Sentencia Generales de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 4ª de Negocios Generales, 27 de Mayo de 2015

Fecha de Resolución:27 de Mayo de 2015
Emisor:Cuarta de Negocios Generales
 
CONTENIDO

VISTOS: La firma forense CHEN, ESTRADA Y WONG, actuando en nombre y representación de DON LEE INTERNACIONAL, S.A., han presentado a la consideración de esta Sala, Recurso de Anulación en contra del Laudo Arbitral en Derecho proferido por el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá el 12 de julio de 2013, dentro del proceso arbitral promovido por V., S.A., en contra de FOOD SOURCE, S.A., y DON LEE INTERNACIONAL, S.A. ANTECEDENTES En el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá (CeCAP) se llevó a cabo el proceso arbitral promovido por V., S.A., en contra de FOOD SOURCE, S.A., y DON LEE INTERNACIONAL, S.A. Mediante Laudo Arbitral Nacional proferido en derecho el 12 de julio de 2013, el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá (CeCAP) a través del Tribunal Arbitral establecido para dirimir las controversias surgidas entre V., S.A., en contra de FOOD SOURCE, S.A., y DON LEE INTERNACIONAL, S.A., se resuelve declarar resuelto el contrato de arrendamiento del 1 de abril de 2009, celebrado entre FOOD SOURCE, S.A. Y V., S.A., por la terminación anticipada del mismo; y condena a FOOD SOURCE, S.A., y a DON LEE INTERNACIONAL, S.A., solidariamente al pago de CUATROCIENTOS TREINTA Y NUEVE MIL OCHOCIENTOS TRECE CON 00/100 (B/.439,813.00) por la terminación anticipada del contrato de arrendamiento a favor de V., S.A. Las partes fueron notificadas de la decisión tomada por el Tribunal Arbitral, mediante Acta de Notificación del Laudo Arbitral el día 12 de julio de 2013, a las nueve y veintidós (9:22) de la mañana. El licenciado C.E.M., en su condición de apoderado judicial de la empresa FOOD SOURCE, S.A. Y DON LEE INTERNACIONAL, S.A., presentó oportunamente solicitud de aclaración del Laudo Arbitral proferido en su contra, a fin de que establezca la fecha en que se da por terminada la vigencia del contrato de arrendamiento celebrado entre V., S.A., y FOOD SOURCE, S.A. Mediante Resolución de 31 de julio de 2013, el Tribunal Arbitral resuelve la solicitud de aclaración del laudo arbitral proferido en derecho el 12 de julio de 2013 dentro del proceso seguidopor V., S.A. , en contra de FOOD SOURCE, S.A. ,y DON LEE INTERNACIONAL, S.A., en los siguientes términos: "Como quiera que la parte demandada incumpliera lo pactado en el contrato de arrendamiento y ante la imposible ejecución de dicha obligación, este Tribunal decretó resuelto el contrato, entiéndase que dicha declaratoria se produce desde la fecha del laudo " (f. 577). A través de la Nota fechada 31 de julio de 2013, el Tribunal Arbitral notifica al Licenciado C.E.M. de la firma forense CHEN, ESTRADA Y WONG, de la resolución de 31 de julio de 2013, por la que se resuelve la solicitud de aclaración de Laudo Arbitral. El 6 de agosto de 2013, la firma forense CHEN, ESTRADA Y WONG, actuando como apoderados judiciales de la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A., formalizan ante la secretaría de la Sala Cuarta de Negocios Generales, Recurso de Anulación en contra del Laudo Arbitral proferido en derecho por el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá (CeCAP) el 12 de julio de 2013, Aclarado mediante Resolución del 31 de julio del mismo año. Admitido el recurso mediante Resolución de 19 de agosto de 2013, se corre traslado a los representantes legales de V., S.A. Y FOOD SOURCE, S.A., para que impugnen el Recurso de Anulación presentado, en base a lo establecido en el artículo 35 del Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999. El 23 de octubre de 2013, la firma forense BRAVO DUTARY & ASOCIADOS actuando en calidad de apoderado judicial de la empresa V., S.A., presenta formal oposiciónal Recurso de Anulación interpuesto por DON LEE INTERNACIONAL, S.A. Por su parte, la empresa FOOD SOURCE, S.A., mediante apoderado judicial, la firma forense CHEN, ESTRADA Y WONG, presentan escrito de notificación de la Resolución de 19 de agosto de 2013, que admite y corre traslado del Recurso de Anulación interpuesto por DON LEE INTERNACIONAL, S.A.; sin manifestar oposición alguna. CONTENIDO DEL RECURSO DE ANULACIÓN Los apoderados judiciales de la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A., fundamentan el Recurso de Anulación presentado en contra del Laudo Arbitral de 12 de julio de 2013, en los siguientes motivos: PRIMER MOTIVO DE ANULACIÓN: "El Tribunal Arbitral violó la norma de competencia, cuestión prevista en el artículo 17, literal c del numeral 1 del artículo 34 del Decreto Ley 5 de 1999".(v. fj. 3) FUNDAMENTOS DEL PRIMER MOTIVO DE ANULACIÓN: I. La sociedad DON LEE INTERNACIONAL, S.A., nunca suscribió cláusula arbitral ni era fiadora ni de ninguna manera responsable de las obligaciones que emanaran del Contrato de Arrendamiento suscrito entre V., S.A. Y FOOD SOURCE, S.A. II. Mediante Laudo Arbitral de 12 de julio de 2013, el Tribunal Arbitral condena a FOOD SOURCE, S.A., y a DON LEE INTERNACIONAL, S.A., solidariamente al pago de CUATROCIENTOS TREINTA Y NUEVE MIL OCHOCIENTOS TRECE CON 00/100 (B/. 439,813.00) por la terminación anticipada del contrato de arrendamiento a favor de V., S.A. III. El Tribunal arbitral se declaró por sí y ante sí, competente, sin argumento y sin fundamento válido, lo que es violatorio de las disposiciones legales contenidas en el Decreto Ley 5 de 1999 en donde se exige la existencia de un pacto arbitral previo y por escrito para que pueda llevarse un arbitraje de manera válida. IV. La competencia del Tribunal Arbitral se fija en virtud de la existencia de una cláusula arbitral. En el presente caso la cláusula arbitral determinaba que el laudo arbitral debía recaer sobre los litigios entre V., S.A., y FOOD SOURCE, S.A., si el Tribunal Arbitral incluyó a otra persona como demandada, entonces estamos en presencia de una violación de la competencia y por ende, el laudo es nulo. SEGUNDO MOTIVO DE ANULACIÓN: "El laudo arbitral es nulo porque se dictó en contra de una empresa que nunca suscribió la clausula arbitral" FUNDAMENTOS DEL SEGUNDO MOTIVO DE ANULACIÓN: I. DON LEE INTERNACIONAL, S.A., no era parte del Contrato de Arrendamiento y no era garante o fiador de las obligaciones que pudiese haber adquirido FOOD SOURCE, S.A., ante V., S.A. II. La empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A., identificada en el contrato como LA COMPAÑÍA, no tiene ningún tipo de responsabilidad por las obligaciones que se incumplan por parte de LA ARRENDATARIA, situación prevista en la cláusula VIGÉSIMA QUINTA que señala: "...VIGÉSIMA QUINTA: Las partes aceptan que en virtud de que el ARRENDATARIO ha celebrado Contrato de Franquicia con DON LEE INTERNACIONAL, S.A., en adelante LA COMPAÑÍA, sean incluidas en este contrato y formen parte integral de este las siguientes disposiciones: En el caso que el ARRENDATARIO incurra en algún evento de incumplimiento, el ARRENDADOR acepta notificar de tal situación simultáneamente a LA COMPAÑÍA, LA COMPAÑÍA tendrá el derecho, pero no la obligación, de remediar dicho incumplimiento de acuerdo a los términos contenidos en este Contrato de Arrendamiento". TERCER MOTIVO DE ANULACIÓN: "El Laudo Arbitral es contrario al orden público panameño. (Ver numeral 2 del artículo 34 del Decreto Ley 5 de 1999)". FUNDAMENTOS DEL TERCER MOTIVO DE ANULACIÓN: I. La doctrina indica que es causal de nulidad de un laudo arbitral que el mismo, sea contrario al orden público panameño, cuando se vulneran derechos y libertades señaladas en la Constitución Panameña y las Leyes, así como las normas de seguridad y convivencia social. II. El Tribunal Arbitral constituido dentro del Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá (CeCAP) de la Cámara ce Comercio de Panamá, no podía conocer causas contra DON LEE INTERNACIONAL, S.A., pues esta empresa jamás estuvo sometida a esa jurisdicción arbitral. OPOSICIÓN AL RECURSO DE ANULACIÓN El apoderado judicial de la empresa V., S.A., se opone a los argumentos de anulación efectuados por DON LEE INTERNACIONAL, S.A., con base a las siguientes consideraciones: OPOSICIÓN AL PRIMER MOTIVO DE ANULACIÓN: I. La sociedad V., S.A., suscribe un contrato de arrendamiento con la sociedad FOOD SOURCE, S.A., para explotar un negocio de restaurante de comida rápida bajo la franquicia denominada DON LEE INTERNACIONAL, S.A. II. En la cláusula vigésima quinta del contrato de arrendamiento se señala que las partes aceptan que la sociedad DON LEE INTERNACIONAL, S.A., sea incluida en este contrato por virtud de la existencia de un contrato de franquicia entre el arrendatario y la compañía DON LEE INTERNACIONAL, S.A. III. La lectura detenida de las cláusula deja claro que la sociedad DON LEE INTERNACIONAL, S.A., era parte del contrato de arrendamiento donde disponía de las obligaciones y derechos a la cual estaban las tres partes del contrato compelidas e incluso del compromiso arbitral que existía en el convenio. IV. La responsabilidad de la sociedad DON LEE INTERNACIONAL, S.A., le viene como consecuencia de haber comprado por entre medio de los directivos que forman parte de todas las sociedades del GRUPO DON LEE, los derechos y acciones de la sociedad FOOD SOURCE, S.A., esa compra se acredita a través del contrato de venta de sociedad, emisión de acciones de FOOD SOURCE, S.A., suscrito por los involucrados, señores K.K., E.T., R.L. y R.L., y el acta de 24 de mayo de 2011, debidamente inscrita en el Registro Público, donde se cambian los Directores y D., todos con domicilio en Avenida R.J.A., P.D.L., Ciudad de Panamá, República de Panamá. CONSIDERACIONES DE LA SALA Una vez analizados los argumentos que sirven de sustento para los motivos de anulación aducidos por los apoderados judiciales de DON LEE INTERNACIONAL, S.A., así como los que sustentan la oposición de V., S.A., procederá la Sala a emitir sus consideraciones al respecto. Los motivos de anulación aducidos por la parte recurrente, se basan en que el Tribunal Arbitral no era competente para conocer de lo referente a la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A., ya que ésta no debió ser considerada como parte dentro del proceso arbitral, toda vez que nunca suscribió la cláusula arbitral, no era fiadora, ni responsable de las obligaciones que emanaran del contrato de arrendamiento suscrito entre V., S.A., y FOOD SOURCE, S.A. Además, señalan los recurrentes que el laudo arbitral es nulo, porque se dictó contra una empresa que nunca suscribió la cláusula arbitral. Finalmente, afirman que el Laudo Arbitral es contrario al orden público panameño, puesto que el Tribunal Arbitral constituido dentro del Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá (CeCAP), no podía conocer causas contra DON LEE INTERNACIONAL, S.A., pues esta empresa jamás estuvo sometida a esa jurisdicción arbitral. En este punto la sala considera oportuno abordar el tema de la "extensión de los efectos de la cláusula arbitral a los terceros no firmantes", situación que es reconocida por la doctrina y la jurisprudencia internacional, teniendo como principal objetivo respetar la voluntad de las partes contratantes de considerar a un "no signatario" como parte del marco de las operaciones y negocios comerciales objeto del mismo; y evitar que se tomen decisiones contradictorias en un mismo caso, lo que consecuentemente haría ilusorio el arbitraje y frustraría las expectativas de ejecución del laudo arbitral. En el caso bajo análisis, la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A., si bien no es signataria del contrato de arrendamiento celebrado el 1 de abril de 2009 entre V., S.A., y FOOD SOURCE, S.A.; no es menos cierto que de la lectura de la cláusula VIGÉSIMA QUINTA se desprende que existe la voluntad de las partes contratantes de incorporar en los efectos del contrato, a la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A. "...VIGÉSIMAQUINTA: Las partes aceptan que en virtud de que el ARRENDATARIO ha celebrado Contrato de Franquicia con D.L. Internacional, S.A., en adelante LA COMPAÑÍA, sean incluidas en este contrato y forme parte integral de este las siguientes disposiciones: En el caso que el ARRENDATARIO incurra en algún evento de incumplimiento, el ARRENDADOR acepta notificar de tal situación simultáneamente a LA COMPAÑÍA, LA COMPAÑÍA tendrá derecho, pero no la obligación, de remediar dicho incumplimiento, de acuerdo a los términos contenidos en este Contrato de Arrendamiento. En todo caso, lo anterior no limitará, condicionará o modificará los derechos y acciones que este contrato y la Ley otorgan a EL ARRENDADOR. El aviso deberá ser enviado a: D.L. Internacional, S.A. Via R.J.A., Edificio D.L. Panamá, República de Panamá Apartado Postal 6489 Zona 5 Tel. 279-0975 Fax. 279-0974 Atención: R.L. A menos que de otra forma sea contemplado en este Contrato de Arrendamiento, el ARRENDATARIO tiene derecho a subarrendar, ceder o transferir todos los derechos y obligaciones en este Contrato a LA COMPAÑÍA, o quien esta designe por escrito, con sujeción a lo estipulado en la Cláusula Décima del presente Contrato. A solicitud escrita de LA COMPAÑÍA el arrendador le suministrará toda la información de que disponga relacionada con el ARRENDATARIO. En el caso de terminación o expiración del Contrato de Franquicia suscrito entre LA COMPAÑÍA y el ARRENDATARIO, LA COMPAÑÍA o quien esta designe, tendrá derecho pero no la obligación, de asumir este Contrato de Arrendamiento. EL ARRENDADOR acuerda en tal evento, una vez recibida la notificación de LA COMPAÑÍA, de reconocer a LA COMPAÑÍA como el ARRENDATARIO bajo este Contrato de Arrendamiento, siempre que la compañía se subrogue en todas las obligaciones y derechos adquiridos por EL ARRENDATARIO mediante el presente Contrato de Arriendo, lo que se hará constar expresamente en el acto o convenio que al efecto suscribirá LA COMPAÑÍA como el nuevo arrendatario y el arrendador. El ARRENDADOR y el ARRENDATARIO reconocen que el área arrendada solamente será utilizada para la operación de un restaurante DON LEE, en los términos que se describen en el Contrato de Franquicia suscrito entre LA COMPAÑÍA y el ARRENDATARIO. El ARRENDADOR y el ARRENDATARIO aceptan que LA COMPAÑÍA o a quien este designe, bajo la responsabilidad de LA COMPAÑÍA, puedan acceder al local arrendador, con el objeto de remediar cualquier incumplimiento que decida hacer, sin necesidad de entregar aviso para ello, todo ello sin perjuicio de las facultades y derechos que el presente contrato otorga a EL ARRENDADOR. EL ARRENDADOR y el ARRENDATARIO reconocen y aceptan que el Contrato de Arrendamiento no podrá ser traspasado, cedido, renovado o modificado sin el previo consentimiento de LA COMPAÑÍA, con sujeción a lo estipulado en la Cláusula Décima del presente contrato". De la lectura de la cláusula antes transcrita, se desprende que en efecto la compañía DON LEE INTERNACIONAL, S.A., ha intervenido de forma activa en la negociación y ejecución del contrato de arrendamiento suscrito por V., S.A. Y FOOD SOURCE, S.A.; por lo tanto es parte de los conflictos que surjan del contrato que contiene el acuerdo arbitral. Recordemos que la cláusula arbitral tiene naturaleza contractual y como tal se rige por los principios generales de los contratos, siendo uno de ellos el principio de relatividad consagrado en el artículo 1108 del Código Civil patrio. Sin embargo, en materia arbitral este principio no es absoluto y permite que los efectos del contrato se extiendan a terceras personas en aras de mantener la uniformidad y eficacia del arbitraje. La extensión de los efectos de la cláusula arbitral a los no signatarios procede solo cuando exista la voluntad común de las partes en el proceso, de considerar a ese tercero como involucrado de forma considerable o como una verdadera parte del contrato que contiene la cláusula arbitral. Siendo así, tanto V., S.A., como FOOD SOURCE, S.A., al suscribir el contrato de arrendamiento contentivo de la cláusula arbitral, manifiestan su voluntad de considerar a DON LEE INTERNACIONAL, S.A., como parte involucrada en la ejecución del contrato, y así se desprende no solo del contenido de la cláusula vigésima quinta del contrato de arrendamiento, sino del caudal probatorio incorporado al proceso arbitral y que evidencia que el local comercial objeto del contrato de arrendamiento, fue utilizado para el establecimiento de un restaurante de comida rápida denominado DON LEE, perteneciente a la franquicia de la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A., quienes para el año 2010 ya habían adquirido las acciones de la sociedad FOOD SOURCE, S.A., tal como consta en el ACUERDO DE VENTA DE SOCIEDAD Y EMISIÓN DE ACCIONES DE FOOD SOURCE, S.A., que reposa a foja 348 del expediente; así como en la Escritura Pública No. 8007 de 24 de mayo de 2011, mediante la cual se designa como nuevos directores y dignatarios de la empresa FOOD SOURCE, S.A., a los señores R.L., R.L. y FRANCISCO LEE, consultable de foja 369 a 373. Por otro lado, en cuanto al requisito de la firma de la cláusula arbitral, el mismo es considerado un requisito "probationem", es decir que solo constituye un medio probatorio de la existencia del acuerdo de arbitraje, más no del consentimiento de las partes, quienes en su momento pueden considerar a un no firmante como sujeto del contrato y en consecuencia someterlo al arbitraje sin la necesidad de que haya firmado la cláusula arbitral. La tutela judicial efectiva consagrada en la Constitución Nacional, establece el derecho a la efectividad de las decisiones y el principio "pro actione", siendo su equivalente en el área de los medios de resolución de conflictos el principio "pro arbitraje". La doctrina constitucional panameña conceptúa que la tutela judicial efectiva constituye el derecho fundamental que asiste a toda persona para obtener, como resultado de un proceso sustanciado con todas las garantías previstas en el ordenamiento jurídico, la protección jurisdiccional de sus derechos e intereses legítimos. Este instituto involucra cuatro derechos a saber: el derecho de acción, el derecho a obtener una sentencia congruente fundada en derecho, el derecho a la efectividad de las resoluciones judiciales y el derecho al recurso legalmente previsto. En materia de arbitraje, como se mencionó en líneas anteriores, ésta tutela judicial efectiva se verifica en el principio "pro arbitraje", que permite concluir que los efectos del acuerdo arbitral son extensibles a los terceros no firmantes, en aquellos casos en los cuales de no hacerse, se dejaría sin efecto el arbitraje por existir el peligro de que una controversia sea decidida de modo diferente en sede arbitral y judicial cuando se reclame al tercero no firmante el cumplimiento de la misma conducta que a la parte signataria demandada. En el caso bajo análisis, la empresa V., S.A., suscribió contrato de arrendamiento con la empresa FOOD SOURCE, S.A., quien a su vez mantiene contrato de franquicia con la empresa DON LEE INTERNACIONAL,S.A., constituyéndose así en lo que la doctrina internacional reconoce como "contratos enlazados, interdependientes o grupo de contratos", es decir, aquellos contratos que están tan estrechamente vinculados entre sí, que la vigencia, cumplimiento y ejecución de alguno de ellos, afecta al otro. En este supuesto jurídico, si uno de los contratos enlazados contiene una cláusula arbitral y los otros no, la extensión de los efectos de la misma se da en virtud de que la realidad económica prevalece sobre la formalidad de los contratos; con el fin de preservar la unidad y eficacia del arbitraje. Por lo tanto, esta superioridad es del criterio que entre las empresas V., S.A.; FOOD SOURCE, S.A., y DON LEE INTERNACIONAL, S.A.,existen contratos interdependientes que afectan la ejecución del contrato contentivo de la cláusula arbitral y que conllevan a la extensión de los efectos de ésta, en relación a la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A. En conclusión, ninguno de los argumentos manifestados por la parte recurrente acredita la incompetencia del Tribunal Arbitral, ni la existencia de violaciones al orden público panameño, ya que se desprende del análisis del caudal probatorio incorporado al presente recurso de anulación, que el Tribunal Arbitral es competente para conocer de las controversias que surjan en relación a la aplicación e interpretación del contrato de arrendamiento, en cuanto a la responsabilidad que le atañe a la empresa DON LEE INTERNACIONAL, S.A., en virtud de la extensión de los efectos del convenio arbitral contenido en la cláusula décimo novena de éste contrato. Aunado a lo anterior, el Tribunal Arbitral actuó dentro de los parámetros permitidos por la ley y conforme a ella, emitiendo una decisión apegada al derecho y a las pretensiones efectuadas por la parte demandante. PARTE RESOLUTIVA En consecuencia, la SALA DE NEGOCIOS GENERALES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República de Panamá y por autoridad de la Ley, NIEGA el RECURSO DE ANULACIÓN interpuesto por DON LEE INTERNACIONAL, S.A. en contra del Laudo Arbitral en Derecho proferido por el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá el 12 de julio de 2013, dentro del proceso arbitral promovido por V., S.A., en contra de FOOD SOURCE, S.A., y DON LEE INTERNACIONAL, S.A. Se fijan las costas del presente proceso de acuerdo a lo señalado por el artículo 1072 del Código Judicial en la suma de quinientos balboas (B/. 500.00) para la sociedad recurrente. N. y cúmplase. HARLEY J. MITCHELL D. JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS -- LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ YANIXSA Y. YUEN C. (Secretario)