Circuito de Colón, agregándose al mismo copia autenticada del fallo de la Corte.

    Las obligantes condena en costas a cargo de los opositores al presente recurso de revisión se fijan en la suma de QUINIENTOS BALBOAS con 00/100 (B/.500.00).

    Devuélvase a los recurrentes la fianza de costas consignada.

    N., C. y A..

    (fdo.) E.A.S.

    (fdo.) R.A.F.Z.

    (fdo.) R.A.G.

    (fdo.) SONIA F. DE CASTROVERDE

    Secretaria