Sentencia Generales de Supreme Court (Panama), Sala 4ª de Negocios Generales, 11 de Marzo de 2008

PonenteHarley J. Mitchell D.
Fecha de Resolución11 de Marzo de 2008
EmisorSala Cuarta de Negocios Generales

VISTOS:

Ha ingresado a la Secretaría de la Sala Cuarta de Negocios Generales de la Corte Suprema de Justicia, procedente del Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados, el cuaderno contentivo de la denuncia por Falta a la Ética Profesional y Responsabilidad del Abogado interpuesta por el Licenciado L.R.A., en contra del licenciado V.M.F..

ANTECEDENTES

El Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados, el cual es competente para conocer de los procesos de ética, como Órgano Instructor, procedió a emitir concepto, en el cual aparece como S. el licenciado C.S.. El criterio esbozado por el Tribunal de Honor, se puede resumir de la siguiente manera:

"Corresponde por lo tanto, analizar el escrito de oposición aducido como prueba, a fin de considerar si el mismo se desprende, como señala el querellante, expresiones que ofenden la ética profesional. Con el objeto de proceder con dicho análisis se extraen del contenido del escrito de 26 páginas,entre otras expresiones de fuerte contenido contra el Licenciado ARMSTRONG, las siguientes:

a. Página 5: "Ese es un argumento de una mentira desesperada, traída extemporáneamente, le fue rechazada por extemporánea e improcedente y sin embargo, ahora vuelve con lo mismo; sin duda, es un porfiao de cuerpo y alma; además, sin razón y con el claro propósito de quedarse sus poderdantes con el dinero de V.M.F.."

b. Páginas 5 y 6: "Decía el Mg. J.M. de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América, que para dictar sentencia prefería "mirar directamente a los ojos al abogado por dos horas, en lugar de atender sus palabras".L.A.D. no resiste dos minutos de mirada directa a los de ningún juzgador en esta causa."

c. Página 6: "Como decía J.M.V.V. "La Justicia inconmensurable como la vida, y no tiembla ante el motín de los soeces hechos retóricos, en la inabordable embriaguez de su venalidad y sin razón y delito". Los argumentos de L.A.D. son como libélulas crepusculares de mentira y adulación, tienden su vuelo silencioso llenos de cosas infames; pues siendo V. M.F. un hombre de bien, abogado, colega, profesor de derecho procesal civil, ex legislador, no le ha importado atacarlo sin causa, con infundios.."

d. Página 7: "Francamente he llegado a la conclusión de que LUIS ARMSTRONG DINWALL toma cualquier caso, incluyendo juzgados nocturnos de policía, al ver las mentiras que ha vertido en este proceso contra un colega, toma casos hasta contra colegas, o su propia familia, contra cualquiera siempre que le paguen, me da la impresión, tal es la mala situación económica del país que rebaja algunos valores a cierta gente de poca voluntad y ese "colega" refugiado en la soledad altanera de su pensamiento, su orgullo de efebo olímpico, ante el alma de su disparate, parece no humanizarse sino al contacto con el dinero y reconocimiento desesperado aunque no lo merezca. Por eso señala toda clase de invenciones, sin pruebas, lo que es mucho más grave, de mala manera, con mala fe procesal y también de palabra y toda palabra que no va hacia la verdad, es un ruido.

e. Páginas 8 y 9: Por eso llegue a esa conclusión: L.A.D., no trabaja para la justicia, trabaja sin causa por el oro. Por eso hace lo que hace, hizo lo que hizo y dice las barbaridades que dice. Su fantasía descabritada, sus dramas alucinantes, hacen impresión de pesadilla, voz aullante, con su máscara, cabeza donde rebotan los rayos de sol y la luna, con todo el abismo que hay en su argumento, que limitan a veces hasta el horror sofocleo."

Considera el Tribunal de Honor, que en el contenido de las frases citadas, se observa no al experimentado abogado litigante, sino una vehemencia más entendible, en una de las partes afectadas personalmente por el pleito; lo que lleva a recordar el viejo consejo de "no hacer de abogado encausa propia".

El Tribunal de Honor deplora advertir que del conjunto del escrito comentado se desprende un trato extremadamente irrespetuoso del Licenciado M.F. hacia su colega el Licenciado ARMSTRONG que obliga concluir en que debe seguirse el procedimiento disciplinario por infracción de la primera parte del artículo 23 y su concordante artículo 34 del Código de Ética, o sea irrespeto a su colega.

