Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Sala 2ª de lo Penal, 7 de Abril de 2008

Ponente:Esmeralda Arosemena de Troitiño
Fecha de Resolución: 7 de Abril de 2008
Emisor:Sala Segunda de lo Penal
 

VISTOS:

Como cuestión previa, cabe indicar que el presente recurso fue formalizado el día 5 de octubre de 2007 y posteriormente se dio la sustitución de poder, por lo cual, al momento de resolver la admisibilidad del mismo, se tiene como apoderada judicial de PABLO CISNEROS a la firma forense M. y Asociados.

El recurso de Casación en el fondo es formulado contra la sentencia de segunda instancia dictada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia de 4 de julio de 2007, que confirmó la Sentencia Condenatoria No. de 22 de enero de 2007, dictada por el Juzgado Segundo del Circuito Judicial de Veraguas, Ramo Penal, sancionando a P.C. a la pena de 40 meses de prisión, e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas y cargos de elección popular, por considerarlo como autor del delito de hurto con abuso de confianza cometido en perjuicio de ROYAL IBEROS SUITES.

En este momento procesal corresponde examinar el libelo de casación formalizado, a efectos de determinar si cumplen satisfactoriamente con los requisitos de admisibilidad contemplados en los artículos 2430 y 2439 del Código Judicial.

Se aprecia que el recurrente cumple con lo estipulado en el artículo 101 del Código Judicial.

El recurso impugna una medida jurisdiccional proferida por un Tribunal Superior de Distrito Judicial, en su condición de tribunal de segunda instancia, dentro de un proceso en el que se investiga la infracciones a la ley penal, que conllevan una penalidad superior a los dos años de prisión. Con ello se determina que se cumplen los presupuestos que prevé el artículo 2430 del Código Judicial.

En cuanto a la causal invocada, el censor atiende correctamente este apartado, identificando con precisión y de acuerdo a la denominación de la ley, "Error de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo, y que implica violación de la ley sustancial penal, consagrada en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial y que sobreviene cuando el Tribunal de Segunda instancia: a) acepta un medio probatorio no reconocido por la ley; b) o cuando un medio probatorio reconocido por la ley se le da fuerza probatoria que la ley le niega; c) o cuando el medio probatorio reconocido por la ley se le niega valor probatorio que la ley le atribuye (Crf. F., J. y GUERRA, Aura E. Casación; 2da edición, Sistemas Jurídicos, Panamá, 2001 p. 269).

La causal se fundamenta en cuatro motivos de injuridicidad: respecto del primero, segundo y tercer motivo, contienen cargos específicos de infracción que guardan relación con la referida causal de naturaleza probatoria, que se refieren al error en que incurre el Tribunal Ad-Quem, al valorar incorrectamente las siguientes piezas probatorias: el informe de auditoria realizado por la contadora GLORIA FLORES, al otorgarle el valor de plena prueba, si no establece cuál era la cantidad de dinero que existía en la empresa antes de la supuesta apropiación ni cuanto quedó luego de la misma (fs.435-553); la declaración de G.F., en la que ratificó su informe, y reconoció que no había verificado el monto de los dineros que tenía la empresa antes de la supuesta apropiación, hecho indispensable que de conformidad con la regla de la sana crítica se debía comprobar, para acreditar la preexistencia del monto de los dinero y el faltante, atribuidos al imputado como apropiado ((f.596-599), y valoración del dictamen pericial rendido por los peritos de la entonces PTJ (fs 921-960) que advierte que CISNEROS, no participó en la confección de facturas que el tribunal estimó falsas.

La Sala observa que el cuarto motivo no contiene cargo de injuridicidad concreto, debido a que el censor, cuestiona la sentencia recurrida, sin hacer referencia a un elemento probatorio que haya sido erradamente valorado por el tribunal Ad Quem.

Se plantean como disposiciones legales infringidas, los artículos 781 del Código Judicial, además de invocarse correctamente la cita de la norma sustantiva que se estima violada el artículo 183 del Código Penal, con sus respectivos conceptos de infracción.

La Corte es del criterio que si bien uno de los motivos que sustentan la causal fue presentado de manera defectuosa, por comprobado que los tres motivos iniciales, sí contienen cargo de infracción debidamente formulados, la misma debe ser admitida, si cumple con los demás requisitos de forma exigidos en esta etapa procesal. Sin embargo, se advierte al recurrente y al Ministerio Público, que los alegatos escritos y orales que deban presentarse en el trámite de este recurso, debe ceñirse a los motivos primero, segundo y tercero que contienen cargos de injuridicidad que se relacionan con la causal de fondo admitida, por tratarse de los motivos que tomará en consideración el tribunal de casación para resolver el negocio.

La segunda causal invocada consiste en "error de derecho al calificar el delito, si la calificación ha debido influir en el tipo, respecto de la cual se parte de la premisa que el juzgador al calificar un hecho que está regulado en la ley penal, incurre en error al ubicarlo en un tipo diferente.

La causal se fundamenta en un solo motivo, y censura la errada calificación del hecho que su representado desempeñaba funciones derivada de una responsabilidad jurídica, en la que administraba bienes que le fueron confiados en virtud de un título traslaticio de dominio, por lo cual no debía ser condenado por delito de hurto con abuso de confianza sino por delito de apropiación indebida en el evento de que existiera mérito para ello.

Se plantean como disposiciones legales infringidas,

los artículos 183 y 194 del Código

Penal, con sus debidos cargos de infracción.

Para la Sala, el motivo aducido, así como las disposiciones citadas como violadas por el error en la calificación del delito, guardan íntima relación con la causal probatoria que se invoca, por lo que no existen impedimentos para su admisión.

En conclusión, el recurso de casación presentado se ajusta a los requerimientos de ley en su formalización y por tanto cabe declarar su admisibilidad e imprimirle el trámite que corresponde a su sustanciación.

Por lo antes expuesto, la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, representada por la Magistrada Sustanciadora en Sala Unitaria, administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, ADMITE el recurso de Casación en el fondo Interpuesto por la Firma mejía y Asociados, defensora técnica de P.C. H., contra la Sentencia de Segunda Instancia proferida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia, el 4 de julio de 2007. Se dispone correr traslado del proceso a la Señora Procuradora General de la Nación por el término de cinco (5) días, para que emita concepto.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE.

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

JACINTO A. CARDENAS M. -- ANÍBAL SALAS CÉSPEDES

MARIANO HERRERA (Secretario)