Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Panama), 2ª de lo Penal, 23 de Mayo de 2006

PonenteEsmeralda Arosemena de Troitiño
Fecha de Resolución23 de Mayo de 2006
EmisorSegunda de lo Penal

VISTOS:

Conoce la Sala Segunda de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, del recurso de revisión presentado por el LICENCIADO E.A.L.T., quien actúa en su condición de apoderado judicial de G.E.B.R., contra "la Sentencia 2da. No.283 de 31 de mayo de 2002 emitida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá que confirma la Sentencia No.86, fechada 31 de julio de 2001, emitida por el Juzgado Séptimo de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá" (f.2).

El activador judicial apoya la iniciativa procesal extraordinaria en la causal de revisión descrita en el numeral 5 del artículo 2454 del Código Judicial, basado en la argumentación que "Con posterioridad a la expedición de la sentencia cuya revisión se solicita, la Dirección de Responsabilidad Patrimonial de la Contraloría General de la Nación, mediante Resolución Final (Cargo y Descargo) No.7-2005 fechada 18 de noviembre de 2005 `DECLARA que no existe responsabilidad patrimonial en perjuicio del Estado atribuible al señor G.B.´" (fs.5-y 6) y que "La Resolución en comento constituye una nueva prueba sobre nuevos hechos y circunstancias en las cuales se dieron los sucesos por los cuales fue condenado G.B." (f.6).

En este momento procesal, corresponde a esta Corporación de Justicia evacuar la etapa de admisibilidad del recurso extraordinario de revisión, en función de lo cual procede a confrontar el libelo de formalización de la iniciativa procesal, con los requisitos legales consultables en los artículos 101, 2454 y 2455 del Código Judicial, cuya correcta proposición ha sido determinada por reiterados criterios jurisprudenciales dictados la materia.

Así las cosas, se resalta que el memorial de revisión atiende las formalidades de: 1. estar dirigido al M.P. de la Sala Penal, tal como lo indica el artículo 101 del Código Judicial; 2. especificar la causal que sirve de apoyo al recurso; y 3. señalar la sentencia cuya revisión se demanda, el tribunal que la expidió, el delito por el cual se condenó a B.R., la sanción penal impuesta y el fundamento de hecho y de derecho de la pretensión.

Prosiguiendo el examen de admisibilidad, se comprueba que el censor incurre en el error formal de impugnar la sentencia Nº283 de 31 de mayo de 2002, emitida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, que es la medida judicial confirmatoria de la decisión de primera instancia, es decir, de la sentencia No.86 de 31 de julio de 2001, emitida por el Juzgado Séptimo de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá.

En ese sentido, la jurisprudencia nacional tiene sentado que la sentencia que debe impugnarse, vía revisión, es la decisión que profiere el juzgador de la causa, siempre que la medida de segunda instancia sea simplemente confirmatoria de ésta, por ser la que recoge y define toda la situación de hecho y de derecho sobrevenida como consecuencia de la investigación penal; y que únicamente es permisible demandar la revisión de la resolución de segunda instancia, cuando sea la medida que infiera el agravio punitivo al procesado, por ejemplo, al modificar el fallo apelado en perjuicio del imputado (Cfr. Resolución Judicial de la Sala Penal de 14 de julio de 2004).

Por otro lado, el revisionista no cumple la exigencia legal de demostrar que la sentencia que pretende censurar, se encuentre en firme y debidamente ejecutoriada. El primer párrafo del artículo 2454 del Código Judicial preceptúa que "Habrá lugar a recurso de revisión contra las sentencias ejecutoriadas" (Resalta la Sala); lo que es indicativo que la procedencia del recurso extraordinario está condicionada a que la resolución judicial impugnada se encuentre en ese particular estado procesal.

Como corolario de lo anterior, la jurisprudencia tiene sentado que el requisito de la definitividad de la sentencia, se entiende satisfecho cuando el actor aporta copia autenticada de la sentencia censurada y de la documentación secretarial correspondiente, que demuestra que el fallo atacado se encuentra ejecutoriado (Cfr. Resolución Judicial de la Sala Penal de 6 de noviembre de 2003), material probatorio que no se acopia en el presente negocio.

Por último, el libelo de formalización del recurso de revisión, no se acompaña de "las pruebas de los hechos fundamentales", tal como lo exige el párrafo final del artículo 2455 del Código Judicial. Ello, porque las sentencias de primera y segunda instancia, acopiadas junto al memorial de revisión para acreditar la existencia del proceso penal incoado contra B.R. y su declaratoria de responsabilidad penal, se adjuntan en copia simple, sin autenticar, documentación que en esos términos, no reviste idoneidad para certificar los datos fácticos que plantea el activador judicial en el aparte de los hechos que sustentan la pretensión.

Por las consideraciones que se dejan expuestas, la SALA PENAL DE LA CORTE SUPREMA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO ADMITE el recurso de revisión formalizado por el LICENCIADO E.A.L.T., apoderado judicial de G.E.B.R., contra la Sentencia 2da. No.283 de 31 de mayo de 2002, emitida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, y en consecuencia, se ORDENA el archivo del negocio.

N. y cúmplase.

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

ROBERTO GONZALEZ R. -- ANÍBAL SALAS CÉSPEDES

MARIANO HERRERA (Secretario)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR