Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 11 de Agosto de 2017

PonenteJosé Eduardo Ayu Prado Canals
Fecha de Resolución11 de Agosto de 2017
EmisorSegunda de lo Penal

VISTOS:

Ingresa al Despacho del Magistrado Sustanciador, a fin de resolver Recurso de Apelación contra Auto N° 97 - P.I., de 7 de octubre de 2015, dictado por el Segundo Tribunal Superior de Justicia, dentro del Cuadernillo que contiene Incidente de Controversia promovido por el Licdo. M.C.M., en favor de M.S.L., a quien se le sigue proceso penal por Delito contra la Vida e Integridad Personal, en perjuicio de R.S.M..

El Licdo. M.C.M., actuando en representación de M.S.L., en el proceso que nos ocupa, presentó Incidente de Controversia contra decisión proferida por el Ministerio Público por formularle cargos por Delitos contra el Patrimonio Económico (Robo), contenido en el Capítulo II, Título VI del Libro Segundo del Código Penal.

El Segundo Tribunal Superior de Justicia, mediante Auto N° 97 P.I., de 7 de octubre de 2015, respecto a la solicitud incoada por el letrado, DECLARA SUSTRACCIÓN DE MATERIA, citando como fundamento de su decisión, el artículo 1993 del Código Judicial (Fs. 25-31).

Al momento de notificarse de dicha decisión jurisdiccional, el Licdo. M.C.M., anunció Recurso de Apelación, el cual fue sustentado en debido término, tal como se constata a folios 39-45. Una vez surtido el trámite del Recurso de Apelación, el tribunal primario dictó proveído de mero obedecimiento, donde concede en efecto devolutivo el Recurso de Apelación anunciado y sustentado por el Licdo. M.C.M., contra el Auto N° 97- P.I., de 7 de octubre de 2015, que decide Incidente de Controversia. (V. Fs. 46).

Este Despacho Sustanciador, observa que por parte del Tribunal primario, se incurrió en un yerro, por lo cual se procederá a decretar la nulidad de la actuación procesal aludida con el fin de que se subsane el mismo por parte del Tribunal primario, es decir, por el Segundo Tribunal Superior de Justicia. Ello, atendiendo a lo establecido en el artículo 1151 del Código Judicial, que establece:

Artículo 1151. Una vez que el expediente llegue en apelación o en consulta ante el Tribunal Superior, éste examinará los procedimientos y si encontrare que se ha omitido alguna formalidad o trámite o se ha incurrido en alguna causal de nulidad que haya causado efectiva indefensión a las partes o se han violado normas imperativas de competencia, decretará la nulidad de las actuaciones y ordenará que se reasuma el curso normal del proceso. En caso de que sea absolutamente indispensable devolverá el expediente al juez del conocimiento, con indicación precisa de las omisiones que deban subsanarse y de la corrección disciplinaria que imponga si hubiere mérito.

Se considerarán como formalidades indispensables para fallar, entre otras, la omisión del traslado de la demanda, en los procesos que requiere este trámite, la falta de notificación del auto ejecutivo, la omisión de la apertura del proceso o incidente a pruebas, en los casos en que esté indicado este requisito o el no haberse practicado estas pruebas, sin culpa del proponente.

En el presente sumario, se desprende a folios 46, que el tribunal de origen incurrió en un yerro jurídico al establecer en el proveído fechado 9 de junio de 2016, que el efecto mediante el cual se concedía el Recurso de Apelación, era devolutivo, contra el Auto N° 97- P.I., de 7 de octubre de 2015.

Ahora bien, se tiene que el artículo 1993 del Código Judicial establece:

Las actuaciones de los Agentes del Ministerio Público podrán ser objetadas por las partes mediante incidente de controversia, el que será resuelto por el tribunal competente para conocer del proceso. Exceptúase la orden de detención preventiva, en los casos en que la medida se hubiere hecho efectiva.

Tales incidentes se tramitarán como los de previo y especial pronunciamiento, sin interrumpir el curso del sumario, ni la ejecución de la diligencia objetada.

La apelación de la resolución que resuelva el Incidente se concederá en el efecto diferido y se remitirán los autos al superior, quien decidirá sin más actuación.

Dicha normativa es clara, puesto que establece que se concederá en efecto diferido el recurso de apelación de la resolución que decida o resuelva Incidente de Controversia, siendo que el proveído del cual hemos hecho alusión, visible a folios 46, concede el recurso de apelación en un efecto distinto al cual establece la ley, lo cual se incurre en una omisión, al no establecer el efecto establecido por la ley, para la concesión del recurso de apelación del referido Incidente.

De conformidad a la pretermisión incurrida, se estima pertinente de acuerdo a lo establecido en el artículo 1151 del Código Judicial, decretar la nulidad de dicha actuación, de acuerdo con la facultad de despacho saneador, que nos otorga la Ley, con el fin de que se subsane el error incurrido por el Segundo Tribunal Superior de Justicia, y una vez subsanado por parte de dicho Tribunal, sea devuelto a esta S., de manera pronta con el objeto de cumplir con el principio de justicia en tiempo razonable, contemplado en el artículo 15 del Código Procesal Penal.

En consecuencia, la Corte Suprema de Justicia, Sala Penal, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECRETA LA NULIDAD del proveído visible a folios 46 del Cuadernillo contentivo del Incidente de Controversia, formulado por el Licdo. M.C.M., a favor de M.D.J.S., a quien se le sigue proceso penal por el delito contra la Vida e Integridad Personal, en perjuicio de R.S.M., de conformidad con lo expuesto en la parte motiva de la presente resolución.

R. al Segundo Tribunal Superior de Justicia, a fin de que subsanen la pretermisión incurrida y una vez subsanada la misma, devolver inmediatamente a este despacho sustanciador.

C.,

JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS

HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ -- JERÓNIMO MEJÍA E.

ELVIA VERGARA DE ORDOÑEZ (Secretaria)