Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Sala 2ª de lo Penal, 22 de Abril de 2008

Ponente:Jerónimo Mejía E.
Fecha de Resolución:22 de Abril de 2008
Emisor:Sala Segunda de lo Penal

VISTOS:

El Licdo. E.E.P.I., en su calidad de apoderado judicial de R.S.S., interpuso querella contra la Fiscal Cuarta Superior del Primer Distrito Judicial, L.. T.P.R., por la presunta comisión de los delitos contra la administración de justicia, extralimitación de funciones, abuso de autoridad e infracción de los deberes de lo servidores públicos.

Concluida la fase de instrucción sumarial, el señor Procuradora General de la Nación, encargado, L.. R.G.M., remitió a esta Sala el negocio penal en comento para su calificación legal.

LOS HECHOS

El 28 de diciembre de 2001 el señor R.S.S. le entregó la suma de B/.400.00 al señor M.S. en concepto de arrendamiento del local N1 4 del edificio N1 39, ubicado en la Calle N1 30 Oeste entre Avenida México y Avenida Balboa, Corregimiento de Calidonia, Ciudad de Panamá, lugar en el que introdujo unas máquinas y equipos de imprenta.

El día 27 de diciembre de 2005, la señora CARMEN PUERTA, nueva administradora del edificio,le manifestó al señor S.S. que había alquilado el local y posteriormente, el 26 de enero de 2006, el señor S.S. se apersonó al local y habló con el señor B.C., nuevo arrendatario, quien le confirmó que en dicho local no estaban las máquinas, equipos y accesorios de imprenta. Además, el señor CASTILLO le sugirió que dejara el importe de sus máquinas por la deuda que tenía con la arrendadora.

El día 3 de febrero de 2006, el señor R.S.S. presentó ante el Centro de Recepción de Denuncias de la Policía Técnica Judicial (en adelante PTJ) una querella contra CARMEN A. PUERTA Q., L.I.R.C., B. CASTILLO y M.S., por la presunta comisión de los delitos de apropiación indebida, hurto agravado y asociación ilícita para delinquir en su perjuicio.

Realizado el reparto, el negocio fue asignado a la Fiscalía Segunda del Primer Circuito Judicial de Panamá, quien mediante providencia de 5 de junio de 2006, suscrita por la Licda. E.C.G., F. encargada, asumió el conocimiento de la encuesta penal en comento y dispuso practicar cuantas diligencias fueran necesarias para el esclarecimiento de los hechos.(F.77)

Posteriormente, la Licda. E.C.G. actuando como F. encargada profirió la Vista Penal N1239 de 20 de junio de 2006 en la que concluyó que las constancias procesales permiten inferir que la querella era extemporánea ya que fue suscrita luego de dos meses de haberse ejecutado el delito, que según el propio querellante fue desde el año 2001.(Fs.78-81)

El negocio le fue asignado al Juzgado Quinto de Circuito del Ramo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá quien mediante Auto Vario N1 440 de 11 de octubre de 2006 decretó la ampliación del sumario y lo remitió nuevamente a la Fiscalía Segunda de Circuito. (Fs.89-90)

En esta oportunidad, la F.T.P.R. dictó la providencia de 27 de octubre de 2006 en que señaló que se le daría cumplimiento a la ampliación sumarial; prosiguió las investigaciones y mediante Vista N1 21 G de 28 de febrero de 2007, reiteró el criterio de la Vista Fiscal 239 de 20 de junio de 2006 en el sentido de que se decretara el archivo del sumario por cuanto que el querellante interpuso la acción más de cuatro años después de ocurrido el presunto ilícito, por ello consideró que la querella era extemporánea, tal como lo establece el artículo 2004 del Código Judicial.(FS.91-304)

EL QUERELLANTE

El apoderado judicial del señor R.S.S. indicó en el escrito de querella que el juzgador no encontró prescrita la acción de querella y decretó una ampliación de sumario, pero la F.T.P.R. mantuvo un desinterés respecto de la investigación al punto de decirle a su poderdante delante de él que ella mantenía su criterio de que la acción de querella había prescrito, que ella tenía más de 15 años de servicio y nadie la había acusado y si querían lo podían hacer, lo que hizo en abierta provocación, sin ninguna motivación ni sustentación y por lo tanto no le interesaba cumplir con lo establecido en los artículos 2031 y 2032 del Código Judicial.(F.9)

Según el letrado, no se evacuaron las pruebas que fueron ordenadas en la ampliación del sumario ya que hay una serie de boletas de citación Anegativas@ a fojas 126, 127, 138, 139, 141, 142 del cuaderno penal, a pesar de que existían todas las generales y los teléfonos en el expediente.(F.9)

Luego se refirió a una serie de solicitudes de prácticas de pruebas que hizo ante la Fiscalía Segunda de Circuito, indicó que no se dio respuesta a lo peticionado y que en ocasiones la Fiscal no hizo la más mínima gestión para evacuar las pruebas.(Fs.10-17)

Por tanto, solicitó que la Licda. T.P.R. fuera investigada y se le sancionara penalmente como autora de los delitos contra la administración de justicia, abuso de autoridad e infracción de los deberes de los servidores públicos.(F.18)

OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN

En la Vista Fiscal N1 0003 de 2 de enero de 2008, el señor P. General de la Nación encargado, L.. R.G.M., expresó que mediante resolución de 30 de octubre de 2007, el Despacho a su cargo se pronunció respecto de la admisibilidad de la querella formalizada por el Licdo. E.E.P., en su condición de apoderado judicial del señor R.S.S., contra la F.T.P.R., en su modalidad de abuso de autoridad e infracción de los deberes de servidor público, la que no fue admitida porque el querellante no aportó la prueba sumaria de su relato, requisito necesario para comprobar la supuesta conducta irregular en que incurrió la funcionaria.(F.387)

En ese sentido, indicó que el Licdo. P. se limitó a cuestionar la actuación de la Licda. P. por reiterar en la vista fiscal la solicitud de archivo del sumario, que ya había sido recomendada anteriormente por la Licda. E.C.G. cuando ocupó el cargo de Fiscal Segunda de Circuito encargada, y los cargos que le formuló a la Licda. P. no fueron acreditados ya que, en su opinión, ninguna de las piezas que constan en el sumario evidencia ni sugieren, siquiera, que la funcionaria ejecutó un acto indebido, se excedió en el ejercicio de sus funciones, o bien, que actuó dolosamente para consumar un hecho arbitrario.(F.389-390)

En cuanto a los cargos por presunta comisión de delito contra la administración de justicia, el señor P. expresó que aun cuando se trata de un delito que no requiere de ningún presupuesto procesal para proceder con su admisibilidad e investigación, se requiere realizar un análisis sustancial de la imputación realizada por el Licdo. E.P., ya queen jurisprudencia de la Sala de lo Penalse ha señalado que la admisión de la querella trae consigo (sic) intrínsecaserias consecuencias para la persona, en el sentido que puede afectarle moral, familiar, social, política y económicamente, razones por las que resulta imprescindible que en la resolución correspondiente se consignen adecuadamente los motivos que fundamentan el presupuesto de la imputación, en aras de propiciar y facilitar el ejercicio del derecho a la defensa.

Con base en lo anterior, el máximo representante del Ministerio Público concluyó que el letrado no logró adecuar una imputación proporcionada con respecto a los hechos narrados y el delito señalado.(F.390)

En consecuencia, solicitó que al decidir el presente negocio se ordene el archivo del expediente por falta de prueba sumaria para acreditar el delito de abuso de autoridad e infracción de los deberes de los servidores públicos y se dicte un Auto de sobreseimiento definitivo, objetivo e impersonal con relación al supuesto delito contra la administración de justicia (simulación de hecho punible y calumnia en actuaciones judiciales).(F.391)

CONSIDERACIONES DE LA SALA

Primeramente se debe indicar que en las sumarias en examen la funcionaria querellada al momento en que se dieron los hechos denunciados por el Licdo. PRADO ocupaba el cargo de Fiscal Segunda de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, pero toda vez que actualmente se desempeña como Fiscal Cuarta Superior del Primer Distrito Judicial, de conformidad con el texto del artículo 94, numeral 1, del Código Judicial, corresponde el conocimiento de su situación jurídica a esta S..

Aclarado lo anterior, se procede al examen de las sumarias para tomar la decisión que en derecho corresponda.

DELITOS DE ABUSO DE AUTORIDAD E INFRACCIÓN DE LOS DEBERES DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS

El artículo 336 del Código Penal tipifica el delito de abuso de autoridad, el cual implica que el servidor público, con abuso de su cargo, ordene o cometa en perjuicio de alguna persona cualquier hecho arbitrario no clasificado especialmente en la ley penal.

Por su parte, el artículo 338 del Código Penal se refiere al delito de infracción de los deberes de los Servidores Públicos en que incurre el servidor público que indebidamente rehúse, omita o retarde algún acto inherente a sus funciones.

En nuestra legislación, el Código de Procedimiento Penal le impone al querellante acatar lo que establece el artículo 2467, es decir que, tratándose de un proceso seguido contra un servidor público por delito de abuso de autoridad se debe acompañar con el escrito de querella la prueba sumaria del hecho punible con el fin de acreditar su comisión.

Atendiendo la citada disposición, el Licdo. P.I. presentó junto al escrito de querella copia autenticada del expediente que contiene el proceso instruido por la Fiscalía Segunda de Circuito por la querella que formalizó su poderdante y dos cuadernillos de incidente de controversia.

Entre estas piezas, se advierten las siguientes actuaciones de la Licda. T.P.R.:

- Contestación de traslado del Incidente de controversia presentado por el Licdo. E.P., dentro de las sumarias en averiguación por delito de apropiación indebida, cometido en perjuicio de R.S.S..(F.49-51)

- Providencia de 7 de noviembre de 2006 por la que se admite al señor R.S.S. como querellante legítimo, se reconoce al Licdo. E.E.P. como su apoderado legal y se ordena la citación de los señores J.E.G.C., ANA MARÍA DE LOS ANGELES DE FREITA, M.Y.S.B. y ALPHERT A.T., para que comparezcan al despacho a rendir declaración jurada, por solicitud del apoderado judicial del querellante.(Fs.151-152)

- Boletas de citación a ALPHERT ARTHUR TUÑON, ANA MARÍA DE LOS ANGELES DE FREITA, J.E.G.C., C.A. PUERTA DE LEÓN, B.C.L., C.A.D.L.L. para rendir declaración jurada( Fs.153-158)

- Recepción de declaración jurada de ALPHERT ARTHUR TUÑÓN (Fs.160-163)

- Boleta de citación a M.Y.S.B. y JUAN EVANGELISTA GORIS CONTRERAS (Fs. 164-165)

- Providencia de 20 de noviembre de 2006 por la cual se admite la solicitud del L.. E.E.P. para que se cite a los testigos R.O.I.C. y A.B. para rendir declaración jurada y se ordenó girar las boletas de citación respectiva.(F.166)

- Ampliación de querella rendida por R.S.S.(Fs.171-173)

- Declaración Jurada de JUAN EVANGELISTA GORIS CONTRERAS (Fs.176-179)

- Boleta de citación a B.C.L. (F.181)

- Declaración Jurada de R.O.I.C. (Fs.183-186)

- Oficio N1 6003/487 G/joch de 29 de noviembre de 2006 en que se solicita la expedición de certificado de defunción de L.I.R.C..(F.187)

- Boleta de citación a CARLOSANIBAL LEÓN LÓPEZ(F.193 y 196)

- Oficio de 15 de diciembre de 2006 por el cual se admitió el testimonio de la señora M.R. DE MAMAIS, solicitado por el apoderado judicial de la parte querellante, se dispuso girar telegrama a la Provincia de Chiriquí para localizarla y comunicarle que debía comparecer ante el Despacho al término de la distancia.(F.198)

- Telegrama Oficial de 18 de diciembre de 2006 dirigido al Fiscal de Circuito en Turno en el Cicuito de chiriquí para solicitarle que citara a M.A. DE MAMAIS para que compareciera al despacho y rindiera declaración jurada.(F.199-200)

- Declaración Jurada rendida por CARMEN ALICIA PUERTA DE LEÓN(Fs.225-227)

- Oficio de 3 de enero de 2007 que dispone realizar la diligencia de careo entre R.S.S. y los señores CARMEN PUERA y C.A.L., ordenada por el Juzgado Quinto de Circuito del Ramo Penal.(F.228)

- Diligencia de careo entre RENÉ SIRIA SILVA y CARMEN ALICIA PUERTA DE LEÓN(Fs.233-238)

- Diligencia de careo entre RENÉ SIRIA SILVA y C.A.L.L.(Fs.240-243)

- Providencia de 11 de enero de 2007, en la que se dispuso negar la solicitud referente a la comparecencia de los señores C.A.L.L. y CARMEN ALICIA PUERTA LEÓN, porque ya habían sido evacuadas; admitir los testimonios de BERNARDO CASTILLO y M.A.D.M.; y negar la solicitud de diligencia de Inspección Ocular o en su defecto la Diligencia de Allanamiento al local imprenta Multi Impresiones, por inconducente ya que ese local no tenía ninguna relación con la investigación que llevaba a cabo, diligencias que fueron solicitadas por el apoderado judicial de la parte querellante.(Fs.249-250)

- Providencia de 12 de enero de 2007 en que se dispuso admitir los testimonios de los señores A.A., C.C., M., B.C. y ROBERTO NICHOLSON, y girar las respectivas boletas de citación, en atención a solicitud presentada por el apoderado judicial de la parte querellante.(Fs.251)

- Declaración Jurada de BERNARDO CASTILLO LEZCANO (Fs.252-256)

- Providencia de 16 de enero de 2007 por la que se comisiona a la Fiscalía de Circuito de D., Provincia de Chiriquí para que le reciba declaración jurada a la señora M.A. DE MAMAYS (Fs.264-270)

- Declaración Jurada de R.A.N. SIERRA(Fs.271-273)

- Boletas de citación a A.A., M., CEFERINO CHIRÚ(F.274-276)

- Boleta de citación a ARIEL ABREGO (F.291)

- Boleta de citación R.A.N.S..(F. 326)

- Providencia de 8 de febrero de 2007 por la que se dispuso realizar diligencia de careo entre los señores R.S.S. y B.C., y girar las boletas de citaciones respectivas, en cumplimiento de lo solicitado por el Juzgado Quinto de Circuito del Ramo Penal al decretar la ampliación del sumario.(F.339)

- Diligencia de careo entre los señores R.S.S. y B. CASTILLO.(Fs.347-353)

- Vista N1 21 G de 28 de febrero de 2007.

Concluida la instrucción del sumario, la F.T.P. procedió a emitir su criterio en los siguientes términos:

Y. hecho querellado corresponde a un delito de apropiación indebida que, según el querellante, surge cuando el 28 de de diciembre de 2001, le entregó al Sr. M.S.B./.400.00 en efectivo en concepto de alquiler del local 4, del edificio N1 39, ubicado en Cale 30 Oeste y Avenida Balboa, con el fin de establecer una imprenta. El Sr. S., en consecuencia, le entregó las llaves del depósito y el Sr. Sirias procedió a mudar el equipo de imprenta y mobiliario, pasando un mes, dice el señor S. que llegó al local y se percata que el mismo tenía candado en la puerta, por lo que no pudo entrar; estuvo llamando a M.S., pero se le hizo imposible localizarlo hasta el año 2004, cuando lo encuentra por la calle y le pregunta por su equipo, y éste le contestó que nada.

De lo anterior se desprende que el querellante interpuso la acción, más de cuatro años después de ocurrido el presunto ilícito, con lo que queda claro, que la misma resulta extemporánea, tal como lo establece el artículo 2004 del Código Judicial.

Como viene visto, hasta el momento no han variado las circunstancias que componen los elementos de hecho y de derecho expuestos de manera amplia por la Fiscalía Segunda de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, en su Vista Fiscal 239 de 20 de junio de 2006, por lo que reiteramos nuestro criterio en el sentido de que se decrete el archivo de las presentes sumarias conforme lo establece el artículo 1953, ordinal 3, en concordancia con el artículo 1957 del Código Penal.(Fs.356-357)

Las piezas procesales que anteceden dan cuenta de las actuaciones que llevó a cabo la Fiscal PARDO para dar cumplimiento a la ampliación del sumario decretada por el Juzgado Quinto de Circuito mediante Auto Vario N1 440 de 11 de octubre de 2006, esto es, realizó las diligencias necesarias para la toma de las declaraciones juradas de B. C., CARMEN PUERTA y C.A. DE LEÓN, así como los careos entres estos y el señor R.S.S. (ofendido) y las demás diligencias judiciales tendientes al esclarecimiento de las sumarias.

Lo anterior permite colegir que la funcionaria querellada actuó de conformidad con el deber que la ley de procedimiento le impone en la Sección VI, Capítulo I, Título XIV, Libro Primero del Código Judicial, sobre el Ministerio Público, disposiciones en las que se establecen las funciones de los Fiscales de Circuito:

Artículo 361. Son atribuciones especiales de los Fiscales de Circuito:

  1. Instruir las sumarias y, ejercer la acción penal respecto a los delitos de competencia del tribunal ante el cual actúan;

Por consiguiente, la Sala estima que las pruebas aportadas no acreditan que la funcionaria querellada haya ordenado o cometido en perjuicio del querellante algún hecho arbitrario no clasificado especialmente en la ley penal (Abuso de Autoridad), o que indebidamente haya rehusado, omitido o retardado algún acto inherente a su labor como agente de instrucción en el caso concreto (infracción de los deberes de los servidores públicos). Por el contrario, las constancias procesales acreditan que realizó todos los actos necesarios para perfeccionar el sumario.

En cuanto a lo externado en la Vista Fiscal, en el sentido que se solicitó al juzgador que declarara prescrita la acción penal, debe tenerse en cuenta que las opiniones vertidas por los agentes del Ministerio Público no son vinculantes en la decisión que tome el juez o magistrado: a aquellos les corresponde investigar los hechos y emitir su concepto sobre la situación jurídica del imputado y es responsabilidad de los funcionarios de judicatura confrontar los hechos y subsumirlos en las disposiciones legales que correspondan al caso concreto, tras analizar las constancias procesales aplicando la sana crítica.

DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

En el Título XI, Libro II del Código Penal, de los Delitos contra la Administración de Justicia, en los artículos que van del 351 al 371, se contemplan las siguientes conductas: simulación de hechos punibles y calumnia en actuaciones judiciales, falso testimonio, prevaricación, encubrimiento, aprovechamiento de cosas provenientes del delito, evasión y quebrantamiento de sanciones, prohibición de hacerse justicia por si mismo y apología del delito.

La jurista AURA E. GUERRA DE V. señala que estas conductas son "lesivas al correcto funcionamiento encomendado al Estado, a través del Órgano Judicial y de todas las autoridades involucradas en la ejecución y cumplimiento de las leyes." (Derecho Penal Parte Especial, E.M. &P., Panamá, 2002. p.343)

En el caso que nos ocupa, el Licdo. PRADO sostiene que la señora F. incurrió en delitos contra la administración de justicia, sin embargo, no especificó en cuál de las conductas mencionadas incurrió la funcionaria.

Cabe destacar que del examen de las constancias procesales la Sala no encuentra acreditada conducta alguna que lesione la Administración de Justicia, pues se trata de la copia íntegra del expediente del proceso penal en comento donde constan las actuaciones que la Fiscal querellada llevó a cabo para el perfeccionamiento de la instrucción sumaria en cumplimiento de sus funciones.

De lo que viene expuesto se concluye que no están acreditados los ilícitos que se le imputan a la funcionaria querellada, por lo que se desestima la pretensión del querellante.

PARTE RESOLUTIVA

Por lo que antecede, la Corte Suprema, S. Segunda de lo Penal, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECRETA EL SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO, OBJETIVO E IMPERSONAL con base en los numerales 1 y 2 del artículo del 2207 del Código Judicial, en el expediente contentivo de la querella interpuesta por el Licdo. E.E.P. IZQUIERDO contra la Fiscal Cuarta Superior del Primer Distrito Judicial, L.. T.P.R. por presunta comisión de delitos contra la administración de justicia, abuso de autoridad e infracción de los deberes de servidor público en perjuicio de R.S.S..

N..

JERÓNIMO MEJÍA E.

ANÍBAL SALAS CÉSPEDES -- ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

MARIANO HERRERA (Secretario).