Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Panama), Quinta de Instituciones de Garantía, 20 de Agosto de 2007

PonenteEsmeralda Arosemena de Troitiño
Fecha de Resolución20 de Agosto de 2007
EmisorQuinta de Instituciones de Garantía

VISTOS:

El Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, mediante Auto N°53 de 17 de marzo de 2006, decretó la apertura de causa criminal contra C.A.C.E., por la supuesta infracción de las disposiciones legales contenidas en el Capítulo I, Título I, Libro II del Código Penal, es decir, por delito genérico de homicidio, cometido en detrimento de H.M.H. y S.A.P..

Esta resolución judicial tiene carácter mixto, por cuanto que, también decreta sobreseimiento provisional en favor de G.C.M..

La firma

forense Bufete Bennet, que actúa en su condición de apoderada judicial de la

parte querellante, formalizó, en tiempo oportuno, recurso de apelación contra

el supracitado Auto N°53 de 17 de marzo de 2006.

La firma forense recurrente, plantea su disconformidad con el auto censurado, por considerar que se "deja fuera de toda responsabilidad a la autora intelectual, instigadora o cómplice de éste hecho delictivo, la joven G.C.M. (sobrina de los occisos)" (f.252). En ese sentido, explica que "no se agota plenamente la investigación o actos sumariales que puedan dar como resultado la certificación de la participación o no de la joven G.C., la cual para nuestro criterio se enmarca con un alto nivel de responsabilidad...ya que es ésta la que tiene un problema inmediato con sus familiares y busca en son de amenaza y represalias al autor material de estos crímenes el cual es su pareja sentimental, luego éste en actitud desafiante llega con la prenombrada a el lugar donde se encuentran las víctimas y otros familiares, teniendo con ellos un altercado...luego de lo cual éste...se retira...con la amenaza de que regresaría...cuando el homicida se retira...la joven G. se va con él, luego esta (sic) regresa sola, se retira de la casa...y luego...llega por la parte de atrás...Córdoba procede a disparar a mansalva...y posterior a ello hay declaraciones que ubican a la querellada con el autor material" (f.254).

La actora solicita la revocatoria de la medida de sobreseimiento, y que en su lugar, se ordene una ampliación del sumario, "donde requerimos entre otras diligencias la practica (sic) de la reconstrucción de los hechos y de igual forma que se ordene la recepción de declaración indagatoria a la joven G.C.M." (f.256).

El

escrito de sustentación del recurso de apelación, fue corrido en traslado a la

Fiscalía Primera Superior del Primer Distrito Judicial, agencia de instrucción

que solicitó la confirmación del auto apelado, por considerar que "ninguno de

los testigos manifiestan haber observado a la joven GERALDINE CHAMBERS cometer

alguna acción delictiva el día de los hechos, así como tampoco el sindicado

CRISTOPHER CÓRDOBA ESQUIVEL la vincula con el hecho delictivo" (f.259).

En este momento procesal, corresponde a la Sala Penal resolver sobre la procedencia del reclamo jurídico formulado por la parte recurrente, atendiendo la regla legal estatuida en el artículo 2424 del Código Judicial, según la cual, el Tribunal de alzada sólo tiene competencia para conocer y pronunciarse sobre los puntos de la resolución judicial a que se refiere el apelante.

En tal empeño, se inicia por destacar que la presente actuación penal guarda relación con la muerte violenta de H.M.H. y S.A.P., hechos de sangre acaecidos en horas de la noche del 9 de junio de 2005, en el sector de Paraíso, Distrito de San Miguelito, Provincia de Panamá, a consecuencia de sendos impactos por arma de fuego que les propinara C.A.C.E.. Las consideraciones médicas consignadas en los protocolos de necropsia, informan que M.H. murió a consecuencia de "HERIDA PENETRANTE POR PROYECTIL DE ARMA DE FUEGO EN TORAX...CHOQUE HEMORRÁGICO" (f.131), mientras que A.P. sufrió "lesiones de órganos internos del abdomen por proyectil de arma de fuego, con extirpación quirúrgica post traumática del riñón izquierdo, laceración intestinal, más una masiva hemorragia interna como causa de muerte" (f.146).

Cabe

anotar, que el auto N°53 de 17 de marzo de 2006, sólo puede ser cuestionado,

mediante el ejercicio del recurso de apelación, respecto a la decisión de

sobreseimiento provisional dictado en favor G.C.M., toda vez

que, como es conocido, la medida de enjuiciamiento criminal, no es de aquellas

decisiones que admiten el recurso de apelación, según se desprende de la

lectura del artículo 2425 del Código Judicial, norma que enumera las medidas

judiciales que admiten este mecanismo ordinario de impugnación. En cambio, sí puede ejercitarse contra la

decisión de sobreseimiento provisional, según lo establece el artículo 2216 del

Código Judicial

En este caso, la activadora judicial solicita la revocatoria de la medida de sobreseimiento provisional, emitida en favor de G.C.M., y en su lugar, se ordene una ampliación del sumario, para que se realice la reconstrucción de los hechos y se ordene la indagatoria de la sobreseída, por considerar que existen graves indicios que comprometen su responsabilidad en el homicidio de H.M.H. y S.A.P..

En

consecuencia, el examen probatorio de esta Sala se limitará a aquellas piezas

de convicción que den cuenta del comportamiento que desplegó C.M., en

los hechos de sangre investigados.

En autos consta la declaración jurada de F.M.H.F., madre de H.M.H., quien manifestó que al momento en que ocurrieron los hechos, "me encontraba llegando a la casa...escucho a una vecina...que grita corran que allí viene el hombre y seguido escucho varios disparos...CRISTOPHER...disparo (sic) hacia adentro e hirio (sic) a mi hijo y a mi yerno...luego de disparar...se fue corriendo" (f.17); que "en la tarde mi hijo HERMENEGILDO se encontro (sic) con CRISTOPHER en la vereda y le dijo que no se acercara a la casa...lo que este hace es agredir a mi hijo...CRISTOFER (sic) se fue y regresa en la noche con el arma y dispara en contra de nuestra casa" (fs.17-18); y que después de lo sucedido su nieta G.C.M. "se fue con él o éste (sic) la tiene obligada, ya que no sabemos nada de mi nieta y además que no contesta el celular cuando la hemos llamado" (f.18).

Blanca A.C.A., esposa de

H.M.H., relató que "participé en una conversación minutos

antes, en donde ahí en casa se le llenaba (sic) la atención a GERALDIN, porque

la misma estaba enojada con la familia...a raíz que hubo un intercambio de

palabras...entre mi esposo y el concubino de ella CRISTOFER (sic), en donde al

salir ella de casa dijo para que escucharamos (sic). Entonces atengance (sic) a

la consecuencia...en la primera oportunidad que le llaman la atención, ella fue

y se lo dijo a su marido. Este bajo (sic) en son de pelea...Al retirarce (sic)

CRISTOFER (sic) dijo Voy y Vuelvo, y lo hizo, pero en esta oportunidad con Arma

de Fuego...Al darce (sic) esto GERALDIN no estaba en casa, pero para nuestra

sorpresa cuando CRISTOFER (sic) dispara y sale del lugar, ven a GERALDIN tomada

de mano con CRISTIFER (sic) como si nada...ella se presenta a preguntar que

había pasado...haciendo ver que no sabía nada" (fs.29-30).

Victoria I.F.P., hermana de S.A.P., señaló que "aunque no estuve presente en el hecho ... durante toda mi estadía en el Hospital...pude presenciar la discusión...de la familia MUÑOZ...una parte desea proteger a la cómplice, y la otra desean que las personas involucradas paguen por su crimen...Discutían la participación de G.C., al ir a buscar a su novio, para que se aguantaran el huaqueo, ya que según ellos, cuando GERALDINE fue a buscar a CRISTOPHER, G. dijo que ahora 'SE IBAN A TENER QUE AGUANTAR ESE HUAQUEO', apareciendo el novio de esta (sic), posteriormente, en compañía de ella, quien se quedó en la entrada de la calle, mientras su novio disparaba como un loco" (fs.33-34).

M.M.M.H., hermana de H.M.H. y esposa de S.A.P., manifestó que "GERALDIN, se encontraba molesta porque mi mamá la había regañado y voto (sic) una frase AHORA AGUANTE SU GUAQUEO, y se fue, en eso ella regreso (sic) con CRISTOFER, y mi hermano...se encontraba sentado...C. (sic), le also (sic) la mano para pegarle...yo me metí...comenzó a amenazarme...se fue y GERALDIN, se fue atrás de él, después GERALDIN, regresa sola y llegó donde mi mamá gritandole (sic)...mi hermano...se fue donde GERALDIN...la estaba aconsejando...ella contesto (sic) que ella tenía 18 años y que nadie le podia (sic) decir nada en ese momento...se retiro (sic) y mi cuñada de nombre B.C., escucho (sic) que GERALDIN, voto (sic) una frase QUE SE ATENGA A LAS CONSECUENCIAS y bajo (sic) la vereda, minutos después venia (sic) CRISTOFER (sic)...comenzo (sic) a disparar" (f.36).

Lidy

Linette Quiróz Muñoz, sobrina de los occisos, indicó que al enterarse del

suceso de sangre "me dirigí hacia la

casa de mi abuela...pude observar a mi prima G.C. tomada de manos

con su marido CRISTOPHER, y el hombre con el revólver con el que mató a mis

tíos en su mano...no se me va a olvidar nunca la expresión de satisfacción que

mi prima GERALDINE tenía en su rostro, en el momento que les vi (sic) juntos, a

pocos minutos de que CRISTOPHER cometiera el crimen"" (fs.39-41).

L.M.G., sostuvo que "M. sostuvo una discusión con la joven Yeraldine...por un sueter...Y. se retiro (sic) del lugar...en quince minutos regreso (sic) en compañia (sic) del joven CRISTOPHER...dicho joven intento (sic) agredir al señor H. y M. empujo (sic) a C. el cual se retiro (sic) del lugar y Y. iba detras (sic)...CRISTOPHER regreso (sic) nuevamente...y comenzo (sic) a disparar" (f.61).

Nelly

Gissel Muñoz Herrera, madre de G.C.M., indicó que luego del

hecho "lleve (sic) a unas unidades a la casa en donde vivía C....la

policía se llevó a la mamá de C. y a G.C. que estaba

allí" (fs.101-102).

Esta deponente no estuvo al momento de acaecer el hecho; sin embargo, relata una serie de acontecimientos suscitados momentos antes del desenlace fatal, que le fueron manifestados por su madre F.M.H.F., y que se relacionan con la disputa verbal que escenificó G.C.M. y M.M.M.H.; el altercado físico que protagonizaron los ahora occisos y M.M.M.H., con el imputado C.A.C.E.; y el comportamiento que desplegó G.C.M., en esos hechos previos (fs.102-103).

La

declarante también informa que "O.H....era el que venía caminado con

C. y presencio (sic) la discusión que había tenido mi hermano con

C. y cuando M. le había metido el botellazo a C."

(f.104).

G.C.M., declaró que "estaba en la casa de mi novio CRISTOPHER y él me dice que subiera a la casa...mi abuela no estaba...M.M....estaba peleando conmigo una camisa...me fui para la parte de atrás de mi casa...le digo a la niña ARI que me acompañe a hacer una llamada...subí de nuevo...lo llamó al celular del papá...le pregunté a CRISTOPHER que si podía subirme la perrita...como de cinco a diez minutos sube OMAR y viene todo nervioso...me contestó 'Allá tu familia le pegaron a CRISTOPHER y le reventaron una botella en la cabeza...yo bajo y les preguntó (sic) a ellos qué pasó...M. me insultó...me fui corriendo para la casa de CRISTOPHER...le dije que no se preocupara que yo iba a hablar con mi familia, entonces yo subí...le explique (sic) a mi abuela lo que había pasado...fue (sic) a la tienda me compré un cigarrillo, me fui para la casa...escuché unas detonaciones...vi a CRISTOPHER...le grité que viniera y no me escuchó...no lo pude alcanzar" (fs.161-165).

El análisis probatorio adelantado por esta Corporación de Justicia, revela que ciertos relatos testimoniales presentan inconsistencias en la narración de los hechos y contradicciones, que deben ser aclaradas; además, la actuación no da cuenta del acopio de precisos e importantes elementos de prueba, pertinentes y conducentes a la causa investigada, y que poseen eficacia, concretamente, para dar luces sobre el comportamiento que desplegó G.C.M. antes, durante y después de la comisión del acto homicida. Todo ello, permite colegir que los medios que constan en el expediente, son insuficientes para definir, en este momento procesal, la situación de C.M., por lo que, a criterio de esta Superioridad, resulta anticipada la decisión de beneficiarla con un sobreseimiento provisional, siendo lo apropiado, dictar una medida de ampliación del sumario, como lo permite nuestro sistema procesal, para incorporar todas las piezas de convicción necesarias, a fin de sustentar, con adecuado juicio de valor, la medida que en derecho proceda.

Las tachas probatorias que se advierten en el presente caso, son las siguientes:

1-Existen declaraciones juradas que deben ser sometidas a diligencias de ampliación, porque presentan inconsistencias e imprecisiones.

Ese es el caso de la declaración rendida por F.M.H.F., quien señaló que al momento en que ocurrieron los hechos, se encontraba llegando a su casa. No obstante, de los testimonios rendidos por N.G.M.H. y G.C.M., se desprende que aquella deponente, tiene un conocimiento más pormenorizado de los hechos, de lo que en su momento narró y que incluso presenció la disputa verbal que escenificó G.C.M., con algunos miembros de la familia, momentos previos al hecho de sangre.

Lo mismo ocurre con la deposición de M.M.M.H., quien no incursionó en detalles sobre lo sucedido con C.A.C.E. y G.C.M., antes del desenlace fatal; cuando, de lo relatado por L.M.G. y G.C.M., se desprende que protagonizó un altercado físico y verbal con C.E. y C.M..

2-En la investigación no constan elementos de especial trascendencia probatoria, que pueden ofrecer detalles sobre la participación de G.C.M., en el hecho punible investigado.

Uno de ellos, es la diligencia de reconstrucción de los hechos, actividad que, sin duda, posee eficacia para identificar las particularidades que rodearon la comisión del hecho punible y establecer la conducta, posición y lugar en que se ubica determinado sujeto, tanto en las incidencias previas, como al momento en que acontece el hecho y luego de su ejecución, al igual que para verificar las afirmaciones de las personas que presenciaron el delito.

Otras piezas que, para el caso específico, requieren incorporarse al expediente, son los testimonios de O.H. y C.E. de Córdoba. El primero, porque según las deponentes N.G.M.H. y G.C.M., acompaña al imputado C.A.C.E. en el momento en que se perpetra el delito y puede precisar el nivel de participación que tuvo C.M. en el hecho. La segunda, es la madre del imputado C.E., quien está en la capacidad de corroborar la presencia de C.M. en su residencia, antes y después de los hechos, y el comportamiento que mantuvo la querellada en esos momentos.

3-En la actuación se consultan deposiciones juradas que son contradictorias y, en esos términos, la medida probatoria que se impone realizar es la práctica de diligencias de careo, según lo permite el artículo 2123 del Código Judicial. Así, vemos que según G.C.M., luego de perpetrarse el acto homicida, no tuvo contacto con el imputado C.E.; sin embargo, la deponente L.L.Q.M., la ubica con el procesado, minutos después de cometido el hecho. Según las declarantes B.A.C.A. y M.M.M.H., G.C.M., previo al desenlace fatal, profirió frases amenazantes contra los miembros de la familia y seguidamente fue en búsqueda del imputado; no obstante, C.M. relató mantuvo una actitud pasiva y calmada con los miembros de su familia.

Por lo antes expuesto, la SALA PENAL DE LA CORTE SUPREMA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, REFORMA el Auto N°53 de 17 de marzo de 2006, emitido por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, en el sentido de DECRETAR LA AMPLIACIÓN DE LAS SUMARIAS, sólo en cuanto a la situación procesal de G.C.M., respecto a los siguientes puntos, de acuerdo a los términos señalados en la parte motiva de la presente resolución judicial:

1- Ampliar las declaraciones juradas rendidas por F.M.H.F. y M.M.M.H..

2- Practicar la diligencia de reconstrucción de los hechos.

3- Recibir declaración jurada a O.H. y C.E. de Córdoba.

4- Practicar diligencias de careo entre G.C.M. y L.L.Q.M., B.A.C.A. y M.M.M.H..

5- Recibir declaración indagatoria a G.C.M., y tomar las medidas que estime pertinentes para garantizar los fines del proceso penal, de conformidad con las formalidades procesales estatuidas en los artículos 2092 y 2126 y siguientes del Código Judicial.

6- Practicar cualquier otra diligencia que se estime conducente y pertinente al esclarecimiento de la participación de G.C.M., en el hecho punible investigado.

N. y D..

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

GRACIELA J. DIXON C. -- ANÍBAL SALAS CÉSPEDES

MARIANO HERRERA (Secretario)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR