Sentencia Contencioso de Supreme Court (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 25 de Abril de 2019

PonenteAbel Augusto Zamorano
Fecha de Resolución25 de Abril de 2019
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Tercera de lo Contencioso Administrativo

Ponente: Abel Augusto Zamorano

Fecha: 25 de abril de 2019

Materia: Tribunal de Instancia

Expediente: 1480-18

VISTOS:

El licenciado M.M.A., quien actúa en representación de PANAMA AREA METAL TRADES COUNCIL (PAMTC), ha promovido recurso de apelación en contra de la Decisión N° 16/2018 de 27 de agosto de 2018, emitida por la Junta de Relaciones Laborales de la Autoridad del Canal de Panamá (en adelante La Autoridad), dentro del Caso No.PDL-28/15.

  1. ANTECEDENTES DEL CASO.

    La resolución apelada tiene su origen en una denuncia por práctica laboral desleal presentada por el Delegado de Área de PANAMA AREA METAL TRADES COUNCIL (PAMTC), el 23 de julio de 2015, con sustento en que el día 14 de julio de 2015, se recibió en el sindicato denuncia por parte del trabajador R.T., operador de Locomotoras de las Esclusas de Miraflores, manifestando que desde el año 2000, ha sido una práctica continúa y recurrente, que a las cuadrillas de operaciones de las Esclusas de Miraflores con el turno asignado que va desde las 16:00 hasta la 24:00 horas, se le notificara, con menos de 24 horas de anticipación y antes de finalizar su turno, que debían presentarse a trabajar al día siguiente, una hora antes de lo programado; que las notificaciones se realizan por medio de los Maestres de Esclusas, de forma verbal, vía radio o teléfono; y que las mismas se realizan varios días después de publicados los horarios semanales de las cuadrillas de operaciones. Y cuando los trabajadores de dichas cuadrillas, se apersonan a trabajar una hora antes de lo programado, se les reconoce el pago de una hora extraordinaria, como compensación adicional, constituyéndose en un caso de trabajo en horas extraordinarias no programado.

    Por lo anterior, se planteó en la denuncia por práctica laboral desleal, que al no pagarle a los trabajadores como mínimo, dos horas extraordinarias como compensación adicional por presentarse a trabajar una hora antes de su turno programado, se violan derechos de los trabajadores, previstos en el Reglamento de Administración de Personal, el Manual de Personal y la Convención Colectiva de la Unidad de Trabajadores No-Profesionales. Las causales de prácticas laborales desleales denunciadas en contra de la Autoridad corresponden a las contenidas en los numerales 1 y 8 del artículo 108 de la Ley 19 de 1997.

    Por su parte La Autoridad, a través de la Gerencia Interina de Relaciones Laborales, mediante nota dirigida a la Junta de Relaciones Laborales, manifestó que no se han vulnerado derechos de los trabajadores, ni del representante exclusivo, motivo por el cual La Autoridad, no incurrió en ninguna de las conductas tipificadas en el artículo 108 de la Ley Orgánica, por cuanto que de conformidad con la sección 15.04 de la Convención Colectiva aplicable para aquellos Trabajadores que regresan para trabajar horas extraordinarias, con la diferencia de la cantidad de horas a pagar, se mantiene el concepto de que la llamada tiene el propósito de que el trabajador regrese al lugar de trabajo cuando no estaba programado o trabaje en un día libre, feriado o de duelo nacional, e igualmente, no estaba programada, elementos que no se dan en el "early call", en virtud de que el trabajador cuando se le llama no regresa a su lugar de trabajo, ni debe presentarse en un día libre, feriado o duelo nacional que no estaba programado a trabajar.

  2. CONTENIDO DE LA RESOLUCIÓN APELADA.

    La Junta de Relaciones Laborales en la resolución apelada, decide no probada la comisión por práctica laboral desleal interpuesta por PANAMA AREA METAL TRADES COUNCIL, contra la Autoridad del Canal de Panamá y ordena archivar el expediente.

    La decisión de la Junta de Relaciones Laborales, se fundamentó medularmente en que no hay constancias en el proceso que le permitieran concluir que los hechos denunciados como práctica laboral desleal se hubieran producido de manera concreta y afectando determinados trabajadores, por cuanto que no observó constancia de quienes y cuantos trabajadores fueron y de la forma en que ocurrieron los hechos expuestos por el denunciante, lo que impide considerar que La Autoridad hubiera incurrido en las prácticas laborales desleales, descritas en los numerales 1 y 8 del artículo 108 de la Ley 19 de 1997.

  3. HECHOS Y FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE APELACIÓN

    Sostiene el apoderado judicial del sindicato recurrente, que con fundamento en el artículo 114 de la Ley 19 de 11 de junio de 1997, se presenta ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, el presente recurso de apelación, con sustento en que al declarar no probada la comisión de prácticas laborales desleales, negar los remedios y declaraciones solicitadas y ordenar el archivo del expediente, la Junta de Relaciones Laborales, viola lo dispuesto en los artículos 94, 108, 113 numeral 4 de la Ley 19 de 1997, con sustento en lo que queda explicado continuación.

    A ese respecto, continúa el apelante aludiendo a la competencia privativa y el deber de la Junta de Relaciones Laborales de tramitar con prontitud todo asunto de su competencia que se le presente, citando el contenido de los artículos 113 y 114 de la Ley 19 de 1997.

    En otro punto, se manifiesta que es la posición del sindicato, que la decisión adoptada por la Junta de Relaciones Laborales, en el proceso PLD 28/15, es contrario a la ley porque los elementos vertidos en su decisión producto de su análisis, se alejan del espíritu de la normativa en cuanto al pago de compensaciones a las que tienen derecho los trabajadores, cuando son llamados o solicitados para trabajar fuera de su jornada de su trabajo.

    Así mismo, que a través de todo el proceso, el sindicato planteo como fundamento legal los numerales 1 y 8 del artículo 108 de la Ley 19 de 1997, el artículo 94 de dicha ley, el artículo 15 de la Convención Colectiva, el Manual de Personal y el artículo 105 del Reglamento de Relaciones Laborales, y en cada una de las mencionadas normas se demostró que la fórmula para calcular la compensación por atender trabajos fuera de la jornada de trabajo programada sería sobre la base del cálculo de dos (2) horas de salario, por cada evento, asignación o llamada y cuatro (cuatro) horas de salario, si el evento, asignación o llamada se da el fin de semana o en días festivos.

    Según el recurrente la decisión recurrida, pone de manifiesto la parcialidad con la que actúo la Junta de Relaciones Laborales, al manipular normas a favor de La Autoridad, considerando aquí, se configura la ilegalidad, del presente recurso.

    Señala también, que de acuerdo con lo contenido en la foja 459 se pone de manifiesto que la Junta de Relaciones Laborales, aceptó que los trabajadores son llamados una hora antes de su jornada de trabajo, y esa hora estaba fuera de esa jornada de trabajo regular programada y solo se les paga esa hora, en virtud de lo cual estima, que ese hecho presentado por el Sindicato y aceptado por La Autoridad no era parte del contradictorio.

    Finalmente, advierte el recurrente que el artículo 94 de la Ley 19 de 11 de junio de 1997, establece los derechos que regulan las relaciones laborales dentro de La Autoridad y el artículo 94 se encuentra dentro de la sección segunda, aludida en el numeral 8 del artículo 108 de dicha ley, por lo cual cualquiera de las normas a las que se refiere el artículo 94, se considera práctica laboral desleal en virtud del mencionado numeral

  4. OPOSICIÓN DEL RECURSO DE APELACIÓN

    La licenciada T.M.L.A., en calidad de apoderada judicial de la Autoridad del Canal de Panamá, presento memorial legible de foja 8 a 23 del expediente, mediante el cual se opone al recurso de apelación promovido por PANAMA AREA METAL TRADES COUNCIL, señala que el recurrente no presentó una sección en la que quede indicado las normas que estima se han infringido, incumpliendo con lo establecido en la normativa aplicable y la jurisprudencia de la Sala, lo que limita a exponer argumentos al respecto, por no explicarse en que consiste la violación de las normas alegadas supuestamente infringidas.

    Sobre lo base de lo expuesto, que solicita a la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia que confirme la Decisión No. 16/2018 de 27 de agosto de 2018, de la Junta de Relaciones Laborales.

    DECISIÓN DE LA SALA TERCERA.

    Expresados los argumentos de las partes y la decisión proferida por la Junta de Relaciones Laborales, esta Superioridad pasa a resolver el presente recurso, previas las siguientes consideraciones:

    La decisión proferida por la Junta de Relaciones Laborales, objeto de examen tuvo su origen en una denuncia por práctica laboral desleal contra La Autoridad, con sustento en que al no pagarle a los trabajadores como mínimo, dos horas extraordinarias como compensación adicional por presentarse a trabajar una hora antes de su turno programado, se violan derechos de los trabajadores, previstos en el Reglamento de Administración de Personal, el Manual de Personal y la Convención Colectiva de la Unidad de Trabajadores No-Profesionales.

    La Junta de Relaciones Laborales decidió que La Autoridad no incurrió en las causas de denuncias de prácticas laborales desleales, porque los hechos denunciados como prácticas laborales desleales no determinan que hubieran producido de manera concreta y afectando determinados trabajadores, por cuanto que no existe constancia de quienes y cuantos trabajadores fueron y de la forma en que ocurrió.

    Se entiende de lo expuesto, que la disconformidad planteada en la denuncia por práctica laboral desleal, obedece a que un trabajador se le negó un pago de horas extraordinarias por presentarse a trabajar una hora antes de la programada, al pagársele solamente una hora como compensación adicional, a la cual considera tiene derecho de conformidad con la Convención Colectiva de Trabajadores No-Profesionales, concretamente en la Sección 15.04.

    Observa este Tribunal, que la parte recurrente refiere a los hechos y fundamentos del recurso apelación, aludiendo primeramente, al artículo 114 de la referida ley 19, y seguidamente menciona el artículo 113 de dicha ley, que alude a aquellas funciones sobre la cual la Junta de Relaciones Laborales tiene la competencia privativa, y establece el deber tramitarlas con prontitud. Así, consideró que en la decisión apelada la Junta de Relaciones Laborales actúo de forma contraria a esas normas; y que entra en conflicto con el artículo 94 de la Ley 19 de 1997.

    Por lo planteado, importa destacar que la competencia de la Sala Tercera para conocer como Tribunal de alzada en estos procesos, fue conferida a través de la Ley No. 19 de 11 de junio de 1997, "por la que se organiza la Autoridad del Canal de Panamá", en su artículo 114, el cual expresa lo siguiente:

    "Artículo 114. La Junta de Relaciones Laborales tramitará, con prontitud, toda asunto de su competencia que se le presente y, de conformidad con sus reglamentaciones, tendrá la facultad discrecional de recomendar a las partes los procedimientos para la resolución del asunto, o de resolverlo por los medios y procedimientos que considere convenientes.

    Las decisiones de la Junta de Relaciones Laborales serán inapelables, salvo que sean contrarias a esta Ley, en cuyo caso la apelación se surtirá ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, cuya decisión será definitiva y obligatoria."

    Así mismo, que el artículo 113 de la referida Ley 19, enuncia aquellas funciones en la cual la Junta de Relaciones Laborales tiene competencia privativa, entre las cuales se encuentra la de resolver denuncias por práctica laboral desleal.

    La normativa referida pone de manifiesto que le corresponde a este Tribunal en los recursos de apelación contra las decisiones de la Junta de Relaciones Laborales, decidir si en efecto la decisión, es contraria a la Ley 19 de 1997, lo que comprende hacer una confrontación con la norma de dicha Ley, alegada como infringida; sin embargo, en este caso, debemos precisar en primer término que las normas alegadas como infringidas corresponden a la normativa que le atribuye competencias a la Junta de Relaciones Laborales y los asuntos que debe conocer; y a la Sala Tercera para conocer de las decisiones cuando sean contrarias a la ley, lo cual por sí solo no permite hacer una examen de legalidad. Además, con plasmado por el recurrente no queda explicado con claridad, precisión y de forma individual, como se produce la ilegalidad, lo que es imprescindible para hacer una confrontación y decretar si es ilegal o no la decisión recurrida, lo que impide a este Tribunal (Sala Tercera) varié la resolución de la Junta de Relaciones Laborales, acusada de ilegal.

    En ese mismo contexto, debemos referirnos al artículo 94 de la Ley Orgánica de la Autoridad del Canal de Panamá, sobre la cual la Sala ha señalado en reiteradas ocasiones que versa de una norma programática que no concede derechos ni obligaciones a ninguna de las partes por sí misma, y de alegarse dentro de las normas infringidas debe hacerse en relación con aquella norma que conceda derechos y obligaciones, lo que no vemos se da en este caso, pues el recurrente se limitó a señalar que la decisión entra en conflicto con la norma en mención, lo que a criterio de este Tribunal, no se traduce en elemento suficiente que acredite la ilegalidad alegada al respecto.

    Con lo expuesto, este Tribunal arriba a la conclusión de que en el caso que nos ocupa, no existe fundamentos suficientes, que permitan variar la decisión de la Junta de Relaciones Laborales apelada.

    En mérito de lo expuesto, la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA la Decisión No. 16/2018 de 27 de agosto de 2018, emitida por la Junta de Relaciones Laborales de la Autoridad del Canal de Panamá, dentro de la denuncia por práctica laboral desleal que presentó PANAMA AREA METAL TRADES COUNCIL por el Caso PLD-28/15, y en consecuencia, NIEGA las demás pretensiones.

    N.;

    ABEL AUGUSTO ZAMORANO

    CECILIO A. CEDALISE RIQUELME -- LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ

    KATIA ROSAS (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR