Sentencia Generales de Supreme Court (Panama), Sala 4ª de Negocios Generales, 11 de Marzo de 2008

PonenteHarley J. Mitchell D.
Fecha de Resolución11 de Marzo de 2008
EmisorSala Cuarta de Negocios Generales

VISTOS:

El diez (10) de octubre de dos mil siete (2007), ante los Magistrados que conforman la Sala de Negocios Generales se verificó la audiencia oral establecida por ley dentro de la presente denuncia por faltas a la Ética y responsabilidad del abogado interpuesta por el Dr. G.A.P.S. en contra del licenciado M.Q.A..

ANTECEDENTES

Este proceso disciplinario se inicia con la denuncia

recibida por el Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados el quince

(15) de setiembre de mil novecientos noventa y nueve (1999), en la cual el Dr.

G.P.S. debidamente facultado por su madre N.P. de PÉREZ

manifiesta que en 1997, su esposo M.P. H. solicitó los

servicios profesionales del

licenciado M.Q.A.

para que promoviera a su favor un proceso ordinario de mayor cuantía en

contra del señor N.V., quien le adeuda la suma de cuatro mil dolares

más intereses en concepto de suministro de combustible, acción acreditada

mediante facturas; no obstante, según la denunciante al transcurrir el año se

le preguntó la condición del expediente y éste le contestó que sólo faltaba la

firma de la Juez pues ya había fallado.

En julio de 1998, le notificaron al demandante la sentencia en su contra por la falta de pruebas, por lo que se le volvió a cuestionar al licenciado Q., la omisión de las pruebas y éste señaló "que en estos casos no son tan necesarias, que eso no tenía importancia", que apelaría y entonces presentaría las pruebas.

En ese mismo orden de ideas, el 10 de febrero de 1999, el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, confirman la sentencia del 10 de julio de 1998, proferida por el Juzgado Segundo de Circuito de Veraguas, Ramo Civil; toda vez, que el licenciado QUIROS ALMANZA dejó precluir el termino sin sustentar la apelación ni presentar las pruebas que tiene en su poder, todo esto según la denunciante para favorecer al demandado.

También señala la denunciante, que durante el proceso se secuestro un bus de propiedad del señor V. y que el señor E.Q. depositario del mismo, le permite al señor V. el uso del vehículo para que éste recaudara algún dinero para cancelar la deuda.

Aduce además que le han solicitado la devolución de las facturas a lo que se niega; sin embargo, solicitó al Juzgado Segundo de Circuito de Veraguas, Ramo Civil el certificado de garantía tomando un porcentaje de los abonos que realizaba el demandado.

El Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados de Panamá solicitó, mediante resolución fechada dieciséis (16) de setiembre de dos mil tres (2003), a la Sala Cuarta de Negocios Generales la citación a juicio del licenciado M.Q. (sic) ALMANZA por considerar que ha violado el Código de Ética y Responsabilidad Profesional del Abogado.

Registrado el expediente en esta Superioridad, se

procedió a dar traslado de la denuncia

al licenciado MIGUEL QUIROS ALMANZA a través del Despacho No. 1 de 15 de enero

de 2004, por tener sus oficinas

profesionales en la provincia de Veraguas, quien en escrito visible de foja 61 a 70,

hace un resumen de la contestación entregada al Colegio Nacional de abogados y

manifiesta:

1-Que conversó con el señor M.P. todo lo relativo al Secuestro.

2-Que acordaron que las facturas se las entregaría después de la diligencia de secuestro y que en ningún momento se la hicieron llegar.

3-Que cuando el señor R. le entregó las facturas a su secretaria ya el Tribunal Superior había fallado, por lo que si él hubiese estado en su oficina no las hubiera recibido.

4-Que si es cierto que apeló, pero que le manifestó al señor M.P., que las facturas eran necesarias, pero que no las entregaron, así no tenía como probar sus pretensiones.

5-Con relación al bien secuestrado, le corresponde al P. fungir con la diligencia de un buen padre de familia , por lo que no es responsable de lo que disponga el depositario; no obstante,

conocido el hecho lo puso en conocimiento del Juzgado que conocía de la medida cautelar antes señalada.

Se desprende de las declaraciones emitida por el licenciado Q., visible a foja 39, 40 y 41, de que sí recibió la suma de B/300.00 en concepto de abono a su gestión; además que las facturas, actualmente,se encuentran en su poder.

Esta Colegiatura luego de examinar las piezas procesales que conforman el presente expediente, ordena el llamamiento a juicio del licenciado MIGUEL QUIROS ALMANZA dentro de la denuncia presentada por el señor G.A.P.S. por faltas a la ética y responsabilidad profesional del abogado y establece que en fecha posterior se fijará fecha de la audiencia oral.

Nuevamente, a través de Despacho No. 7 de 9 de junio de 2006, el Juzgado Primero de Circuito Ramo Civil de Veraguas, quien fue comisionado para tal fin, procedió a notificar al letrado de la Resolución donde se le llama a juicio.

En

ese mismo orden de idea, se procede

mediante Despacho 2 de 7 de mayo de 2007, a notificarle que se ha programado el

día once (11) de julio de dos mil siete

(2007), a las nueve de la mañana (9:00 am.) para la realización de la audiencia

oral dentro del presente proceso; no obstante, el citado presentó excusa,

certificado de incapacidad, v.f.

97, y

se reprogramó la

diligencia para el

día veintidós (22) de agosto de dos mil siete (2007), la cual se le

notificó mediante Despacho No. 5 de 16 de julio de 2007, remitiendo nuevamente

incapacidad, v.f. 106.

Nuevamente, se programa fecha de audiencia para el 10 de octubre de los corrientes, para las nueve de la mañana (9:00 am) y se procede a comunicar a través del Despacho No. 9 de 13 de setiembre de 2007, fecha en que finalmente se realiza la audiencia.

Iniciada la etapa oral y luego de leída la resolución que eleva a juicio las investigaciones, se le concedió la palabra al licenciado QUIROS ALMANZA quien adujo y presentó los testimonios de los señores Emeldo Quiros y de F.D..

El señor EMELDO QUIROS a preguntas formuladas manifestó:

1-Conocer a los señores M.P. y a R.P.S..

2-Que él le recomendó que pasaran por la oficina del licenciado G. para que interpusieran una demanda y un secuestro en contra del señor N.V. por un dinero que éste le adeudaba, y se iniciaron los trámites, "se hizo lo que tenía que hacer"

3-A solicitud del señor M.P. fui el perito depositario de esa acción.

4-Que por el señor R.P.S. le comentó que el señor V. también le debía dinero en efectivo, B/1500.00, por lo que acordaron entregarle el carro y eso lo hicieron en tres ocasiones pero la ultima vez, el señor V. llamó para informarle que se había volcado el carro y había sido pérdida total. Las dos primeravez que usó el carro le entregó al señor R. primero B/.1000.00 y la segunda vez, entregó B/85.00. De ese acuerdo se hizo un escrito en la computadora del señor R.S..

5-Finaliza diciendo que el el licenciado Q. no tenía conocimiento de nada ya que él estaba en Santiago.

Por otro lado, el señor F.A.D.C. contestó a su interrogatorio de la siguiente forma:

1-Conoció al señor M.P. quien es papá del señor R.P. y lo conoció en Santiago.

2-Al señor E.Q. lo conozco porque es hermano del licenciado Q.A., quien también es su hijo.

3-Que él estuvo presente cuando el señor M. y su hijo R. fueron a la oficina para pedirle al licenciado que le atendiera un caso de un pick up y que ello querían que el señor E.Q. fuera su perito depositario.

4-Recuerda que nunca entregaron las facturas.

5-También recuerda, que regresando de una audiencia en Las Tablas, en asocio con el licenciado Q.A. pasaron por donde estaba el carro estacionado, pero el mismo no estaba y cuando el licenciado Q. preguntó, le contestaron que el hijo de M.P. vino y se lo llevó.

6-Nunca ha presenciado una conversación y menos un arreglo entre el licenciado y el señor V..

Al momento de sus alegatos, el licenciado Q.A. indicó que no es su costumbre utilizar a sus hermanos como peritos para evitar un mal comentario; que lo dicho por el Dr. P.S. no es cierto ya que desconoce los hechos ya que ni trabaja ni vive en Santiago; lo mismo ocurre con la señora N. ya que fue el señor M.P. quien lo fue a buscar por lo que ella desconoce ya que en su denuncia hace referencia a un bus y el bien objeto del secuestro es un pick up; en reiteradas ocasiones le solicitó las facturas y sobre todo a sus espaldas su hijo R. negoció con el señor V..

El arreglo se realizó cuando estaba en Las Tablas realizando una audiencia y cuando le pregunté a mi hermano por el vehículo, éste me contestó que se había llegado a un arreglo, por lo que me disgusté y procedí a comunicarle al Juzgado.

Estando el expediente en segunda instancia, volvió a solicitar las facturas, es más se apersonó a la estación y nunca se las dieron, por lo que no teniendo pruebas que presentar se colige que no tenía que sustentar.

El

señor V. rindió declaración ante el Juzgado que aprehende conocimiento

sobre la medida cautelar, y en el mismo éste señaló que nunca ha conversado con

el licenciado Q. pero el señor M.P. le solicitó que declarara

en contra del abogado para quitarle su idoneidad.

CONSIDERACIONES DE LA SALA

Concluida la etapa oral del proceso, corresponde a esta Colegiatura vertir las consideraciones y decisiones de lugar.

Observa la Sala que el licenciado M.Q.A. en la audiencia realizada acepta que el señor M.P. era su cliente, pero que él no pudo gestionar en propiedad por falta de pruebas con que sustentar su pretensión; que desconocía los arreglos realizado por R.P., E.Q. y el señor N.V..

En el

presente expediente, se constata que el licenciado Q. recibió dinero del

arreglo realizado por el señor R.P. y el señor N.V.; así

como fue enfático al expresar que las facturas están en su posesión y dejando

entrever que no las entregará.

Considera esta Sala que el licenciado QUIROS ALMANZA, independientemente de que no tenía las pruebas para aportarlas con la demanda o para sustentar el recurso de Apelación anunciado, tenía la obligación de comunicar a su cliente como se estaba desarrollando el proceso; así mismo debió señalarle una vez realizado la audiencia en primera instancia, que por la no presentación de pruebas, la sentencia podía ser desfavorable. El representante judicial debe, a todas luces, rendir a su cliente cuentas de la gestión realizada, para que éste último tenga una concepción más clara del panorama jurídico.

De los testimonios aportados por el denunciado no se desvirtúa

que el mismo conociera de los arreglos realizados por el hijo de su cliente y

el señor V.; con relación a que el vehículo, siendo objeto de una medida

cautelar, tuviese circulando sin conocimiento del Despacho lo cual no pudieron

seguir ocultando al Juzgado, porque el mismo había sufrido perdida total por el

vuelco.

Por ello, concordamos con el Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados, en el sentido de que el licenciado M.G.A. infringió los artículos 7, 10 acápite b) y ch) y 34 acápites ch), e) y g) del Código de ética y Responsabilidad Profesional del Abogado, veamos:

Artículo 7:

El abogado debe ser puntual y llevar a cabo oportunamente

las diligencias propias de la actuación profesional.

Artículo 10: Respecto de la presentación de servicios profesionales el abogado debe:

a-...;

b- Abstenerse de retener, concluído el servicio prestado, los dineros, bienes o documentos suministrados en relación con las gestiones realizada;

c-. .. .

ch. Rendir oportunamente al cliente las cuentas de la gestión y manejo de bienes;

e. .../

Artículo 34. Incurre en falta a la éticas el abogado.

a-...

b-...

c-...

ch. Retenga dinero, bienes o documentos suministrados en relación con las gestiones realizadas;

d-...

e-No rinda a su cliente las cuentas de la gestión o manejo de bienes;

f- ...

g- Solicite o reciba compensación, comisión, descuento y otras ventajas de terceras personas en una causa, sin el consentimiento de su cliente;

h-.../.

Es por ello, que esta Corporación es del criterio que la conducta de todo profesional del derecho serio y responsable debe ser cónsona con los principios establecidos en el Código que rige la profesión; sin embargo, por tratarse de un infractor primario se considera que lo procedente es aplicar la sanción de un (1) mes de la suspensión del ejercicio de la abogacía, tal como lo establece el artículo 35 del Código de Ética y Responsabilidad profesional del Abogado, que a su letra se lee:

Artículo 35: Las sanciones que se aplicarán al abogado infractor de las normas del Código de Ética y Responsabilidad Profesional, son las siguientes:

a-...

b-...

c-La suspensión, que consiste

en la prohibición del ejercicio de la abogacía por un termino no inferior a un

mes ni superior a un año, cuando se trate de infractores primarios.

d- .../

En consecuencia, la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE NEGOCIOS GENERALES, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, SANCIONA con un (1) mes de suspensión del ejercicio de la abogacía en el territorio nacional, contado a partir de la notificación de la presente resolución al licenciado MIGUEL QUIROS ALMANZA varón, panameño, mayor de edad, con cédula de identidad personal No. 9-65-966, abogado en ejercicio; por haber incurrido en las Faltas a la Ética y Responsabilidad Profesional del Abogado establecido en los artículos 7, 10 acápite b). y ch). y 34 acápites ch), g) y e) del Código de Ética y Responsabilidad Profesional del Abogado, en concordancia con el artículo 20 numeral 3 de la Ley 9 de 18 de abril de 1984, modificada por la Ley 8 de 16 de abril de 1993; y ORDENA ENTREGAR al señor G.A.P.S. las facturas que se le entregó en concepto de pruebas.

NOTIFÍQUESE Y CUMPLASE.

HARLEY J. MITCHELL D.

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO -- VICTOR L. BENAVIDES P.

CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR