Una Sociedad Sana con Beneficios Económicos

AutorOrlando Flores Castillo
CargoAsesor Técnico de la Secretaría Técnica de Infraestructura Pública
Páginas43-46
43
La Asamblea Nacional, con el propósito de
documentarse para generar legislaciones
oportunas y efectivas referentes a la problemática
de la energía, ha procedido a efectuar este trabajo,
el cual señala resultados conocidos en el mundo
sobre fuentes energéticas e información existentes
en Panamá, que nos permitirá tener un conocimiento
amplio de la amenaza de los cambios climáticos
y ambientales a lo que estamos expuestos. Esta
tarea debe evitar los vaivenes del precio del barril
de petróleo, lo que afecta la economía de nuestro
país y pone en evidencia nuestra dependencia del
combustible fósil.
Dicho estudio integral tiene como objetivos generales
analizar la viabilidad de fuentes energéticas
renovables, las cuales deberemos utilizar en
un futuro cercano para disfrutar de benef‌i cios
económicos y una sociedad próspera con ambiente
sano.
La información recabada, que presentamos a
continuación, genera un análisis sobre el programa
de ahorro energético que ejecuta el actual Gobierno
Nacional desde el año 2005. Dicha operación ha
logrado una utilidad satisfactoria; sin embargo, la
aceptación no ha sido la esperada porque de cada
balboa de exportación en los productos tradicionales,
se utilizan B./ 0.80 centésimos en transporte de
combustible.
Es necesario aprender a usar óptimamente la
energía en nuestro sistema de trabajo, nuestra
forma de vida y los equipos que utilizamos; por
ejemplo: conducir los automóviles moderadamente,
emplear luces f‌l uorescentes y construir edif‌i cios
con ventilación y luminosidad, además de plantar
muchos árboles.
El Gobierno nacional, desde el 2005, ejecuta con
empeño un programa del buen uso de la energía
en las instituciones que, a la fecha, ha logrado
Una Sociedad Sana con Beneficios Económicos
Orlando Flores Castillo*
ahorros económicos por el orden de tres millones
de balboas (B/.3,000,000.00). Para la población
las políticas para bajar el consumo energético han
sido constantes, sin embargo, la aceptación no ha
sido la que se esperaba.
Hasta hoy, nuestra demanda máxima por hora en
energía eléctrica ha sido de 1,024 megavatios, con
un incremento estimado de 50 megavatios por año.
Sin embargo, debido a que un alto porcentaje de
ella proviene del petróleo, el cual tiene un elevado
costo y hay que importarlo en su totalidad (de cada
balboa de exportación de productos tradicionales,
como café, banano o camarones, se utilizan B/0.80
para importar combustible), debemos considerar, en
forma seria y constante, construir más hidroeléctricas
y desarrollar energías limpias o verdes, tales como
la mareomotriz, la eólica, la solar, la biomasa, la
geotérmica y los biocombustibles.
En el mes de octubre de 2006, se celebró en
Panamá el encuentro de la Federación de Energía
Renovable de Centroamérica y el Caribe (FERCCA)
con el objetivo de reducir el uso de combustibles
fósiles, mediante la reforma y creación de normas
que ayuden a insertar los proyectos de energías
renovables compatibles con la naturaleza.
De acuerdo con la Unión Europea, en el 2010 lo
países miembros deben lograr que aproximadamente
el 12% del consumo eléctrico proceda de las fuentes
de energía renovables.
Es importante observar que en Panamá, los
avances en materia de proyectos para producir
energía renovable no va al ritmo que la utilización o
el consumo de energía eléctrica, que es de manera
exponencial.
El país utiliza para la producción y generación
eléctrica, el transporte y otros usos, energía
proveniente del petróleo en un 85% del total.
En tanto, en el verano del 2006, la generación
* Asesor Técnico de la Secretaría Técnica de Infraestructura Pública.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR