Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 29 de Agosto de 2019

Ponente:Abel Augusto Zamorano
Fecha de Resolución:29 de Agosto de 2019
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
 
CONTENIDO

VISTOS:

El Licenciado L.A.D. DE LEÓN, actuando en nombre y representación de L.L.C.D.S., ha interpuesto recurso de apelación contra la Resolución de 24 de abril de 2019, dictada por el Magistrado S., el cual NO ADMITE la Demanda Contencioso Administrativa de Plena Jurisdicción, presentada para que declare nula, por ilegal, la Resolución No. 07 de 12 de noviembre de 2018, emitida por el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá, su acto confirmatorio, y para que se hagan otras declaraciones.

Recurso de Apelación.

A fojas 46 a 67 se encuentra visible el Recurso de Apelación interpuesto por el apoderado judicial de L.L.C.D.S., y en su escrito de sustentación solicita al resto de la Sala Tercera, “…luego de examinar nuestras correcciones, aclaraciones y explicaciones dar por subsanada con base al artículo 43, numeral 4 de la Ley No. 135 de 1943, modificada por la Ley No. 33 de 1949), con la cual se presente subsanada (sic) la admisión de la demanda, expediente 130-19, incorporando las expresiones de las disposiciones que se estiman violadas y el concepto de la violación, …” (foja 47)

Oposición de la Procuraduría de la Administración.

Mediante la Vista Número 582 de 5 de junio de 2019, la Procuraduría de la Administración presenta su escrito de oposición en relación con el recurso de apelación interpuesto por el Licenciado L.A.D. De León, actuando en nombre y representación de L.L.C.D.S., en contra del Auto de 24 de abril de 2019.

El Procurador de la Administración considera que le asiste la razón al Magistrado S. de no admitir la presente acción de plena jurisdicción, al no cumplir con lo establecido en el artículo 43 (numeral 4) de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946, siendo ésta una exigencia formal para que dichas acciones puedan ser admitidas y sus pretensiones tuteladas por la Sala Tercera, posición que ha sostenido de forma inveterada la Sala, para no admitir las demandas contencioso administrativa.

Además, el Procurador de la Administración advierte que “el accionante pretende con su escrito de apelación se corrijan los defectos que adolecen su escrito; sin embargo no tomó en consideración que la demanda así presentada no interrumpió la prescripción, y que al momento en que se presentó la apelación a la admisión de la misma, con el objetivo que (sic) de corregir los efectos (sic) adolecidos, ya había transcurrido en exceso el término dos meses que prevé el artículo 42b de la Ley Contencioso Administrativa para la prescripción de las acciones de plena jurisdicción.” (foja 75)

En consecuencia, solicita el Procurador de la Administración, que el resto de los Magistrados que integran la Sala Tercera, se sirvan CONFIRMAR el Auto de 24 de abril de 2019, que no admite la demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción presentada por el Licenciado L.A.D. De León, actuando en nombre y representación de L.L.C.D.S., quien solicita se declare nula, por ilegal, la Resolución 7 de 12 de noviembre de 2018, emitida por el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá, su acto confirmatorio y para que se hagan otras declaraciones.

  1. Análisis del Resto de la Sala:

De lo expuesto por las partes y cumplido los trámites legales correspondientes, este Tribunal procede a resolver el recurso de apelación, incoado, previa las siguientes consideraciones.

Según lo expresa el recurrente, la presente acción debió ser admitida porque con su escrito de apelación, procede a realizar las explicaciones necesarias y subsana la razón que sirvió de fundamento del S. para no admitir, por ende, solicita se admita la demanda instaurada.

Por su parte, el Procurador de la Administración coincide con lo externado por el Magistrado S. al no admitir la presente demanda, porque adolece del requisito previsto en el numeral 4 del artículo 43 de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946, además se opone al argumento del actor quien pretende con su escrito de apelación corregir los defectos de su demanda, sin tomar en consideración que la demanda así presentada no interrumpía la prescripción prevista en el artículo 42b de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946, y que al momento de formalizar su recurso había transcurrido en exceso dicho término.

Ante la situación planteada, este Tribunal Ad quem debe coincidir con la postura externada por el S. en la resolución impugnada, cuando manifestó que los motivos que determinan que la acción contenciosa administrativa promovida resulta inadmisible, toda vez que la misma adolece del requisito previsto en el numeral 4 del artículo 43 de la Ley 135 de 1943, modificado por la Ley 33 de 1946.

Por otro lado, en cuanto al argumento del recurrente que con su escrito subsana la razón que sirvió de fundamento al S. para no admitir, el Tribunal Ad quem comparte el criterio expuesto por el Procurador de la Administración en su escrito de oposición cuando señala que, que no es viable que el actor con su escrito de apelación pretenda corregir los defectos de la demanda, toda vez que el término para ocurrir ante la vía contencioso administrativa ha vencido, y que ante la presentación de una demanda defectuosa, no se interrumpe el término de prescripción, tal y como lo prevé el artículo 42 b de la Ley 135 de 1943, modificada por la Ley 33 de 1946.

En efecto, el Tribunal Ad quem advierte que el recurrente se notificó el 5 de febrero de 2019 del acto administrativo que agotaba la vía gubernativa, y formalizó su demanda el 28 de febrero de 2019, por tanto, de conformidad a lo dispuesto por el artículo 42b de la Ley 135 de 1943, el término de los dos meses que ordena para ocurrir ante la vía jurisdiccional vencía el 5 de abril de 2019.

De allí entonces, el actor sólo contaba con el resto del término que quedaba de los dos (2) meses que ordena el artículo 42b de la Ley N° 135 de 1943, para enmendar su escrito de forma oportuna, sin embargo, el demandante lo hace el 27 de mayo de 2019, con su escrito de apelación, en consecuencia, este Tribunal concluye que su actuar ha sido extemporáneo, y además, improcedente, pues el recurso de apelación constituye el medio que permite al litigante llevar ante el tribunal de segundo grado una resolución considerada injusta, para que la modifique o revoque según el caso, y no es la vía idónea para corregir el libelo de su demanda, como pretende el actor.

Dadas las consideraciones antes señaladas, este Tribunal de Apelación, considera que la actuación del Magistrado S. está conforme con lo previsto en la Legislación aplicable y a los criterios jurisprudenciales expuestos por esta Sala, por tanto, lo consecuente es, CONFIRMAR la decisión proferida por el A quo, y en ese sentido nos pronunciamos.

En mérito de lo expuesto, el resto de los Magistrados que integran la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMAN la Resolución de 24 de abril de 2019, que NO ADMITE la demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción interpuesta por el Licenciado L.A.D. De León, actuando en nombre y representación de L.L.C.D.S., para que se declare nulo, por ilegal la Resolución 7 de 12 de noviembre de 2018, emitida por el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación de la Universidad de Panamá, su acto confirmatorio y para que se hagan otras declaraciones.

N.;

ABEL AUGUSTO ZAMORANO

CECILIO A. CEDALISE RIQUELME

KATIA ROSAS (Secretaria)