Sentencia Penal de Supreme Court (Panama), 2ª de lo Penal, 30 de Mayo de 2013

PonenteLuis Mario Carrasco M.
Fecha de Resolución30 de Mayo de 2013
EmisorSegunda de lo Penal

VISTOS: Para resolver el fondo, conoce la Sala Segunda de lo Penal del recurso de casación formalizado por el licenciado E.J.C., contra la Sentencia de Segunda I.ancia No. 185 de 16 de septiembre de 2010, dictada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, mediante la cual se revoca la Sentencia Absolutoria No. 57 de 3 de junio de 2010, proferida por el Juzgado Cuarto de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, y en su lugar se condena al prenombrado a la pena de 36 meses de prisión como autor del delito de Imitación de una Marca Protegida por Derechos de Propiedad Industrial, en perjuicio de la Sociedad Inversiones Lassner. HISTORIA CONCISA DEL CASO El presente proceso se inicia con la querella suscrita, a través de apoderado judicial, por INVERSIONES LASSNER, S.A., en la que se sostiene que A.H.B., en asocio con M.M.M., están falsificando, alterando o imitando la marca LEÑOS & CARBÓN Y DISEÑO, al constituir un negocio (Restaurante) de nombre LEÑOS MAR & TIERRA, tratando de imitar la marca comercial debidamente registrada por ellos, sobre todo porque se trata de un negocio que realiza la misma actividad comercial de esa empresa. Al hecho punible querellado se vinculó a A.H.B., quien al rendir declaración indagatoria (fs. 262-267), negó los cargos señalando que el nombre P.L., MAR Y TIERRA, se le ocurrió a él por lo que fue al Ministerio de Comercio e Industrias, a solicitar una licencia con ese nombre. El Ministerio Público mediante V.F. No. 296 de 10 de julio de 2007 solicitó llamamiento a juicio contra A.H.B., como presunto infractor de la disposición contenidas en el Capítulo IV, T.X., del Libro Segundo del Código Penal, relativo a los Derechos de Propiedad Industrial, en concordancia con el artículo 2219 del Código Judicial. El Juzgado Cuarto de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá, mediante Sentencia No. 57 de 3 de junio de 2010 (fs. 413-425), absolvió a A.H.B., de los cargos formulados en su contra. Dicha decisión judicial fue posteriormente revocada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, mediante Sentencia 2da. I.. No. 185 de 16 de septiembre de 2010, en la que se condenó a A.H.B. a la pena de treinta y seis (36) meses de prisión como autor del delito de Imitación de una Marca Protegida por Derechos de Propiedad industrial, en perjuicio de la Sociedad Inversiones Lassner, S.A. (fs. 443-446). PRIMERA CAUSAL El recurso se sustenta en dos causales. La primera es la de error de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo impugnado, que implica violación de la ley sustancial penal, prevista en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial. Esta causal tiene aplicación en cuatro supuestos: 1) Cuando el juzgador acepta y valora un medio probatorio no reconocido por la ley, 2) Cuando al medio probatorio reconocido por la ley se le da fuerza probatoria que la ley le niega, 3) Cuando al medio probatorio reconocido por la ley se le niega el valor probatorio que la ley le atribuye, y 4) Cuando se desconocen las reglas de la sana crítica al analizar el caudal probatorio. ANÁLISIS DE LOS MOTIVOS DE LA PRIMERA CAUSAL En el primer motivo afirma el recurrente que el Ad-quem erró al otorgarle valor probatorio a la prueba pericial de Inspección Ocular y P. llevada a cabo en la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial del Ministerio de Comercio e Industrias, Departamento de Marcas (fs 35 a 36), ya que para el análisis de ese peritaje se tomó como base el nombre comercial "Leños, Mar y Tierra "; sin embargo, esa no es la marca que ampara a la sociedad Local 200, S.A., siendo la correcta "Parrillada, Leños, Mar y Tierra", lo que indica que la prueba se realizó, desarrolló y completó bajo parámetros inexactos o errados. Sumado a que el citado peritaje carece de conclusión categórica que exhiba la indiscutible existencia de una imitación de marca protegida por derechos de propiedad industrial, en razón que su contenido alude a meras suposiciones o referencias subjetivas elaboradas por quien realizó la diligencia pericial, y en esos términos no constituye una pieza de convicción con eficiencia y capacidad para demostrar el delito y el nexo criminal. En el segundo motivo expone el censor que el tribunal de segunda instancia yerra al justipreciar la declaración jurada y prueba pericial llevada a cabo por el señor A.O.C. (fs. 148 a 150), pues el examen integro del medio probatorio debatido da cuenta que el perito A.O.C., en efecto, aludió a esa percepción de imagen en el consumidor referida por el Ad-quem, pero condicionó su vigencia y reconocimiento a una corroboración mediante estudio técnico especializado comparativo de marcas a través de la imagen o anuncio publicitario, el cual no se realizó, de modo que la percepción a la que se refirió el Tribunal de Alzada constituye sólo un apreciación subjetiva del deponente no confirmada, y en esos términos no se traduce en un elemento del cual se desprendan indicios de responsabilidad. En el tercer motivo, apunta el casacioncita que el tribunal de segunda instancia apreció erróneamente el informe pericial y la deposición efectuada por el señor I.A.P. (fs. 246 a 248), sin justipreciar que en esa prueba se toma como base para emitir su conclusión el nombre comercial "Leños, Mar y Tierra", cuando resulta que esa no es la marca que ampara a la sociedad Local 200, S.A., siendo la correcta "Parrillada Leños, Mar y Tierra", lo que indica que la prueba se realizó, desarrolló y completó bajo parámetros inexactos o errados y en virtud de ello, su resultado carece de firmeza para determinar la existencia de un acto ilícito relativo a un supuesta imitación de marca. POSICIÓN DEL MINISTERIO PÚBLICO El Procurador General de la Nación no comparte el cargo de injuridicidad atribuible a la sentencia de segunda instancia, en ninguno de los motivos, razón por la cual solicita que no se case la sentencia recurrida. En cuanto al primer motivo, señala que el Ad-quem no incurrió en el yerro de valoración probatoria que se le atribuye, debido a que el P. llevado a cabo en la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial del Ministerio de Comercio e Industrias, Departamento de Marcas, fue examinado con objetividad, por un funcionario público, T.R.P., quien no tiene relación directa ni personal con las partes en conflicto, lo que le confiere imparcialidad en sus actuaciones. Indica que la conducta típica y antijurídica que se le asigna al justiciable A.H.B., es la imitación de una marca protegida por derechos de propiedad industrial y no la de falsificación de la misma. Razón por la cual, teniendo claro que la imitación implica ejecutar o hacer algo a ejemplo o semejanza de otra, es decir, que las cosas se parezcan, sin ser exactamente iguales, y que la falsificación consiste en hacer una copia idéntica de otro producto tratando de hacerlo pasar como verdadero, es notorio que en el caso bajo análisis no era necesario que el procesado reprodujera puntual e integralmente la marca propiedad del querellante para que se configurara la acción delictiva, pues basta que las muestras visuales presentadas al público por A.H.B., pudieran causar confusión en el consumidor o inducirlo a la errada percepción que se tratase del mismo origen de aquella, para que ello se diera; lo cual se logra determinar en el proceso, tanto con la prueba que se cuestiona, en este motivo, como con otras de tipo testimonial y pericial que también forman parte del dossier penal que lo contiene. Respecto al segundo motivo sostiene el Procurador General de la Nación que la declaración jurada y la prueba pericial llevada a cabo por el señor A.O.C. fue examinada correctamente por el Tribunal de Alzada, lográndose demostrar que la denominación utilizada por el procesado y la forma o característica con la que identifica su negocio ante el público, contienen aspectos físicos y de índole visual que permitirían a un consumidor confundirla con la marca corporativa perteneciente a la sociedad Inversiones Lassener, S.A. Sumado a que el peritaje realizado por el señor A.O.G. (fs. 148-150), no constituye el único elemento probatorio sobre el cual se funda la decisión judicial que se impugna, pues la misma se erige con base en un análisis conjunto de los diferentes medios acreditativos insertos en la causa, atendiendo al principio de unidad probatoria que obliga al juzgador a evaluar las pruebas existentes de manera compuesta o general, bajo un solo universo jurídico. Entre las pruebas que fortalecen la versión del perito A.O.G., se tiene la Diligencia de Inspección Ocular y P. llevada a cabo el 21 de agosto de 2006 en la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial del Ministerio de Comercio e Industria, Departamento de Marca, en la que actuó como perito T.R.P. (fs. 35-36); el informe pericial suscrito por I.A.P. (f. 246), así como también la declaración jurada rendida por este último a fojas 247-248, en la que concluye que, al igual que los expertos anteriores, la utilización del término "LEÑOS", dentro del nombre comercial LEÑOS, MAR Y TIERRA, puede causar confusión con la marca de servicios "LENOS, & CARBÓN Y DISEÑO". En lo que respecta al tercer motivo, el Procurador General de la Nación, es del criterio que el perito I.A.P.M. no basa su estudio técnico utilizando únicamente la denominación de los locales comerciales en conflicto, sino que se apoya en constancias visuales de los mismos, tal y como consta en la diligencia sumarial visible a fojas 243-244. ANÁLISIS DEL TRIBUNAL La Sala pasa analizar los tres motivos que sustentan esta primera causal, en los que se cuestiona el valor probatorio que le dio el Ad-quem a: 1. diligencia de Inspección Ocular y P. llevada a cabo en la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial del Ministerio de Comercio e Industrias, Departamento de Marcas, en la que participó el señor T.R.P. (fs 35 a 36); 2 . declaración jurada y prueba pericial realizada por el señor A.O.C. (fs. 148 a 150), y 3) informe pericial y la deposición efectuada por el señor I.A.P. (fs. 246 a 248), los cuales a juicio del censor no demuestran la supuesta imitación de la marca registrada "LEÑOS & CARBÓN", por parte del restaurante "PARRILLADA LEÑOS MAR Y TIERRA", propiedad de la sociedad LOCAL 200 S.A.. Sobre estas pruebas el tribunal de segunda instancia indicó: "...Mediante la Diligencia de Inspección Ocular y P. realizada por el perito T.R.P., de la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial del Ministerio de Comercio e Industrias, Departamento de Marcas, el día 21 de agosto de 2006, indica consta certificado de registro No. 138267 de la marca LEÑOS & CARBÓN Y DISEÑO, en clase No. 43, a favor de la sociedad Inversiones Lassner, S.A., conferida el 15 de octubre de 2004 y, si puede causar confusión, equivocación , error o engaño, en el público consumidor, en cuanto al registro de la marca, utilizando la palabra "LEÑOS", en su parte denominativa, creando la impresión de tratarse del mismo origen y calidad de los titulares de la marca en cuestión (fs. 35-36). 2.2.- Señala el perito A.O.C.G., mediante declaración jurada rendida, la Diligencia de P. en psicología de mercadeo, el día 20 de octubre de 2006, la percepción del nombre "LEÑOS", permite al consumidor confundir la imagen corporativa y por ende los productos y servicios ofrecidos (fs. 149-150). 2.3.-Del informe pericial en diseño gráfico de los nombre "Leños & Carbón" y "Leños, Mar y Tierra", dada su similitud tipográfica y visual, pueden confundir a las personas con uno con el otro o asociar ambos establecimientos como una variante del mismo. Además, ambos nombres se escriben de manera similar, tipográficamente utilizan la misma característica visual al utilizar texto como forma de tronco de leña acusando una confusión entre los consumidores (246)..." Tal como se puede apreciar, el Tribunal Ad quem evaluó las pruebas cuestionadas, razón por la cual se pasa a copiar aspectos medulares de las mismas, con el objeto de precisar si la ponderación realizada por el Ad-quem se ajusta a las reglas de la sana crítica: 1. Respecto a la Diligencia de Inspección Ocular y P. realizada en la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial por el perito T.R.P. sobre las vistas fotográficas visibles a fojas 17 en su anverso y reverso en la que se distingue la parte figurativa y denominativa de las marcas de servicio "LEÑOS & CARBÓN Y DISEÑO" "LEÑOS, MAR Y TIERRA", se aprecia que el perito examinador de marcas señaló que la marca se encuentra registrada bajo el certificado de registro No. 138267, el cual fue conferido el 15 de octubre de 2004 a favor de la sociedad INVERSIONES LASSNER, S.A., en la clase 43, para amparar servicios de restaurante. Respecto a la marca indicó que no existe registro bajo ese nombre; sin embargo, de existir puede causar confusión, equivocación, error o engaño, en el público consumidor, ya que en su parte denominativa se utilizó la palabra "Leños", lo que da la impresión que se trata del mismo origen y calidad de los titulares. Añadió que no consta en la solicitud de Registro de la marca Leños & Carbón y Diseño la reivindicación de la palabra "Leños" (fs. 35-36) 2. El perito A.O.C.G. explicó que desde el punto de vista técnico "...la percepción que da el nombre de "LEÑOS" permite que un consumidor confunda la imagen corporativa y por ende los productos y servicios que estos restaurantes ofrecen. Cabe destacar que si se realiza un estudio comparativo de marcas, imagen de un anuncio publicitario, daría como resultado una confusión en definir si es la misma franquicia o es diversa, y según el comportamiento del consumidor panameño siendo tradicionalista en marcas de productos o servicios pensaría que fuera una misma marca.. Si sería necesario comprobar lo antes expuesto realizando un estudio de percepción del consumidor a través de una imagen o anuncio publicitario. Esto sería a través de una encuesta donde se le presentaría a los encuestados ambas imágenes, y se le haría preguntas cerradas y si consideran que ambas imágenes daría a confusión al momento de visitar uno de los restaurantes en particular. A parte de estos los encuestados podrían dar una opinión..." (fs. 149-150). 3. El licenciado I.A.P.M., luego de realizar el análisis gráfico de los nombres "Leños & Carbón" y "Leños Mar y Tierra", indicó en su informe que ambos nombres hacen énfasis en la palabra "Leños", vocablo que se encuentra asociado a productos de asados, parrilladas al carbón. De allí que el término puede causar confusión entres los consumidores. (fs. 246) 4. I.A.P.M.,concluyó que el nombre comercial "PARRILLADA LEÑOS, MAR Y TIERRA", "DE TODO AL CARBÓN" puede causar confusión al público consumidor, pues presenta características con la marca de servicio "LEÑOS & CARBÓN" (fs. 247-248) De las pruebas cuestionadas se advierte: 1. Al realizar el análisis comparativo de la marca "LEÑOS & CARBON" y el nombre comercial "PARRILLADA LEÑOS, MAR Y TIERRA", tomando como elemento la fotografía visible a fojas 17 y su anverso, en las que se aprecia los letreros de ambos establecimientos, se concluyó que la palabra "LEÑOS" puede generar confusión en los consumidores. 2. Para lograr la comprobación científica que sustente esa posible confusión de la marca y el nombre comercial "PARRILLADA LEÑOS, MAR Y TIERRA se sugiere un estudio de percepción del consumidor a través de una imagen o anuncio publicitario. 3. La marca "LEÑOS & CARBÓN Y DISEÑO, se encuentra registrada bajo el certificado de registro No. 138267, la cual fue conferida el 15 de octubre de 2004, a favor de la sociedad INVERSIONES LASSNER, S.A., en la clase 43 para amparar servicios de restaurante. Mientras que en la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial no existe registro de la marca "LEÑOS, MAR Y TIERRA". Las piezas procesales citadas, es decir, las diligencias de inspección ocular, informes y declaraciones de los peritos T.R.P., A.O.C. e I.A.P.M.G., fueron valoradas por el Ad-quem en conjunto y de acuerdo a las reglas de la lógica, la sana crítica y la experiencia, pues los peritos son contestes en señalar que la marca "LEÑOS & CARBÓN Y DISEÑO", y el nombre comercial "PARILLADA LEÑOS, MAR Y TIERRA", tiene un elemento en común "LEÑOS", sustancialmente parecido, el cual dada su similitud gráfica y visual, debido a su imitación, puede generar confusión en el público consumidor. Y si bien se sugiere un estudio de percepción del consumidor a través de una imagen o anuncio publicitario, no menos cierto es que en el expediente se advierten imágenes de cárteles los cuales a simple vista evidencian la similitud que existe en el diseño de la palabra LEÑOS (ver fojas 17-246). En virtud de lo expuesto con esta causal de error de derecho no se logró acreditar el cargo de injuridicidad a la sentencia de segunda instancia. Al no probarse los motivos, no tiene sentido incursionar en el análisis de las normas denunciadas como infringidas, ya que éstas, sin motivos comprobados y subsumibles en el supuesto legal, no podrán estimarse como vulneradas. SEGUNDA CAUSAL "Error de hecho en la existencia de la prueba que ha influido en lo dispositivo de la prueba que ha influido en lo dispositivo de la sentencia y que implica violación de la ley sustancial penal". Contemplada en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial. Esta causal tiene aplicación: 1. Cuando el tribunal de segunda instancia ignora y por tanto no considera, ni le asigna valor a uno o a algunos elementos probatorios que materialmente se hallan incorporados al proceso, 2. Le da valor probatorio a una pieza procesal que no existe en el proceso o que no fue admitida. ANÁLISIS DEL MOTIVO DE LA SEGUNDA CAUSAL Sostiene el casacionista que el tribunal de segunda instancia al emitir la sentencia impugnada comete error de hecho al no valorar el peritaje llevado a cabo por el D.J.E.M. (visible de fojas 164 a 173), pues de haberse considerado esta pieza habría certificado, indefectiblemente que ABRAHAM HASKY BTESH no es responsable penalmente de la conducta que se le imputa, ya que la citada prueba da cuenta que el nombre comercial "PARRILLADA LEÑOS Y MAR DE TODO AL CARBON" no presentan características que puedan por sí solas llevar a inducir o confundir al público consumidor a pensar que se trata de la marca de servicio "LEÑOS & CARBON Y DISEÑO" y a la franquicia de restaurante "LEÑOS & CARBON", peritaje que además recomendó una investigación de mercadeo objetiva, imparcial, formal y seria. POSICIÓN DEL MINISTERIO PUBLICO El Procurador General de la Nación no comparte el cargo de injuridicidad atribuible a la sentencia de segunda instancia en este motivo, ya que la valoración que se le da al peritaje llevado a cabo por el D.J.E.M. (visible de fojas 164 a 173), no incide en lo dispositivo del fallo, toda vez que la opinión del perito J.E.M., se contradice notablemente con la de otros expertos que expusieron sus conclusiones basados en análisis técnicos, profesionales y científicos bien sustentados, los cuales dictaminan con base en las evidencias materiales del caso, que la utilización del término gramatical (LEÑOS) en la denominación del negocio del encausado, puede causar confusión en cuanto a la marca debidamente registrada por el querellante. Agrega el Procurador General de la Nación que la Sala no puede dejar de considerar que los aspectos visuales con que se presenta al público consumidor los negocios en disputa, se nota claramente que ambos tienen características tipográficas parecidas, en la que destaca como término, expresión o acepción gramatical más llamativa la palabra "LEÑOS", la cual además se escribe con cierta semejanza en los dos casos. Comenta el Procurador General de la nación que la conducta típica atribuida a ABRAHAM HASKY BTESH, es la de imitación de marca protegida por derecho de propiedad industrial, en la que, no se iguala la marca original, sino que se introducen caracteres que causan un parecido o semejanza con aquella, resulta evidente que el ilícito fue perpetrado, pues así lo indicaron peritos en la materia, que actuaron con objetividad e imparcialidad para arribar a sus conclusiones técnicas, y pese al hecho que el Dr. J.E.M., difiere de esos dictámenes técnicos. EXAMEN DEL TRIBUNAL DE CASACIÓN Tal como se aprecia en párrafos precedentes, el censor objeta la falta de valoración del peritaje J.E.M. (fs. 164-173), el cual, en efecto, no fue valorado por el tribunal de segunda instancia, por tanto, se pasa a determinar si tal error de hecho ha influido en lo dispositivo del fallo. En peritaje suscrito por el Dr. J.E.M. se señala, entre otras cosas: "Dos personas pueden ver algo al mismo tiempo en el mismo lugar y percibirán cosas diferentes de acuerdo a sus propios valores, creencias, costumbres, experiencias, educación, etc. Los individuos perciben las marcas o las franquicias y cualquier otra cosa según sus propias características culturales, sociales, personales y psicológicas y además y según la influencia del esfuerzo de mercadotecnia realizado por la empresa y las fuerzas del entorno. El análisis de un nombre comercial vs el de una marca, y/o el de una franquicia de restaurante, por si solos, es insuficiente para demostrar si existe o no riesgo de confusión o de inducción del público consumidor. Para ello se deben tomar en cuenta muchos otros elementos que hemos señalado antes. Basados en nuestra experiencia, en conocimientos propios y en el de algunos autores importantes la respuesta del suscrito es la de que el nombre comercial "PARRILLADA LEÑOS Y MAR" DE TODO AL CARBÓN" no presenta características que puedan por si solas llevar a inducir o confundir al público consumidor a pensar que se trata de la marca de servicio "LEÑOS & CARBÓN Y DISEÑO" y a la franquicia de restaurante "LEÑOS Y CARBÓN". RECOMENDACIÓN Para mayor certeza, se recomienda una investigación de mercado objetiva, imparcial, formal y seria, para darle una respuesta más científica a la interrogante planteada en este documento de manera que sean los mismos consumidores los que demuestren si hay o no riesgo de confusión.." (fs. 163-172) Examinada la pieza procesal que antecede, la Sala infiere que aunque la misma hubiera sido valorada por el tribunal de segunda instancia ello no habría influido en lo dispositivo del fallo. Esto es así, por cuanto que la opinión que emite el perito J.E.M., se contradice con lo dicho por los peritos T.R.P., A.O.C. e I.A.P.M.G., quienes fueron enfático en señalar que debido a la similitud del diseño "LEÑOS", se puede causar confusión a los consumidores. Vale resaltar que en el expediente se advierten imágenes de cárteles los cuales a simple vista evidencian la similitud que existe en el diseño de la palabra LEÑOS (ver fojas 17-246). Por las razones expuestas, no se logra acreditar el cargo de injuridicidad atribuible a la sentencia de segunda instancia. Dado que el motivo fue desestimado no tiene sentido incursionar en el estudio de las disposiciones denunciadas como infringidas. Ello es así, porque el recurso de casación está estructurado en forma lógica y coherente, de modo que si no se acreditan los motivos tampoco se acreditará la infracción de las normas invocadas como infringidas. En atención a las anteriores consideraciones, no se casa la sentencia recurrida. PARTE RESOLUTIVA En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO CASA, la Sentencia de 2da. I.ancia No. 185 de 16 de septiembre de 2010, emitida por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, a través de la cual ser revoca la Sentencia No. 57 de 3 de junio de 2010, proferida por el Juzgado Cuarto de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de la Provincia de Panamá. Y, en consecuencia, se condena al señor procesado A.H.B., a la pena de treinta y seis (36) meses de prisión e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por el término de un (1) año, una vez cumplida la pena privativa de libertad ambulatoria. N., LUIS MARIO CARRASCO M. LUIS R. FABREGA S. -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ JOSE ISRAEL CORREA GARCIA (Secretario)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR