Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 20 de Junio de 2007

Ponente:Esmeralda Arosemena de Troitiño
Fecha de Resolución:20 de Junio de 2007
Emisor:Segunda de lo Penal
RESUMEN

RECURSO DE REVISIÓN A FAVOR DE JESÚS RODOLFO CÉSPEDES GONZÁLEZ, SINDICADO POR DELITOS DE FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTOS Y HURTO CON ABUSO DE CONFIANZA

 

VISTOS:

El licenciado J.Á.C.T., apoderado judicial del señor J.R.C.G., acude ante esta corporación judicial con el propósito de formalizar recurso de revisión contra la Sentencia No. 143 de 23 de diciembre de 2004, proferida por el Juzgado Decimoquinto De Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, confirmada en Segunda Instancia No.150 de 19 de agosto de 2005, dictada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia.

A fin de resolver la admisibilidad del recurso extraordinario presentado, se pasa a examinar el texto del escrito, con el propósito de verificar si el recurrente ha dado debido cumplimiento a los requerimientos normativos contenidos en el Código Judicial.

Se observa, que el revisionista cumple con los requisitos formales exigidos en el artículo 2455 del Código Judicial. El recurso de revisión fue interpuesto a través de memorial, en el que se indicó la sentencia cuya revisión se solicita, el tribunal que la expidió, el tipo de delito y la pena impuesta.

En relación con la causal que sustenta el recurso, se aduce el numeral 5 del artículo 2454 del Código Judicial que preceptúa que habrá lugar al recurso de revisión "Cuando después de la condenación se descubran nuevos hechos que, por sí mismo o combinados con las pruebas anteriores, puedan dar lugar a la absolución del acusado o a una condena menos rigurosa, por la aplicación de una disposición penal menos severa".

El licenciado J.A. CASTILLO resalta inicialmente algunos de los hechos que aparecen incursos en el proceso que le fue seguido a su representado. Señala que en autos consta el informe de Investigación suscrito por el Detective HÉCTOR CAMARENA, donde se indica que el día 12 de junio de 2006, compareció a la Policía Técnica Judicial el ciudadano JESÚS CÉSPEDES, quien manifestó de forma voluntaria haber desviado fondos del Banco General y explicó el procedimiento para tal fin. Que adicionalmente se observa que en las declaración indagatoria rendida por el investigado, éste acepta plenamente su responsabilidad y manifiesta su arrepentimiento, reiterando dicha situación en la ampliación de sus descargos (fs.450-459).

Expresa que la sentencia de primera instancia, confirmada por el Tribunal Ad-quem, condenó a CÉSPEDES GONZÁLEZ a la pena de 40 meses de prisión como autor de los delitos de Falsedad de Documento Privado y Hurto con Abuso de Confianza en perjuicio del Banco General; pero que sin embargo, en estas decisiones jurisdiccionales no se reconoció la atenuante de la confesión a favor del sentenciado.

Advierte que tanto el juez de primera instancia como el tribunal de segundo grado desconocían del expediente contentivo de la Demanda Laboral interpuesta por JESÚS CÉSPEDES GONZÁLEZ contra el Banco General, prueba que deviene a favor de su mandante y donde claramente se configura la atenuante de la confesión. Añade que en el mencionado expediente constan los testimonios de empleados de la mencionada entidad bancaria que son contestes en corroborar que C.G., al ser requerido por la administración del banco, aceptó y confesó ante ellos, los hechos que se le endilgaban y que ésto se dio en la tarde del día 12 de julio de 2001, lo que significa que aceptó su responsabilidad desde antes que se interpusiera la denuncia criminal en su contra y fuera conducido a la Policía Técnica Judicial.

El recurso de revisión que nos ocupa, se encuentra encaminado a demostrar la existencia de hechos nuevos o pruebas, no examinados por el juez en el proceso, que permiten acreditar que a favor del sentenciado CÉSPEDES GONZÁLEZ opera la circunstancia de atenuación de la pena, denominada confesión espontánea y oportuna.

De modo que, a fin de precisar la calidad de hechos nuevos que pretende el accionante se le reconozca a los eventos sobrevenidos luego de la condena del imputado, es necesario tomar nota de las consideraciones que sobre tal punto, se han vertido a nivel doctrinal y jurisprudencial.

A nivel doctrinal, F.C.B., a propósito de la definición de hecho nuevo, indica que es "aquel que no fue conocido por el sentenciador, pues, por cualquier circunstancia, no obró en el proceso. Se trata de una prueba que no se incorporó al proceso, que se logró después de la condena y que establece una verdad histórica desconocida en las instancias". Por su parte, E.V. afirma que los hechos nuevos deben "demostrar el error cometido en cuanto a que el hecho punible por el cual se procesó al sentenciado, nunca existió o que la persona condenada no cometió tal delito". (CASACIÓN Y REVISIÓN PENAL, Aura E. Guerra de V., Sistemas Jurídicos, 2001 pág.328 y 329).

Jurisprudencialmente la Sala Penal ha considerado que no encuadran en la categoría de hechos nuevos, los supuestos en los cuales, pese a aportarse una prueba que no existía al momento del juzgamiento, la misma pretende comprobar un hecho que sí fue considerado por el tribunal. (Cfr. fallo de la Sala Penal del 18 de febrero de 2003, M.P.A.S.).

Al examinar la correspondencia entre los eventos que el recurrente califica de hechos nuevos, y los planteamientos doctrinales y jurisprudenciales antes anotados, la Sala concluye que aquéllos, aún cuando establecen circunstancias no detalladas en el proceso penal, carecen de la condición de prueba novedosa con la virtud suficiente para encaminar favorablemente una disminución de la pena, y en ese sentido, no demuestran la concurrencia de la atenuante de la confesión espontánea y oportuna.

Ello es así, por cuanto que, salta a la vista que las pruebas aducidas por el revisionista, dan cuenta de hechos o situaciones acontecidas extraproceso, por lo que es evidente que son ineficaces para constatar la configuración de los presupuestos que le son inherentes a la confesión judicial que para su legitimidad, debe ser rendida ante autoridad judicial competente, dentro del proceso; no teniendo eficacia en materia penal, para buscar una disminución de la sanción aplicada, aquella confesión que es brindada ante particulares. Además, como se aprecia de la lectura de los fallos de primera y segunda instancia, adjuntados por el recurrente, la disyuntiva referente a la configuración o no de la atenuante de confesión, fue uno de los puntos medulares analizados y resueltos por los tribunales competentes.

Así las cosas, esta Corporación de Justicia considera que lo que corresponde es desestimar la solicitud del recurso de revisión presentada, ya que el mismo está sujeto al cumplimiento de los requisitos que establecen los artículos 2454 y 2455 del Código Judicial.

Por lo antes expuesto, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA SEGUNDA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO ADMITE el recurso de revisión promovido a favor del ciudadano J.R.C.G., por el licenciado J.Á.C.T., contra la Sentencia No. 143 de 23 de diciembre de 2004, proferida por el Juzgado Decimoquinto De Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá.

NOTIFÍQUESE Y ARCHÍVESE.

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

GRACIELA J. DIXON C. -- WINSTON SPADAFORA FRANCO

MARIANO E. HERRERA E. (Secretario)