Sentencia Civil de Supreme Court (Panama), 1ª de lo Civil, 10 de Mayo de 2018

PonenteAngela Russo de Cedeño
Fecha de Resolución10 de Mayo de 2018
EmisorPrimera de lo Civil

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

S.: Primera de lo Civil

Ponente: A.R. de Cedeño

Fecha: 10 de mayo de 2018

Materia: Tribunal de Instancia

Expediente: 02-18

VISTOS:

Contra la Resolución de fecha 22 de septiembre de 2017, proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial (cfr. t. 8 fs. 4558-4620), dentro del proceso ordinario con demanda de reconvención interpuesto por ARGEÑAL MOLIERI (ARMOL) DE PANAMÁ, S.A. contra COMPAÑÍA TEXACO DE PANAMÁ, S.A. (hoy COMPAÑÍA CHEVRON DE PANAMÁ, S., recurren en casación la demandante, representada por la firma forense Watson & Associates y la demandada representada por la firma forense A., F.&.F..

En primer lugar, esta S. debe señalar que la resolución impugnada es susceptible de casación, por su naturaleza y, por versar sobre intereses particulares, cuya cuantía excede la suma de los veinticinco mil balboas (B/.25,000.00)- (Ver artículos 1163 y 1164 del Código Judicial). Además, se puede constatar en el expediente que el anuncio como la formalización de los recursos de casación fueron realizados en tiempo oportuno (cfr. t. 8 fs. 4624, 4625, 4629-4651 y 4655-4657).

Es preciso señalar que la demandante como la demandada aprovecharon el término concedido para presentar sus alegatos sobre la admisibilidad de los recursos (cfr. t. 8 fs. 4664- 4672, 4673-4675, 4676-4681, 4682-4687).

Por lo expuesto, procede esta S. a verificar si los escritos de formalización presentados por las recurrentes cumplen con los presupuestos de admisibilidad (Ver artículos 1169, 1175, 1180 y concordantes del Código Judicial).

Recurso de Casación de

ARGEÑAL MOLIERI (ARMOL) DE PANAMÁ, S.A.

La recurrente invoca la única causal de casación en el fondo, que consiste en la Infracción de normas sustantivas de derecho, en los conceptos de violación directa, interpretación errónea de la norma de derecho, y error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba.

El primer concepto es el de violación directa y lo fundamenta en dos (2) motivos, los cuales se reproducen a continuación:

PRIMERO

El Primer Tribunal Superior al dictar la sentencia recurrida incurrió en el error jurídico de no reconocer y declarar la excepción de contrato no cumplido o "exceptio non adimpleti contractus", excepción que fue reconocida de oficio por el juzgador(sic) de Primera Instancia, error jurídico en que incurrió el Tribunal Superior al considerar que con dicho reconocimiento se coartaba el derecho de contradicción de la contraparte, cuando la excepción reconocida por el juzgador la establece la propia ley desconociendo y dejando de aplicar de esta manera la disposición legal que faculta al juzgador proceder de esta manera, actuación que influyó en lo dispositivo de la resolución recurrida al no resolver el contrato y condenar al pago de los daños y perjuicios reclamados por la demandante.

SEGUNDO

La actuación del Tribunal Superior inserta en la sentencia impugnada, al no reconocer la aludida excepción decidida de oficio por el Tribunal de Primera Instancia en favor de la demandante, y negada por el Tribunal Superior, trajo como consecuencia que a la parte actora no se le reconocieran los derechos inherentes o accesorios que se encuentran implícitos en el reconocimiento de la "excepción de contrato no cumplido", como lo son la resolución del contrato y el resarcimiento de los daños y perjuicios a consecuencia del incumplimiento de las obligaciones de la demandada, influyendo de esta manera la actuación del Tribunal Superior en lo dispositivo de la sentencia recurrida. (cfr. t. 8 fs. 4630-4631)

Se observa que la recurrente cita y explica como normas infringidas los artículos 693 del Código Judicial, y el artículo 1009 del Código Civil.

Según el Dr. J.F., se viola directamente la ley, bien por omisión, cuando se deja de aplicar un texto legal claro que ha debido aplicarse, o bien por comisión, cuando dicho texto se aplica desconociendo un derecho en él consagrado en forma perfectamente clara, en ambos casos con independencia de toda cuestión probatoria. (Casación. Panamá 1995. P. 129)

En el caso que nos ocupa, la redacción de los motivos no permite a esta S. identificar un cargo de injuridicidad congruente con la causal invocada, toda vez que la recurrente no determina qué norma fue inaplicada por el Ad quem en el fallo impugnado, ni porqué considera que el Ad quem debió aplicarla; es decir, se advierte una falta de congruencia entre la causal y los motivos que la sustentan.

Incongruencia que también se observa en la explicación de cómo ha sido infringido el artículo 1009 del Código Civil, ya que la recurrente señala que el Tribunal Superior mediante la sentencia recurrida violó por comisión dicho precepto ya que al negar la excepción de contrato no cumplido, al aplicarlo no reconoció el derecho consagrado en el mismo y que tiene la demandante a que se le reconozcan los daños y perjuicios que reclama por el incumplimiento del contrato por parte de la demandada. (cfr. t. 8 f. 4633)

De ahí, que proceda la inadmisión de la primera causal de fondo invocada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1182 del Código Judicial.

La casacionista fundamento el segundo concepto invocado, interpretación errónea de la norma de derecho, en un único motivo que se transcribe a continuación:

Mediante el fallo demandado en casación el Primer Tribunal Superior incurre en el error jurídico y de juicio al considerar que la indemnización de daños y perjuicios como consecuencia del incumplimiento de un contrato solo procede cuando la parte afectada solicita el cumplimiento del contrato o su resolución y que no procede dicha indemnización cuando dado el incumplimiento de la obligación, sin distinguir su fuente, el afectado no solicita su resolución cuando se trata de un contrato. Con el anterior enjuiciamiento el Tribunal Superior desconoce por interpretar erróneamente la norma legal que señala que todo el que incurre en dolo o negligencia, o incumple el tenor de lo pactado en una obligación, está en estricto derecho obligado a indemniza(sic) los daños y perjuicios causados por el solo incumplimiento sin que el perjudicado quede obligado, por ser una opción en su favor en las obligaciones sinalagmáticas, a solicitar el cumplimiento del contrato o su resolución, como erróneamente lo interpreta el Tribunal Superior, interpretación esta que influyó en lo dispositivo de la resolución recurrida por cuanto que no procedió a resolver el contrato ni le reconoció a la parte actora el derecho a la indemnización por daños y perjuicios que reclama y que le produjo la demandada por haber incurrido en incumplimiento del contrato. (Cfr. t. 8 fs. 4633-4634)

Y como normas infringidas se citan y explican los artículos 9, 14, 986, 1009 del Código Civil.

Al analizar la segunda causal de fondo invocada, esta S. estima que la redacción del único motivo cumple con las exigencias establecidas por la jurisprudencia de esta S..

En cuanto al tercer requisito de admisibilidad, la S. considera que con la citación y explicación de los artículos 9, 986, 1009 del Código Civil, la recurrente también cumplió con las exigencias establecidas por la jurisprudencia de esta S.. No obstante, la mención y explicación del artículo 14 del Código Civil, norma que establece las reglas a seguir en caso de disposiciones incompatibles; resulta incongruente con la causal invocada y con la redacción del único motivo.

Por las consideraciones expuestas, la recurrente deberá eliminar este artículo 14 del Código Civil como su explicación de la segunda causal de fondo invocada; significa, que la casacionista deberá corregir esta segunda causal.

El tercer concepto, error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba lo fundamenta en tres (3) motivos, y como normas infringidas cita los artículos 781, 856 (3), 917, 980 del Código Judicial, los artículos 1120 y 1142 del Código Civil y el artículo 208 del Código de Comercio.

Del examen de los motivos que sustentan este concepto de la causal única de fondo se desprende que la recurrente cumplió con los requisitos de admisibilidad establecidos por la jurisprudencia para esta causal, ya que identifica las pruebas o elementos probatorios que considera valorados erróneamente por el Ad quem en la sentencia impugnada, su ubicación (fojas) en el expediente, la apreciación que le dio el tribunal en la sentencia en contraste con la apreciación que según la censura es acorde a derecho, así como su influencia en lo dispositivo de la resolución.

En cuanto al tercer requisito de admisibilidad, se observa que la recurrente citó y explico la norma que consagra el principio de valoración de los elementos probatorios, las normas que establecen el valor de las pruebas que se estiman erróneamente valoradas y las normas sustantivas que estima infringidas como consecuencia del error probatorio.

En otras palabras, esta S. considera que la tercera causal de fondo, consistente en infracción de las normas sustantivas de derecho, en el concepto de error de derecho en la apreciación de la prueba, resulta admisible.

Recurso de Casación de

COMPAÑÍA TEXACO DE PANAMÁ, S.A.

(hoy COMPAÑÍA CHEVRON DE PANAMÁ, S.

COMPAÑÍA TEXACO DE PANAMÁ, S.A. (hoy COMPAÑÍA CHEVRON DE PANAMÁ, S. invoca como única causal de fondo "Infracción de normas sustantivas de derecho, por concepto de violación directa", que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida, y la fundamenta en un único motivo que se transcribe a continuación:

"PRIMERO: La Resolución Recurrida, al concluir que la Demandante en Reconvención debía solicitar el cumplimiento del contrato o su resolución para poder solicitar el pago de una indemnización de daños y perjuicios, violó la norma que establece que puede reclamarse la indemnización de daños y perjuicio a quienes en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquéllas.

Esto influyó sustancialmente en lo dispositivo de la Resolución Recurrida, pues de no haberse violentado esta norma, el Tribunal hubiese concluido que ARGEÑAL-MOLIERI (ARMOL) DE PANAMÁ, S.A. está obligada a pagar una indemnización de daños y perjuicios a favor de COMPAÑÍA TEXACO DE PANAMÁ, S.A. (hoy COMPAÑÍA CHEVRON DE PANAMÁ, S., sin necesidad de que esta última hubiese solicitado el cumplimiento del contrato o su resolución". (cfr. t. 8 f. 4656)

Como norma infringida se cita únicamente el artículo 986 del Código Civil. Y, se explica que el Ad quem al aplicar esta norma desconoció el derecho claramente contenido en ella que establece que puede reclamarse la indemnización de daños y perjuicios a quienes en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquéllas, sin que esta norma requiera que quien exige dicha indemnización deba, como requisito sine qua nom, solicitar el cumplimiento del contrato o su resolución.

Del examen del único motivo que sirve de sustento a la causal de fondo y de la explicación de cómo ha sido infringida la norma de derecho que se considera infringida, se desprende que la recurrente COMPAÑÍA TEXACO DE PANAMÁ, S.A. (hoy COMPAÑÍA CHEVRON DE PANAMÁ, S. cumplió con los requerimientos exigidos por la jurisprudencia para la admisión de la causal de fondo invocada, por lo que procede su admisión.

En mérito de lo anterior, la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

· NO ADMITE la primera causal de fondo, ordena la corrección de la segunda causal de fondo y ADMITE la tercera causal de fondo del recurso de casación presentado por la firma forense Watson & Associates, en representación de la recurrente ARGEÑAL MOLIERI (ARMOL) DE PANAMÁ, S.A. y,

· A. recurso de casación en el Fondo presentadopor la firma forense A., F.&.F. en representación de la demandada COMPAÑÍA TEXACO DE PANAMÁ, S.A. (hoy COMPAÑÍA CHEVRON DE PANAMÁ, S..

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 1181 del Código Judicial, se le concede a la recurrente ARGEÑAL MOLIERI (ARMOL) DE PANAMÁ, S.A. el término de cinco (5) días.

N.,

ANGELA RUSSO DE CEDEÑO

HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- OYDÉN ORTEGA DURÁN

SONIA F. DE CASTROVERDE

(Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR