Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Sala 2ª de lo Penal, 22 de Abril de 2008

Ponente:Esmeralda Arosemena de Troitiño
Fecha de Resolución:22 de Abril de 2008
Emisor:Sala Segunda de lo Penal
 

VISTOS:

Ha llegado a conocimiento de la Sala Segunda de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, el recurso extraordinario de casación, en el fondo, formalizado por el licenciado N.E.U.B., quien actúa en su condición de defensor de oficio de V.M.S., contra la sentencia de 9 de octubre de 2007, proferida por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial de Coclé y Veraguas.

La medida judicial impugnada vía casación, reformó la sentencia de primera instancia, dictada por el Juzgado Primero del Circuito de Veraguas, Ramo Penal, en el sentido de condenar al procesado V.S. a la pena principal de 42 meses de prisión, por ser autor del delito de violación carnal, cometido en perjuicio de la niña M.A.V.

La ritualidad jurídica asignada al trámite de sustanciación del recurso de casación, indica que, en este momento procesal, corresponde determinar si la iniciativa satisface los requisitos legales que condicionan su admisibilidad, que se encuentran establecidos en los artículos 2430 y 2439 del Código Judicial.

En cumplimiento de esa labor jurisdiccional, se constata que el recurso fue anunciado y sustentado dentro de los términos de Ley; lo propone persona hábil para recurrir; está dirigido contra una medida judicial susceptible de ser atacada por esta vía extraordinaria y el libelo cumple con la formalidad de dirigirse hacia la autoridad judicial correspondiente, conforme lo establece el artículo 101 del Código Judicial.

En cuanto a los requisitos que conciernen a la estructura formal del recurso, consta que la historia concisa del caso se presenta de manera correcta, ya que es descriptiva de los antecedentes procesales más relevantes de la actuación, relativos a la génesis del negocio, a la calificación sobre el mérito del sumario y a las sentencias de primera y segunda instancia.

El recurso se sustenta en una sola causal de fondo, que el recurrente cita así: "Error de Derecho en la apreciación de la (sic) que ha influido en los (sic) dispositivo del fallo e implica infracción de la Ley sustancial penal" (f.175).

Como se aprecia, la causal no se identifica exactamente de acuerdo a su denominación de Ley, pues el recurrente omitió señalar que el error de apreciación aducido recae en "la prueba". No obstante, a juicio de este despacho sustanciador, no se trata de una omisión que incida negativamente en el trámite de admisibilidad de la iniciativa, pues se infiere cuál es el supuesto de Ley que se ha invocado, considerando su escritura y el fundamento de derecho utilizado; siendo lo correcto disponer su corrección.

Con relación a la sección de la especificación de los motivos, se advierte que el censor cumple con la formalidad de precisar los medios probatorios que considera erróneamente valorados. Así, en el primer motivo discute la apreciación probatoria del informe médico consultable a foja 16; en el segundo, la evaluación psicológica de foja 69; en el tercero, la declaración de L.M.S.; y en el cuarto, las declaraciones de la ofendida M.A.V. (fs.176-184).

No obstante, a pesar de esa precisión de piezas probatorias censuradas, a juicio del despacho ponente, el apartado de los motivos debe ser corregido, pues en su desarrollo se utiliza una técnica de redacción muy extensa, con algunas expresiones subjetivas y cita de extracto de contenido de una declaración, todo lo cual, contrasta con el correcto trámite casacionista, que indica que los motivos deben explicarse con una técnica de síntesis que concrete el cargo de infracción atribuido a la sentencia censurada, y que, en casos de vicios probatorios, implica: individualizar el elemento mal valorado, señalar la interpretación que hizo el tribunal, concretar en qué consiste el error, la valoración probatoria correcta y exponer la trascendencia del vicio alegado.

En cuanto al apartado de las disposiciones legales infringidas, el concepto de infracción del artículo 917 del Código Judicial, se encuentra mal formulado, pues se cita conculcado en concepto de violación directa por omisión (f.189), lo que no resulta ajustado a la realidad, ya que dicha disposición legal fue atendida o aplicada por el Tribunal Ad-Quem, al momento de definir la situación penal del imputado M.S. (f.158), de manera que no resulta correcto establecer que fue omitida su aplicación o pretermitida su existencia.

Como quiera que los errores formales anotados no tornan ininteligible el recurso, se procede a concederle al defensor técnico, el término de cinco (5) días, para que subsane los defectos indicados, luego de lo cual, corresponderá decidir, en definitiva, la admisibilidad del recurso.

Por lo antes expuesto, la suscrita Magistrada Sustanciadora, actuando en Sala Unitaria, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, ORDENA LA CORRECCIÓN del recurso presentado por el licenciado N.E.U.B., defensor de oficio de V.M.S., contra la sentencia de 9 de octubre de 2007, proferida por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial de Coclé y Veraguas, de acuerdo a lo señalado en la parte motiva de la presente resolución judicial.

SE DISPONE, con fundamento en el artículo 2440 del Código Judicial, que el expediente permanezca en la Secretaría de la Sala Penal, por el término de cinco (5) días, para que el recurrente efectúe las correcciones indicadas, luego de lo cual, corresponderá decidir en definitiva sobre la admisibilidad del recurso.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE.

MIRTHA VANEGAS DE PAZMIÑO

JERÓNIMO MEJÍA E. -- ANÍBAL SALAS CÉSPEDES

MARIANO HERRERA (Secretario)