Una vez que ingresa el expediente a la Secretaría de la Sala de Negocios Generales, mediante providencia de 27 de septiembre de 2005, da traslado al denunciado conforme lo establecido en el artículo 28 de la Ley 9 de 18 de abril de 1984, modificada por Ley 8 de 16 de abril de 1993, a fin de que el licenciado V.M.F. pudiera aducir excepciones u oponerse al juzgamiento, y en el mismo solicita se ordene desestimar el caso No.075-03 por tratarse de una queja más del denunciante, más que una legítima y jurídica violación al ejercicio de la Profesión de Abogados, por supuestamente no haber utilizado el lenguaje correcto en "algunos párrafos o citas literarias" de una sola pieza procesal de veintiséis (26) páginas de las más de mil (1,000) que tiene el caso y que forma parte de un todo, de un expediente terminado y archivado, el cual resultó condenado en todas las instancias, la señora S.S. y su empresa, ex clienta del licenciado L.R.A.D.. Invoca prescripción porque a su concepto ha pasado más de un año desde el 2002 e invocó Cosa Juzgada, desde la sentencia de 5 de agosto de 2003 del Colegio Nacional de Abogados.

Invoca además excepción de cosa juzgada porque el escrito "Alegato de Oposición a la Apelación" ya fue juzgado y decidido por el Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados el día 5 de agosto de 2003, absolviendo a V.M.F. y ordenando el archivo del expediente.

Expuso que el Tribunal de Honor y Disciplina del Colegio Nacional de Abogados, ha resuelto analizar la queja del Licenciado ARMSTRONG DINWALL, por supuestas faltas a la ética al considerar que algunos párrafos y citas literarias expuestas por V.M.F., contra los argumentos de la contraparte, en un sólo escrito profesional, "El alegato de oposición a la apelación de S.S. e International Suplies and Services Inc., en la demanda que les interpuso V.M.F." del año 2002 y que éste último ganó, que de ese solo escrito, en algunos y separados párrafos y citas literarias y de autores, de algunas y pocas hojas, son o pueden ser ofensivas al honor de la persona de un colega, a pesar de que están dirigidas al argumento solamente y a las ideas, combatiéndolas con ideas, todas tomadas de algunas fojas, de un sólo escrito, el alegato de oposición a la apelación.

Señala que el nuevo Tribunal de Honor y Disciplina del Colegio de Abogados ahora dice que del contexto de escrito "alegatos de oposición a la apelación de S.S." ellos si consideran que se falta a la ética en el lenguaje. Eso no es cierto y es injusto, porque a su concepto no es cierto que en 26 páginas existan en todos supuestos lenguaje inapropiados. Además, que dicho tribunal no investigó los hechos y por ello erró, no citó a V.M.F. como él lo pidió en su contestación y oposición; pues a su juicio, puso de su propia visión lo que no investigó en las partes.

CONSIDERACIONES DE LA SALA

Una vez expuesta la Vista del Tribunal de Honor, así como la parte medular del escrito de sustentación del licenciado V.M.F., la Sala Cuarta pasa al análisis del contenido de la denuncia.

En primer lugar, debemos hacer referencia a la prescripción alegada por el denunciado Licenciado V.M.F., quien señaló que habían transcurrido más de un (1) año desde los supuestos hechos hasta la notificación del denunciado.

Con relación a lo alegado por el letrado, es preciso citar el artículo 38 de la Ley 9 de 1984 que a letra dice:

"Artículo 38: La acción disciplinaria prescribe en

un (1) año, que se contará a partir del día en que se perpetró el último acto

constitutivo de la falta. La iniciación del proceso interrumpe la

prescripción".

La prescripción que contempla el precitado artículo se comienza a computar a partir del día en que se cometió el último acto constitutivo de la falta. Sobre el particular, podemos observar que el último acto constitutivo de la falta fue cometido el día 30 de octubre del 2002, fecha en que el Licenciado FÁBREGA presentó el escrito de oposición al Recurso de Apelación ante el Primer Tribunal Superior de Justicia. Además, la denuncia fue presentada por el Licenciado LUIS ARMSTRONG el día 21 de agosto del año 2003, razón por la que no había pasado el término de un (1) año para que pudiera proceder la prescripción de la acción disciplinaria alegada.

En otro orden de ideas, vemos que de folios 6 a 31 del expediente se incorporó el escrito de oposición al Recurso de Apelación interpuesto por el Licenciado V.M.F., en donde se expresa con palabras y expresiones ofensivas y denigrantes hacia el Licenciado LUIS ARMSTRONG, las cuales omitiremos mencionar, toda vez que ya han sido expuestas tanto en los escritos mencionados por el denunciante como en la solicitud del Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados.

El Código de Ética y Responsabilidad Profesional del Abogado, en sus artículos 23, 24 y 34 establece lo siguiente:

Artículo 23. Entre los abogados debe haber una cordialidad que enaltezca la profesión, respetándose recíprocamente, sin dejarse influir por la animadversión de las partes. Se abstendrá cuidadosamente de proferir entre si expresiones malévolas o injuriosas y de aludir a antecedentes personales, ideológicos, políticos o de otra naturaleza.

Artículo 24. El abogado debe tratar siempre a la contraparte y a los testigos con ecuanimidad, guardando el debido respeto y consideración para con ellos.

Artículo 34. Incurre en faltas a la ética el abogado que:

...

w. Profiera expresiones o aluda a antecedentes personales, ideológicos, políticos o de cualquier otra naturaleza contra otro colega.

Tomando en consideración lo esbozado anteriormente, el artículo 18 de la ley 9 de 1984, reformada por la ley 8 de 16 de abril de 1993, señala que constituye falta a la ética las infracciones contenidas en el Código de Ética y Responsabilidad Profesional de Abogados y de cualquiera disposición vigente sobre tal manera.

Se acreditó en el expediente el escrito presentado por el licenciado V.M.F., ante el Primer Tribunal Superior de Justicia, de donde se desprenden una serie de frases injuriosas hacia el licenciado LUIS ARMSTRONG.

Hemos encontrado suficientes elementos en el expediente examinado, para que esta Colegiatura considere oportuno citar al licenciado V.M.F. para que exponga su versión en relación a las supuestas violaciones al código de ética, hecho denunciado por el licenciado L.R.A. y rinda una explicación amplia y suficiente a esta Superioridad sobre su gestión; todo ello, ocurrido dentro de un proceso ordinario de mayor cuantía donde eran partes el licenciado V.M.F. contra la empresa International Supplies and Services, Inc., expediente que se encontraba radicado en el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, proceso dentro del cual se profirieron las frases que atentan contra la integridad del licenciado ARMSTRONG.

Por otro lado, los Magistrados que integran esta S., hacen un llamado de atención a los secretarios de los tribunales que están encargados de recibir los diversos tipos de escritos para que cumplan con lo establecido en el artículo 485 del Código Judicial, que establece lo siguiente:

Artículo 485. En los escritos y memoriales que se presenten al Tribunal expresiones indecorosas u ofensivas.

El Juez, en cualquier etapa del proceso, puede disponer que se tachen las expresiones ostensiblemente indecorosas u ofensivas, sin perjuicio de las sanciones correccionales o penales que ameriten.

En consecuencia, la Corte debe compartir la opinión vertida por el Tribunal de Honor del Colegio Nacional de Abogados en el sentido de que existe mérito para enjuiciar al licenciado V.M.F., por faltas a la ética profesional del abogado a tenor de lo preceptuado en el artículo 34 literal w, del Código de Ética Responsabilidad Profesional del Abogado.

En mérito de lo expuesto, los Magistrados que integran la SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES DE LA CORTE SUPREMA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad la ley, ORDENA EL LLAMAMIENTO A JUICIO del licenciado V.M.F., varón, panameño, abogado en ejercicio, con cédula de identidad personal Nº 2-81-653, con domicilio en Calle 53 Obarrio, Edificio Omega, Primer Piso, Oficina 1F de la ciudad de Panamá, con fundamento en el artículo 18 de la Ley 9 de 18 de abril de 1984, reformada por la Ley 8 de 16 de abril de 1993, y artículo34 del Código de Ética y Responsabilidad Profesional del Abogado, por la denuncia interpuesta por el Licenciado L.R.A., y se establece que en fecha posterior se fijará el día y hora de la celebración del debate oral, en cuyo acto se practicarán las pruebas que presenten las partes.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE.

HARLEY J. MITCHELL D.

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO -- VICTOR L. BENAVIDES P.

CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR