Sentencia Generales de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 4ª de Negocios Generales, 19 de Abril de 2004

PonenteWinston Spadafora Franco
Fecha de Resolución19 de Abril de 2004
EmisorCuarta de Negocios Generales

VISTOS:

La Sala de Negocios Generales de la Corte Suprema de Justicia, conoce del Recurso de Nulidad contra el Laudo Arbitral en Derecho de 16 de abril de 2002 , presentado por la firma forense MORGAN & MORGAN en representación de PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A., para que se declare la Nulidad Parcial del Laudo emitido por el Tribunal Arbitral , el 16 de abril de 2002, en el proceso seguido entre DILLON CONSTRUCTION INC . contra PETROTERMINAL DE PANAMÁ S.A.

La firma forense MORGAN & MORGAN . señala que el Laudo Arbitral en Derecho dictado el 16 de abril de 2002 no se ajustó al acuerdo celebrado entre las partes (Decreto Ley #5 de 8 de julio de 1999, artículo 34, numeral 1, literal b).

Asevera el recurrente, que el 28 de enero de 2000, las partes hicieron un convenio sobre las costas que habrían de imponerse en el proceso y que para ese entonces ya estaba vigente el Decreto-ley No. 5 de 8 de julio de 1999, sobre el arbitraje, ley ésta que, en su artículo 29, pareciera permitir acuerdos de las partes en un proceso arbitral sobre las costas y su modo de imputación y que al absolver el Tribunal Arbitra en Derecho a DILLON CONSTRUCTION INC del pago de las costas y gastos del proceso de arbitraje, desconoció el Compromiso Arbitral suscrito por las partes y el Decreto Ley No.5 de 1999, que regula en su totalidad los procesos de Arbitraje en Panamá.

Admitido el Recurso de Nulidad se corrió traslado al Representante Legal de la Empresa DILLON CONSTRUCTION, I.S.C.J.D., quien otorgó poder a la firma forense DE OBALDÍA &GARCÍA DE PAREDES para que se opusiera al Recurso de Nulidad presentado por la firma forense MORGAN&MORGAN.

La firma forense DE OBALDÍA & GARCÍA DE PAREDES presentó su contestación, oponiéndose a las pretensiones de la parte actora, e indicó lo siguiente:

"Las partes expresamente delimitaron el recurso de anulación a la causal de prevaricación .

Las partes limitaron expresamente la facultad de recurrir a la anulación del laudo arbitral a aquellos casos en que se hubiese dado prevaricación.

En efecto, mediante acuerdo de procedimiento arbitral suscrito por las partes el 24 de febrero de 200, las partes estipularon en el artículo 7 que:

"Contra el Laudo Arbitral procede Proceso de Anulación,mediante vía sumaria por causa de prevaricación y recurso de Casación en la Forma, según lo establece el artículo 1151 del Código Judicial. En el caso de revocatoria del Laudo Arbitral en virtud de resolución del Recurso de Casación en la forma, el Tribunal Arbitral asumirá nuevamente el conocimiento del proceso, subsanado el vicio procesal."

Siendo la renunciabilidad al recurso de anulación una facultad de las partes expresamente contemplada en el artículo 38 del Decreto Ley 5, consideramos impropio que el recurrente quiera ahora escapar de la aplicación de aquellos principios legales de pacta sunt servanda respecto a las relaciones contractuales de las partes, que tan vehementemente sostiene en su escrito."

111. DECISIÓN DE LA SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES

Surtido todo el procedimiento establecido en el Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999, y en el Reglamento de Arbitraje, la Sala de Negocios Generales de la Corte Suprema de Justicia, pasa a decidir sobre la solicitud de Anulación del Laudo Arbitral dictado en Derecho el 30 de enero de 2002 dentro del proceso surtido entre DILLON CONSTRUCTION INC. VS PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A.

A. ANTECEDENTES

El 30 de noviembre de 1995, PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A. y DILLON CONSTRUCTION INC. firmaron un contrato por el cual DILLON CONSTRUCTION INC. se obligó a construir, por cuenta de la primera un muelle de carga ubicado en Chiriquí Grande, Provincia de Bocas del Toro. DILLON CONSTRUCTION INC. promovió, al terminar los trabajos, una demanda ordinaria contra PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A. , la cual quedó radicada en el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá.

En este mismo orden de ideas es preciso señalar que el 28 de enero de 2000, DILLON CONSTRUCTION INC. y PETROTERMINAL DE PANAMÁ S.A. suscribieron y presentaron ante el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, un escrito mediante el cual DILLON CONSTRUCTION INC. desistió de la demanda instaurada en el Juzgado 5º. De Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá y expresó junto con la demandada , PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A. poner fin a ese proceso en aras de llevar las reclamaciones debatidas en las controversias a un proceso de arbitraje en derecho.

El documento de fecha 28 de enero de 2000 suscrito por el Licenciado Carlos de Obaldía de la firma forense DE OBALDÍA Y GARCÍA DE PAREDES y por el Dr. Simón A. Tejeira de la firma Forense MORGAN & MORGAN preceptúa en el punto 3 lo siguiente:

...

El laudo arbitral condenará en costas y gastos a la parte demandante en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que le fueren denegadas, si fuere el caso y a la parte demandada en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que fueren reconocidas a favor de la demandante, pudiendo darse condenas sobre ambas partes, si fuere el caso.

Por otro lado el "ACUERDO SOBRE PROCEDIMIENTO ARBITRAL" , suscrito entre las partes en conflicto el 24 de febrero de 2000 preceptúa:

SÉPTIMO

(Recursos contra el Laudo Arbitral)

Contra el Laudo Arbitral procede Proceso de Anulación, mediante la vía sumaria por causa de prevaricación y Recurso de Casación en la Forma, según lo establece el artículo 1151 del Código Judicial. En el caso de revocatoria del Laudo Arbitral en virtud de resolución del Recurso de Casación en la Forma, el Tribunal Arbitral asumirá nuevamente el conocimiento del proceso , subsanando el vicio procesal."

En el expediente in examine se ha podido constatar que con relación a los gastos y las costas el Tribunal Arbitral, debidamente constituido manifestó lo siguiente:

......... LAS PARTES HICIERON CONVENIO SOBRE LAS COSTAS QUE HABRÍAN DE IMPONERSE EN EL PROCESO. Para ese entonces ya estaba vigente el Decreto -Ley No. 5 de 8 de julio de 1999 sobre el arbitraje, ley ésta que, en su Artículo 29, pareciera permitir acuerdos de las partes en un proceso arbitral sobre las costas y su modo de imputación; más, sin embargo, en el convenio arbitral las partes ignoraron esta ley, y se acogieron a un reglamento sobre arbitraje de la Cámara Panameña de la Construcción que es inexistente (Cláusula 8.1 del Convenio Arbitral . Así las cosas, este Tribunal Arbitral es del parecer que para lo relativo a las costas debemos ceñirnos entonces a las disposiciones del Código Judicial.

El Código Judicial en su artículo 1068 (nueva enumeración) desconoce la validez de los convenios de las partes, anteriores al proceso, respecto a las costas que hayan de imponerse. De manera que lo acordado por las partes en esta materia se tiene por inexistente y procede la aplicación de este Código

El artículo 1071 de dicha excerta hace imperativa la condena en costas en cabeza del vencido en el proceso, salvo que a juicio del Juez haya actuado con evidente buena fe, sobre lo cual se motivará expresamente en la resolución.

Sin embargo, en la ejecución del contrato, aún con lo gravoso que afirma D. le haya podido resultar, así como en todo el desarrollo del proceso, en el planteamiento de su reclamo, en su esfuerzo probatorio y en su actuar procesal, el tribunal ha advertido un comportamiento de buena fe de parte de D., por lo que considera ha lugar exonerar a la demandante del pago de las costas.

B. CONCLUSIONES DEL TRIBUNAL

En síntesis:

El 30 de noviembre de 1995, PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A. y DILLON CONSTRUCTION INC firmaron un contrato por el cual DILLON CONSTRUCTION INC. se obligaba a construir un muelle de carga ubicado en Chiriquí Grande, Provincia de Bocas del Toro.

DILLON CONSTRUCTION INC. al terminar los trabajos promovió demanda ordinaria contra PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A..

La demanda ordinaria contra PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A. quedó radicada en el Juzgado Quinto Municipal de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá.

El 28 de enero de 2000 , DILLON CONSTRUCTION INC y PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A. presentaron ante el Juzgado 5º de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá , un escrito por medio del cual DILLON CONSTRUCTION INC. en su calidad de demandante desistía de la demanda ordinaria allí instaurada y radicada y convenía junto con la demandada, PETROTERMINAL DE PANAMÁ, S.A. llevar las reclamaciones a un proceso de arbitraje en Derecho.

-El Compromiso Arbitral de 28 de enero de 2000 suscrito entre DILLON CONSTRUCTION INC y PETROTERMINAL DE PANAMÁ S.A. preceptúa en su artículo 3:

"El laudo arbitral condenará en costas y gastos a la parte demandante en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que le fueren denegadas, si fuere el caso y a la parte demandada en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que fueren reconocidas a favor de la demandante, pudiendo darse condenas sobre ambas partes, si fuere el caso."

- El ACUERDO SOBRE PROCEDIMIENTO ARBITRAL, suscrito entre las partes en conflicto el 24 de febrero de 2000 establece:

"ARTÍCULO SÉPTIMO: (Recursos contra el Laudo Arbitral)

Contra el Laudo Arbitral procede Proceso de Anulación, mediante la vía sumaria por causa de prevaricación y Recurso de Casación en la Forma, según lo establece el artículo 1151 del Código Judicial. En el caso de revocatoria del Laudo Arbitral en virtud de resolución del Recurso de Casación en la Forma, el Tribunal Arbitral asumirá nuevamente el conocimiento del proceso, subsanando el vicio procesal."

- El Laudo Arbitral expedido el 16 de abril de 2002 denegó la casi totalidad de las reclamaciones formuladas por DILLON CONSTRUCTION INC. y la absolvió del pagó de las costa y gastos del proceso habiendo las partes convenido expresamente que el Tribunal Arbitral debía condenar en costas y gastos a la parte demandante, en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que le fueran denegadas.

Antes de proferir su opinión jurídica sobre el Recurso de Nulidad propuesto por los apoderados judiciales de PETROTERMINAL DE PANAMÁ S.A., la firma forense MORGAN &MORGAN, esta Superioridad desea emitir algunos comentarios en torno al caso in examine.

A la Sala Cuarta de la Corte le llama particularmente la atención el hecho que el 24 de febrero de 2000 DILLON CONSTRUCTION INC y PETROTERMINALES DE PANAMÁ S.A. hayan incorporado una cláusula al Acuerdo Sobre Procedimiento Arbitral suscrito entre ambas, donde prácticamente se transcribía el artículo 1441 del Código Judicial, cuando el Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999 vigente para esa época establece expresamente en su artículo 63 que deroga los artículo 1409 al 1411 del Código Judicial, en lo que se refiere a laudos, sentencias arbitrales extranjeras, deroga en su totalidad los artículos 1412 al 1445 del mismo Código, los artículos 558 y 559 de la Ley 8 de 1982, la Ley 6 del 12 de julio de 1988 y demás disposiciones que le sean contrarias.

Al no estar vigente esta normativa, lógicamente no era permisible pactar Recurso de Nulidad por las causales establecidas en el derogado artículo 1441 del Código Judicial.

Por último es importante señalar lo preceptuado en el artículo 1106 del Código Civil:

Artículo1106. Los contratantes pueden establecer los pactos , cláusulas y condiciones que tengan por convenientes, siempre que no sean contrarios a la ley , a la moral ni al orden público.

El Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999, mediante el cual se establece el Régimen General de Arbitraje, de la Conciliación y de la Mediación establece en su Capítulo V denominado Impugnación del Laudo Arbitral Interno cuando podrá interponerse el Recurso de Anulación, preceptuando lo siguiente:

ARTÍCULO 34. Contra el laudo arbitral interno sólo podrá interponerse el recurso de anulación , por los siguientes motivos tasados:

1. Cuando la parte que interpone el recurso pruebe:a) Que el convenio arbitral estaba viciado por alguna de las causales de nulidad consagradas en el Código Civil y las causales contenidas en los convenios internacionales que la República de Panamá haya ratificado sobre la materia.b) Que la constitución del tribunal arbitral, el desarrollo del procedimiento arbitral o la emisión del laudo, no se ha ajustado al acuerdo celebrado entre las partes o de conformidad con lo establecido en el presente Decreto Ley, o no haya sido una de las partes notificadas en debida forma de la iniciación del arbitraje o de cualquier trámite del procedimiento.c) Que el laudo se refiere a una controversia no contenida en el convenio arbitral ,o que tiene decisiones que exceden de su ámbito o alcance.d) Si el laudo se hubiere obtenido en virtud de violencia, cohecho o prevaricato.

Parágrafo: La anulación afectará únicamente a las cuestiones a que se refiere los párrafos anteriores que se puedan separar de las demás contenidas en el laudo.

2. Que el tribunal compruebe que el objeto de la controversia no es arbitral conforme a la ley panameña, o que el laudo es contrario al orden público panameño.

Por otro lado observa la Sala que en el Compromiso Arbitral de 28 de enero de 2000, suscrito entre DILLON CONSTRUCTION INC. y PETROTERMINAL DE PANAMÁ S.A. se establece que se condenará en costas y gastos a la parte demandante en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que le fueran denegadas y a la parte demandada en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que fueren reconocidas a favor de la demandante .

El artículo 29 de el Decreto Ley 5 de 1999 establece lo siguiente:

Los árbitros decidirán en el laudo sobre las costas del arbitraje, que incluirán todos los gastos en que se ha incurrido y su imputación a las partes en la forma que consideren conveniente, si el acuerdo de las partes o el reglamento aplicable no lo previene de forma diferente

El Dr. G.B., en su obra titulada DEL ARBITRAJE COMERCIAL, comentado el citado artículo 29 señala que:

" Las costas son un elemento esencial derivado del proceso y serán causadas, lo cual es connatural de todo proceso. independientemente de si se trata de un arbitraje entre particulares o un arbitraje mixto entre particular y el Estado o particulares y entidades descentralizadas. Los privilegios de la no imputabilidad de costas quedan derogados por vía de convención en virtud de igualdad procesal que imprime el arbitraje interno e internacional."

En este mismo orden de ideas es pertinente acotar que el artículo 7 de la Ley 5 de 1999 consagra el principio de autonomía de la voluntad como criterio principal para que las partes puedan recurrir al procedimiento arbitral señalando lo siguiente:

"ARTÍCULO 7: El convenio arbitral es el medio mediante el cual las partes deciden someter al arbitraje las controversias que surjan o que puedan surgir entre ellas , de una relación jurídica, contractual o no."

La Sala Cuarta de la Corte estima que es válido el Compromiso Arbitral suscrito entre DILLON CONSTRUCTION INC y PETROTERMINAL DE PANAMÁ S.A. por lo que considera esta Superioridad que el Tribunal Arbitral debió haber emitido el laudo arbitral en consonancia con lo establecido en el artículo 3 del Compromiso Arbitral suscrito el 28 de enero de 2000.

Esta Superioridad desea manifestarle a los apoderados legales de DILLON CONSTRUCTION INC, la firma forense DE OBALDÍA GARCÍA & DE PAREDES, que ha señalado en reiteradas ocasiones que si el arbitraje es internacional las partes pueden renunciar expresamente al recurso de anulación ante la Sala de Negocios Generales de la Corte Suprema de Justicia, en virtud de lo consagrado en el artículo 36 del Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999 y en el artículo 48 del Reglamento de Arbitraje del Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y que en el caso in examine ha quedado plenamente demostrado que no se trata de un laudo arbitral internacional, ya que no posee elementos de extranjería.

Mediante la resolución de cinco (5) de septiembre de dos mil tres (2003) esta Sala de la Corte , bajo la ponencia del Magistrado J.A.T. emitió las siguientes consideraciones en torno a los laudos arbitrales comerciales internacionales :

"...... la Sala ha podido apreciar que el recurrente presentó recurso de anulación de un laudo dictado dentro de un proceso arbitral de carácter comercial internacional al que le son aplicables, como señala el oponente , los artículos 36 y 38 del Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999, los cuales señalan que en esta clase de arbitraje las partes podrán , por si o a través del Reglamento respectivo, renunciar al recurso de anulación contra el laudo previsto en el artículo 35 del antes referido Decreto Ley No. 5 de 1999. Las citadas disposiciones dicen textualmente así, en su parte pertinente:

Artículo 36: Si el arbitraje es comercial internacional de conformidad al presente Decreto Ley, las partes podrán pactar, o el reglamento de arbitraje establecer, la renuncia al recurso de anulación prevista en el artículo anterior.

Artículo 38:.....

....

Si el laudo dictado en territorio panameño tuviese la consideración de internacional, de conformidad con el presente Decreto Ley, y las partes hubiesen renunciado, por si o a través del reglamento aplicable, a la interposición del recurso de anulación , será trámite necesario para su ejecución la obtención de exequátur , por la Sala Cuarta de Negocios Generales Corte Suprema de Justicia en la forma prevista para los laudos extranjeros.

Por su parte, el artículo 48 del Reglamento de Arbitraje del Centro de

Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá, de marzo del año 2000, al cual se sometieron las partes para resolver el proceso arbitral ( ver foja 909 Tomo 11) señala que cuando el arbitraje llevado a cabo sea internacional, como lo fue en el presente caso, se entenderá que las partes han renunciado al recurso de anulación....."

En adición a lo preceptuado, cabe reiterar que la Sala sostiene que no estamos ante un Arbitraje Comercial Internacional y que por tal hecho y de conformidad con las normas del reglamento del Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá se entiende que las partes pueden interponer el Recurso de Anulación, ante esta Sala de la Corte, por los motivos tasados, en el ya citado artículo 34 del Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999 .

El Laudo Arbitral dictado el 16 de abril de 2002 no se ajustó al acuerdo celebrado entre las partes dado que no se condenó en costas y gastos del proceso a la parte perdidosa tal y como fue acordado en el Compromiso Arbitral suscrito entre DILLON CONSTRUCTION INC. y PETROTERMINALES DE PANAMÁ S.A. el 28 de enero de 2000.

En mérito de lo expuesto, la SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA PARCIALMENTE NULO el Laudo Arbitral de 16 de abril de 2002 dentro del proceso seguido entre DILLON CONSTRUCTION INC. contra PETROTERMINAL DE PANAMÁ S. A. con fundamento en el artículo 34, numeral 1, literal b del Decreto Ley No. 5 de 1999 y ORDENA que el Tribunal Arbitral reconozca lo preceptuado en el artículo 3 del Compromiso Arbitral de 28 de enero de 2000 que señala que el aludo arbitral condenará en costas y gastos a la parte demandante en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que le fueran denegadas y a la parte demandada en relación y en proporción con aquellas reclamaciones que fueren reconocidas a favor de la demandante .

N. y Cumplase

WINSTON SPADAFORA FRANCO

JOSÉ A. TROYANO -- CÉSAR PEREIRA BURGOS

CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)