Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Sala 2ª de lo Penal, 25 de Abril de 2008

Ponente:Jerónimo Mejía E.
Fecha de Resolución:25 de Abril de 2008
Emisor:Sala Segunda de lo Penal
 

VISTOS:

El licenciado V.M.C.A., en su condición de abogado particular del señor P.S.V., acude ante la Sala Penal de esta Corporación de Justicia, a fin de formalizar recurso de casación penal en el fondo contra la Sentencia 2da. No. 184 calendada 9 de diciembre de 2005, a través de la cual el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, confirmó la resolución de primera instancia, que condenó a SÁNCHEZ VALLARINO a cumplir la pena de cuarenta y cinco (45) meses de prisión como autor de los delitos de Falsificación de Documentos Públicos y Concusión cometidos en perjuicio de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre.

Luego de fijado en lista el negocio por el término de ocho días establecidos en el artículo 2439 del Código Judicial, para que las partes tuvieran conocimiento del ingreso del expediente, se procede a verificar los requisitos legales así como jurisprudenciales que se refieren a la admisión.

En este sentido se aprecia que la recurrente interpone el recurso de casación contra una sentencia definitiva de segunda instancia, proferida por un Tribunal Superior de Distrito Judicial, y por un delito que contempla pena superior a los dos años de prisión, dando cumplimiento con lo establecido en el artículo 2430 del Código Judicial.

Con relación al aparte denominado historia concisa del caso, observamos que fue redactada conforme lo indica nuestra jurisprudencia patria, es decir, en forma breve, precisa, y dando a conocer los principales hechos que dieron origen al proceso.

La primera causal de fondo invocada es "Por ser la sentencia infractora de la ley sustancial penal, en concepto de violación directa por omisión", que es sustentada por dos motivos. Se alegó como disposiciones legales infringidas los artículos 2092 y 1950 del Código Judicial, así como el artículo 3 del Código Penal, todos en concepto de violación directa por omisión.

Ahora bien, luego de examinar los motivos presentados así como el apartado concerniente a las disposiciones legales infringidas, debemos señalar que los mismos no se compadecen con la causal aducida, por cuanto que el censor cuestionó aspectos de procedimiento, referentes a que el Tribunal Superior cometió un yerro al no declarar la nulidad del proceso en virtud de que su patrocinado fue indagado sin que existiera una providencia previa que ordenara la recepción de la declaración indagatoria. No obstante, debemos advertir que, si bien la situación planteada por el casacionista no se adecúa a ninguna de las causales establecidas en la casación penal, no podemos dejar en estado de indefensión y sin acceso a la justicia, a la parte que lo solicita, por el hecho de no encuadrar la violación de la garantía del debido proceso en una causal específica. En virtud de ello, consideramos que la causal que más se ajusta a la situación planteada es precisamente la aducida por el recurrente "violación directa de la ley sustancial penal", por lo que en aras de garantizar el cumplimiento de un proceso llevado a cabo de conformidad con las formalidades establecidas en la ley, estimamos procedente admitir esta primera causal.

Como segunda causal aducida por el recurrente se señala el "Error de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo y que implica violación de la ley sustancial penal", que es sustentada por un único motivo, del cual se observa que contiene cargo de injuridicidad que se adecua a la causal probatoria.

Señala como disposiciones legales infringidas los artículos 781 y 917 del Código Judicial, así como el artículo 265 del Código Penal, todos en concepto de violación directa por omisión. De las normas procesales se observa que fueron transcritas y señalados sus conceptos de infracción acordes con la causal aducida. No obstante, con relación a la norma sustantiva se aprecia, que si bien fue transcrita correctamente, yerra al aducir el concepto de infracción de "violación directa por omisión", debido a que si el recurso va encaminado a demostrar que su patrocinado no es responsable de la comisión del delito de falsedad de documento público, debió aducir el concepto de indebida aplicación, el cual ocurre cuando el juzgador aplica la norma que no se adecua a la situación planteada en el proceso.

En consecuencia, procede ordenar la corrección de esta segunda causal con relación al apartado de las disposiciones legales infringidas, específicamente con relación al concepto de infracción de la norma sustantiva.

Como tercera causal señala el "Error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba que ha influido en lo dispositivo de la sentencia y que implica violación de la ley sustancial penal", que es sustentada por dos motivos, los cuales contienen cargos de injuridicidad que guardan relación con la causal presentada.

Invoca como disposiciones legales infringidas los artículos 780 y 907 del Código Judicial, al igual que el artículo 265 del Código Penal, todos en concepto de violación directa por omisión. Al examinar estas normas se aprecia que las dos primeras disposiciones fueron transcritas y señalados sus conceptos de infracción de manera adecuada. No obstante, con relación al concepto de infracción señalado para sustentar la disposición sustantiva, se observa, que no se correlaciona con el argumento esbozado por el casacionista, toda vez que si bien manifestó que su patrocinado no es responsable de la comisión del delito de falsedad de documento público, lo correcto hubiera sido aducir el concepto de indebida aplicación y no de violación directa por omisión.

En virtud de lo anterior, procede ordenar la corrección de esta tercera causal en cuanto al concepto de infracción de la norma sustantiva.

PARTE RESOLUTIVA

En mérito de lo expuesto, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, ADMITE la primera causal del recurso de casación penal en el fondo interpuesto por el licenciado V.M.C., y ORDENA LA CORRECCIÓN de la segunda y tercera causal de este recurso.

En consecuencia, se ordena que el expediente permanezca en Secretaría por el término de cinco (5) días hábiles, a fin de que el recurrente realice las correcciones indicadas, de conformidad con lo establecido en el artículo 2440 del Código Judicial.

N..

JERÓNIMO MEJÍA E.

MARIANO HERRERA (Secretario)