Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 14 de Septiembre de 2004

Ponente:Graciela J. Dixon C.
Fecha de Resolución:14 de Septiembre de 2004
Emisor:Segunda de lo Penal
RESUMEN

RECURSO DE CASACIÓN DENTRO DEL PROCESO PENAL SEGUIDO A DAPHNE VANESA MORA DE CASTRO, SINDICADA POR DELITO DE HURTO CON ABUSO DE CONFIANZA EN PERJUICIO DE LA EMPRESA AELITA MAN, S. A

 

VISTOS:

El Licdo. D.R.R., apoderado judicial de D.V.M.D.C., interpuso recurso de casación en el fondo contra la sentencia Nº 54 S.I. emitida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial, por la cual se condena a su poderdante a la pena de 40 meses de prisión e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por igual período una vez cumplida la pena principal, como autora del delito de hurto con abuso de confianza en perjuicio de la empresa AELITA MAN, S.A.,

Procede la Sala al examen del escrito para determinar si cumple con las formalidades que la ley señala.

El recurso está dirigido al Magistrado Presidente a de la Sala Segunda de lo Penal, de la Corte Suprema de Justicia, tal cual lo establece el artículo 101 del Código Judicial.

En cuanto a la sección de la historia concisa, se aprecia que el recurrente desarrolla una relación breve y objetiva de los hechos que dieron lugar a la sentencia de segunda instancia.

A renglón seguido, el censor invoca como causal única el error de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo impugnado y que implica infracción de la ley sustancial penal.

De otra parte, se aprecia que el censor aduce como sustento de la causal seis motivos, observándose que el primero ha sido redactado en forma breve y se indica la prueba cuya la valoración se cuestiona, que es el testimonio de DIVA JULIETA PEÑA DE F., así como la foja del infolio penal en que se ubica; también se aprecia el cargo de injuridicidad que le endilga al fallo del Ad-quem.

En cuanto al segundo motivo, el recurrente sostiene que "el Juez Ad-quem sólo valoró la declaración de DIVA JULIETA PEÑA DE FRAUCA que consta de foja 42 a 44 cuando dentro del mismo (expediente) a foja 255 a 256, se encuentra una ampliación de dicha declaración" y además indica que el juzgador "no valoró correctamente la declaración de esta testigo, al no considerar los señalamientos de la misma en la Audiencia Plenaria, tal y como se observa de fojas 536 a 556 del expediente" y concluye que la testigo se contradice en estas dos últimas deposiciones.

Se debe indicar que la forma en que está redactado el segundo motivo es inadecuada pues nuevamente se refiere al testimonio mencionado en el primer motivo, aunado al hecho que señala que el tribunal superior no valoró la ampliación y la declaración rendida por la testigo en el Acto de Audiencia, lo cual no es coherente con la causal aducida sino más bien guarda relación con otra causal que es el error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba.

Con relación al tercer y cuarto motivo, se debe indicar que han sido desarrollados de conformidad con la técnica casacionista, ya que se indican las pruebas que se estiman erróneamente apreciadas por el Ad-quem, además de la foja del cuaderno penal en que reposa y se advierte el vicio de injuridicidad que se atribuye a la resolución de segunda instancia.

Por último, en el quinto y sexto motivo el recurrente yerra nuevamente al exponer argumentos contra la misma prueba, en este caso, un Informe de Auditoría Interna que a su juicio fue valorado por el tribunal de alzada aun cuando no cumple las formalidades legales ni comprueba la existencia del hecho punible.

Sobre el particular, cabe señalar que los motivos deben ser desarrollados en forma individual y cada uno debe contener un cargo de injuridicidad contra la sentencia que se pretende impugnar vía casación.

En otro orden de ideas, el censor transcribe como disposiciones legales infringidas los artículos 781, 909, 917, 918 y 980 del Código Judicial, indicando y explicando a continuación de cada norma, el concepto de infracción que, en su opinión, es la violación directa por omisión. Los argumentos que acompañan los artículos están en correlación con los motivos y la causal invocada.

Seguidamente, el censor expresa que se han transgredido los artículos 38 y 183, numeral 5 del Código Penal, en concepto de indebida aplicación, elaborando a continuación de cada norma un alegato congruente con los motivos y la causal.

Agotado el análisis del libelo presentado por el Licdo. D.R., este Despacho Sustanciador concluye que, aun cuando se evidencian dos defectos, referentes a los motivos, ello no es óbice para que se proceda a la admisión del recurso, toda vez que, de su lectura se desprenden los cargos de injuricidad que se le formulan a la resolución recurrida y el libelo ha sido presentado conforme a la estructura y los requisitos establecidos en el artículo 2439 del Código Judicial.

PARTE RESOLUTIVA

En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA DE LO PENAL, representada en Sala Unitaria por la Magistrada Sustanciadora, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, ADMITE el recurso de casación en el fondo interpuesto por el Licdo. D.R.R. a favor de D.V.M. DE CASTRO y DISPONE, correr traslado del expediente al señor P. General de la Nación, para que emita concepto en el término de cinco días, tal cual lo establece el artículo 2441 del Código Judicial.

NOTIFÍQUESE.

GRACIELA J. DIXON C.

MARIANO E. HERRERA (Secretario)