Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 24 de Febrero de 2015

Ponente:Jerónimo Mejía E.
Fecha de Resolución:24 de Febrero de 2015
Emisor:Segunda de lo Penal

VISTOS: Celebrado el acto de audiencia pública y oral dentro del recurso de casación en el fondo interpuesto por la licenciada D.C.R. de P., en su condición de Fiscal Octava del Primer Circuito Judicial de Panamá, contra la sentencia de segunda instancia No. 219 de 12 de noviembre de 2008, expedida por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá, que revocó la sentencia condenatoria No. 30 de 12 de febrero de 2007, proferida por el Juzgado Decimoquinto de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá y absolvió a J.F.X.F. del delito de Expedición de Cheques sin suficiente provisión de fondos, se pasa a decidir el presente recurso. HISTORIA CONCISA DEL CASO De acuerdo con lo expresado por la recurrente, el proceso se inició a través de la querella presentada por la firma forense Infante & P.A. en contra de DISTRIBUIDORA GCG S.A., G.V. y J.F.X.F. por la expedición del cheque No. 00685 de 28 de mayo de 2004 emitido a favor de TRANSITORY COMPANY, S.A., por la suma de B/.5,339.00, de la cuenta No. 054-004197-001 habida en el Banco HSBC, el cual no se hizo efectivo por falta de fondos. Expresa el casacionista que el mencionado cheque se entregó como parte de un contrato de arrendamiento celebrado entre TRANSITORY COMPAÑY, S.A., como dueña de la propiedad, y la empresa DISTRIBUIDORA GCG S.A., como la arrendataria de dicha finca. La arrendataria mantenía morosidad dentro del contrato de arrendamiento, por lo cual el 28 de mayo de 2004 el señor J.F.X.F. entregó el cheque No. 00685 como abono, pero cuando la arrendadora presentó dicho cheque para su compensación y cambio, la entidad bancaria señaló que la cuenta carecía de fondos para honrar dicho documento. Según el banco HSBC, el señor J.F.X.F. era la única persona autorizada para firmar ese cheque, según certificación visible a fojas 48 del expediente. Al momento de rendir sus descargos, J.F.X.F. aceptó haber girado el cheque objeto del proceso, en concepto de abono; sin embargo, excepcionó que el mismo era post-fechado, por ser una garantía de pago a la cuenta que mantenía en concepto de alquiler de un bien inmueble de propiedad de TRANSITORY COMPANY, S.A. Por tal razón se elevó una providencia de otorgamiento de 48 horas para realizar el pago del referido cheque, pero pasado el tiempo, el procesado no canceló el importe del mismo (f.82). Mediante sentencia No. 30 de 12 de febrero de 2007, visible a fojas 133-138, el Juzgado Decimoquinto de Circuito Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá condenó a J.F.X.F. a la pena dos (2) años de prisión y sesenta (60) días multa a razón de B/. 2,00 diarios, como autor del delito contra la Fe Pública en su modalidad de Emisión de Cheques sin suficiente provisión de fondo. Contra esta decisión la defensa particular de J.F.X.F. interpuso recurso de apelación. El Segundo Tribunal Superior, al resolver la alzada, revocó la sentencia recurrida y absolvió de los cargos al imputado, mediante la sentencia No. 219 de 12 de noviembre de 2008, ahora impugnada en virtud del presente recurso de casación penal. Como causales se invocan dos, a saber: primera causal, "Por ser la sentencia infractora de la ley sustancial penal, en concepto de violación directa"; segunda causal, "error de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo y que implica violación de la ley sustancial". Pasaremos a considerar cada una de las causales, en el orden en que fueron invocadas. PRIMERA CAUSAL. Por ser la sentencia infractora de la ley sustancial penal, en concepto de violación directa. Esta causal tiene lugar en aquellos casos en que el Tribunal ha realizado una valoración correcta de los elementos probatorios, por lo que no existen reparos sobre ese particular; no obstante, al decidir la causa, incurre en alguno de los siguientes supuestos: La causal se sustenta en un motivo, que la Sala procede a analizar en conjunto con lo expresado en el fallo impugnado y con la opinión de la Señora Procuradora General de la Nación. Según la recurrente, el Tribunal al realizar el análisis y la evaluación del hecho investigado, comete una violación directa de la ley penal, al dejar de aplicar la disposición contenida en la ley sustantiva que tipifica como delito la expedición de cheques sin suficiente provisión de fondos, acción que fue cometida por el procesado J.F.X.F.. El Tribunal Superior decidió absolver a J.F.X.F. cuando en realidad debió sancionar la conducta desplegada por el procesado, quien giró un cheque a favor de la empresa TRANSITORY COMPANY, S.A. por la suma de B/.5,339.00 y al tratar la empresa de hacerlo efectivo ante el banco HSBC, no pudo porque no tenía fondos. Sobre este primer motivo, la Señora Procuradora General de la Nación aduce que le asiste razón a la recurrente, pues se ha infringido directamente la ley sustancial penal al dejar de aplicar la norma sustantiva que tipifica y sanciona el delito de Expedición de Cheques sin suficiente provisión de fondos, aun cuando está claro que la conducta fue realizada. Expresó que cuando se gira un cheque contra una cuenta bancaria para pagar una obligación sin la suficiente provisión de fondos para hacerla efectiva, se está ante una actividad delincuencial que debe ser sancionada; por ello, considera que el cargo de injuridicidad propuesto por la censora se encuentra acreditado. Tomando en consideración los supuestos en que se configura la causal de violación directa de la ley sustancial penal invocada en esta oportunidad, la recurrente formula un cargo de injuridicidad consistente en que el Ad quem no utilizó la norma aplicable al caso, supuesto en el cual se está en presencia de una violación directa por omisión, al dejar de aplicar la norma sustantiva penal que tipifica de manera clara la conducta desplegada por el procesado J.F.X.F.. Se observa a fojas 10 del expediente que el cheque de la controversia está fechado 28 de mayo de 2004; sin embargo, la arrendadora intentó cambiarlo antes de esa fecha (los días 22 y 25 de mayo). Esta circunstancia fue utilizada por el Tribunal para llegar a sus conclusiones. El Tribunal en la parte pertinente señaló: "... lo que genera duda con respecto a que si era un cheque post fechado, es que efectivamente al reverso del original del cheque No. 00685 consta que se intentó hacer efectivo el cheque antes de la fecha en la que debía cambiarse el mismo, ... lo que obviamente nos permite concluir que el mismo es post fechado se convierte en una especie de letra de cambio y no da lugar a ningún tipo de acción penal". En ese sentido se advierte que la norma penal que tipifica el delito de Expedición de Cheques sin suficiente provisión de fondos, de conformidad con el Código Penal de 1982, vigente al momento de la comisión del hecho punible, sanciona la expedición del cheque, del cual el propio girador tiene conocimiento que no tiene fondos. En el caso que nos ocupa, observa la Corte que, en efecto, el cheque tiene fecha de 28 de mayo de 2006 y que el mismo fue presentado al pago antes de esa fecha: los días 22 y 25 de mayo de 2006. El hecho de que el cheque haya sido presentado al banco antes de su fecha de expedición revela que el mismo había sido entregado con anterioridad a la fecha que aparece como de su expedición. Ello hace que sea atendible la declaración del procesado cuando en su indagatoria expresó haber dado el cheque en forma post fechada. En este orden de ideas, la doctrina ha señalado que cuando un cheque es post fechado, el mismo pierde la naturaleza de cheque, pues viene a comportarse como una letra de cambio. Desde este punto de vista la conducta no parece adecuarse a la descripción típica del artículo que sanciona la expedición de cheques sin fondo. SEGUNDA CAUSAL. Error de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo y que implica violación de la ley sustancial penal Esta causal viene sustentada en dos motivos. En el primero de ellos, la recurrente indica que el Segundo Tribunal al realizar el análisis del expediente comete error de derecho al valorar de manera equivocada el testimonio de J.F.F. visible a fojas 71-73 al señalar que el cheque era un abono. Señala que en dicha declaración se observa que el procesado acepta que le debía dinero a la empresa TRANSITORY COMPANY, S.A. y acepta que el cheque lo intentaron cambiar varias veces de lo que se desprende que el procesado tenía conocimiento de los intentos fallidos por cobrar el cheque lo cual no se hizo porque no tenía fondos. En el segundo motivo, manifiesta la censora que el Segundo Tribunal valoró erróneamente el documento visible a fojas 10 consistente en el cheque No. 00685, girado por el procesado el cual contiene una orden irrevocable de pago a favor de la empresa TRANSITORY COMPANY, S.A., por la suma de cinco mil trescientos treinta y nueve balboas con cero centésimos (B/.5,339.00), el cual no pudo hacerse efectivo por falta de fondos. Aunado a lo anterior señala la recurrente, el Tribunal le otorgó un valor equivocado a otros cheques entregados por el señor J.F.F. (fs. 74-81), porque les otorgó un valor que no les corresponde ya que estos cheques no guardan relación con el presente caso. Relacionados con estos cargos de injuridicidad la recurrente presenta como normas infringidas los artículos 917, 919, 921, 931 y 781 del Código Judicial en concepto de violación directa por omisión y el 280 del Código Penal en concepto de indebida aplicación. Ahora bien, observa la Sala que al analizar la primera causal concluyó que la acción desarrollada por el imputado, de haber girado un cheque post fechado, no tiene adecuación típica en la norma del código penal que describe y sanciona la conducta de girar un cheque sin fondo, por tratarse de un cheque post fechado. En este orden de ideas, no tiene sentido entrar a considerar si hubo o no un error en la valoración probatoria, pues ello no tendría repercusión en el aspecto sustantivo, máxime si los motivos que sustentan la segunda causal no precisan cargos concretos de injuridicidad que le permitan a la Sala entender y dar por acreditado que hubo una deficiente valoración probatoria que ha incidido en lo dispositivo de la sentencia cuestionada. PARTE RESOLUTIVA Por ello, la CORTE SUPREMA, SALA SEGUNDA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley NO CASA la sentencia absolutoria No. 219 de 12 de noviembre de 2008 proferida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial a favor de J.F.X.F.. Notifíquese JERÓNIMO MEJÍA E. GABRIEL E. FERNÁNDEZ M -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ JOSE ISRAEL CORREA GARCIA (Secretario)