Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 16 de Abril de 2015

Ponente:Jerónimo Mejía E.
Fecha de Resolución:16 de Abril de 2015
Emisor:Segunda de lo Penal

VISTOS: En grado de apelación, ingresa a la Sala Segunda de lo Penal de la Corte Suprema, la Sentencia de 20 de junio de 2013, emitida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial, por medio de la cual se CONDENÓ al señor J.A.C.B. (a) ORITO", varón, panameño, mayor de edad, con cédula de identidad personal N°8-728-715, hijo de los señores J.C. y R. de Córdoba, a la pena de veinte (20) años de prisión y a la accesoria de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por dos (2) años, a partir del cumplimiento de la pena privativa de la libertad ambulatoria, en calidad de autor del delito de Homicidio Doloso, en perjuicio del señor F.M. De Gracia. Los hechos por los cuales se condenó a J.A.C.B. se dieron durante la madrugada del 3 de octubre de 2010, en el sector de Boca La Caja, calle 3ra., Corregimiento de San Francisco, Distrito de Panamá, evento en el cual el señor F.M. De Gracia fue lesionado con un objeto filo-cortante en varias partes del cuerpo, lo que le causó la muerte por: "A.H.I.. B. HERIDA POR ARMA BLANCA EN TÓRAX POSTERIOR IZQUIERDO. (fs.130-136). En relación a las circunstancias en las que se dio el suceso, los testigos presenciales M.D. De Gracia Barría (fs.21-25), H.L.G. (fs.29-34), L.A.R.S. (fs.170-174), A.Y.M. De Gracia (fs.175-178) fueron contestes en precisar que alrededor de la 1:30 A.M., se encontraban jugando barajas y tomando cervezas en el área, instante en que la señora MELLA empezó a discutir con la esposa del ofendido FRANCISCO, por lo que éste le faltó el respeto a MELLA, la misma se enojó y procedió a introducirse a su casa, tras lo cual regresó con su hijo conocido como "ORITO", de nombre JORGE, quien sacó un cuchillo y comenzó a agredir a FRANCISCO con un puñal en varias partes de su anatomía hasta dejarlo tirado en el suelo. J.A.B. (a) "ORITO" al rendir sus descargos se limitó a aceptar que le propinó puñaladas a FRANCISCO y a excepcionar que no llegó al sitio por inducción de su madre, versión que reiteró en el acto de audiencia surtido ante el jurado (fs.572). Mediante Auto de 11 de agosto de 2011, el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial abrió causa criminal contra J.A.B. (a) "ORITO" como presunto infractor del Capítulo I, Título I, del Libro II del Código Penal, es decir, por el delito genérico de homicidio en perjuicio de F.M. De Gracia (fs.478-484). En el acto de audiencia celebrado el 10 de enero de 2013, el jurado de conciencia declaró CULPABLE al procesado J.A.C.B. de haberle causado la muerte al señorFrancisco M. De Gracia (fs.569-573 y vta.). A raíz del veredicto de culpabilidad, el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial dictó la sentencia de 20 de junio de 2013, por la cual le impuso al señor J.A.C.B. (a) "ORITO" la pena de veinte (20) años de prisión y la accesoria de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por un lapso de dos (2) años, a partir del cumplimiento de la pena privativa de libertad ambulatoria, como autor del delito de homicidio doloso simple en perjuicio del señor F.M. De Gracia. La pena fue fijada en atención a los siguientes factores objetivos y subjetivos consagrados en el artículo 79 del Código Penal, lo cual se transcribe para mejor ilustrar: ".................................................................................... 4.-para fijar la pena base debemos tomar en consideración los factores contemplados en el artículo 79 desde el ordinal 1 al 6, los cuales en este proceso representan lo siguiente: 4.1.-El hecho ocurrió en un lugar público, es decir en la calle frente a las residencias de las partes en conflicto, en el momento donde varias personas departían con familiares y amigos de la víctima y presenciaron lo ocurrido. Según lo establecido en el protocolo de necropsia consignado de fs.132 a 138, el señor procesado le propinó varias heridas con un objeto punzo-cortante a la víctima, todas en la parte posterior del cuerpo, en total fueron siete. 4.2.-El señor procesado no auxilió a la víctima luego de ocurridos los hechos, actuó con ventaja, tenía 31 años cuando ocurrieron los hechos y cursó hasta segundo año de escuela secundaria, es un sujeto imputable, además la víctima había ingerido bebidas alcohólicas, lo cual le disminuía su capacidad de defensa, por eso cayó de espalda, situación aprovechada por el procesado para propinarle varias puñaladas. 4.3-Fue necesario activar los mecanismos de seguridad del Estado, para lograr la aprehensión del señor procesado J.A.C.B. (fs.124-126), el 15 de diciembre del 2010 (fs.161-161), por las autoridades competentes. 5.-Con fundamento en los aspectos detallados en el epígrafe anterior, debemos fijar la pena base de 15 años de prisión y dos años de inhabilitación para ejercicio de funciones públicas, a partir del cumplimiento de la sanción privativa de libertad ambulatoria. El señor procesado anteriormente fue declarado culpable por la comisión de delito doloso, es decir, relacionado con drogas, mediante sentencia dictada por el Juzgado Sexto de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial de la Provincia de Panamá (fs.368), eso constituye una circunstancia agravante contemplada en el artículo 88 ord.13 del Código Penal, por tanto de acuerdo con la regla establecida en el art.92 del Código Penal, la pena debe ser aumentada de una sexta a una tercera parte. En este proceso, dada la gravedad de la situación planteada debemos aumentar la pena en una tercera parte, eso corresponde a cinco años más y arroja un total de veinte (20) años de prisión."(fs.582-586). Al ser notificado de la citada decisión jurisdiccional el procesado anunció recurso de apelación, el cual ha sido sustentado por la defensa, cuya disconformidad radica en torno al quantum de la pena impuesta la cual como viene expuesto, ha sido de veinte años. A juicio del recurrente, se trata de una sanción que debe ser modificada por una menor, ya que los elementos probatorios que reposan dentro de la presente encuesta penal se desprende que se está frente a un homicidio simple y no agravado, ya que no existen elementos probatorios que así lo indiquen. III-Decisión de la Sala La Sala pasa a resolver conforme a lo dispuesto en el artículo 2424 del Código Judicial, sólo sobre los puntos objeto del recurso de apelación que guardan relación con la sanción impuesta, pues su culpabilidad fue dictaminada por un jurado de conciencia, decisión que no puede ser objeto de censura, por ser autónoma y definitiva, tal cual se desprende del artículo 2385 del Código Judicial, lo que significa que en este tipo de juicios es el jurado quien decide, de acuerdo con su conciencia, si el acusado que ante ellos comparece es culpable criminalmente por el hecho punible cuya ejecución se le imputa, según las pruebas creadas a su favor y en contra, por lo que sólo puede ser objeto de apelación la pena impuesta al autor de la conducta punible, salvo que se haya cometido una infracción al debido proceso o a una garantía fundamental, lo cual no se vislumbra en la presente causa. El recurrente sustenta su disconformidad con la sanción penal que le fuera impuesta al procesado (veinte años) como si se estuviese frente a un homicidio agravado, por cuanto se trata de un homicidio simple cuyo mínimo penal es de 10 años, razón por la cual pide que le sea disminuida. En primer lugar, la Sala debe indicar que de la sentencia recurrida se desprende que JORGE CÓRDOBA fue condenado por homicidio simple y que la tendencia jurisprudencial como regla general, ha sido la de respetar la discrecionalidad del juez primario al momento de fijar la pena, siempre y cuando lo haga dentro de los límites señalados para cada delito y atendiendo a los factores de fijación previstos en el artículo 79 del Código Penal, dispositivo penal que regula los criterios legales de índole objetivos y subjetivos, que debe tener en cuenta el juzgador para imponer la sanción penal, entendiéndose entonces, que al fijar la pena el juez puede tomar en cuenta todas las circunstancias, tanto materiales como subjetivas, que pudiesen influir en la determinación de la responsabilidad penal y, por ende, hacer que el juicio de reproche sea mayor o menor, según las circunstancias. En el negocio bajo examen, observa la Sala que la pena impuesta al autor ha sido establecida dentro de los límites legalmente previstos y atendiendo a los parámetros de fijación consagrados en el artículo 79 del Código Penal, por lo cual, al no apreciarse que los argumentos del apelante tengan cabida en la operación efectuada por el tribunal a quo al momento de fijar la pena de prisión, lo procedente es confirmar la pieza venida en grado de apelación. PARTE RESOLUTIVA En mérito de lo expuesto, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA la Sentencia de 20 de junio de 2013, emitida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial, por medio de la cual se CONDENÓ al señor J.A.C.B. (a) ORITO", varón, panameño, mayor de edad, con cédula de identidad personal N°8-728-715, hijo de los señores J.C. y R. de Córdoba, a la pena de veinte (20) años de prisión y a la accesoria de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por dos (2) años, a partir del cumplimiento de la pena privativa de la libertad ambulatoria, en calidad de autor del delito de Homicidio Doloso, en perjuicio del señor F.M. De Gracia. D., JERÓNIMO MEJÍA E. JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ JOSE ISRAEL CORREA GARCIA (Secretario)