Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 4ª de Negocios Generales, 14 de Julio de 1998

Ponente:ROGELIO A. FABREGA Z
Fecha de Resolución:14 de Julio de 1998
Emisor:Cuarta de Negocios Generales
RESUMEN

-SOLICITUD DE REINTEGRO INTERNACIONAL FORMULADA POR CANADÁ, CON REFERENCIA A LA LOCALIZACIÓN DEL NIÑO REJEAN-RENE CHEVALIER ÁVILA EN NUESTRO PAÍS

 
CONTENIDO

VISTOS:

Procedente del Tribunal Superior de Menores, ingresa a esta Sala, Solicitud de Reintegro Internacional de Menores a favor del menor REJEAN-RENE CHEVALIER AVILA formulada por su padre el ciudadano canadiense R.C. a través de la Dirección General de Asuntos Jurídicos y Legislativos del Ministerio de Justicia de Quebec, Canadá, como autoridad central designada.

Según lo establece el numeral 3 del artículo 101 del Código Judicial, le corresponde a la Sala Cuarta recibir exhortos y comisiones rogatorias librados por tribunales extranjeros y determinar su cumplimiento en el territorio nacional y considerar si vulnera el orden público y, en el evento de que no lo vulnere, determinar el funcionario o tribunal que debe cumplirlo.

CONVENIO APLICABLE

En primera instancia, es preciso confirmar que el Estado Requirente y el Estado Requerido, son signatarios de la Convención sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, suscrita en la Haya el 25 de octubre de 1980.

Una vez efectuada la verificación, la Sala constata que las naciones de Canadá y Panamá son suscriptoras del precitado instrumento internacional, ratificado por Panamá por la Ley No. 22 de 10 de diciembre de 1993; de manera que el procedimiento a seguir en cuanto al diligenciamiento de la solicitud en estudio, será conforme a lo estipulado en dicho acuerdo internacional, según nuestra legislación de familia y de acuerdo a lo dispuesto en el Código Judicial como fuente supletoria en este caso.

OBJETIVOS Y FUNDAMENTOS DE LA SOLICITUD

La finalidad de la presente solicitud consiste en lo siguiente:

"1. Que se confirme la localización del menor R.-R. en Panamá,

2. Asegurar la entrega voluntaria del niño, o si la señora A.M. ne negase a ello:

3. introducir procedimientos judiciales a fin de obtener el regreso del niño" (cfr. foja 7).

El Estado Requirente fundamenta su petición conforme a los artículos 6 y 7 de la citada convención internacional.

REQUISITOS QUE DEBE LLENAR LA SOLICITUD DE RESTITUCION

A continuación, pasamos a transcribir los requisitos que debe cumplir la solicitud de restitución a tenor del artículo 8 del Convenio sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores:

"Artículo 8: Toda persona, institución u organismo que sostenga que un menor ha sido objeto de traslado o retención con infracción del derecho de custodia, podrá dirigirse a la Autoridad Central de la residencia habitual del menor, o a la de cualquier otro Estado Contratante, para que, con su asistencia, quede garantizada la restitución del menor.

La solicitud incluirá:

  1. Información relativa a la identidad del demandante, del menor, y de la persona de quien se alega que ha sustraido o retenido al menor.

  2. La fecha de nacimiento del menor, cuando sea posible obtenerla.

  3. Los motivos en que se basa el demandante para reclamar la restitución del menor.

  4. Toda la información disponible relativa a la localización del menor y la identidad de la persona con la que se supone que está el menor.

    La demanda podrá ir acompañada o complementada por:

  5. Una copia legalizada de toda decisión o acuerdo pertinente.

  6. Una certificación o declaración jurada expedida por una autoridad central o por otra autoridad competente del Estado donde el niño tenga su residencia habitual o por una persona calificada relativa al derecho vigente en esta materia de dicho Estado".

    Observa la Sala que la documentación aportada en la presente solicitud cumple con los requisitos antes descritos, toda vez que se encuentra acompañada del F. extendido por el Ministerio de Justicia de Quebec, Canadá, como Autoridad Central, conteniendo todos los elementos que se indican en los literales a, b, c, y d del Artículo 8 del precitado convenio (cfr. de fojas 29 a 37), además, se adjuntan Consentimiento de los padres, ratificado el 16 de agosto de 1996 (cfr. fojas 54 y 55), Requerimiento para cambio de custodia y de la anulación de pensión alimenticia (cfr. fojas 51 y 52), Afidávit Detallado suscrito por el padre del menor señor R.C. (cfr. de fojas 59 a 62), Nota del Director de la escuela de Rejean-René en Quebec (cfr. fojas 42 y 43), Correspondencia entre la madre del menor y su familia en Panamá (cfr. de fojas 44 a 49), y fotografías del niño Réjean-René y de la familia de la señora A.M. (cfr. fojas 39 y 40).

    ALCANCE DE LA CONVENCION DE LA HAYA DE 1980.

    Resulta pertinente advertir que el objeto de esta convención es resolver el problema consistente en que la custodia o tenencia o la guarda de un menor se ha visto interrumpida por haber sido retenido ilegalmente y trasladado al exterior, o porque habiendo viajado de acuerdo con la ley, dicho menor ha sido retenido ilegalmente en otro Estado diferente al de su residencia.

    Desde nuestra óptica, la Convención de la Haya se presenta como un instrumento para aportar soluciones de urgencia, y así poder evitar la consolidación jurídica de situaciones, inicialmente ilegales, provocadas por la sustracción o la no restitución de un menor. Sólo con posterioridad a la restitución del niño a su lugar habitual de residencia, se deben dirimir las cuestiones relativas a la tenencia ante los tribunales competentes.

    Esta convención no altera ni prejuzga, ni tampoco decide lo relativo a la patria potestad, o a la tenencia, o a la guarda del menor, que debe ser resuelta de acuerdo con la ley aplicable. Regula únicamente los aspectos civiles de la retención ilegal de menores para resolver un problema que se presenta con frecuencia en muchos Estados. No se refiere al secuestro, ya que algunas legislaciones no tipifican como delito en el Código Penal la retención de un menor sobre el cual se ejerza la patria potestad.

    En la jerarquía de valores que sustenta la Convención de la Haya, el primer lugar lo ocupa el "interés superior del niño", que es incluso preeminente frente a los intereses personales y muy dignos de protección del guardador desasido por las vías de hecho.

    Dentro de este orden de ideas, la Convención sobre los Derechos del Niño ubica en un lugar preponderante " el interés superior del niño" como punto de partida para la toma de decisiones de las instituciones públicas o privadas de bienestar social, en todo lo atinente a los niños.

    La convención de la Haya contempla como uno de sus principales objetivos la restauración del "statu quo", a través de la "restitución inmediata" del menor ilegítimamente substraído o retenido en algunos de los países firmantes de la misma, a su "residencia habitual" con el propósito de "restablecer la situación anterior" que fue turbada. Por otro lado, permite, que la autoridad judicial o administrativa se niegue a ordenar la restitución del menor "si comprueba que el propio menor se opone a su restitución, cuando el menor haya alcanzado una edad y un grado de madurez en que resulta apropiado tener en cuenta sus opiniones.

    CASOS EN LOS CUALES SE PUEDE DENEGAR LA SOLICITUD

    DE RESTITUCION DEL MENOR.

    La Convención de la Haya contempla en su artículo 13 los casos en los cuales la autoridad judicial o administrativa del Estado requerido no está obligada a ordenar la restitución del menor si se demuestra:

  7. que se pruebe por el opositor que los padres, tutores o guardadores, o instituciones encargadas del cuidado del menor, no ejercían efectivamente su derecho en el momento del desplazamiento o de la retención, o hubieren consentido o prestado su anuencia con posterioridad a tal desplazamiento o retención;

  8. que se pruebe que existe un riesgo grave de que la restitución del menor lo pueda exponer a un peligro físico o síquico, y

  9. si el menor se opone a regresar y su edad y madurez justifican tener en cuenta su opinión.

    Dentro de este orden de ideas, de igual forma, podrá denegarse la restitución del menor, de conformidad con el artículo 20 de la convención, "cuando no lo permitan los principios fundamentales del Estado requerido en materia de protección de los derechos humanos y de las libertades fundamentales".

    Considera este tribunal que nuestro ordenamiento mantiene como principio rector el respeto a los intereses del menor, a que se cumpla con todo lo relativo a su custodia y, en un plano abarcador, que se le atienda plenamente en todas sus necesidades y que no sea objeto de arbitrariedades, ni de ultrajes o malos tratos de parte de extraños ni de sus progenitores.

    CONCLUSIONES FINALES

    De conformidad con la naturaleza de la solicitud formulada en el presente exhorto, la cual se enmarca dentro del Convenio sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, hecho en la Haya, el 25 de octubre de 1980 y ratificado por Panamá mediante Ley 22 de 1993, esta Superioridad determina que la solicitud cumple con los requisitos contemplados en dicha convención y que es necesario iniciar un proceso lo antes posible, que brinde todas las garantías procesales a las partes, pero con celeridad, como requiere este caso, en particular.

    AUTORIDAD COMPETENTE PARA DILIGENCIAR LA SOLICITUD

    El artículo 744 del Código de la Familia establece de forma diáfana que "todo procedimiento en el cual se halle involucrado un menor, y sólo en lo relativo a éste, será de competencia privativa de los Juzgados de Menores. La autoridad judicial, administrativa o de policía que conozca del caso, deberá ponerlo de inmediato a órdenes del Juez de Menores".

    De conformidad con lo preceptuado en el numeral 6, del artículo 754 del Código de la Familia, este tribunal establece que la autoridad judicial competente para diligenciar la presente solicitud de restitución internacional es un Juzgado Seccional de Menores de Panamá de Turno, toda vez que se infiere de la solicitud que la señora M.A.M. se encuentra con su menor hijo en la Ciudad de Panamá.

    Resulta oportuno transcribir el numeral 6, del Artículo 754, para una mejor ilustración:

    Artículo 754: A los Juzgados Seccionales de Menores les corresponde:

    ...

    6. Conocer de los negocios de menores que no estén atribuidos expresamente a otra autoridad.

    DECLARACION DE LA SALA DE NEGOCIOS GENERALES

    Como corolario de lo antes expresado, la SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES DE LA CORTE SUPREMA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA VIABLE el diligenciamiento de la Solicitud de Reintegro Internacional de Menores a favor del menor REJEAN-RENE CHEVALIER AVILA formulada por su padre el ciudadano canadiense R.C. a través de la Dirección General de Asuntos Jurídicos y Legislativos del Ministerio de Justicia de Quebec, Canadá, como autoridad central designada y para tales efecto ORDENA que sea diligenciado a través del Juzgado Seccional de Menores de la Ciudad de Panamá en Turno, en los términos de la presente resolución, con base en la convención invocada como fundamento de derecho.

    N. y Cúmplase.

    (fdo.) R.A.F.Z.

    (fdo.) E.M.M.

    (fdo.) F.A.E.

    (fdo.) YANIXSA Y. YUEN C.

    Secretaria General Encargada